);
Los Angeles Clippers

Lou Williams y Paul George lideran la victoria de LA Clippers contra Orlando Magic en el primer partido de preparación

La NBA regresó y su primer encuentro de preparación tuvo como protagonista a LA Clippers que superó por 99 a 90 a Orlando Magic en un competido encuentro. Los de Doc Rivers superaron un inicio complicado y repleto de fallos de cara al aro con un 21-26 de arranque para encadenar unos siguientes 30 minutos que les permitieron alcanzar un triunfo cómodo.

Lou Williams fue el protagonista del encuentro saliendo desde el banquillo como es habitual. Su entrada dio un mayor dinamismo al juego de los californianos, aprovechando su ventaja desde el bloqueo directo para acabar siendo el máximo anotador con 22 puntos en 7 de 13 tiros de campo. Le acompañó un certero Paul George que con 18 tantos en 19 minutos exhibió su gran estado de forma para dejar buenas sensaciones en esta reanudación.

Mientras, los de Steve Clifford no consiguieron encadenar buenas fases de juego con irregularidad en la defensa y con errores de cohesión en ataque que lastraron su intento de remontada. La limitación de minutos de Nikola Vucevic impidieron que el montenegrino pudiera aumentar sus guarismos, pese a ello acabó como el mejor con 18 tantos y 10 capturas .

A continuación, las claves del partido.

El baloncesto sin fans

La novedad que trae el reinicio de la competición con sus consiguientes partidos de preparación es una estampa muy singular: el baloncesto sin aficionados.

El típico murmullo que acompaña las previas de los encuentros así como durante los mismos ha dado paso al silencio sepulcral, únicamente corrompido por el sonido de las zapatillas contra el parqué y del continuo vaivén del balón. Los gritos de ánimo de los fans han sido sustituídos por los vítores entre compañeros y las conversaciones durante el partido. El speaker no ha de ser divertido o enganchar a los allí presentes pues el protagonista es única y exclusivamente el juego.

No queda más remedio que acostumbrarse a esta nueva normalidad, algo que será relativamente fácil teniendo en cuenta el escenario que la NBA ha preparado para los estadios donde se retransmitirán los encuentros.

George, liderando el ataque

La estrella de los Clippers arrancó el duelo dejando claro que para él no hay diferencia entre un partido de preparación y un partido normal. George tomó desde el comienzo el balón y la iniciativa en el ataque de los californianos, moviendo la bola rápido, definiendo a través del bloqueo directo y consiguiendo rápidamente 7 puntos en sus primeros 8 minutos de juego.

La aportación de George fue de menos a más, iniciando con diversos errores en el lanzamiento que poco a poco dieron paso a una exhibición individual con el balón. El alero de hecho finiquitó la primera parte con un tiro sobre la bocina.

En los cortos 19 minutos que estuvo sobre el parqué, el jugador de los Clippers demostró que está en plena forma con un 4 de 8 desde la línea del triple para acabar con 18 puntos siendo el segundo máximo anotador de los suyos. Con él en cancha el equipo californiano funcionó como una máquina engrasada, con fluidez y con las ideas claras, sumando un +10 con George sobre el parqué.

Recuperando el ritmo progresivamente

El partido en sí fue un juego de parciales. Si bien la NBA siempre lo es, en la noche del miércoles quedó claro que los equipos todavía están a años luz de lo que pueden llegar a conseguir. Los minutos de dudas, errores y mal posicionamiento se combinaron con tramos de excelencia y fluidez.

Aquí los Clippers dieron buena cuenta de su química de vestuario con una magnífica actuación de Paul George y Lou Williams que por momentos parecían sucederse el uno al otro en el tiempo como si de uno solo se tratase y que se tradujo e n 10 puntos de George y 11 de Williams al descanso.

Los californianos fluían con el juego de pick&roll mientras que los de Florida apostaban por mover el balón alrededor de Vucevic y con Gordon como manejador principal. Un mal momento ofensivo de Orlando junto a la gran defensa de Clippers acabó siendo un parcial de 32-16 para estos.

Sin embargo tras el paso por vestuarios Orlando inició la remontada, poniendo fin a la diferencia de 10 puntos que llegó a reinar en el marcador y reduciendo las distancias poco a poco gracias a la entrada en dinámica de Terrence Ross. Este bajón de Los Ángeles coincidió con la ausencia en pista de George y Leonard, que mantuvieron al equipo en vereda.

Los secundarios del equipo entrenado por Doc Rivers dieron un paso adelante cuando más importaba: en el final del partido . Subieron líneas, colapsaron la pintura y ralentizaron el juego hasta desesperar a Orlando. A partir de ahí solo tuvieron que ejecutar los movimientos adecuados y leer la defensa de los Magic para certificar el triunfo.

Orlando, probando la zona

Los Magic saltaron al campo en el primer cuarto proponiendo una defensa zonal con la que sorprendieron a los californianos. Los de Steve Clifford se plantaron en una zona 2-3 con la que obligaron a los Clippers a modificar su plan ofensivo en varias ocasiones así como bajar el ritmo de manera considerable.

Algo a lo que también se animó Rivers al lanzar una zona press 1-2-2 tras tiro libre anotado y que hizo que Orlando se sintiese relativamente incómodo por lo inusual de este tipo de defensas.

Vucevic al rescate

En una noche extraña donde Orlando sufrió para encontrar espacios propicios para anotar por la férrea defensa el pívot montenegrino fue de lo más destacable del combinado de Steve Clifford. De este modo, Nikola Vucevic acabó siendo el máximo anotador de los Magic con 18 puntos en 8 de 13 tiros de campo que complementó con 10 rebotes en poco más de 21 minutos.

Sin hacer mucho ruido ni acumular muchas acciones individuales Vucevic fue de largo el mejor de los Magic, tocando todos los balones, siendo el eje del juego del equipo gracias a su buena visión en los manos a manos y produciendo en los aledaños del aro.

Apenas había dado comienzo la segunda mitad y el pívot balcánico ya había conseguido alcanzar dobles figuras en puntos y rebotes con una efectividad superior al 60%. El impacto de Vucevic se volvió a mostrar capital para los Magic que necesitarán mucho más del resto del equipo para competir en la reanudación.

El regreso de Noah

El primer partido del pívot francés en su vuelta a las canchas ha dejado muy buenas sensaciones. El que fuese ganador del premio al Defensor del año cuajó una actuación sólida con su nuevo equipo, partiendo como titular y produciendo 2 puntos y 4 rebotes en los primeros compases de juego, algo que consiguió estirar durante el resto del partido para acabar con 4 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias.

Noah parece haber encajado a la perfección dentro del esquema de Doc Rivers, ejerciendo a la perfección como bloqueador y entendiéndose con los manejadores como Lou Williams o Paul George. El veterano les da empaque y complementa en aspectos que ni Harrell ni Zubac han demostrado durante lo visto en la temporada regular, con un posicionamiento inmejorable y demostrando un alto IQ en la captura del rebote.

De hecho, gracias a la aportación de Noah en tareas más oscuras, los Clippers estuvieron en disposición de cerrar el partido con un triunfo.

El jugador de los Clippers disputó su primer partido desde el 29 de marzo de 2019 con los Grizzlies y parece que su vuelta a la NBA está asegurada.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Bogdan Bogdanovic
Los Hawks se quedan con Bogdanovic
Agustín Aboy
Camisetas 2020-2021
Las nuevas camisetas para la 2020-21
NBA.com Staff
Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Brandon Ingram
Ingram se queda en New Orleans
Agustín Aboy
Bam Adebayo
Adebayo renueva con Miami hasta 2026
Agustín Aboy
Más noticias