);
Regreso NBA

La posesión: Cómo LeBron James ganó el partido contra LA Clippers gracias a su defensa

Durante los últimos años se ha dicho que LeBron James no defendía. Que se dejaba llevar por los partidos y gastaba sus energías principalmente en el ataque, donde sí era realmente determinante. Su tiempo en Cleveland Cavaliers y Miami Heat ya formaba parte del pasado, demasiado remoto, aquella época en la que fue capaz de encadenar seis temporadas consecutivas entrando en los mejores quintetos defensivos de la NBA (cinco de ellos en el primero). El paso del tiempo, el peso de la edad y el hecho de disponer de plantillas con expertos defensivos que suplían esa necesidad individual de James condujeron a que este tomase un papel menor en esta parte del juego.

Sin embargo, a la llegada de Frank Vogel y Anthony Davis a Los Angeles Lakers el pasado verano las cosas han cambiado considerablemente para el Rey. Su actitud con respecto a la defensa es muy diferente, más implicado, participativo y emparejándose directamente con las principales estrellas rivales.

MÁS | Con un doble clave de LeBron James, Los Angeles Lakers se llevó una nueva batalla ante LA Clippers

Las estadísticas defensivas siempre guardan una especial relación con el desempeño colectivo en este sentido así como del rival, por lo que ningún guarismo reflejará de manera fehaciente el cambio de paradigma con respecto a LeBron, aunque se puede apreciar una notable mejoría. Si en la temporada pasada el defensive rating de James era de 109,6 puntos por 100 posesiones, en 2020 esto ha caído hasta los 102,9 que comparado con el global del equipo deja en muy buen lugar al jugador pues los Lakers han firmado 105,4 de media. Esto adquiere una mayor relevancia cuando se echa un vistazo al impacto que tiene en el equipo cuando King James no está sobre el parqué, aumentando el defensive rating hasta los 106,4, siendo el 3º cuya huella en este apartado es mayor.

En el primer partido de la reanudación de la temporada de Los Angeles Lakers, los de Frank Vogel consiguieron un triunfo de un mérito tremendo contra LA Clippers, siendo capaces de reponerse de un mal tercer tiempo donde llegaron a perder por dobles figuras hasta alcanzar la victoria por 103 a 101. En la resolución, James fue el verdadero protagonista, anotando el tiro de la victoria tras capturar su propio rebote ofensivo y definiendo en el otro costado sobre Kawhi Leonard y Paul George con una acción más propia del LeBron de hace una década.

MÁS | LeBron James y la clave para vencer a LA Clippers en el regreso: "La comunicación en defensa siempre ha sido todo"

Pero esa jugada tan decisiva no fue un único esfuerzo, sino que se trató de una actitud que mantuvo durante todo el choque, dejando detalles de alto valor para los Lakers que obligaron a sus rivales a modificar el curso de su ataque y, en el mejor de los casos a no conseguir anotar o perder el balón. Emparejamientos contra George y Kawhi, ayudas defensivas a sus compañeros, fintas e intimidaciones que fueron derribando poco a poco el muro ofensivo de los Clippers.

La posesión

  • Contexto: 12,8 segundos para el final del partido. LA Clippers tiene el balón en cancha delantera y el marcador está 103 a 101 para los Lakers.

Después de que James anotase a falta de 14 segundos para el final, los Clippers iban a disponer de la última acción del partido. Anteriormente, Paul George había anotado un estratosférico triple con el que había conseguido empatar a 101 el marcador, por lo que buscarle iba a ser uno de los objetivos del esquema de Doc Rivers en caso de que Leonard no pudiese anotar de manera sencilla.

Los Clippers diseñan una jugada sencilla por la que Kawhi, colocado en línea de fondo, recibirá un bloqueo indirecto de Marcus Morris para recibir en cabecera. Ya con el balón en las manos comienza el show.

Primero JaMychal Green va directo a colocar lo que parece un bloqueo directo, en realidad acaba siendo un slip, es decir, una falsa pantalla con la que los angelinos intentan que la defensa cambie para generar un desequilibrio. LeBron no cae en la trampa ya que no ha habido contacto mientras que Green va directo, ahora sí, a ponerle un bloqueo a Paul George, defendido por Kentavious Caldwell-Pope que persigue para evitar el tiro sencillo.

Es aquí donde arranca el verdadero impacto defensivo de LeBron. Cambia sus pies y cuerpo para conducir a Kawhi directo hacia las ayudas colocadas en el lado débil, forzándole a jugar a su mano izquierda, si bien la domina a la perfección, no es equiparable a su mano habitual. El jugador de Lakers mantiene un desplazamiento lateral perfecto sin dejar un centímetro a su par, que imposibilitado el avance, retrocede y se queda sin bote, necesitando encontrar una salida de balón para no quedarse sin opciones.

Encuentra rápidamente a George que supera sin problemas a KCP para recibir una entrega. James cambia el par y salta agresivo sobre el escolta para evitar que este atacase rápido el espacio central que habría supuesto probablemente una canasta fácil al tener que cambiar completamente la orientación de sus pies. LeBron se coloca horizontalmente a su emparejamiento y le fuerza a retroceder hasta prácticamente el centro del campo lo que hace que los Clippers hayan consumido 3 segundos sin tener ni siquiera una opción de lanzar.

Con 3,3 segundos restantes, el jugador de Clippers solo puede regresar al lugar donde inició todo pues tanto James como Caldwell-Pope le han cerrado el avance al centro y la única posibilidad es un tiro a la desesperada que acaba errando.

El desempeño del 23 de los Lakers en esta acción es fundamental sin ningún tipo de duda. La determinación con la que actúa y especialmente la anticipación, tomando las decisiones correctas y frenando cualquier tipo de avance de dos atacantes de élite como Kawhi y George es significativo. Si el conjunto de Vogel quiere aspirar a conseguir el campeonato deben mantener a LeBron James a este nivel defensivo, marcando la diferencia en ambos extremos como antaño.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Zach LaVine
LaVine, feliz con la contratación de Donovan
Carlos Herrera Luyando
Trae Young
Trae Young y la necesidad de ganar
Carlos Herrera Luyando
Jamal Murray, LeBron James
¿Qué esperar del Game 5 entre Lakers y Nuggets?
Leandro Fernández
black lives matter
La NBA y la búsqueda de la justicia social
Nacho Losilla
Anthony Davis
El estado de AD tras su esguince de tobillo
Leandro Fernández
jayson tatum
Tatum sigue batiendo registros
Nacho Losilla
Más noticias