);
Charlotte Hornets

La odisea de Kemba Walker contra los Philadelphia 76ers

Kemba Walker, Jimmy Butler
Getty Images

Ser un gran jugador no está reñido con no tener un gran éxito colectivo (que se lo digan a Kobe Bryant). Muchas veces un solo jugador no es capaz de conducir al resto del equipo hacia el éxito, ya sea por el carácter del jugador, las dinámicas del equipo o la propia composición del mismo.

Kemba Walker está a punto de poner fin a una temporada impecable en lo puramente individual. Titular en el All-Star Game de Charlotte, la mejor temporada en anotación de su carrera, noches de escándalo... Pero la realidad es que los Charlotte Hornets están virtualmente fuera de los Playoffs por tercera temporada consecutiva.

MÁS | El quinto elemento: JJ Redick lidera a los 76ers en el triunfo frente a los Hornets

Justo el año en el que Kemba pone fin a su contrato con el equipo. Muchas dudas y mucha incertidumbre en la capital de Carolina del Norte.

Pero el caso que hoy traemos supone algo más, como un ejemplo clarísimo y representativo de lo expuesto anteriormente, de un "quiero y no puedo", como ponía encima de la palestra el periodista Andrés Monje. A lo largo de esta temporada 2018-2019, los Hornets se han enfrentado a los Philadelphia 76ers en cuatro ocasiones, en esas cuatro noches Kemba Walker ha demostrado estar a la altura del desafío, contra uno de los mejores equipos de la liga, al contrario que sus compañeros.

Cuatro partidos y cuatro derrotas en las que Walker ha acumulado 148 puntos (37 puntos de media) a lo largo de 148,17 minutos totales, unos números que de lejos muestran un rendimiento muy por encima de lo que le rodea. Especialmente sangrante y doloroso fue el caso del tercer partido, disputado el 17 de noviembre de 2018, donde Kemba realizó el mejor partido de su carrera anotando 60 puntos con un 61% en tiros de campo y 6 triples. Un partido agónico que se resolvió en la prórroga con una excelente defensa de Jimmy Butler sobre nuestro protagonista que aguó la fiesta en Charlotte.

MÁS | Trae Young no tiene miedo a Luka Doncic: "Soy el mejor novato"

En los dos partidos anteriores el rendimiento de Walker no fue para nada peor, con 37 puntos en el primero y 30 en el segundo, ambas con sendas derrotas. En el primer caso el encuentro se resolvió también en la prórroga y en el segundo por dos puntos en la recta final del partido. La temporada de Walker está atornillada a las demostraciones colectivas ante los 76ers, como una metáfora perfecta de cómo ha sido esta campaña para los Hornets.

En la noche de hoy los Hornets volvieron a naufragar en la orilla ante unos Sixers sin Joel Embiid, esta vez por 4 puntos, pero resuelto de nuevo en los últimos instantes. No sería Embiid quien se encargase de dictar sentencia, sino Jimmy Butler, el verdugo perfecto de Kemba que con 23 puntos y una defensa asfixiante, dejó al ex de UConn otra vez en el dique seco.

La relación de "odio" entre Walker y los 76ers nos deja un balance de 10-17 y cuya última victoria ante Philadelphia se produjo en la temporada 2015-2016, la peor de la franquicia en los últimos 35 años.

Walker terminará presumiblemente la temporada el próximo miércoles 10 de abril frente a los Magic y lo hará desde el Spectrum Center de Charlotte. Pocas o ninguna persona conocen las intenciones de Kemba de cara al verano, pero sus logros conseguidos en este año le aseguran merecer un contrato máximo con el que, quién sabe, intentar vencer a Philly.

Más en NBA.com

Harden Siakam
Harden y Siakam, los mejores de la semana
Agustín Aboy
League Pass
La semana del League Pass
Agustín Aboy
Kawhi-FreeAgency-leave
Lo mejor del año de Kawhi en Toronto
Nacho Losilla
blake griffin
La vuelta de Blake es la esperanza y el rompecabezas de Detroit
Nacho Losilla
Jose Calderon
Calderón, el legado de la nobleza
Nacho Losilla
Pascal Siakam drives by Anthony Davis during Toronto's win over the Lakers.
Power Rankings: Semana 3
Nacho Losilla y Sergio Rabinal
Más noticias