);
Charlotte Hornets

Con un gran LaMelo Ball, Charlotte Hornets manda un mensaje y domina a Dallas Mavericks

Después de ganarle un partidazo a Brooklyn en su última presentación, los Charlotte Hornets tuvieron su encuentro más redondo de la 2020-2021 en su visita a los Dallas Mavericks y se impusieron por 118-99, en un partido con diferencias superiores a lo que indica el marcador final. Los de Borrego ya tenían la historia sentenciada en el tercer período, llegando a disfrutar de una ventaja máxima de 31 puntos. Todo frente a un conjunto texano que venía de superar a los Clippers por 51 puntos.

En el ganador hubo muchísimo por rescatar, incluyendo una producción defensiva que dejó a un gran ataque como el de los Mavericks en menos de 100 puntos y con un 39% de campo. Aunque claro, la historia de la noche fue la actuación de LaMelo Ball.

El base había tenido altibajos en los tres partidos previos, pero mostró una imagen extraordinaria este martes. Fue por lejos el más determinante del encuentro, no solo siendo el máximo anotador del mismo (22 puntos), sino que además sumando 9 rebotes, 5 asistencias, 1 robo, 1 tapón, un 7-10 en tiros de campo, un 4-5 en triples y un 4-4 en libres. Un rendimiento cercano a la perfección, en tan solo 29 minutos en el campo.

La sensación es que no va a pasar demasiado tiempo hasta que el protagonismo de Ball en la rotación de Borrego crezca. El novato volvió a salir como el segundo recambio entre los bases suplentes, con Cody Martin siendo el primero. Sin embargo, Martin terminó jugando solo 8 minutos, mientras que Ball fue la figura del choque. Con eso en mente, no sería extraño ver a LaMelo con más participación en el próximo compromiso de Charlotte: la madrugada del sábado ante el disminuido Memphis. Se entiende la intención del entrenador de llevar al rookie de a poco... pero en términos de nivel y potencial, no hay comparación entre Ball y Martin.

Su rendimiento de este martes fue una muestra exacta de por qué LaMelo es considerado uno de los novatos de mayor potencial de esta clase 2020, sino el de más. Más allá de que estuvo derecho con el aro, su impacto se sintió mucho más allá de la anotación, generándole constantemente tiros cómodos a sus compañeros, subiendo el ritmo de las ofensivas y dándole una dinámica a Charlotte muy marcada, cada vez que tocó la bola. Tendrá mejores y peores partidos, pero no muchos jugadores de su edad son capaces de tener semejantes rendimientos en apenas su cuarta presentación en la liga.

Uno de los jugadores con los que Ball ya ha encontrado una química muy interesante es con Miles Bridges, que parece haber encontrado un lugar cómodo como sexto hombre del equipo. El ex de Michigan State también brilló ante Dallas, terminando con 20 puntos, 16 rebotes y un par de tapones. El tercer anotador de los Hornets fue Terry Rozier con 18 puntos, clave para terminar de abrir el marcador en el tercer parcial.

Que Charlotte haya podido ganar con esta comodidad en un juego en el que Gordon Hayward solo sumó 11 puntos y lanzó 4-16 en tiros habla realmente bien de ellos. Más allá de su récord de 2-2, las sensaciones de los Hornets en esta primera semana superan ampliamente las expectativas.

Luka no afina la puntería

Mientras que todo el análisis es positivo por el lado de Charlotte, muy diferente es la historia para un Dallas que quedó con récord de 1-3. Sí, los de Carlisle venían de una actuación magnífica ante los Clippers, pero sacando ese partido, lo que están mostrando en esta 2020-2021 no es para nada bueno.

Especialmente en lo que se refiere al nivel de Luka Doncic, que continúa muy bajo para su estándar habitual. El esloveno terminó con 12 puntos, 5 asistencias y 2 rebotes, con un 4-10 en tiros de campo y un 0-5 en triples. Hace tiempo que no se veía a un Luka tan poco determinante e impreciso, dando muestras de frustración y evidentemente pagando el mal estado físico en el que se encuentra.

Doncic lleva ahora un 2-21 en triples en lo que llevamos de 2020-2021. Sin Kristaps Porzingis, es lógico que Dallas no sea competitivo si el ex del Real Madrid no mejora su imagen.

Nadie la pasa como los Hornets

La idea de Charlotte de juntar múltiples playmakers en cancha no podría estar dando mejores resultados. Los Hornets entraron a esta noche siendo el mejor equipo asistente de la competición (30,3), aún cuando apenas aparecían 12° en cuanto a conversiones de campo (41,7). Es decir que el 72,7% de sus anotaciones llegaban asistidas, también la mejor marca de la liga.

Lo de este martes estuvo exactamente en esos valores: 30 asistencias sobre 43 conversiones. Pero lo más interesante es la cantidad de manos que suman en ese aspecto: contra los Mavs hubo siete jugadores distintos que repartieron al menos 3 asistencias, liderados por las 5 de Devonte' Graham y el propio LaMelo Ball.

Por primera vez en mucho tiempo, los Hornets se están transformando en un equipo muy interesante para ver y con un jugador que si cumple con lo que promete, puede dar de qué hablar durante años. Así lo comprobaron este martes los Mavericks.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

stephen-curry-01102021-ftr-nbae-gettyimages
Calendario, partidos y cómo ver a los Warriors
NBA.com Staff
Jayson Tatum
Calendario, partidos y cómo ver a los Celtics
NBA.com Staff
Luka Doncic
Calendario, partidos y cómo ver a los Mavericks
NBA.com Staff
Marc Gasol LeBron James
Calendario, partidos y cómo ver a los Lakers
NBA.com Staff
#DurantJokic
Calendario, partidos y cómo ver a los Nets
NBA.com Staff
durant, harden
Harden y KD al alza: "Estamos aprendiendo sobre la marcha"
Sergio Rabinal
Más noticias