Washington Wizards

Kyle Kuzma alcanza con los Washington Wizards la versión que esperaba LeBron James

El 4 de diciembre de 2020 hubo un fuerte debate en Twitter. La nueva temporada NBA cargaba sus pilas con los Lakers como campeones. LeBron James y Anthony Davis defenderían el título con rostros distintos. Marc Gasol, Dennis Schroder o Montrezl Harrell se unían a sus filas, pero había un jugador en concreto del que esperaban un salto importante.

Más | Jordan Poole, ¿el sexto hombre de Golden State Warriors con la vuelta de Klay Thompson?

Fue el propio LeBron el que tuiteó el nombre de Kyle Kuzma como el jugador que daría "un salto gigante" en la 2020-2021. El alero venía de una temporada floja limitada por molestias en el tobillo derecho, pero en Disney fue el jugador más decepcionante de la principal rotación de Frank Vogel. Había evolución defensiva, sin duda, pero tenía que sumar en ataque y no lo hacía.

James apoyó a su compañero. Es algo que había hecho antes, pero en este caso podíamos ver otro mensaje, aunque no fuese lanzado por el propio Rey: Kuzma necesitaba una temporada de crecimiento en Hollywood si quería seguir contando en los planes de la franquicia. Spoiler: no lo hizo.

Sí es cierto que en temporada regular aportó más y mejor. Aumentaron sus minutos por las lesiones y subió a 12,9 puntos con 36,1% en triples, cifras respetables y que se unían a la progresión defensiva. Sin embargo, después de hacer 10 puntos de media en Disney en 23 minutos con un 31,3% en triples, la ronda de 2021 ante los Suns fue grotesca para Kuzma.

No se le puede colgar la culpa de una eliminatoria en la que Phoenix pasó por encima de los campeones, pero fue uno de los señalados: promedió 6,3 puntos con un 29,2% en tiros de campo (17,4% en triples) y perdió minutos (21,5) cuando las lesiones hacían mella en sus filas. Su salida de los Lakers estaba garantizada.

La salida de Kuzma, una de las piezas enviadas a Washington por Russell Westbrook, dejó sabor amargo en Los Ángeles. A los 26 años no era un joven al que destapar el potencial, pero sí tenía buen encaje al lado de LeBron y Davis y había progresado mucho como defensor. Vogel hizo énfasis en este aspecto. Si no mejoraba atrás, sus minutos se verían limitados. Kyle progresó aunque fuese en una línea contraria a la de su estilo eminentemente ofensivo.

Los Wizards planteaban un escenario renovado. En muchas ocasiones solo hace falta un cambio de aires para sentirse más cómodo. Kuzma salió de los Lakers y de la alargada sombra que proyecta LeBron. En esta 2021-2022 escuchamos menos su nombre. Es cierto que mantiene estatus de jugador mediático pese a no ser una estrella, pero precisamente ahora deberíamos hablar más de su nivel de juego.

Promedia los mejores números de su carrera en cuanto a volumen y eficiencia y muestra solidez en varios apartados importantes. El trabajo de los años de Lakers y el contexto de Washington favorecen su eclosión.

"Simplemente estoy siendo muy agresivo en mi juego'', dijo Kuzma tras superar a los Hornets por 124-121. ''Bajo mi cabeza y trato de llegar al aro. Lanzo el triple liberado si tengo la ocasión. Si no puedo, no darle importancia. Es cuestión de seguir".

Autor de 36 puntos, 14 rebotes, 6 asistencias y 1 robo, Kyle dejó una de las mejores noches de su carrera en la victoria, con 13 de 26 en tiro (50%) y 6 de 11 en triples (54,5%). Es evidente su grado de confianza y madurez tras años de aprendizaje en la liga.

Ya en el pasado LeBron elogió su fiereza jugando, algo en lo que Bradley Beal, quien ha jugado con John Wall o Westbrook, coincide. ''Él quiere aprender. Acepta las críticas para mejorar'', dijo la estrella de los Wizards. ''No tiene un ego demasiado grande. Solo quiere ganar y es algo que todos podemos ver''.

Kuzma firma promedios de 14,5 puntos, 8,3 rebotes, 2,9 asistencias y 44% en tiros de campo en 32,7 minutos. Es cierto que en su segunda temporada con los Lakers hizo más puntos (18,7), pero se dieron en un equipo horrible y con menos eficiencia. Y aun así, incluso considerando que fueron mejores cifras, el Kyle actual es más sólido y seguro que el joven de 23 años que lideraba a unos desbandados Lakers.

Más | La explosión de Anfernee Simons: ¿es compatible con Damian Lillard o pieza de traspaso?

Para empezar, muestra consistencia en el tiro exterior. No es un tirador de triples sobre bote. Su rol es el de aprovechar los espacios y así lo está haciendo con un 36,3% en 4,8 intentos. Si bien no es el mejor tirador, mantiene la línea de la pasada temporada regular (37,5% en 4,7 intentos). Además, destaca su 52,8% en tiros de dos puntos, aspecto en el que jamás ha estado por debajo del 50% en su carrera. Casi la mitad de sus tiros son triples (46%), por lo que asegurar -y mejorar- su rendimiento exterior será clave en el siguiente paso adelante.

Donde es innegable su progresión es en defensa y rebote. La pasada temporada continuó con la línea de Disney, escenario en el que le vimos más serio, aunque con algunas desconexiones, y bajó el acierto del rival en -0,4%. En la 2021-2022 consigue mejores resultados dentro de una defensa de menos jerarquía y dominio: los rivales bajan un -1,8% ante la marca de Kuzma.

En el rebote la conclusión es simple. Pocos jugadores rebotean tan bien como Kuzma dentro de la posición de forward. Es decir, los aleros grandes de la competición que juegan la mayoría de sus minutos como ala-pívot, incluso como falso pívot en small-ball, y entre los que él destaca:

  • Giannis Antetokounmpo: 16,7%
  • Nemanja Bjelica: 12,7%
  • Santi Aldama: 12,6%
  • Kyle Kuzma: 12,5%

Sí, Giannis juega en otra liga, pero los resultados de Kyle son maravillosos. En especial domina el rebote defensivo, donde tiene el mejor dato de su carrera (21,2%) y se muestra como uno de los aleros grandes que más seguridad dan en el cristal propio. Sin tanta competencia como en los Lakers y dentro de un sistema que le necesita más, Kuzma destaca con fuerza en los tableros.

En los últimos 6 partidos, Kuzma se erige como referencia de los Wizards: promedia 23,7 puntos, 10,5 rebotes, 3,2 asistencias, 51,4% en tiros de campo y 36,8% en triples. Los porcentajes son similares, pero aumentan sus intentos hasta 17,8 tiros por partido. Sólido en rebote y defensa, seguro en penetraciones y media distancia y fiable en el triple. Esta es la versión que LeBron esperaba para la 2020-2021 con los Lakers, aunque Kyle ha necesitado el traspaso y un cambio de aires por el medio.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeVert
LeVert y un final de película en Los Angeles
Juan Estevez
Embiid
La noche más destructiva de Embiid
Juan Estevez
Facundo Campazzo
Campazzo: "Si consumís lo que viene desde afuera es dañino"
Leandro Fernández
simmons, sabonis, schroder
10 jugadores que podrían ser traspasados
Sergio Rabinal
juancho
Juancho a los Spurs, ¿qué supone?
Sergio Rabinal
embiid
¿Hasta dónde puede llegar este Embiid? Los datos
Sergio Rabinal
Más noticias