);
Denver Nuggets

Cuando un rookie Juancho Hernangómez desafió a Kevin Durant y brilló ante Golden State Warriors

Primeras semanas de junio del año 2016. Tras ser elegido el 17 de mayo como Mejor Joven de la Liga Endesa, Juancho Hernangómez realizaba los habituales workouts con franquicias al otro lado del charco. Su posición para el Draft era una incógnita, aunque su valor había subido durante el desarrollo del curso y en los mismos entrenamientos con los equipos NBA. Todo ello tras ser anunciado el 2 de junio como uno de los integrantes de la primera lista de 24 para los Juegos Olímpicos de Río de ese verano, en la que terminaría como descarte.

Más | El renacer de Juancho en Minnesota: titular y jugador clave

Gustó mucho a Boston Celtics. Danny Ainge puso el ojo sobre el alero madrileño y su intención era usar la elección 23 de primera ronda con Juancho. Mientras las directivas se organizaban para el nuevo evento, el jugador regresó a Madrid para decidir su futuro con su familia y su agente. Otros como Denver Nuggets y Phoenix Suns también se fijaron en el jugador de Movistar Estudiantes.

"Sabíamos que Juancho no iba a estar disponible para nuestro tercer pick", contaba Tim Connelly, GM de los Nuggets, a The Athletic. "Sabíamos que varios equipos por detrás nuestro le querían. Teníamos muy buenas informaciones que nos decían que, si queríamos a Juancho, tendríamos que usar el pick 15. Nos gustó su combinación de tamaño, tiro y dureza. Un verdadero jugador de equipo".

Y así llegó una de las sorpresas de la noche. Cuando unos meses antes parecía imposible que Juancho rondase la lotería, finalmente salió elegido en el puesto 15 del Draft 2016 para desgracia de Danny Ainge, que fue a por Guerschon Yabusele con el 16. Hernangómez saldría acompañado del Barclays Center de Brooklyn de otros dos jóvenes importantes para los Nuggets: Jamal Murray (7º) y Malik Beasley (19º).

Un comienzo prometedor contra los Warriors de Durant

Poco tardó Juancho en ilusionar a la afición de los Nuggets. Debutó con apenas 39 segundos que supieron a gloria el 26 de octubre contra los Pelicans, después estuvo dos partidos fuera de la rotación y alternó diferentes y bajos minutajes en los siguientes cuatro. Hasta su primer gran duelo: los Golden State Warriors que estrenaban el fichaje de Kevin Durant.

Juancho no se arrugó pese a la derrota aplastante contra el a la postre campeón de la NBA. Se fue hasta los 11 puntos, 9 rebotes, 1 robo y 1 tapón con un 2 de 3 en triples. Gustando a la grada del Pepsi Center y sin miedo del duelo ante KD, por mucho talento que tuviese delante suyo.

Fue el encuentro de más minutos para un joven e imberbe Juancho, al que se le notaba una cara más adolescente y un cuerpo menos trabajado que en la actualidad. Pasó las habituales rotaciones de un rookie, entre partidos de cerca de 20 minutos y rachas de varios sin ni siquiera participar, hasta acumular 38 en una pobre actuación contra los Spurs a mediados de enero.

El cara a cara con Durant

Juancho no se arruga y es algo que siempre ha mostrado. Carácter defensivo y aprovechar hasta el último minuto que pasa en pista, juegue más o juegue menos. Cuente o no para el entrenador. Y eso es algo que siempre alabaron en Denver, tanto en sus tramos como titular como en los de ostracismo en el banquillo.

Llegaba con confianza a su segundo duelo con los Warriors, ese excepcional equipo contra el que guardaba su mejor recuerdo en la recién estrenada carrera NBA. Sumaba ocho partidos con un promedio de 14,7 minutos y, aunque con poco balón, aportando en el rebote, en defensa y siendo certero cuanto tenía ocasión: un 7 de 15 en triples, 47%.

Entonces tuvo lugar su mejor partido como novato, incluso uno de los mejores de sus cuatro temporadas en la mejor liga del mundo. Titular en casa ante los Warriors, los tiros entraban y Juancho se veía certero. Es un jugador preciso y consistente, pero cuando empieza a coger tono es capaz de encenderse con muchísima facilidad. Y eso hizo. 27 puntos, 10 rebotes, 2 asistencias, 1 tapón a Durant y un 6 de 10 en triples.

Durant se mostró molesto al término del encuentro por la derrota ante un equipo joven, por no alcanzar los 25 puntos y continuar la racha personal, y por su emparejamiento con el alero español. Juancho le dio trabajo y KD dijo a los medios, refiriéndose a él como el rookie, que "hay un puñado de jugadores como él". Así mostro Kevin, uno de los mejores jugadores del planeta, pero de personalidad extraña, que un novato de 21 años se había metido bajo su piel. Aunque lo cierto es que en su duelo de noviembre ya tuvieron un buen cruce en el que Juancho no dudó.

El último gran recuerdo en Denver, también ante los Warriors

La 2018-2019 parecía la temporada de confirmación de Juancho en Denver. Comenzó de titular, dejó su mejor tramo en la liga hasta el momento y el equipo sumaba victorias con el alero situado en ese rol de cuatro abierto tirador que tan bien le sienta. Solo las lesiones pudieron frenar su mejor momento, hasta el punto de que tuvo que operarse y utilizó la preparación del Mundial 2019 para ultimar su recuperación.

Era la tercera noche de la temporada para los Nuggets, la segunda en Colorado. El Pepsi Center recibía en su incómoda altura a los Warriors campeones. Otra vez con Kevin Durant. Y otra vez con Juancho como pieza importante de la rotación y emparejado con la ahora estrella de Brooklyn Nets.

Más | Juanchismo ilustrado: el mejor momento con Denver

Sus 8 puntos y 2 rebotes ayudaron, aunque su trabajo llegó atrás, en defensa. Un colosal tapón en la ultima acción permitió la victoria local y se desató la euforia. Un jugador tan emocional como el mediano de los Hernangómez no dudó en la celebración. Sacó todo su nervio los compañeros le rodearon. Era un grito de liberación, de felicidad y, también, de demostración. Él sabía que podía hacer eso en más ocasiones, aunque no fuese siempre en la jugada decisiva. Solo necesitaba una buena oportunidad.

Al igual que sucedió con su compañero de Draft Malik Beasley, Juancho no dispuso de esa regularidad en ningún momento. Ya fuese por las lesiones o por decisiones técnicas, los planes de Mike Malone nunca tuvieron fijo al alero. Finalmente salió traspasado a Minnesota el pasado mes de febrero, donde sí será una pieza importante, como contó Gersson Rosas a NBA.com durante el All-Star de febrero.

En el recuerdo del aficionado Nugget quedará la pregunta de qué hubiese pasado si Juancho hubiese tenido más minutos en su equipo. Nunca lo sabremos. Lo que sí guardarán, al igual que él, son esas píldoras de esfuerzo, carácter y puntería que siempre demostró. Y por supuesto, su valor como parte del vestuario. "Es uno de los mejores compañeros que he tenido en toda mi vida", decía en noviembre de 2019 Jamal Murray, el único superviviente del Draft 2016

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Heat
Previa de Miami rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Holiday
¿Cuánto resolvió Milwaukee de su gran punto débil?
Juan Estevez
Lakers
Previa de Lakers rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
deandre ayton
Ayton, el gran ganador del arribo de Paul a Phoenix
Juan Estevez
Enes Kanter
Portland y cuatro caras nuevas con ilusión
Agustín Aboy
NBA Ball
El protocolo de salud y seguridad para la 2020-2021
Steve Aschburner, NBA.com
Más noticias