);
Denver Nuggets

Juanchismo ilustrado: Hernangómez vive su mejor momento en la NBA

Juancho Hernangómez
Juancho Hernangómez Getty Images

El pasado 27 de octubre se enfrentaban Los Angeles Lakers y Denver Nuggets en el Pepsi Center. Dos de los equipos que más interés generan esta temporada, entre los más atractivos de la NBA actual. Y con menos de cuatro minutos de juego ocurría esto.

No es el primero, ni será el último. Otro primer cuarto sensacional de Juancho Hernangómez. Esa energía que siempre desborda y el equilibrio sistemático que aporta a Denver estuvieron presentes en el inicio contra Lakers. Además ese matazo sobre JaVale McGee, uno de los mejores correctores interiores de la liga. Jugada para el top 10 y 6 puntos para abrir apetito contra el equipo de LeBron James.

MÁS | Los Nuggets de Juancho se divierten en la peor noche de los Lakers

"Soy muy feliz", decía Juancho al sentarse en el banquillo. Transmitía Mason Plumlee a los medios lo que todos vemos. Juancho juega, aporta y se gana su hueco en la NBA. Y así, Juancho es feliz.

Juancho, instalado como titular

Mononucleosis, lesiones y una plantilla cargada en la que tenía escaso hueco. Juancho apenas disputó 25 partidos y un total de 277 minutos la pasada temporada. La situación es radicalmente diferente este año. Sano y en perfecto estado físico, Juancho es titular y promedia cerca de 28 minutos por partido. Suma un total de 769 minutos en la 18/19.

El impacto que tiene en el cinco inicial es más grande del que pueda parecer y, desde que es titular el 11 de noviembre, los Nuggets han ganado 11 de sus 17 partidos, lo que le sitúa sextos en la NBA en este tramo. También pasan de ser uno de los 10 peores equipos en acierto desde el triple para ser octavos (36,5%). Nada de esto es casualidad. Los defensores respetan su tiro exterior.

Llevamos más de un tercio de temporada y Juancho aprovecha la oportunidad. Es fundamental el rendimiento que ofrezca este año para hacerse un estatus en la liga de alero versátil y útil. Ese perfil de 'forward atlético' y de garantías desde el triple que invade la NBA moderna.

El traspaso de Wilson Chandler a Philadelphia en verano liberaba un hueco del cinco inicial de Mike Malone. Will Barton era el primer elegido, hasta la temprana lesión con tan solo dos partidos disputados que todavía le mantiene lejos de las canchas. Junto a Juancho aguardaban la decisión de Malone dos aleros más: Malik Beasley y Torrey Craig.

MÁS | Los Nuggets de Jokic maduran

Los tres, con la competencia de Michael Porter Jr cerca. El en su día candidato a primera elección del Draft 2018 que caía hasta la elección 14 de los Nuggets por sus problemas de espalda.

Malone probó hasta dar con la clave. Juancho promedia más de 12 puntos y casi 7 rebotes como titular en 33 minutos de juego, junto a 4,6 triples intentados y un espectacular 42% de acierto. Malone probó hasta acertar. Y dio con Juancho.

La primera gran noche

El jueves 1 de noviembre, Denver visitaba Cleveland. Los Nuggets se enfrentaban a unos Cavaliers en hora negra. A la marcha de LeBron se sumaba la situación de caos tras el despido del entrenador Tyronn Lue. Víctima asequible en The Q para los de Colorado.

Juancho brilló esa noche de jueves en Ohio. La primera actuación destacada del español en la temporada. Estuvo activo sin balón, atrevido y acertado desde el exterior y muy trabajador en defensa. En 28 minutos cerró 23 puntos y un 5 de 8 en triples. Fue posiblemente el mejor jugador del partido.

Jokic y la química con Juancho

Entenderse con la estrella de tu equipo siempre es positivo. Si, además, tu estrella es un perfil único en la liga que necesita jugadores que abran el campo, sepan cortar y le apoyen en defensa, mejor todavía. Y si encima tienes una gran relación con él y funcionáis juntos en pista, ¿qué más se puede pedir?

Este es el caso de Nikola Jokic y Juancho Hernangómez. El serbio y el español se entienden dentro y fuera del parqué.

"Es muy fácil jugar con Nikola. Siempre sabe exactamente lo que está ocurriendo en la pista", confiesa Hernangómez a Nick Kosminder. Algo evidente hasta para los ojos más inexpertos.

De las 12 parejas de la rotación de Mike Malone que superan los 400 minutos esta temporada, Jokic y Juancho son la que presenta un mejor ataque (111,5 puntos por 100 posesiones) y la tercera que mejor ratio neto tiene (9,3 puntos).

Las explosiones ofensivas

Sin ser un perfil anotador, los sistemas de Denver y su acierto aprovechando los espacios permiten varias noches de brillo para Juancho. Además de mostrarse contra los Cavs, hay dos exhibiciones que destacan por encima del resto. El 15 de noviembre, en su tercer partido como titular, Juancho Hernangómez establecía la mejor marca anotadora de su todavía corta carrera NBA: 25 puntos contra los Atlanta Hawks, un 9 de 12 en tiro para el español.

Cavaliers y Hawks están lejos de ser las mayores amenazas para unos Nuggets que miran alto en el Salvaje Oeste. Quizás la mejor noche ofensiva para Juancho esta temporada llegaba hace tan solo uno días. El 14 de diciembre endosaba 16 puntos a Oklahoma, la mejor defensa de la NBA mientras se escriben estas líneas, con un 56% de acierto para la victoria de Denver.

MÁS | Menú de NBA en la Navidad 2018

Dos noches más que muestran lo que puede aportar un jugador inteligente con espacios y mucho sacrificio. Porque eso es Juancho. El equilibrio sistemático del quinteto de Denver y la energía revulsiva esté donde esté. Ya sea en pista o vestido de calle sin jugar.

La revolución del espacio con Juancho

El mediano de la saga Hernangómez tiene la confianza de su entrenador. Mike Malone apuesta por un estilo ofensivo pese a que la prioridad para la temporada estaba (y sigue estando) atrás, en la defensa. La entrada de Juancho en el quinteto titular supuso una revolución para Denver. En Will Barton tienen un excelente anotador que dota al equipo de un poder asombroso de cara al aro alrededor de la figura de Jokic.

El primer elegido para sustituirle tras la lesión, Torrey Craig, es un especialista defensivo que desequilibra en exceso el espaciado del equipo. Y Juancho es el término medio.

En ataque está lejos de ser la referencia que es Barton, pero se destapa como uno de los mejores especialistas desde el triple de toda la NBA. Con un mínimo de 20 partidos disputados y un promedio de al menos 3,5 triples lanzados por partido, Juancho se sitúa 13º en porcentaje.

Excelente acierto en un elevado volumen de lanzamientos. Hasta hace unos días el ex de Estudiantes estaba dentro del top 10, pero el 29% que registra desde el triple en los últimos cinco partidos baja sus porcentajes.

Una vez recupere sensaciones tras esta racha, lo habitual sería ver a Juancho alrededor del 45%. Cifra de auténtica élite si añadimos el volumen de triples que intenta. De hecho, el propio Malone ha declarado que quiere verle lanzar entre 5 y 7 triples por partido. Por medio de cortes, rebotes ofensivos y lecturas de juego, como pueda ser el tener un defensor con inferioridad física (no olvidemos los 206 centímetros de Juancho), añade el resto de sus puntos. El 57% de los tiros de Juancho llegan desde el triple y el 33% a menos de un metro del aro.

El potencial en defensa está ahí

Muchos descubrieron las posibilidades de Juancho en el Europeo de 2017, primer gran escenario en el que tuvo una oportunidad real de triunfar ante un público español que viese el baloncesto por la televisión pública. Y aprovechó para, entre otras cosas, lucir su defensa.

O mejor dicho, el margen que tenía para brillar atrás. Ha pasado algo más de un año y ese potencial continúa latente. Cada vez más pulido, pero todavía con trabajo a realizar. Sin ser el mejor defensor de los Nuggets, Juancho encaja en el sistema de rotaciones defensivas y produce un gran rendimiento cerrando el triple (-6,2% de acierto a quienes defiende) y el aro (-6,8%).

Todavía tiene carencias propias de la edad y el desarrollo físico. Contra jugadores de menos tamaño sufre en ocasiones cuando buscan atacarle por velocidad, como en este caso Khris Middleton.

Sí, Middleton está haciendo una temporada que apunta a All-Star. El punto al que atiendo es que Juancho todavía no es un "stopper" defensivo. Denver plantea sus defensas poniendo a otros jugadores sobre el principal foco ofensivo del enemigo. A pesar de esto, la defensa de los Nuggets busca mucho el trabajo grupal. Y así destaca de nuevo la actitud de Juancho.

"Creo que la defensa no es como el ataque, donde necesitas tener talento. Creo que la defensa va más de querer defender. Tiene que ser algo de todo el equipo", dice Hernángomez. "Un solo jugador no puede frenar a alguien como Curry o Durant".

El papel de Wes Unseld Jr, asistente defensivo de los Nuggets, es básico en esta faceta. Siempre con su libreta y desde el objetivo de gritar menos esta temporada, toma buena nota del creciente rendimiento de Juancho.

La química es básica para funcionar atrás y el vestuario lo sabe. Existe una atmósfera muy positiva que se refleja en pequeños detalles, como en las láminas que Sparky Gonzalez, el encargado del equipamiento de Denver, realiza de cada jugador con sus apodos. En la de Juancho aparece 'Sweetlife' sobre un fondo blanco. Apodo de picaflor.

La euforia de niño, en la maduración del adulto

Por encima de cualquiera destaca este momento. Lo necesitaba como nunca para recuperar confianza y coger buenas sensaciones. Era el tercer partido de la temporada y los Nuggets podían comenzar 3-0 venciendo a los campeones, a los Warriors, en casa.

Todos sabemos lo que ocurrió.

Ese rostro reflejaba euforia desmedida. La energía que siempre tiene cuando juega en forma de emociones. Porque Juancho encaja en ese molde de alero 3&D a la perfección y demuestra que es clave para Denver por el equilibrio que les otorga.

Le queda mucho a Juancho y quién sabe lo que le deparará el futuro. Pero ya muestra lo que llevábamos viendo desde hace tiempo, es ideal para la NBA actual. Merece un hueco destacado, minutos, confianza y peso en el tiro exterior de un equipo.

"Siempre ha confiado. Esa es una de sus principales fortalezas", dice Jordi Fernández, asistente de Malone. "Confía en sí mismo cada día. Tarde o temprano aparece y cada vez es mejor por su ética de trabajo y confianza. Y eso es muy, muy grande".

Tras un duro año que sirve como pasaje de maduración, Juancho sonríe más que nunca en los Denver Nuggets. Juancho Hernangómez es feliz.

Más en NBA.com

rajon rondo
Rondo recupera sensaciones: el relevo de LeBron
Nacho Losilla
devonte graham
Devonte' Graham, ¡10 triples contra Warriors!
Nacho Losilla
ricky rubio
Ricky y una marca que no se veía en Phoenix desde Nash
Nacho Losilla
CJ McCollum
McCollum brilla para que festeje Portland
Agustín Aboy
Jaylen Brown y Jimmy Butler
Los Celtics frenan en seco a Miami
Carlos Herrera Luyando
Bledsoe Giannis
Nadie puede con los Bucks
Agustín Aboy
Más noticias