);
Recordando a Kobe

La posesión: El último tiro de la carrera de Kobe Bryant en Los Angeles Lakers

kobe bryant
nba.com dazn

Bienvenidos a "La posesión", una sección en la cual el Staff de NBA.com analizará a lo largo de la temporada 2019-2020 una posesión en particular de determinado partido, revelando detrás de ella un significado mucho más grande del que parece. Hoy analizaremos el último tiro de campo de la carrera de Kobe Bryant contra Utah Jazz.

Contexto

13 de abril de 2016, tras veinte temporadas en la NBA el máximo anotador de la historia de Los Angeles Lakers y por entonces el tercero en la lista histórica de la NBA va a disputar su último encuentro de carrera. Tras 1345 partidos el viaje llega a su fin, no habrá más noches de focos, atención y grandes momentos. Todo eso formará parte del pasado, de un tiempo repleto de éxitos, pero también de fracasos y decepciones. Una carrera de contrastes, picos y bajos, donde Bryant consiguió establecerse como la medida de todas las cosas sin llegar a ser el jugador más dominante de cada temporada en la que participó.

MÁS | Pau y Kobe, Ébano y marfil

Una noche en la que se despediría con honores ante todo su público, con un Staples Center con el cartel de completo, Utah Jazz visitaba la ciudad de Los Ángeles con el objetivo y el deseo de hacer de la despedida de Bryant una noche nada sencilla. Tras anunciar el 29 de noviembre de 2015 que al término de la campaña 2015-16 colgaría las botas, Kobe inició así una gira de despedida por todos y cada uno de los pabellones de la liga, recibiendo honores de aquellos lugares donde fue enviadiado, aclamado y odidado a partes iguales.

Todo eso desembocaba en un espectáculo perfectamente organizado para colocar al escolta en el centro de todo en una noche en la compartió focos con la 73ª victoria de los Golden State Warriors (mejor récord de la historia).

Los Lakers distaban mucho del momento que viven ahora y atravesaban una travesía por el desierto iniciada tiempo atrás y que no vislumbraba final. Para la franquicia el adiós del mito suponía el fin del ciclo y un cierre de oro a una temporada para olvidar, tanto como su balance: 17-65

La posesión

Después de ir por detrás en el marcador durante más de 36 minutos, la despedida de Bryant de las canchas parecía ser una metáfora de lo que había sido toda su carrera. 37 puntos llegados al último asalto y una desventaja de once puntos eran razón más que suficiente para tirar la toalla y despedirse, no obstante, con honores.

No para Kobe.

Progresivamente fue rascando puntos, recortando diferencias y tirando del equipo. Extenuado y al límite de sus fuerzas, sostenido solo por su propio ego, el partido se situaba 95 a 96 para los Jazz a falta de 59,7 segundos de partido. Bryant había anotado los últimos 13 puntos del equipo y sumaba ya 19 en total en ese periodo. El balón era para los de Salt Lake City después de que pidiesen tiempo muerto, momento para sellar el encuentro. Los Lakers anticiparon los movimientos de Gordon Hayward y el balón llegó a Shelvin Mack que erró el lanzamiento desde la línea de tres, cayendo el esférico en manos de D'Angelo Russell que rápidamente se lo entregó a Kobe. Restaban 42 segundos cuando inició el ataque.

MÁS | El mejor partido de Kobe Bryant ante cada rival

Todos sabíamos que la jugada iba a empezar y terminar en él, para bien y para mal. Una vez superado el medio campo, Gordon Hayward salió a su encuentro y rápidamente Julius Randle fue directo a colocarle una pantalla con el objetivo de facilitar la última acción. Bryant superó la marca de Lyles y Hayward y se elevó desde la larga distancia a pocos centímetros de la línea de tres en un tiro en suspesión forzado.

Y entró. Tiempo muerto de Jazz, primera vez que los Lakers que se ponían por delante tras 41 minutos de juego. Más tarde Try Lyles erraría una bandeja muy forzada, los californianos recuperarían el balón yendo este a manos de Kobe que recibió la falta que le permitió alcanzar los 60 puntos desde el tiro libre.

Inmejorable final para el "villano" tras 50 tiros de campo.

Análisis

Las últimas jugadas en la NBA tienden a ser previsibles. Salvo contados casos y excepciones colectivas, la norma general tiende a entregar el balón a un único receptor en una situación sencilla para que este resuelva con un tiro forzado o una penetración contra el mundo. Los Lakers y Kobe llegaron a la última acción con 2 tiempos muertos restantes, pero Byron Scott no necesitaba hacer uso de la pizarra para escribir el desenlace pues estaba en manos del 24.

La decisión de Randle de colocar un bloqueo directo a Bryant en la cabecera , aunque lógica ya que Lyles se encontraba rumbo hacia él en la pintura, pilló por sorpresa al de los Lakers.

Normalmente, los equipos NBA tienen más que estructuradas y pactadas todas las situaciones de final de partido ante bloqueo directo, hand off o indirecto. Utah, en este caso optó por saltar al trap con el defensor del bloqueador para ralentizar y minimizar el avance de Bryant.

De ese modo, Kobe reaccionó buscando un reject (rebloqueo) con el mismo Randle para salir a su mano dominante y obligar a la defensa de los Jazz a volver a tomar una decisión en el pick&roll. El crossover y cambio de ritmo y dirección que Black Mamba realiza en la cabecera pilla desprevenidos a ambos defensores, que apenas tienen tiempo para reaccionar.

En esta segunda pantalla, Randle se mueve en busca de cazar a Hayward que se queda inmovilizado en el bloqueo (posible falta en ataque) tratando de perseguri ante el inminente lanzamiento. Eso deja a Bryant camino directo hacia la canasta solo perseguido por Lyles que le niega el centro y se prepara para puntear el lanzamiento.

Entonces, un paso después de superar la línea de tres puntos, Kobe realiza una perfecta parada en dos tiempos (interior-exterior) al tiempo que se eleva en una altísima suspensión en la que su defensor difícilmente puede llegar y Hayward ya se encuentra fuera de poder incidir realmente en el desarrollo del lanzamiento.

Los seis jugadores preparados para el rebote apenas pueden ser testigos de una acción con marca registrada y que forma parte ya de la historia. Era el punto número 58.

¿Por qué es importante?

Tiros importantes ha habido muchos en la historia de la liga y más en la carrera de Bryant, acostumbrado a decidir el destino de los partidos a través de su muñeca. Pocos jugadores ha habido que han llegado a su último encuentro con las capacidades físicas suficientes de despedirse a la altura de lo que había sido toda su carrera. De hecho, los casos se cuentan con los dedos de una mano.

Jugador Último partido Puntos Resultado
Reggie Miller 19 de mayo de 2005 27 Pistons 88 - 79 Pacers (Game 6)
Dwayne Wade 10 de abril de 2019 25 Brooklyn Nets 113 - 94 Miami Heat
John Havlicek 9 de abril de 1979 29 Boston Celtics 131-114 Buffalo Braves
Tim Duncan 12 de mayo de 2016 19 Oklahoma City Thunder 113 - 99 San Antonio Spurs (Game 6)
Michael Jordan* 14 de junio de 1998 45 Chicago Bulls 87 - 86 Utah Jazz
* Entre 2001 y 2003 en Washington Wizards no jugó ningún Michael Jordan

"If you wanna make history, you have to do historic things" . Así cerraba la rueda de las Finales de 2008 Kobe Bryant tras perder ante los Boston Celtics, una sentencia que desde ese momento cumpliría a raja tabla, haciendo del 24 un dorsal atornillado a sus incansables esfuerzos heroicos, algunos en vano y otros, como el de 2016, no tanto.

Nadie hasta la fecha había conseguido semejante suma en su último partido. Sin ir más lejos, nadie desde que comenzó el siglo XXI ha sumado más partidos con más de 60 que Kobe Bryant que de los 20 que hay contabilizados, 5 llevan su nombre, solo James Harden se le acerca con 4.

Si existe una mejor forma de poner el broche de oro a una carrera plagada de títulos, triunfos y galardones, personalmente, no quiero conocerla.

Mamba out.

Sigue la NBA en directo por NBA League Pass, haz click aquí

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

anthony-davis-thunder-11172020-nbae-gettyimages-ftr
Davis renueva con Lakers hasta 2025
Sergio Rabinal
Facundo Campazzo
Campazzo: "No quería retirarme y pensar que no lo intenté"
Leandro Fernández
76ers
Previa de los Sixers rumbo a la 2020-2021
Sergio Rabinal
Luka Doncic Steph Curry LeBron James
Motivos para disfrutar de la Navidad NBA 2020
Agustín Aboy
Hayward
La construcción de Hornets como un equipo moderno
Juan Estevez
westbrook, beal
Westbrook y los Wizards, un reinicio necesario
Sergio Rabinal
Más noticias