Juegos Olímpicos

Juegos Olímpicos Tokio 2020: Kevin Durant sentenció a España en una exhibición de Ricky Rubio

durant
fiba

Estados Unidos cumplió con el guion esperado y logró una importantísima victoria que les da el pase a las Semifinales tras imponerse por 95 a 81 en un brillante duelo. España no pudo consolidar la diferencia de 9 puntos que llegó a tener al segundo cuarto y se fue diluyendo con el paso de los minutos mientras los norteamericanos se encontraban cada vez más cómodos, moviendo la bola, castigando los segundos esfuerzos y abriendo el campo. De este modo los de Gregg Popovich avanzan en su camino a revalidar el oro mientras que la Selección española pone punto y final a un torneo donde las medallas eran el objetivo.

Un partido que fue sinónimo de Ricky Rubio. Y es que el del Masnou sostuvo durante prácticamente todo el encuentro a la Selección en términos de anotación, saliendo de sus manos el 46% de los tantos de los europeos. El actual base de los Cleveland Cavaliers logró su máxima de carrera profesional, la cifra más alta de todos los tiempos para un español en los Juegos Olímpicos y el mejor duelo de un jugador contra Estados Unidos . Velada para quitarse el sombrero con Ricky Rubio que sumó 38 puntos en 13 de 20 tiros de campo, incluyendo un 4 de 7 al triple .

MÁS | El mercado NBA al día: Agencia Libre, noticias, rumores y traspasos

España compitió pero ofreció dos versiones, las mismas que a lo largo de todo el torneo olímpico. Muy dominantes en la primera mitad, pudiendo poner contra las cuerdas a los americanos gracias a la segunda unidad comandada por Willy Hernangómez y Sergio Rodríguez, pero sucumbiendo en la segunda gracias al aumento de la intensidad y la defensa por parte de los estadounidenses. Un recital de Kevin Durant que se fue a los 29 puntos en 10 de 17 intentos con acciones de un talento descomunal hicieron imposible todo conato de remontada española.

A esto cabe destacar el gran trabajo realizado en defensa por Jrue Holiday y Draymond Green que pusieron el candado al aro y evitaron que los interiores de España anotasen de igual modo que en la primera mitad en la pintura. Un trabajo más que destacable que permitió a USA correr y jugar en transición.

Un encuentro para el recuerdo que supuso el adiós de la Selección española y del mundo FIBA de Pau y de Marc Gasol, que ambos decidieron retirarse de las competiciones internacionales, cerrando así un periodo único y memorable en la historia del baloncesto.

Estados Unidos ya espera rival de cara a las Semifinales a la espera de lo que suceda en el duelo entre Argentina y Australia.

Primer cuarto

El partido arrancó siguiendo el guion previsto. Ritmo alto, gran intensidad en las acciones defensivas y con los norteamericanos tratando de anotar en los primeros segundos de posesión. Un inicio en el que Ricky Rubio y Jrue Holiday rivalizando y protagonizando las principales acciones de ambos equipos con gran maestría. Los estadounidenses por medio de Kevin Durant comenzaron a tomar ventaja en el marcador, un KD que cada vez que tomaba la bola lograba conseguir una ventaja para conseguir una acción de canasta sin demasiados problemas.

En un abrir y cerrar de ojos Ricky Rubio lideró un parcial de 9-0 que devolvió la igualdad al marcador, impulsado además por una gran mejoría defensiva, incrementando la intensidad y llevando al error a los americanos. Con Llull como punta de lanza del ataque España logró darle la vuelta al encuentro para finalizar 21 a 19 arriba al término del primer asalto.

Segundo cuarto

Los errores defensivos de España y en el rebote defensivo fueron solventados rápidamente por el acierto exterior de Sergio Rodríguez y Willy Hernangómez, que dieron otro ritmo al encuentro y conseguir canastas sencillas que les mantuvieron por delante en el marcador. No obstante, Estados Unidos fue encontrando lanzamientos sencillos a base de divisiones y atacar la pintura que dieron aire a su ataque, por momentos colapsado por el exceso de bote.

Los de Scariolo encontraron su mejor momento gracias a la segunda unidad que le imprimió al juego, logrando colocar la pelota en el poste y la pintura una y otra vez con el Hernangómez imaginable. De hecho, el pívot madrileño colocó 3 tapones en apenas 5 minutos que fueron vitales para el parcial de los españoles que tomaron ventaja de 9 puntos.

La entrada en pista de Kevin Durant y Damian Lillard permitió a los estadounidenses retomar el control del duelo de la mano de acciones individuales de una enorme dificultad. Las rotaciones defensivas de España, aunque correctas, dejaron a los europeos expuestos de tal modo que dejaron desprotegida la pintura, permitiendo la penetración sin oposición en algunos momentos.

Así los de Gregg Popovich consiguieron salvar los muebles y reducir la diferencia que sus oponentes habían construído para devolver la igualdad al encuentro, cerrando la primera mitad con empate 43.

Tercer cuarto

Con una igualdad máxima en el encuentro los estadounidenses se encomendaron a la creación y al talento de Durant para la producción ofensiva anotando 2 triples y dando aire al equipo en defensa para abrir una ventaja de 5 puntos en el inicio de la segunda mitad. España, al contrario, logró buenas acciones, especialmente por parte de Víctor Claver, pero que el valenciano erró pese a la ventaja.

El Team USA rompió el marcador haciendo honor a su estilo de juego, creciendo desde acciones sencillas, jugando con la ansiedad de sus oponentes y apostando por la agresividad en la defensa sin balón. Todo ello sostenido por un Durant más que excelente, dejando los mejores minutos de todo el torneo.

La reacción liderada por Ricky Rubio desde la larga distancia, llegando a alcanzar los 27 puntos en el tercer cuarto, hizo que la imagen de España cambiase respecto al inicio del cuarto. Sin embargo, los estadounidenses se sentían sumamente cómodos, castigando desde el extra-pass y logrando tiros cómodos. Un buen parcial final hizo que los de Scariolo redujesen la diferencia, entrando en el último cuarto perdiendo por 69 a 63.

Último cuarto

Los estadounidenses no se vieron afectados por la reacción española y siguieron incidiendo en aquellos aspectos que más rédito les habían dado durante todo el choque. Con un espaciado excelente, los de Popovich siguieron encontrando tiros liberados por medio de Booker y Lillard que dejaron por imposible la victoria o simplemente la lucha por el triunfo de España.

Tan solo el increíble nivel de Ricky que firmó su máxima de carrera como profesional en anotación y la segunda mejor marca de todos los tiempos de España en los Juegos evitó una diferencia mayor.

Holiday tomó las riendas del partido en ambos extremos para definitivamente romperlo y hacer que los estadounidenses se encaminasen a las semifinales. Los estadounidenses lograron una tremenda victoria tras una segunda mitad incontestable, venciendo por 95 a 81.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeBron James, Kevin Durant, Dwight Howard, Blake Griffin, Carmelo Anthony and James Harden
Fantasy Draft: Lakers y Nets en su prime
Scott Rafferty y Kyle Irving
Estrenos
Los 10 estrenos anticipados de la pretemporada
Juan Estevez
marc gasol
Marc, ¿opción realista para los Warriors?
Nacho Losilla
SGA
SGA y su habilidad histórica
Juan Estevez
Carmelo Anthony
Carmelo: "Será divertido jugar en Lakers"
Nacho Losilla
Aleros
Los aleros que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
Más noticias