Golden State Warriors

¿Qué supone la vuelta de Klay Thompson para Golden State Warriors?

Nadie esperaba tal explosión, ni siquiera ellos. "No pensé que seríamos tan buenos, especialmente tan rápido", dijo hace tan solo un par de días Draymond Green, el alma de los Warriors. Y es la realidad. Ostentan el mejor récord de la NBA con 29 victorias y tan solo 9 derrotas; Stephen Curry es -de nuevo- candidato a MVP; Draymond lo es con el de Defensor del Año; y el aroma de conjunto campeón reaparece.

Y todavía falta lo mejor. Falta vivir esta noche, en la que él volverá a jugar.

Más | No existe un Big Bang: Cómo Stephen Curry cambió el juego para siempre en la NBA

"Quiero que sea delante de nuestros fans, en nuestro pabellón", dijo nuestro protagonista hace unos días después de un entrenamiento. "Se lo merecen". Y así será.

Klay Thompson volverá a jugar un partido NBA por primera vez desde que cayó lesionado en las Finales de 2019. Será este domingo ante Cleveland Cavaliers. La vuelta más ansiada y querida por toda la comunidad, y es que Klay es un tipo que no puede caer mal a nadie y que viene de dos lesiones graves. Es hora de disfrutar.

El doctor Rick Celebrini es el Director de medicina deportiva y rendimiento de los Warriors desde agosto de 2018. Una eminencia que ha trabajado previamente con los Mavericks, los Seattle Seahawks, el equipo canadiense de ski alpino o con la Asociación de Jugadores de la NHL, por nombrar algunos. Y por supuesto, es él quien tiene la última palabra para la fecha de retorno de Klay.

"Soy muy competitivo", explicaba Thompson en ese mismo entrenamiento, ansioso por volver. "Creo que ya estoy preparado, para jugar ahora mismo, pero él (Celebrini) lleva haciendo esto más tiempo que yo, así que me fío de su criterio".

Más | La Posesión: el movimiento sin balón de Stephen Curry

La fecha para la vuelta del escolta se estiró con el tiempo. Parecía un fijo para disputar la jornada de Navidad contra los Suns, pero decidieron, ya que no había ninguna prisa, que podían moverlo a enero. Estos movimientos se han dictaminado también según la evolución que veían en el propio Klay, que ha realizado numerosas sesiones de entrenamiento con el equipo y en partidos de simulación durante las pasadas semana.

"En el partido solo se la estaba pasando a Klay, pero no fue a propósito", cuenta Andre Iguodala. "A la quinta o sexta vez explico que no estoy tratando de pasarle siempre, pero sigo encontrándolo abierto y él sigue anotando. Wiggins y yo estuvimos hablando de eso después del partido. Le dije que seguía consiguiendo asistencias, pero no las estaba buscando".

Wiggins fue claro: "Klay no bota. ¿Sabes lo que les va a abrir la cancha para el resto?"

Las informaciones que apuntan diferentes especialistas es muy positiva. Klay mejora y los partidos de simulación del último mes, de alto grado de intensidad, le han permitido coger muy buen ritmo. En el último que realizaron esta semana Curry apuntó que su Splash Brother lanzó 17 tiros en 12 minutos con más del 50% de acierto.

Aquellos que han podido verle en acción, incluso los que le conocen de antes, dicen que todavía sigue ahí ese jugador diferencial en ambos lados de la pista que veíamos hace un par de años. Iguodala, un veterano honesto y respetado, ha sido de los más contundentes en sus avisos, aunque no el único en hacerlo. Y a la pregunta de si Klay está listo para ser fundamental de nuevo, Steph responde sin dudarlo.

"Por supuesto".

La mejor defensa de la NBA y las dudas con el físico de Klay

Los Warriors tienen el mejor ratio defensivo de la NBA. Es el equipo más consistente en este aspecto y el único que se mantuvo por debajo de los 100 puntos encajados por 100 posesiones durante varias semanas. Aquella cifra insostenible está en 102,2, un excelente registro que les sitúa por delante de Suns, Cavaliers, Clippers y Jazz.

Señalamos a Draymond como el principal responsable, pero caemos en el error. Sin duda Green estará entre los candidatos a Defensor del Año y apunta a conseguir el que sería su segundo galardón, aunque hay más. Una defensa de élite, una trituradora atrás como son estos Warriors, jamás se sostendría por un único jugador, por muy dominante que llegase a ser. Golden State funciona de forma fantástica atrás por el ensamble perfecto de diferentes piezas y los años de continuidad bajo el mandato de Steve Kerr.

Más | El regreso del mejor Draymond Green y su impacto para Golden State Warriors

Ya fueron una defensa de élite el curso pasado, cuando Curry se dedicaba a recibir triples marcas de forma constante, y los Warriors jugaban a defender y a confiar en Steph en ataque. Entonces descubrieron a Juan Toscano-Anderson y le convirtieron en pieza útil dentro del esquema. Esta temporada replican el proceso con Gary Payton II, al que prefirieron por encima de Avery Bradley y terminó siendo un acierto extraordinario.

La entrada de Klay en esta defensa permitirá mandar a Jordan Poole al banco. Esto dará más equilibrio ofensivo al tener al joven como sexto hombre, en un papel similar al de Tyler Herro en Miami, y mejorará todavía más la defensa del cuadro inicial. Incluso volviendo a un 60 o 70% de su anterior versión en defensa, Thompson es superior a Poole. No tiene ni sus despistes ni los problemas al ser superado en uno contra uno. Y así, los Warriors tendrán a Klay, Wiggins y Draymond como defensores principales de inicio, a quienes sumar a Curry, mucha progresión durante su carrera, y al renacido Kevon Looney.

Es posible que Kerr mantenga a Wiggins como el principal defensor para las estrellas perimetrales rivales. De hecho, el canadiense ha contado que la confianza que depositan Curry, Draymond o el entrenador en él es clave para su versión All-Star que estamos viendo. Así no desgastarán a un Thompson de casi 32 años y más de dos años y medio en blanco.

El movimiento sin balón de Thompson: vuelven los Splash Brothers

Eran la principal atracción de la liga. Si hay alguien que ha competido de tú a tú en lo mediático con LeBron James en los últimos años, ese es sin duda Stephen Curry. Y es imposible entender su fenómeno sin el conjunto de los Warriors, donde Klay tiene un lugar especial como su compañero de aventuras perfecto. Ese escudero que siempre cumple y nunca se queja. Fue Klay el que renunció a las principales dosis de balón y tiros para integrar a Kevin Durant. Fue él quien realizaba el trabajo oscuro y se movía de un lado a otro como un loco antes que de Kerr solo tuviese a Stephen. Fue él, siempre él.

Decir que es un tirador o una estrella es realizar una definición tan vaga como imprecisa. Todos deseamos que vuelva lo más cerca de su versión prime, pero solo con que regrese de forma notable la presencia será diferencial. Kerr ha evolucionado como entrenador hasta conseguir más recursos y más inteligencia, más capacidad de creación junto a su staff técnico. Estos dos últimos años, en concreto, el anterior, han demandado un trabajo superior y exhaustivo por su parte, que ha concluido con sistemas que engañan más y mejor al rival.

Kerr ha dibujado de maravillas las pizarras y los conceptos que han conducido a estos Warriors a ser uno de los ataques más eficiente de la NBA. Lo han hecho sin Thompson y sin James Wiseman, confiando en la evolución de Poole e integrando a la perfección elementos como Otto Porter Jr. o Nemanja Bjelica.

Golden State lidera la liga en una estadística fundamental para ellos: el porcentaje de asistencias. Ningún conjunto consigue más canastas tras pase de un compañero. Su salvaje 70% supera por mucho al siguiente (Spurs, 65%) y marca la identidad del bloque. Los tiros los concentra Curry, sin duda, pero alrededor de su figura y su movimiento logran buenos tiros en la gran mayoría de ataques. No es casualidad que sean 4º en lo que NBA Stats califica como "triples muy liberados".

Por supuesto, en el tiro exterior son una máquina automática bien engrasada desde hace casi una década, pero tienen margen de mejora. Son 3º en intentos por cada 100 posesiones y 7º en porcentaje con un 36%. Es decir, élite en volumen y conversiones. Fantástico. Sin embargo, es precisamente en el triple en catch&shoot pueden escalar posiciones: son 9º con un 37,3%, que replica su estadística general, pero ofrece un techo más elevado. Y justo aparece Klay en la ecuación.

Más | Jordan Poole, ¿el sexto hombre de Warriors con la vuelta de Klay Thompson?

Kerr dará vital importancia a su movimiento sin pelota para atraer los ojos del rival. Cuando pienses que Thompson sale de un carretón para tirar de tres, Bjelica se quedará solo debajo del aro. Y cuando veamos a los dos Splash Brother salir de bloqueos y rebloqueos, pensando en quién de los dos terminará con la bola, tendremos a Draymond colgando un alley-oop a Iguodala.

Sabemos que falta la vuelta de Wiseman y que está el siempre cumplidor Looney, jugador que conoce el sistema y muestra una gran forma física. Sin embargo, los Warriors jugarán con small-ball la mayoría de sus posesiones de Playoffs. Es aquí de nuevo donde Klay permite soñar con cuotas elevadas. Las dos fórmulas preferidas de Kerr son la de Green al cinco con Porter Jr. a su lado y la de Bjelica como falso cinco. Veamos los datos de la temporada:

  • Porter Jr. + Green: 107,9 puntos por 100 posesiones en ataque (percentil 31) y 100,4 puntos por 100 posesiones en defensa (percentil 97) - general, percentil 86
  • Bjelica falso cinco: 111,7 puntos por 100 posesiones en ataque (percentil 61) y 104,3 puntos por 100 posesiones en defensa (percentil 89) - general, percentil 85

Los dos quintetos funcionan muy bien y ese percentil cercano a 90 nos hace saber que son dos de las mejores formaciones de Warriors, pero también nos muestra que tienen carencias en ataque. Curry, Poole y Wiggins acompañan a Otto y Green como el quinteto más utilizado con la fórmula de "Porter Jr. + Draymond". ¿Qué nos encontramos? 111,1 puntos por 100 posesiones, mejor registro, pero que continúa en un pobre percentil 47.

Thompson supondrá el extra ofensivo que falta para los partidos importantes a partir del mes de abril. Tienen la defensa ajustada y perfectamente trabajada para exagerar las carencias del rival. Si se cruzan con los Lakers, flotarán a Russell Westbrook y ahogarán la zona. La única pega que les queda es qué harán cuando se enfrenten a jugadores tipo Nikola Jokic, pero aquí tienen dos factores: el as táctico en la manga que guardará Kerr (siempre lo tiene) y el hecho de ser mejores respecto a la mayoría de equipos que tienen esa ventaja física en la pintura.

La vuelta de Klay será una noche especial, una muy emotiva, pero el proceso de más de dos años no termina este fin de semana. Klay seguirá trabajando para conseguir el mejor acondicionamiento posible, lo que le permitirá moverse más y mejor sin balón, y durar de forma física en defensa. Klay es conocimiento, IQ y tradición de los Warriors. Es la amenaza silenciosa que siempre trabajaba al lado de Curry, y eso jamás lo barrán ni mil lesiones.

Klay está de vuelta. El baloncesto sonríe.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

Live
¡En vivo: Lakers busca recuperarse ante Utah!
Juan Estevez
Trae
Young lideró la gran reacción de Atlanta
Juan Estevez
Grizzlies
Una jornada especial para Memphis
Juan Estevez
Cavaliers
Cleveland venció a Brooklyn y sigue prendido arriba
Juan Estevez
Miles Bridges
Partidazo de Bridges para vencer a los Knicks
Agustín Aboy
tatum
La mejor versión de Tatum salvó a Boston
Sergio Rabinal
Más noticias