NBA

LaMarcus Aldridge y las estrellas NBA que volvieron de la retirada

Diferentes reportes indican que lo que venía siendo un rumor en los últimos días, finalmente se terminará concretando: LaMarcus Aldridge ha recibido el visto bueno médico y volverá a la actividad, luego de haber tenido que anunciar su retirada forzada en la 2020-2021 debido a una condición cardíaca que afortunadamente ha dejado atrás.

Mientras esperamos para saber cuál será el destino de Aldridge (Brooklyn sería el principal favorito), es momento de repasar la rica historia de jugadores estelares que por diferentes motivos anunciaron su retirada, para luego regresar a la liga en temporadas posteriores. Aldridge no estará solo en ese sentido y los nombres son algunos de los más fuertes de todos los tiempos.

La primera gran súperestrella de la liga, George Mikan, no le es ajena al repaso. Y es que luego de ganar cinco campeonatos en sus primeros seis años en la BAA/NBA, la gran figura de los Lakers dejó la actividad al finalizar la 1953-1954 (con título incluido), declarando que a los 30 años quería enfocarse en su familia, además de que tampoco habían ayudado las múltiples fracturas que había sufrido durante su carrera.

Mikan no jugó la 1954-1955 y los tricampeones Lakers lo sintieron, cayendo en las Finales del Oeste ante los Pistons por 3-1. El pívot tampoco comenzó la 1955-1956, pero al mejor estilo Jordan en 1995, anunció su regreso a Minneapolis a mediados de 1956. Sin embargo, Mikan ya no era el de antes y su lugar como titular lo había ocupado otro futuro Salón de la Fama como Clyde Lovellette, en apenas su tercera campaña con los Lakers.

Mikan, que solía jugar entre 35 y 40 minutos por partido, bajó su media a 20,7, mientras que promedió 10,5 puntos y 8,3 rebotes en 37 encuentros. Sus Lakers avanzaron a los Playoffs pero en la 1° Ronda cayeron ante los St. Louis Hawks de Bob Pettit por 2-1, cayendo en un apasionante 116-115 en el decisivo tercer juego (41 de Pettit). Mikan (que como Jordan, ya estaba trabajando como ejecutivo de su equipo) sumó 12 tantos esa noche y finalmente anunció la que sería su retirada definitiva.

Más | George Mikan, el nombre que abrirá la lista de los 75 mejores jugadores de la historia

Uno de los casos más particulares es el de otra de las primeras grandes estrellas de la NBA: el base Bob Cousy. El habilidoso neoyorquino jugó entre 1950 y 1963 con los Boston Celtics, ganando seis campeonatos y liderando la liga en asistencias durante ocho temporadas de manera consecutiva. Luego de ganar el título en 1963 y ya con 34 años, Cousy anunció su retirada. Y durante siete años, no volvió a ponerse el uniforme, pasando al rol de entrenador.

Su carrera como DT lo llevó a dirigir a los Cincinnati Royals de Oscar Robertson en la 1969-1970 y para sorpresa de todos, se sumó al equipo también como jugador en diferentes encuentros entre noviembre y enero. De todas formas, ese retorno de un Cousy de ya 41 años fue poco más que testimonial: apenas ingresó en siete partidos y promedió 0,7 puntos y 1,4 asistencias. Aún así, queda la anécdota de que dos de los mejores bases de todos los tiempos, Cousy y Robertson, llegaron a compartir plantel en los Royals (hoy Sacramento Kings).

En esa década del 60 también encontramos el caso de otro Salón de la Fama como Cliff Hagan, quien pasó 10 temporadas con los mencionados Hawks de Bob Pettit, consiguiendo el anillo en 1958 y participando de cinco All-Star Games. El alero dejó las canchas en 1966 a los 34 años y estuvo afuera durante toda la 1966-1967.

Sin embargo, la 1967-1968 lo vería regresar de una manera particular: como jugador-entrenador de Dallas en la recién formada ABA. Hagan mantuvo un gran nivel en su primera campaña (18,2 puntos) y también en la segunda (11,1 puntos en 16,5 minutos), pero finalmente dijo adiós definitivamente luego de solo tres juegos de poco protagonismo en la 1969-1970.

Avanzamos varios años para llegar al caso de Dave Cowens. El pívot es recordado como una estrella de los Boston Celtics, equipo al que representó durante 10 campañas, ganando dos títulos y siendo elegido a ocho All-Stars. Cowens tuvo su retirada inicial a los 32 años en 1980, sobrepasado por las lesiones de tobillo y viendo como los Celtics lo habían reemplazado con otros dos interiores: Kevin McHale y Robert Parish.

Cowens siguió retirado durante dos temporadas, pero volvió a las canchas para la 1982-1983. Solo que no con Boston, sino con los Milwaukee Bucks. Allí llegó a disputar 40 partidos (34 como titular) y promedió 8,1 puntos y 6,9 rebotes. Sin embargo, sufrió una nueva lesión durante el cierre de la Fase Regular y no pudo estar con el equipo en la postemporada. Allí sí encontraríamos el punto final para su carrera profesional.

Más | Viaje a los orígenes del small-ball en la NBA: Tom Heinsohn, Dave Cowens y la necesidad de reinventarse

En ese mismo equipo de Milwaukee al que se sumó Cowens, destacaba un guardia estelar como Sidney Moncrief, uno de los mejores defensores perimetrales en la historia del certamen. Moncrief jugó también 10 campañas con los Bucks (5 All-Stars) pero se despidió en 1989 a los 32 años, afectado por graves problemas de rodilla.

El guardia se mantuvo afuera durante toda la 1989-1990 pero tuvo un modesto regreso en la 1990-1991 con los Atlanta Hawks. Allí jugó 72 partidos y promedió 4,7 puntos en 15,2 minutos por encuentro. Al finalizar esa campaña en la que compartió equipo con figuras como Dominique Wilkins y Moses Malone, se alejó definitivamente.

El siguiente ejemplo es uno de los más conocidos y recientes como el de Magic Johnson, quien tras su gloriosa carrera entre 1979 y 1991 con los Lakers (incluyendo cinco campeonatos), sacudió al mundo deportivo en 1991 cuando anunció que debía dejar la actividad al haber contraído el virus VIH.

En el interín, Johnson llegó a formar parte del histórico Dream Team de Barcelona en 1992 y también brilló en el All-Star Game de ese año. Pero para su regreso formal a la liga habría que esperar cinco años: retornó en enero de 1996, nuevamente representando a los Lakers. Su retorno lo vio ocupar un rol de Sexto Hombre para los angelinos, pero aún así siguió teniendo un impacto altamente positivo: promedió 14,6 puntos, 6,9 rebotes y 5,7 asistencias con un 47% de campo.

Los Lakers avanzaron a los Playoffs pero quedaron rápidamente eliminados en la 1° Ronda por los Houston Rockets. Esa caída sí marcaría el adiós definitivo de Johnson, para una franquicia de Los Angeles que apenas meses más tarde sumaría vía Draft a un joven llamado Kobe Bryant.

Más | El definitivo adiós de Magic Johnson como jugador en Los Angeles Lakers

¿Otro base estelar apellidado Johnson? Kevin también entra a la lista. El nacido en Sacramento comenzó su carrera NBA en Cleveland, pero fue rápidamente traspasasdo a Phoenix, donde jugó 11 campañas (3 All-Stars), antes de anunciar su retirada al finalizar la 1997-1998. Johnson vio la siguiente campaña desde afuera, pero volvería al finalizar la 1999-2000 para reemplazar al lesionado Jason Kidd.

Johnson jugó seis partidos de Fase regular, promediando 6,7 puntos y 4 asistencias en 18,8 minutos, mientras que luego vio acción en nueve juegos de postemporada (3,2 puntos y 2,6 asistencias). Los Suns eliminaron a San Antonio en la 1° Ronda, pero luego se verían superados por los futuros campeones Lakers por 4-1, marcando el final definitivo para la carrera del base.

Otro de los que volvió al mismo equipo en el que jugó toda su carrera NBA fue Arvydas Sabonis. Sabido es que el lituano llegó a la NBA ya veterano y con problemas de lesiones, pero aún así llegó a disputar seis buenas campañas iniciales con Portland entre 1995 y 2001. Al finalizar esos Playoffs 2001 con derrota ante Lakers por 3-0, Sabonis anunció una retirada que duraría un año.

Tras estar afuera en la siguiente temporada, el legendario pívot europeo regresó con 38 años para la 2002-2003 y nuevamente representando a los Blazers. Esta vez lo hizo en un rol de suplente, jugando 15,5 minutos por encuentro y promediando 6,1 puntos y 4,3 rebotes. Sus números subieron en la postemporda (10 puntos y 4 rebotes), pero Portland cayó en la 1° Ronda ante Dallas por 4-3 y ahora sí, fue lo último que vimos del gran Arvydas en cancha.

Para el final dejamos al caso más conocido de todos, en el que no haremos tanto foco por haber sido analizado en un sinfín de ocasiones. Hablamos por supuesto de Michael Jordan y sus tres retiradas: en 1993 para jugar al béisbol (volvió en 1995 y ganó tres nuevos títulos), en 1998 frustrado con la dirección dirigencial de los Bulls (regresó en 2001 por dos temporadas con los Wizards) y el definitivo en 2003.

Más | Se cumplen 25 años de Michael Jordan y el fax más famoso de la historia de la NBA: "Estoy de vuelta"

Como en casi cualquier análisis que lo incluya, el de Jordan es uno de los regresos que rompe con cualquier norma, recuperando su lugar como el mejor del mundo durante su primer retorno a Chicago y teniendo dos buenas campañas (21,2 puntos) durante su vuelta con los Wizards.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Michael Porter Jr.
Porter Jr. y el duro recuerdo previo al Draft
Leandro Fernández
Terrence Ross, Thaddeus Young, Eric Gordon
5 veteranos que saldrían traspasados en la 2021-22
Leandro Fernández
Natasha Howard
New York sigue expectante al vencer a Washington
Agustín Aboy
Petr Cornelie
De Tokyo 2020 a la NBA: el francés Cornelie a Denver
Agustín Aboy
Capitanes CDMX
Capitanes presentó sus uniformes para la G League
Agustín Aboy
Steph Curry De'Aaron Fox
Warriors y Kings, los dos extremos de la última década
Agustín Aboy
Más noticias