);
Los Angeles Lakers

La noche NBA: LeBron fuerza la prórroga, pero los Spurs toman el Staples y los Lakers siguen sin ganar

Los Angeles Lakers 142 - San Antonio Spurs 143

Estadísticas | Resumen

Pura diversión. Un partido entretenidísimo repleto de historias, con remontadas y hasta una prórroga. El Staples Center se lo pasó en grande... pero sigue sin ver ganar a sus Lakers. Los Spurs se llevaron el gato al agua con una canasta a 7 segundos del final de Patty Mills. LeBron James no acertó con el triple y los texanos salieron triunfantes después de entrar en el último minuto 6 abajo (136-142). Aún les queda trabajo por delante a estos Lakers de LeBron, que siguen sin ganar y se colocan con un 0-3 de balance. Es pronto para lanzar la señal de alerta, pero lo cierto es que su primera semana no ha salido como se esperaba.

El equipo de Luke Walton apunta maneras, pero aún está por construir. Un bloque tierno capaz de lo mejor... y de lo peor. Se notó la ausencia de los sancionados Rajon Rondo y Brandon Ingram. Quizá con el cuajo y experiencia del primero hubiesen sabido atar un encuentro que tenían en la mano. Después de que la grada rugiese como en los buenos tiempos, el Staples enmudeció al final. Muchas cosas y detalles por corregir para los de púrpura y oro. Pero que no cunda el pánico, también hay motivos para la esperanza.

LeBron James es la primera. Ha vivido y salido airoso de situaciones mucho más complicadas. Algo frustrado con el arbitraje (se le notó en su lenguaje gestual), erró dos tiros libres dentro de ese aciago último minuto. Raro en él. Pero también es cierto que antes acudió al rescate de su equipo. 19 de sus 32 puntos llegaron entre el último cuarto y la prórroga. Tras una primera parte impropia de él, aportó también 8 rebotes y 14 asistencias. No fue su mejor noche, pero firmó una estadística notable y varias acciones que pusieron en pie a su nueva afición. Basta con volver a ver la reacción del Staples nada más que embocó su triple salvador. Gritos de júbilo, pero también de orgullo. Ese que LeBron ha venido a recuperar.

Recapitulemos, la inexperiencia y bisoñez lastraron a los Lakers. Pero con un LeBron a medio gas y dos jugadores importantes fuera, fueron capaces de remontar una desventaja de 18 puntos. Y lo hicieron con un juego alegre y divertido. Ese estilo que tanto gusta en LA. Hasta 41 puntos (por 7 de los visitantes) llegaron aL contraataque. Defender, salir como un tiro y sobre todo correr. Lo primero aún es un proyecto, pero la agresividad y velocidad de cara al aro es una realidad.

Otra nota positiva. El bombardero Kyle Kuzma. En su partido número 80 con la franquicia superó por cuarta vez los 30 tantos (37), cifra que le iguala con un tal Magic Johnson. Por delante, sólo Elgin Baylor con 18. El encargado junto a JaVale McGee (con problemas de faltas tanto él como Zubac) de la reacción local. Antes, en el primer acto, Lonzo Ball se encargó de mantenerles con vida. Eso sí, fue perdiendo progresivamente peso en el juego. Justo lo contrario que sus compañeros reservas. Muy bien Josh Hart y grandes minutos asumiendo protagonismo tanto de Johnathan Williams como Svi Mykhailiuk. El primero también con peso en el tiempo extra.

Los Spurs vivieron la misma situación, pero al revés. Comenzaron fenomenal. Se desinflaron, recuperaron terreno y fueron incapaces de sacar el encuentro cuando tenían todo a favor en los instantes decisivos del último cuarto. Pero cuando ya en la prórroga estaba todo perdido, resucitaron y dieron ellos el último golpe. En un curso en el que se les mira con lupa, de momento marchan con un 2-1 de balance.ç

MÁS | Entre el genio y lo salvaje: el último canto de Gregg Popovich

Los pilares están claros. LaMarcus Aldridge se fue hasta los 37 puntos, 10 rebotes y castigó a los interiores rivales para lanzar 18 tiros libres. Sin bases como están, DeRozan asumió la tarea de edificar el ataque. Sus 14 asistencias suponen un nuevo récord personal. Mal en el tiro (11/29), no se escondió y contribuyó para la causa con 32 tantos y 8 rebotes. En una noche siempre especial para él, Pau Gasol produjo en todas las facetas (9+4+3) en sus 18 minutos sobre el parqué. Pese a que el alto rimo del encuentro le perjudicaba.

En definitiva, un entretenido partido de baloncesto en el que, tirando de tópico, pareció que ningún equipo quería salir victorioso. Los errores tuvieron más peso que los aciertos. Lógico entonces que acabaran imponiéndose unos Spurs mucho más maduros.

Más en NBA.com

Agencia Libre
Agencia Libre 2019: todos los movimientos
Leandro Fernández y Pablo Schatzky
Tacko Fall
El futuro de Fall en los Celtics
Carlos Herrera Luyando
All-NBA moves
El mercado de los cambios: los All-NBA en movimiento
Leandro Fernández
Balón FIBA Mundial China 2019
Mundial 2019: Todos los récords individuales y colectivos
Sergio Rabinal
Free Agency 2019
Más por menos: los mejores fichajes del verano
Leandro Fernández
Kevin Durant
Durant explica porqué eligió a Nets
Sergio Rabinal
Más noticias