Minnesota Timberwolves

Entrevista a Leandro Bolmaro: "No pensé que iba a tener esta oportunidad tan rápido, pero me la gané con mucho esfuerzo"

Cuando se entiende el contexto, es lógico encontrarle sentido a ver una sonrisa como carta de presentación en el rostro de Leandro Bolmaro cuando se prende la cámara y comienza el zoom con NBA.com en español. Es algo que va más allá de la simpatía habitual del argentino. Algo que, incluso, trasciende el posible cansancio de llevar apenas unos minutos en su hogar después de una jornada más de trabajo en las instalaciones de entrenamiento de Minnesota Timberwolves, prácticamente su segunda casa en la ciudad. Sí, porque el argentino no ha pasado un día desde su llegada a Minneapolis sin pisar el centro de trabajo de la organización. Y allí, por supuesto, nace la explicación de este presente, maravilloso y repleto de sonrisas.

No es fácil para un rookie, sobre todo para un rookie, internacional y joven, ganarse rápidamente un lugar de consideración en un equipo NBA, mucho menos en uno que comienza una temporada con bastantes expectativas y no en plena reconstrucción. Sin embargo, el de Las Varillas ha ido dando los pasos precisos para conseguirlo. Su trabajo habló por él para ganarse el respeto del plantel y el staff a su llegada, su juego se fue adaptando día a día a las exigencias de una competición desconocida para él, el contexto le hizo un guiño para abrirse un lugar por lesiones, y el efecto dominó tuvo su premio: no sólo se ganó un lugar estable en la rotación en los últimos encuentros, sino que el martes fue titular por primera vez.

Más | El papel de Pablo Prigioni, según Leandro Bolmaro: "Todos le tienen muchísimo respeto"

"Cuando me enteré, tenías unos nervios tremendos", se confiesa el argentino en relación a lo que fue la previa de ese duelo del 7 de diciembre ante Atlanta Hawks (derrota por 121-110) que pasará a la historia, personal y también de su país. Y es que ese momento tan inolvidable para alguien que apenas estaba jugando su 13° partido en la liga fue, a la vez, un récord argentino: Lea, o "Leo, Leandro, LB, Bolmaro, Maro", una de las tantas maneras en que lo llaman en el plantel, se convirtió en el jugador más joven del país en ser titular en la NBA, con 21 años y 86 días (superando el anterior registro de Carlos Delfino).

El ex del Barcelona está promediando 18,1 minutos en los últimos cinco partidos, con 2,2 puntos y 3,2 rebotes de media que están lejos de ser una pintura de su papel. Su rol está centrado 100% a lo defensivo, y ahí es donde se muestra a la altura por su entrega, intensidad, concentración e instintos. Se ha mostrado con la solidez necesaria para, incluso, aspirar a mantenerse entre los estables de la rotación de Chris Finch cuando regresen los lesionados. Y todo es un combo que ilusiona, por su presente pero sobre todo por su futuro para unos Wolves que han tenido una montaña rusa de rachas, positiva, negativa, positiva y nuevamente negativa (actualmente con tres derrotas seguidas), pero cuyas sensaciones generales dejan un buen balance tras años de irregularidades (actualmente en zona de Play-in, 9° con 11-13).

Su alegría por el presente, los primeros meses en la NBA, el nuevo mundo que está descubriendo, sueños y objetivos, y mucho más. Una charla a fondo con Leandro Bolmaro.

-¿Qué te llevaste de esa primera experiencia como titular?

-Lo supe llevar muy bien. Las ansias que tenía eran claras, pero lo llevé bien, lo supe manejar y cumplí un sueño al ser titular. Obviamente que es algo diferente, pero siempre estoy con el mismo objetivo de tratar de ayudar al equipo, estar concentrado y dar el máximo siempre. Desde el banco o como titular el foco es el mismo. No se pudo dar la victoria, luchamos hasta el final, pero no estuvimos del todo concentrados en defensa . Y ahora hay que seguir, en esta liga no hay mucho tiempo para nada.

-Da la sensación que, por primera vez en muchos años, Minnesota está en una línea de crecimiento, sobre todo en la solidez del grupo y la defensa. Como que esta vez sí van por objetivos como el Play-in o los Playoffs. ¿Lo notás de esa manera? ¿Cómo se ve el grupo internamente?

-Estamos más consistentes. Pero empezamos muy bien, después tuvimos una racha negativa, después otra positiva y ahora tenemos tres derrotas seguidas. Es un poco raro todo, lo que pasa es todo un poco loco. Pero mantenemos el foco, creo que somos uno de los mejores equipos defensivos en estático, pero en transición es un problema que estamos trabajando. Es en lo que estamos focalizados ahora, queremos ser mejores ahí. El ataque fluye solo, pero a partir de la defensa es que el ataque va solo. Si estamos bien en defensa, estamos bien en ataque.

-¿Cómo han sido estos días de ser parte de la rotación?

-Fue todo tras mucha paciencia y trabajo. Así llegué a entrar en este lugar, más allá de las lesiones. Se me dio la oportunidad y la aproveché, y ahora me toca seguir estando preparado. Van a volver los otros jugadores y habrá que seguir así, esperar la oportunidad y cuando toqué volver a sacarle ventaja a esa oportunidad. Me vengo esforzando mucho día a día y eso es lo importante.

Más | Leandro Bolmaro y su experiencia en la G League: "Fue algo que me sirvió muchísimo"

-¿Qué notas de diferente en relación a lo que fueron los primeros días y semanas en el equipo comparado con lo que ves ahora?

-Me voy familiarizando con todo. Sigo aprendiendo cosas nuevas desde que llegué. Tener los compañeros que tengo es increíble, porque me adaptaron de una manera muy buena. Gracias a eso se me está haciendo mucho más fácil, pero todavía me faltan un montón de cosas, seguir aprendiendo mucho. Pero poco a poco me voy a ir soltando más.

-Desde que llegaste has ido recibiendo elogios realmente genuinos de tus compañeros, especialmente de Karl-Anthony Towns. ¿Cómo es tu relación con ellos y particularmente con él, y qué te generan ese tipo de mensajes?

-Es increíble llegar a la NBA y que tus compañeros te adapten al equipo así. KAT es una persona increíble y me está ayudando muchísimo, tanto él como D'Angelo (Russell), Anthony Edwards, (Patrick) Beverley... Todos lo hacen. Gracias a Dios estoy bien acompañado, recibiendo consejos de ellos que me hacen la vida más fácil cada día, y a la hora de jugar tengo más confianza. Eso es muy bueno para mí.

-¿Cómo son esas charlas con Beverley, que es uno de los más reconocidos por su defensa en tu posición? Porque ese es justamente tu sello en este comienzo de temporada.

-Antes de cada partido me dice "fijate lo que hace este", "a este hazle esto"... Las sabe todas, sabe lo que van a hacer los otros. Entonces siempre me da un consejo para saber lo que pueden llegar a hacer los rivales y así yo poder estar preparado. Soy un agradecido de tenerlo en el equipo, estoy aprendiendo muchísimo de él y de otros.

-¿Es muy difícil ganarse un lugar en la liga a través de la defensa?

-No, siempre lo hice así. Desde ahí construyo hacia adelante. Funcionó en Barcelona y no tiene por qué no funcionar aquí. Ese es mi fuerte y tengo que hacer bien lo que puedo. Si en este caso es la defensa, será así.

-En estos pasajes en la rotación tuviste momentos defendiendo a James Harden, momentos contra Trae Young. De todos los que te enfrentaste hasta ahora, ¿quién te generó el mayor desafío, te sorprendió o te complicó?

-Todos contra los que jugué me resultaron increíbles. Hasta que no pasó el partido (vs. Atlanta) no podía entender que había defendido a Young, por ejemplo. Pero a todos los que enfrenté me llamaron la atención, hasta Joel Embiid, que nos metió como 45 puntos (NdeR: fueron 42), fue algo increíble verlo y jugar contra él. Pero hay que estar ahí, hacerse presente, defender y tratar de hacer lo mejor posible. Eso es lo que intenté hacer.

-¿Qué te imaginabas que te ibas a encontrar de la NBA y qué estás encontrando ahora?

-Todo es nuevo para mí. Las instalaciones me sorprendieron mucho, son una locura. El personal, la gente de trabajo siempre a tu disposición. A la hora de jugar tienes todo. Te dicen el scouting y tienes todo, ya sabes lo que hacen, sabes lo que tienes que hacer, cómo tienes que cumplir, en qué tienes que estar concentrado. Eso me sorprendió muchísimo, cómo te facilitan las cosas y que estén siempre a tu disposición. Y vivir en Estados Unidos es muy diferente. Me estoy acostumbrando pero también me gusta mucho. Estoy bien, contento, disfrutando y aprovechando el momento.

-¿Cómo es la vida de un argentino en Minnesota?

-Vivo en las instalaciones donde entrenamos, la mayor parte del tiempo estoy ahí, toda la mañana hasta el mediodía, tipo 3. Así que llego a casa ya cansado. Entonces duermo, o me pongo a jugar a la Play o salgo a dar una vuelta, aunque ahora está lleno de nieve. O quizás hago cosas con algún compañero del equipo. Pero básicamente vivo en el centro de entrenamiento.

-Cuando viajas en el tiempo en tu cabeza y te ubicas en aquella noche de Draft 2020 de forma remota, y te vas hasta el día de hoy, poco más de un año después, ¿qué te encuentras de ti? ¿Qué ves de ese viaje?

-Un gran cambio y para bien. Cuando llegué no pensé que después de 20 partidos iba a tener la oportunidad de entrar en la rotación tan rápido, pero me lo gané con mucho esfuerzo. Desde el día en que llegué todos los días hice gimnasio, todos los días me entrené con Pablo (Prigioni, asistente técnico), no tuve un día libre. Y esto es gracias a eso, a prepararme muy bien en la pretemporada. Gracias a eso ahora tuve la oportunidad y la aproveché, no sé si lo hubiera aprovechado si hubiese sido de otra manera. Y ahora volverán los lesionados y habrá que seguir teniendo paciencia, trabajar y esperar la oportunidad para ganarse poco a poco el espacio.

-¿Cómo te ves o cómo te quieres ver de aquí a 2-3 años, cuando se acerque el fin de tu contrato rookie?

-Tengo objetivos. Quiero llegar lo mejor posible al tercer año, con más experiencia, más fuerte, con más madurez en el juego, con más protagonismo. Pero eso es un proceso y tengo que ir paso a paso, con trabajo, paciencia, dando los pasos correctos. Y estoy seguro que lo voy a hacer. Es un sueño, pero también un objetivo.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

League Pass
Los detalles para suscribirse al NBA League Pass
Leandro Fernández
Stanley Johnson
Johnson, la solución de Lakers ante Utah
Juan Estevez
Trae
Young lideró la gran reacción de Atlanta
Juan Estevez
Grizzlies
Una jornada especial para Memphis
Juan Estevez
Cavaliers
Cleveland venció a Brooklyn y sigue prendido arriba
Juan Estevez
Miles Bridges
Partidazo de Bridges para vencer a los Knicks
Agustín Aboy
Más noticias