);
San Antonio Spurs

Keldon Johnson y Lonnie Walker, ¿las nuevas caras de San Antonio Spurs?

Si hay algo raro en la temporada 2019-2020 de la NBA es ver a San Antonio Spurs en su situación actual. Récord negativo desde noviembre (27-36 hasta la suspensión del miércoles 11 de marzo), fuera de puestos de Playoffs, rendimientos irregulares y una de las peores defensas de la liga (permite 113,7 puntos cada 100 posesiones).

En medio de este contexto atípico de su carrera como entrenador, Gregg Popovich nunca logró encontrar un quinteto titular fijo o una rotación establecida. ¿Los beneficiados en gran parte? Los más jóvenes del equipo: Lonnie Walker IV y Keldon Johnson.

Dos de las tres selecciones de primera ronda de San Antonio en los últimos dos Drafts (Luka Samanic, pick 19 en el 2019, es el otro), Walker IV y Johnson comparten perfil de jugador: misma estatura (196 centímetros), muy atléticos, con decisión para atacar el aro y necesitados de tirar para ser protagonistas en ataque, aunque con mucha energía cada vez que pisan el parquet, lo que les permite realizar algunas buenas acciones individuales en el costado defensivo.

MÁS | Las cinco historias por debajo del radar en la temporada

Con presencia casi testimonial en los primeros meses, Johnson promedia 4,6 puntos, 1,9 rebotes, 0,7 asistencias y 0,6 robos en su campaña de novato, con 10,2 minutos por partido en los nueve partidos que disputó. En tanto Walker, en su segundo año en la liga tras haber jugado apenas 118 minutos como rookie, tiene unas estadísticas de 5,6 puntos, 2,2 rebotes, 0,9 asistencias y 0,5 robos en 14,5 minutos (53 partidos).

Pero en el último tramo, el rol de ambos fue tomando lugar entre las ausencias de DeMar DeRozan y LaMarcus Aldridge en algunos partidos, como también las bajas de Jakob Poeltl y Marco Belinelli. Pop apuntó más a tener un equipo más bajo y dinámico en cancha y Johnson y Walker encontraron un sistema ideal para ir haciéndose espacio.

Keldon, surgido de la Universidad de Kentucky, no había tenido más que minutos basura hasta fines de febrero. Su año pasaba por la G-League, en la que se mostraba como líder de los Austin Spurs: 20,3 puntos, 5,6 rebotes y 2,4 asistencias de promedio con 53% en tiros de campo, demostrando que el nivel de la liga de desarrollo le quedaba corto a pesar de que se notaba una debilidad en su juego con el tiro de tres puntos: apenas el 11% de sus puntos llegó desde el perímetro, con un 24,7% de acierto.

Contra Oklahoma City Thunder en el último partido de la "Gira del Rodeo", Popovich decidió darle el último cuarto entero (los Spurs ya perdían por 25 tantos) a Johnson y Walker, juntos en cancha durante 12 minutos y fue Keldon quién más llamó la atención, sumando nueve tantos y demostrando confianza a la hora de buscar definir cerca del aro.

Después de varios partidos sin jugar, la oportunidad de Johnson volvió en los últimos cuatro partidos, con Aldridge y Belinelli fuera del equipo. El rookie promedió 16,7 minutos y tuvo un aporte de 7 puntos, 2,8 rebotes y 1,3 robos desde el banco. Con él en cancha, la segunda unidad de San Antonio no se resintió a modificaciones: el +/- combinado de Johnson en estos partidos fue de +20. Pocas decisiones incorrectas en ataque, efectividad a la hora de tirar (62,5% de campo) y rendimiento aceptable en defensa para lo esperable de un novato (lo mejor lo enseñó ante Luka Doncic en el último partido).

El de Johnson es un juego totalmente distinto al de Belinelli, un perfil de especialista con el tiro, pero mucho más polivalente. Algo que entusiasmó del todo a Popovich. "(Keldon) es muy competitivo y deja todo. Es alguien fácil de dirigir, un gran chico. Tiene una gran personalidad y está aprovechando los minutos que tiene. Continuará mejorando y yo creo que realmente tendrá una gran temporada el próximo año", manifestó el coach de los Spurs con halagos gigantes, algo que no suele hacer con los novatos.

De hecho el entrenador fue muy crítico con Walker a principios de la temporada. Lonnie tuvo acción por segunda vez en la 2019-2020 en el cuarto partido de la fase regular, una derrota contra LA Clippers como visitante. Ingresó cinco minutos con la dura tarea de marcar a Kawhi Leonard, no lo hizo bien y después del partido Popovich manifestó que lo de Walker había sido "horrible". "Espero más esfuerzo, mayor conciencia y un mejor intento de aprovechar los minutos que tiene. Creo que no fue competitivo", dijo Pop sobre Lonnie tras ese partido. Se conoce que el director técnico de los Spurs es de la "vieja escuela" y suele ser duro con sus dirigidos más jóvenes, pero es raro verlo tener declaraciones semejantes.

Ese episodió pasó y Lonnie entendió que debía usarlo como motivación. Y sus minutos siguieron estando, cuando había algun lesionado o cuando Popovich no confiaba en un Belinelli que comenzó teniendo una temporada muy mala. Su presentación en grande en la NBA llegó en el segundo partido del mes de diciembre: tuvo 35 minutos en cancha ante Houston Rockets y anotó 28 puntos en ese triunfo de los Spurs en doble prórroga, convirtiendo 19 tantos en el último cuarto para que San Antonio remonte una diferencia de 16 puntos.

Ahí se vio la mejor cara de Walker: la de un jugador con unas cualidades físicas espectaculares para un escolta, capaz de volar y hecho para el juego en transición, dándole una marcha más a San Antonio. Su lugar en la rotación quedó casi asegurado desde entonces: promedia 6,8 puntos, 2,6 rebotes, una asistencia y 0,7 robos en 17,6 minutos durante los últimos 39 partidos, habiendo sido titular en cuatro ocasiones, con un 42% en triples.

Compartiendo cancha con otros perimetrales que usan mucho más el balón, como Patty Mills o Derrick White, Walker no está ni entre los ocho jugadores de San Antonio que más tiros al aro realizan cada 100 posesiones, pero raramente deja de lado sus opciones a campo abierto.

Después de ser muy duro con él frente a la prensa, Popovich lo destacó en el mes de enero: "Lonnie está aprendiendo muy rápido. Toma bien sus decisiones pero su orgullo está en la defensa, en correr la cancha y tratar de hacer todas las cosas básicas. Está aprendiendo a jugar de la forma correcta y utilizar su velocidad de forma inteligente para superar a sus rivales."

Johnson y Walker son los dos jugadores de San Antonio que más posesiones definen en transición. Lonnie lidera en frecuencia con 34,5%, aunque no es tan efectivo: suma 0,9 puntos por posesión, con un 43,7% en goles de campo. Johnson, con menos partidos encima, se ubica en el percentil 77 de la liga: suma 1,2 tantos por posesión metiendo un 60% de los tiros de campo.

Sigue la NBA con el NBA League Pass, suscríbete aquí.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeBron
Los 10 equipos finalistas de LeBron, rankeados
Juan Estevez
Lakers
El uno por uno de Lakers en Playoffs
Juan Estevez
Erik Spoelstra
Miami y su mala noche en triples vs. Boston
Carlos Herrera Luyando
nikola jokic jamal murray denver nuggets
Honor a Denver Nuggets
Nacho Losilla
lebron james
James: "El trabajo no ha terminado"
Nacho Losilla
Nikola Jokic Jamal Murray
El panorama de los Nuggets para la 2020-21
Agustín Aboy
Más noticias