);
Denver Nuggets

Juancho Hernangómez, de Denver Nuggets a Minnesota Timberwolves: un nuevo comienzo

Juancho Hernangomez
nba photos

"Al final la competencia te ayuda a mejorar, el resto de veranos también han fichado a gente en mi posición. Hay que tener primero paciencia, seguir trabajando duro y haciendo mi camino". Así se expresaba Juancho Hernagómez en una conferencia con diferentes medios en el mes de noviembre de 2019 sobre su situación en unos Denver Nuggets que parecían haber pasado página con respecto a uno de los jugadores clave en la consecución del Mundial de baloncesto apenas unas semanas atrás con la Selección española.

MÁS | Traspaso a 4 bandas: Covington y Capela cambian de aires

Juancho Hernangómez formó parte de un traspaso a cuatro bandas entre Denver Nuggets, Houston Rockets, Atlanta Hawks y Minnesota Timberwolves, recalando el madrileño en este último junto a Malik Beasley, Evan Turner y Jarred Vanderbilt.

Un movimiento que supone en otras palabras el final de su etapa en los Nuggets y una oportunidad de relanzar su carrera en un equipo donde su posición queda vacía con la salida de Robert Covington. Además, Juancho podrá compartir pista con uno de los mejores interiores de la NBA como Karl-Anthony Towns con todas las posibilidades que eso conlleva para que los Wolves jueguen más abiertos y a un mayor ritmo que con los jugadores previos.

Hernangómez se encuentra en la recta final de su contrato rookie firmado en el verano de 2016 con la franquicia de Colorado y, tras no llegar a un acuerdo de renovación con estos a inicios de la presente campaña, el alero se convertirá en agente libre restringido el próximo mes de julio, pudiendo los Wolves igualar o superar cualquier oferta por él.

MÁS | El mejor Jokic acaba con los Blazers

La situación actual de Juancho mejora en lo individual, pues supone una oportunidad de oro para revalorizarse en un ambiente nuevo, llegando a un equipo en reconstrucción y que va en busca de dotar de identidad al proyecto, por lo que, de hacer un buen papel, podría formar parte del futuro a largo plazo de los de Saunders.

La NBA es su sueño y su presente, sin considerar retornar a Europa o España. Hernangómez ha demostrado que cuando tiene oportunidades y goza de continuidad puede ser una pieza clave en cualquier sistema.

Denver, una conjunción de mala suerte

Con su segunda elección y en el puesto 15, los Denver Nuggets seleccionaban a Juancho Hernangómez en el Draft de 2016. La franquicia de Colorado salía de la noche de Brooklyn reforzando su proyecto a largo plazo con tres jugadores llamados a ser clave en el equipo de Mike Malone: Jamal Murray, Malik Beasley y el propio Juancho. Casi cuatro años después. dos de ellos han salido por la puerta de atrás y el otro, Murray, ha alargado su relación con Colorado a cambio de un contrato astronómico (5 años por 169M).

"Somos más que hermanos", dijo Hernangomez a The Athletic el pasado mes de junio. "Malik tuvo un hijo este año, y Jamal y yo fuimos a visitarlo como si fuera nuestro hijo. Eso significa mucho. Cómo hemos pasado por todo, eso es realmente genial para nosotros". Una relación tripartita que en la noche del 4 al 5 de febrero se rompió a cambio de flexibilidad salarial y assets de cara al futuro de Denver, donde no entraban ambos exteriores.

El paso de Hernangómez por los Nuggets no ha sido un camino de rosas, en absoluto, superando todo tipo de trabas por el camino con el único objetivo de hacerse con un hueco en una rotación con overbooking de aleros. Su primer año en la liga resultó positivo, tras un inicio algo intermitente, fue progresivamente consiguiendo más y más minutos, llegando a partir como titular en 9 de los 62 encuentros que disputó y sacando el máximo partido de su buena mano desde la línea de tres puntos (40% de acierto).

El año sophomore fue todo lo contrario. Una mononucleosis contraída en octubre de 2017 condicionó todo el año del jugador español, pudiendo apenas disputar 25 encuentros y afectando enormemente a su condición física. De ese modo su progresión y adaptación a la NBA se cortó de lleno, forzándole a empezar de cero en un equipo que durante el siguiente verano incorporarían a Michael Porter Jr y Torrey Craig.

El tercer año fue sin duda el mejor, aquel en donde demostró que podía cumplir las expectativas del equipo al tiempo que formaba parte de un inicio de temporada inmejorable. Durante el primer cuarto de la 2018-19, el ex de Estudiantes promedió 10,2 puntos y 5,8 rebotes con un 43% de acierto en tiros de tres con explosiones de más de 20 puntos y acciones salvadoras contra Lakers y Warriors.

Sin embargo, una vez más los problemas físicos se cruzaron en su camino, frenándole en la que estaba siendo su mejor temporada e impidiéndole tomar parte en unos P layoffs donde la rotación de los Nuggets demostró ser sumamente corta. En mayo de 2019 se veía obligado a pasar por quirófano para corregir una serie de problemas musculares en la zona abdominal que le habían quitado la oportunidad de jugar regularmente con el grupo.

Inconsistencia, falta de confianza y una conjunción de lesiones han privado a Juancho Hernangómez de una oportunidad por la que ha trabajado constantemente.

Tomando el testigo de Ricky Rubio

En el momento en el que se oficialice el movimiento y los jugadores salten al campo, Juancho Hernangómez se convertirá en el segundo jugador español en la historia de Minnesota Timberwolves, siguiendo así los pasos de Ricky Rubio, drafteado en 2009. Una franquicia donde el base del Masnou se inició e hizo un nombre en la NBA, compartiendo etapas y vestuario con jugadores de la talla de Kevin Love, Andrei Kirilenko o Kevin Martin en un periodo de cambio y transición para los Wolves.

Ricky pasaría seis temporadas en Minny donde se convertiría en el décimo jugador con más partidos en la historia de la franquicia así como el segundo con más asistencias y robos solo por detrás de Kevin Garnett.

Juancho llega a unos Wolves en plena reconstrucción, a caballo entre un equipo con potencial y un grupo que busca un nuevo rumbo. La figura de Karl-Anthony Towns sigue capitalizando el juego de Minny en una nueva temporada donde no alcanzarán los Playoffs salvo milagro y cuyo futuro es en gran medida incierto en lo competitivo. Sin duda, una oportunidad inmejorable para el madrileño de hacerse un hueco y ganar importancia junto a un técnico, Ryan Saunders, que se ha caracterizado por buscar siempre diferentes rotaciones y enfoques para cada partido.

Así encaja Juancho Hernangómez en los Wolves

Minnesota se encuentra en un contexto sumamente positivo para el alero madrileño. La dinámica atesorada por el equipo en plena espiral otorga un abanico de posibilidades gigante para que Hernangómez acabe teniendo la regularidad que tanto ha demandado en sus tres primeras campañas en la NBA. Además, los movimientos que se produjeron en el deadline para los Wolves han liberado el roster en su posición con la salida de Andrew Wiggins.

Sin ir más lejos, su debut en la franquicia de Mineápolis sirve como confirmación de esta idea, pues Hernangómez partió como titular disputando 27 minutos y siendo uno de los máximos anotadores con 14 puntos. Un Juancho que ha dejado claro desde el primer momento que puede ser importante en el esquema de Ryan Saunders como espaciador y ejecutor en catch&shoot que tanto va a demandar un sistema capitalizado por Towns y Russell.

"Creo que nuestro objetivo es jugar duro los 30 partidos que quedan, aprovechar la oportunidad y ver qué sigue en el futuro", Juancho Hernangómez en su presentación.

MÁS | Debut con victoria de Juancho en los Wolves

Los Wolves ahora mismo disponen de cinco forwards que alinear incluyendo al propio Juancho (asumiendo que Allen Crabbe e Evan Turner puedan salir próximamente) por lo que lo más positivo de su cambio de aires es la liberalización del roster en comparación con Denver y las posibilidades que se abren para el madrileño.

"Karl-Anthony Towns es una estrella, y debemos ayudarlo de la misma manera que lo haciamos con Jokic. Es fácil, es sobre el feeling, en hacer las cosas fáciles para acercarnos a las victorias"

Minny ha dado muestras durante toda la presente temporada un evidente problema de consistencia defensivo, tanto en el bloqueo directo como en ayuda. Algo que se ha materializado en un defensive rating de 110 puntos por 100 posesiones (16º) que unido al ataque deja un balance de -3,1 (24º).

Es una evidencia que Juancho puede marcar las diferencias en defensa , su envergadura y rapidez de pies le permiten emparejarse con exteriores más físicos, así como llegar a puntear tiros exteriores en segundos esfuerzos (36% de acierto rival en tiros exteriores defendidos). Con los Nuggets, el impacto de Hernangómez fue más que positivo en defensa, promediando 102 en defensa con él en pista por los 108 que recibían cuando este estaba en el banco.

Pese a no estar siendo una temporada que justifique su perfil de 3&D (29% de acierto en catch&shoot), Juancho Hernangómez es un complemento más que aprovechable para unos Wolves que están comenzando a perfilar cuál va a ser su futuro que está más abierto que nunca.

Sigue la NBA en directo por NBA League Pass, haz click aquí

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Nuggets
Previa de los Nuggets rumbo a la 2020-2021
Leandro Fernández
Bucks
Previa de Bucks rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
gasol lebron
Marc Gasol, ¿el mejor pívot de la carrera de LeBron?
Sergio Rabinal
Dennis Schroder
Schroder, titular en los Lakers: ¿acierto o error?
Juan Estevez
Camisetas 2020-2021
Las nuevas camisetas para la 2020-21
NBA.com Staff
andrew bogut
Bogut, de gigante roto a pívot del mejor small-ball
Nacho Losilla
Más noticias