);
NBA

¿Cuántos de los 30 equipos de la NBA ya tienen a su jugador franquicia para el futuro?

A la hora de proyectar su futuro, no hay absolutamente nada que un equipo NBA desee más que tener la garantía de contar con un jugador franquicia joven. El hacerlo abre todo tipo de puertas y permite planear bajo una estructura sólida, sabiendo cuáles son los objetivos concretos a cumplir: rodear a esa estrella con jugadores complementarios, asegurarse que esté cómodo... en definitiva, crear una identidad moldeada por esa figura.

La pregunta que surge a partir de ese análisis es ¿cuántos equipos cuentan hoy con ese jugador franquicia, que no solo lo sea en el presente, sino que también ofrezca seguridades para el largo plazo?, ¿quiénes saben actualmente que tienen en sus filas a un probable All-Star en el 2025?

A continuación, ordenamos a los 30 equipos en tres categorías diferentes, justamente en base a esas preguntas.

Futuro asegurado

Atlanta Hawks: Si bien Trae Young aún debe demostrar que puede comandar a un equipo ganador y responder algunas preguntas como súperestrella, nadie duda que los Hawks ya tienen en sus filas a un jugador que puede cargarlos por los próximos años. Su talento ofensivo es sencillamente extraordinario y no sería raro que pronto lo veamos como el cuarto jugador histórico en promediar 30 puntos y 10 asistencias en una temporada, uniéndose a Oscar Robertson, Russell Westbrook y Tiny Archibald. En la 2019-2020 no estuvo nada lejos: 29,6 puntos y 9,3 asistencias. A futuro, será cuestión de que tenga mejor compañía a su alrededor.

Boston Celtics: Los Celtics podrían haber entrado en otra categoría al principio de esta campaña, pero la explosión de Jayson Tatum ha borrado cualquier tipo de dudas al respecto. Con solo 22 años, el alero ya está consolidado como uno de los perimetrales más completos de la competición, siendo capaz de impactar positivamente en ambos costados del campo. Su progreso como anotador, acercándose a la media de 25 puntos por partido, lo ha terminado de definir como una súperestrella.

Dallas Mavericks: ¿No hay mucho que decir en el caso de los Mavs, no? Si hay un equipo que tiene su futuro resuelto es Dallas, de la mano de un Luka Doncic que a sus 21 años ya se anima a meterse en la pelea por el MVP. Y un punto más a su favor: tiene todas las condiciones para ser una estrella con la que todo el mundo quiera jugar, lo cual ilumina aún más el largo plazo de los texanos.

Más | El cumpleaños de Luka Doncic: la comparación numérica con estrellas y leyendas al llegar a los 21 años

Denver Nuggets: Nikola Jokic es probablemente el mejor pivote del torneo y con 25 años, no hay demasiados argumentos en su contra a la hora de imaginar que pueda mantener ese nivel por los próximos años. Especialmente porque su juego se basa muchísimo más en lo técnico que en lo atlético, lo cual ha hecho que prácticamente no tenga lesiones a lo largo de su carrera.

Houston Rockets: Puede haber algunas dudas ligadas a su edad (30 años), pero nos inclinamos a pensar en el futuro de los Rockets como asegurado, con la presencia de un James Harden que ya de por si tiene un juego old school, más dependiente de lo técnico y mental que de lo físico y atlético.

Los Angeles Clippers: Dudamos si poner a los Clippers en la siguiente categoría, por los interrogantes físicos que presenta Kawhi Leonard. Sin embargo, manteniendo el cuidado que ha tenido en las últimas dos temporadas, no hay motivos para pensar que el alero no pueda mantenerse como uno de los mejores de la liga de aquí a cinco años (tendría 33 en ese entonces). Voto de confianza para el dos veces MVP de Finales.

Más | La rivalidad de Los Angeles entre Lakers y Clippers necesita su primer momento icónico

Los Angeles Lakers: Quizá LeBron James todavía logre ser una súperestrella a los 40 años, pero si no es el caso, los Lakers parecen tener un futuro promisorio asegurado con Anthony Davis, de solo 27 años. Por un buen tiempo, los angelinos no deberán preocuparse en conseguir a la cara de la franquicia.

Memphis Grizzlies: Si como rookie Ja Morant ya es capaz de liderar a un equipo por el que nadie apostaba y acercarlo a los Playoffs, ¿qué queda para los próximos cinco años? Puede que el base no tenga un techo tan alto como algunos de los otros que forman parte de esta lista, pero claramente es una estrella que le permitirá a Memphis construir a su alrededor durante la próxima década.

Milwaukee Bucks: El jugador más dominante de la liga tiene apenas 25 años. Más allá de temas contractuales, Milwaukee tiene en Giannis Antetokounmpo a la mayor garantía de competitividad del certamen. Simplemente tendrán que ser capaces de retenerlo.

Minnesota Timberwolves: Aunque el dominicano todavía no ha podido comandar a los Timberwolves a temporadas exitosas, Karl-Anthony Towns tiene todo dado en su favor como para seguir siendo de los mejores internos de la NBA durante al menos, los próximos cinco años. Es fácil olvidar que tiene apenas 24 años...

New Orleans Pelicans: ¿Alcanzan 19 partidos para decir que los Pelicans tienen su futuro asegurado? Cuando esos 19 partidos son como los que tuvo Zion Williamson hasta ahora, la respuesta es sí. Sacando alguna duda sobre su físico, es muy probable que pronto tengamos al ala pivote surgido de Duke peleando por los mayores promedios individuales de la liga.

Más | New Orleans Pelicans, una amenaza que asoma en la Conferencia Oeste

Philadelphia 76ers: Si solo se tratara de Joel Embiid, podríamos poner a los Sixers en el grupo de las dudas, debido a los problemas de lesiones que ha sufrido en su carrera el camerunés. Sin embargo, cuando a esa ecuación le agregas a Ben Simmons, queda claro que en uno u otro caso, Philadelphia tendrá en sus filas a un All-Star durante los próximos años.

Phoenix Suns: El de los Suns es un caso que se puede emparentar con el de Minnesota. Pero más allá del factor colectivo, Devin Booker ya es un All-Star con apenas 23 años, por lo que Phoenix puede considerarse cubierto en ese aspecto. Como pasa por ejemplo con Towns y Young, deberán trabajar mejor en los complementos a su alrededor.

Portland Trail Blazers: Los Blazers también nos generaron algunas dudas, por la edad de Damian Lillard (29 años). Finalmente decidimos incluirlos aquí, teniendo en cuenta dos factores: el base está viviendo el mejor momento de su carrera, sin ningún tipo de señal de deterioro y además, sus características de juego hacen que no sea difícil imaginarlo con nivel de estrella hasta los 33 o 34 años.

Toronto Raptors: Caso similar al de Boston con Tatum. Toronto encontró en esta campaña a un Pascal Siakam que sigue superando todo tipo de expectativas y que más allá de no ser una súperestrella en el molde clásico, es uno de los jugadores más determinantes de la competición. Con 26 años, no hay razón para pensar que eso no seguirá de esa manera por al menos cinco temporadas más.

Utah Jazz: Donovan Mitchell demostró ser capaz de liderar a un equipo ganador desde que se puso la camiseta del Jazz y a sus 23 años, es otro de los que ofrece garantías claras para el largo plazo. No hay dudas en Salt Lake City.

Washington Wizards: Por último, incluimos a los Wizards, quienes tienen en Bradley Beal a un anotador de 30 puntos, que parece haber terminado con la discusión sobre quien es la verdadera cara de la franquicia. Aunque Beal ha sido parte de incontables rumores de traspaso, no parece haber demasiados motivos para que Washington finalmente se incline por esa decisión, a menos que el propio jugador lo solicite.

En duda

Brooklyn Nets: Tranquilamente los Nets podrían encontrarse a si mismos en cinco años todavía con dos estrellas en sus filas, como Kyrie Irving y Kevin Durant. Sin embargo, los interrogantes al respecto son muchísimos: desde la volatilidad de ambos, hasta el tema físico y sin menospreciar tampoco el factor edad (KD tiene 31 y Kyrie 28). Realmente todo puede pasar en el caso de Brooklyn.

Golden State Warriors: Situación parecida a Brooklyn, con la diferencia de que nadie pone en duda (al menos hoy) que Stephen Curry y Klay Thompson puedan llegar a buscar una salida de Golden State. Sin embargo, entre las lesiones y la edad de ambos (Steph tiene 32 y Klay 30) es imposible saber exactamente qué sucederá de aquí a cinco años.

Más | Informe de despedida: ¿Qué nos perderemos de Golden State Warriors en el cierre de la temporada 2019-2020?

Indiana Pacers: A partir de ahora, tocaremos cuatro casos diferentes a los dos anteriores, ya que se trata de jugadores jóvenes, pero que aún no podemos fijar como súperestrellas. El caso de Indiana es emblemático, con Domantas Sabonis. Sí, el lituano ya es un All-Star con 24 años, pero aún cuando eso es cierto, su perfil es más el de un gran complemento, que el de la cara visible de una franquicia. En otras palabras, tener a Sabonis hoy no asegura competitividad para el largo plazo. Como tampoco lo hace contar con un Victor Oladipo de 28 años, que deberá confirmar que es capaz de retomar su mejor nivel, luego de su lesión en la rodilla derecha.

Miami Heat: Podríamos acercar a Bam Adebayo al grupo de Jayson Tatum y Pascal Siakam, pero lo cierto es el que ala pivote del Heat no tiene el poderío anotador de los otros dos jóvenes que explotaron como súperestrellas en la 2019-2020. ¿Garantía de All-Defense? Probablemente, pero para considerar el futuro de una franquicia resuelto, se necesita contar con alguien capaz de comandar una ofensiva año tras año. Y Adebayo sencillamente no es esa clase de jugador. Tampoco da garantías la presencia de un Jimmy Butler de 30 años y tan volátil como Kyrie y Durant.

Oklahoma City Thunder: Seguimos por un camino similar, a la hora de hablar de Shai Gilgeous-Alexander. Nadie puede cuestionarlo como uno de los mejores jugadores jóvenes del certamen y muy probablemente, no tardaremos en verlo siendo convocado a su primer All-Star. Pero, ¿estamos seguros que puede liderar a una franquicia? Existen dudas lógicas al respecto.

Sacramento Kings: De'Aaron Fox es uno de los mejores bases jóvenes de la NBA, pero vamos con lo mismo que SGA, Sabonis y Adebayo, ¿se lo puede fijar como la primera opción de un equipo competitivo? No es imposible que suceda, pero si es así, todavía debe demostrarlo.

Vacante

Chicago Bulls: Quizá alguien pueda cuestionar la aparición de Chicago en este grupo, al contar con un Zach LaVine que viene de promediar 25,5 puntos a los 24 años. Pero más allá de estadísticas individuales, no hay evidencia para apoyar el caso del ex Minnesota como la cara más importante de un equipo de Playoffs. O ni siquiera para asegurar que llegará a disputar su primer All-Star. Por ahora, sus números carecen de profundidad.

Charlotte Hornets: Charlotte ha tenido una 2019-2020 por encima de lo esperado, pero eso no quita que sea uno de los equipos con mayores carencias a la hora de proyectar su futuro al largo plazo. Ni Devonte' Graham ni Terry Rozier tienen perfil de súperestrella y sería realmente sorpresivo que alguno de ellos se transforme en algo parecido a una.

Cleveland Cavaliers: Hay argumentos para poner a Cleveland en el grupo de las dudas, porque la temporada de Collin Sexton (21 años) ha sido más que esperanzadora. Pero al fin y al cabo, por ahora lo emparentamos con LaVine y los Bulls. Grandes números que no necesariamente apoyan sus casos como jugadores franquicia.

Detroit Pistons: El panorama actual de los Pistons ofrece muy poco en términos de potenciales figuras. ¿Christian Wood?, ¿Luke Kennard?, ¿Sekou Doumbouya? Si Detroit encuentra a una estrella capaz de liderar su proyecto, tendrá que llegar en los Draft venideros.

New York Knicks: Quizá de aquí a un año estemos hablando de que los Knicks encontraron en RJ Barrett a su hombre, pero por ahora, el canadiense no ha dado las mejores señales de cara a ese potencial, promediando 14,3 puntos, con un 40% de cancha como rookie. Tiene claramente el perfil de un anotador de +20 puntos, pero ¿cuán efectivo puede ser al conseguirlos?

Orlando Magic: La falta de un jugador franquicia ha afectado a Orlando desde la salida de Dwight Howard en el 2012 y la actualidad de su plantel no ofrece un panorama mucho más alentador. ¿Terminará de explotar Aaron Gordon algún día?, ¿tendrá Jonathan Isaac un marcado salto de calidad? Por ahora, solo pensamientos con mucha buena voluntad.

San Antonio Spurs: Por primera vez en más de dos décadas, San Antonio no tiene a esa figura clara en la cual basar su proyección. Jugadores como Dejounte Murray, Derrick White o Lonnie Walker por ahora se han quedado en amagues y la sensación es que ninguno de ellos tres, aún con su interesante potencial, tiene alma de súperestrella. ¿Lo solucionarán en el próximo Draft?

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Campazzo
¡Campazzo, oficialmente en los Nuggets!
Juan Estevez
Evan Turner
Turner, de regreso en Boston como asistente
Agustín Aboy
zion williamson
Primeras actualizaciones en 2K21 Next-Gen
NBA.com Staff
Chicago Bulls
Bulls: mucho ruido y poca acción
Agustín Aboy
nicolas batum
Batum y el factor competitivo en Clippers
Nacho Losilla
boston celtics
Previa de Celtics rumbo a la 2020-2021
Sergio Rabinal
Más noticias