);
Los Angeles Lakers

La noche NBA: Serge Ibaka destruye a los Lakers (34+10) y les hunde en la clasificación

Toronto Raptors 121 - 107 Los Angeles Lakers

Tremendo varapalo el sufrido en el Staples Center esta noche cuando los Toronto Raptors han vapuleado de la pista a los locales en un partido asombroso del hispano-congoleño Serge Ibaka que se fue hasta los 34 puntos y 10 rebotes, su máxima de la temporada y la mayor anotación de su carrera, superando los 31 puntos de 2017 y los 30 que le hizo a los Celtics hace unos días.

MÁS | Antetokounmpo y los Bucks les dan a los Kings un baño de realidad

Los Raptors no disponían de su equipo al completo, pues se ausentaba Kawhi Leonard en un partido tan importante como este, donde se verían las caras a uno de los posibles "cocos" de la Conferencia Oeste. No había mejor ocasión para los Lakers de medirse ante un rival verdaderamente duro y así comprobar su estado de forma y si son capaces ahora mismo de batallar por cosas grandes. El resultado de semejante experimento ha sido demoledor. Una derrota por 25 puntos que revela lo lejos que está LeBron James y los suyos de soñar con ser una realidad ahora mismo. El tiempo pasa y no corre a favor de los Lakers.

El primer cuarto fue indicativo de todo lo que iba a suceder. Del 3-4 inicial de Lakers se pasó al 25-8 en menos de 6 minutos. Los Raptors habían olido sangre y no iban a parar ya. Dentro de este vendaval Serge Ibaka se hizo de oro, anotando 20 puntos en apenas 10 minutos de cuarto. La ventaja al final del periodo parecía ya insalvable, la distancia era de 25 puntos en el que ya era el peor cuarto de la historia de Los Ángeles Lakers con solamente 17 puntos anotados. Para más inri, en este primer tiempo Serge Ibaka consiguió 20 puntos 8 de 8 en tiros de campo, mientras que el resto de los Lakers no pudieron superar los 17 puntos.

La distancia parecía difícilmente alcanzable y aunque los Lakers reaccionaron al segundo tiempo con buenos minutos de LeBron con 9 puntos, la distancia seguía siendo inalcanzable para los de Walton que se alejaban poco a poco de la victoria.

Un partido que fue genialmente gestionado por los Raptors, que aseguraron la victoria de forma paulatina y sin descender la intensidad en ningún momento. No rotaron en exceso porque eran conscientes de que en cualquier momento los Lakers podían encadenar un parcial de 6 u 8 puntos que les reengancharía al encuentro y todo podía peligrar. Tras 48 minutos ninguna de las intentonas de Los Angeles daba resultado, a pesar de que a mediados del tercer cuarto Kuzma y LeBron James consiguieron volver a entrar en partido con una racha de 12 puntos en tan solo unos minutos que hicieron soñar con la remontada, rápidamente atajada por Toronto.

La ausencia de Kawhi Leonard no fue relevante a la postre, pues Lowry realizó un encuentro sobrio, liderando a sus compañeros hacia el triunfo con una clase magistral de cómo atacar de forma colectiva. El base volvió a irse por encima de las 10 asistencias y acabó con 21 puntos y 15 asistencias, siendo uno de los mejores de Toronto en líneas generales.

Los Lakers sufrieron lo que no está escrito y fueron avergonzados ante su público tras vencer ayer en Portland. Ni LeBron (18 pts, 2 reb, 6 asi), ni Kuzma (24 pts, 5 reb) ni Ingram (16 pts) fueron rivales para unos Raptors que siguen en racha y continúan haciendo estragos con su defensa a uno de los equipos más prolíficos en este apartado. Toronto supo parar a los Lakers a través del balance defensivo, una de las claves del partido, sin dejarles transitar fácilmente y dejándoles en apenas 9 puntos de contraataque.

¿Hay confianza en Walton?

El partido era una prueba de fuego para Walton, que tras la victoria en Portland todo parecía más claro. James declaraba que todo era posible gracias a la labor de los entrenadores, alejando las dudas surgidas sobre sus palabras sobre que su paciencia se agotaba. Nada hacía presagiar lo que iba a ocurrir en los primeros 12 minutos de juego.

Incluso, minutos antes del partido, el periodista Bill Plaschke exponía en Twitter que Magic Johnson confiaba en Walton diciendo: "Va a terminar la temporada, a menos que algo dramático ocurra, que no pasará". Minutos después, el adebacle.

Además, dentro del partido se han visto imágenes que no invitan al optimismo como demuestra el siguiente tweet.

La espada está sobre la cabeza de Luke Walton y sólo él y su cuerpo técnico son los encargados de dar con la tecla que haga cambiar la dinámica perdedora del equipo. ¿Lo conseguirá?

Más en NBA.com

Agencia Libre
Agencia Libre 2019: todos los movimientos
Leandro Fernández y Pablo Schatzky
Tacko Fall
El futuro de Fall en los Celtics
Carlos Herrera Luyando
All-NBA moves
El mercado de los cambios: los All-NBA en movimiento
Leandro Fernández
Balón FIBA Mundial China 2019
Mundial 2019: Todos los récords individuales y colectivos
Sergio Rabinal
Free Agency 2019
Más por menos: los mejores fichajes del verano
Leandro Fernández
Kevin Durant
Durant explica porqué eligió a Nets
Sergio Rabinal
Más noticias