);
Toronto Raptors

La clave de Toronto Raptors: Marc Gasol y una defensa perfecta rumbo a su regreso tras 12 partidos

Ser titular indiscutible en un equipo de la NBA es un estatus difícil de alcanzar y, mucho menos, de mantener. Si hablamos de un jugador con unos promedios inferiores a los 10 puntos y 7 rebotes con un 34% en tiros de campo y que ha partido de inicio en todos los encuentros de la temporada casi podría tratarse de un oxímoron. Alto volumen acumulativo en ataque y unos números tradicionales que justifiquen la virtú que supone ser titular en un equipo NBA.

MÁS | ¡Vota aquí a tus jugadores favoritos para el NBA All-Star Game 2020!

Los números clásicos cuantitativos (puntos, rebotes, asistencias...) protagonizan la primera fase que conforma un análisis individual en primera instancia con el que establecer un juicio de valor, positivo o negativo. Marc Gasol, en ese sentido, representa una excepción dentro de la NBA pues en esa primera fase promedia 6.6 puntos con 6,6 rebotes y un 36,4% en tiros de campo.

MÁS | Gasol estaría ante OKC

En ese sentido, la lesión sufrida el 18 de diciembre ante Detroit Pistons en los isquiotibiales de su pierna izquierda trastocaron la dinámica positiva que atesoraban los Raptors. Un lapso de doce partidos en los que los canadienses perdieron a Pascal Siakam, cayeron en el día de Navidad, consiguieron una remontada épica ante Mavs y recuperaron a Serge Ibaka en el momento idóneo. Un balance de 6 triunfos y 6 derrotas dejan clara la necesidad del interior español en los esquemas de Nick Nurse en una temporada en la que tienen la oportunidad de asaltar la Conferencia Este si las lesiones se lo permiten.

MÁS | El mejor Serge Ibaka de siempre

Sin embargo, sin su presencia no se pueden entender los Toronto Raptors , no solo desde un punto de vista estadístico ya que sin él los canadienses son casi 7 puntos peores en defensa, sino también en los planteamientos que Nick Nurse puede poner en pista para proteger el aro, desde zonas a mixtas y agresivas con él como pilar de los movimientos defensivos. Pascal Siakam y Kyle Lowry pueden ser el alma del ataque y de las transiciones ofensivas de los Raptors, pero todo surge de Marc, de cómo es capaz de ajustar y responder ante cualquier estímulo que la ofensiva rival plantea con el objetivo de anotar.

Como ejemplo, la importante victoria por 93 a 92 ante Chicago Bulls del 10 de diciembre, en donde el español fue la llave junto a OG Anunoby que permitió a los Raptors romper su racha de derrotas. Un partido trabado en el que el ataque y su eficencia quedó relegado a un segundo plano en favor de la defensa más férrea, quedando representado por el duelo entre Carter Jr y el interior de Toronto. Un partido que quedó definido gracias a un tapón de Marc sobre Lauri Markkanen con menos de un minuto para el final que habría dado la victoria a los de Chicago.

Del modo opuesto, su impacto ofensivo en el triunfo ante Brooklyn Nets del 15 de diciembre donde consiguió su máximo de temporada con 17 puntos y 15 rebotes puso en valor lo importante que es el catalán para los Raptors, un jugador que todavía tiene mucho balonesto entre sus manos y que es capaz de todo y más en la pista.

"Marc ha hecho un gran trabajo", dijo Lowry tras el partido en declaraciones recogidas en The Athletic. "Habla con todo el mundo durante el partido, tener un jugador así ajustando en defensa y comunicándose es una de las claves para nosotros" . Un factor que el entrenador de los Raptors, Nick Nurse, también compartió tras la apretada victoria. "Marc llega a defender y se cuadra, y es tan grande que no necesita saltar para llegar alto, no salta normalmente. Sin embargo eso es incluso positivo, ya que tiene un torso grande y unos brazos largos, con eso basta", decía el técnico. "Gasol les ha puesto contra las cuerdas un par de veces muy bien, lo que nos ayudó más tarde", asegura.

Sigue la NBA con el NBA League Pass, suscríbete aquí.

Los datos de Marc en defensa

En los 28 minutos de media que Marc está en cancha, tan solo consiente 24,2 puntos en la pintura con él en pista, causando estragos en el juego interior rival y haciendo de su impacto en la zona un hecho sobresaliente y pudiendo construir desde ahí las potenciales canastas en transición que Siakam, Lowry y VanVleet son capaces de producir. En ese sentido, Gasol se encuentra en cuarta posición entre los interiores que superan los 20 minutos de juego e n porcentaje de acierto rival con un 55,7% , solo superado por Brook Lopez, Daniel Theis y Jarrett Allen y por delante de otros candidatos a Defensor del año como Joel Embiid, Myles Turner o Anthony Davis.

Tres de los cinco quintetos con mejor eficencia defensiva de los Raptors (mínimo de 8 minutos totales en 4 partidos) tienen al jugador español entre sus nombres , en los otros dos aparece el de Siakam de manera recurrente. Si bien el defensive rating no es una ciencia que siempre conduce a la conclusión de que la defensa está siendo buena o mala, indica tendencias, y lo que muestran datos como este es que Toronto es un mejor equipo en la protección de su canasta con el catalán en pista.

Marc en la defensa individual como tal es capaz de marcar la diferencia, es decir, impactando con su rival y dejando mella en su intento de anotar, como ejemplo sirvan los 0,42 que le anotan por posesión al catalán, siendo este el quinto mejor registro de toda la NBA.

Sin embargo, es en la defensa colectiva donde Gasol más saca a relucir su talento y su capacidad para intuir y percibir el espacio ocupado y a ocupar por el rival. El físico no será el de un Anthony Davis, pero es la materia gris lo que marca la diferencia en este ámbito. Esa habilidad para intuir la pista como un todo y no focalizar en un único punto como pueden ser balón o par elevan al pívot de los Raptors a la élite defensiva de la liga y le colocan el cartel de firme candidato al All-NBA.

El visionado pausado de los encuentros de Toronto arrojan el evidente impacto que Gasol tiene en la parcela defensiva. Sus ojos persiguen y captan movimiento, distinguen entre peligro real y señuelos tácticos, reaccionando ante los mismos en apenas milésimas de segundo. Su gran tamaño y volumen le colocan en una posición perfecta para realizar las ayudas a sus compañeros en el área restringida y tocar todos los balones que por ahí se mueven ( 1,5 deflections por partido).

Todo equipo que aspira a tener un juego ofensivo rápido ha de dominar o el rebote ofensivo o el balance defensivo, en ese sentido los Raptors han encontrado en Marc Gasol el equilibrio perfecto entre construcción ofensiva a media cancha y entry pass tras rebote y una perfecta transición defensiva que evita que los rivales aprovechen la vorágine de ritmo que generan los partidos de los canadienses con un ir y venir de jugadores.

Otro mundo sin Marc

Doce partidos en un calendario NBA pueden suponer un cambio radical en la temporada de un equipo, más cuando se adentran en el corazón de la misma que comprende los meses de diciembre y enero previos al parón del All-Star. Toronto ha sabido mantenerse a pesar de todos los infurtunios que le han azotado en las últimas semanas, que no es poco.

Desde el 18 de diciembre en donde Gasol se marchó lesionado de los isquiotibiales de su pierna izquierda el conjunto canadiense se ha visto afectado como no podía ser de otro modo por su pérdida, especialmente en el apartado defensivo, donde los canadienses han pasado de ser un equipo que no permitía más de 99 puntos por 100 posesiones a un ritmo de 101 posesiones a encajar 105 puntos en defensa con un ritmo de 97 posesiones.

A todo esto se une un detrimento en la riqueza del juego de los Raptors que han optado por situaciones más encorsetadas y planas que han permitido el ascenso de Ibaka en la rotación al explotar sus lecturas del bloqueo y continuación junto a Lowry y VanVleet. En ese sentido, el ataque se ha resentido sin Marc, pasando de 110 puntos por 100 posesiones con él en cancha a 105 y pasando de un 55% a un 50% en porcentaje de tiro efectivo.

El descenso en el potencial defensivo ha hecho que Nurse haya propuesto alternativas más variadas con mayor o menor éxito, castigando a los rivales a media cancha y permitiendo más lanzamientos desde la esquina del rival sin que esto les penalice en exceso. Como respuesta a la lesión de Gasol y a los jugadores que le han suplido, los Raptors han tratado de dar una mayor importancia al rebote ofensivo en lugar de volcarse en el balance por la movilidad de jugadores como Ibaka, Boucher, Davis o Anunoby.

En definitiva, que los Toronto Raptors se coloquen en cuarta posición en el Este, con un balance de 25-14 cuando se escriben estas líneas, en una conferencia donde ganar uno o dos partidos te coloca en lo más alto, tiene mucho que ver con el impacto en el juego de Marc Gasol. Más cuando hablamos de un equipo sin el MVP de las pasadas Finales y artífice máximo del anillo como Kawhi Leonard. Todo nace de un ataque vertical y físico con un toque de frescor que les convierte en un equipo sumamente divertido de ver y con una defensa extremamente estructurada que varía dependiendo del rival, desde una zona a una individual agresiva. Gasol es el pilar que sustenta todo, su presencia en pista impulsa al equipo en defensa independientemente de lo que pueda producir en ataque que, por pequeño que pueda ser, bienvenido será.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

klay-thompson-063019-ftr-getty.jpg
¿Qué pueden hacer los Warriors con la DPE?
Juan Estevez
marc gasol
Gasol: "Lo correcto era ir con los Lakers"
Sergio Rabinal
Joel Embiid
Embiid: "Le debo un campeonato a Philadelphia"
Agustín Aboy
LeBron James Lakers
La Agencia Libre de Lakers vs. otros campeones
Agustín Aboy
Jimmy Butler Goran Dragic Bam Adebayo
Miami, listo para combatir de nuevo
Agustín Aboy
Hassan Whiteside
Whiteside, apuesta de Sacramento
Agustín Aboy
Más noticias