Los Angeles Lakers

La Posesión: LeBron James como pívot y cómo los Lakers están descubriendo una nueva versión

Bienvenidos a una nueva edición de "La Posesión", una sección en la cual el Staff de NBA.com analiza una posesión en particular de determinado partido de la temporada, revelando detrás de ella un significado mucho más grande del que parece. En esta oportunidad, ponemos la lupa en cómo los Lakers han decidido explotar el talento de LeBron James como pívot.​

MÁS | Chris Paul alimenta a Deandre Ayton y coloca a Phoenix Suns como el mejor equipo en el clutch

Contexto:

Las decisiones de los Lakers tomadas durante la offseason a la hora de confeccionar su plantilla dejaron un escenario un tanto arriesgado y peligroso. Por un lado, la adición de Russell Westbrook obligó a rellenar el resto de espacios con jugadores veteranos que cobrasen el mínimo, añadiendo a DeAndre Jordan y Dwight Howard como figuras del juego interior en sustitución de Montrezl Harrell y Marc Gasol. Es preciso matizar en la idea de que esto era arriesgado por el tipo de jugadores que son ahora mismo los dos interiores. Más lentos, menos explosivos y, en definitiva, quedando más expuestos en defensa de lo que cabría esperar tras haber visto toda su carrera.

La composición de la plantilla dejaba claro que los minutos de Anthony Davis como pívot iban a incrementar notablemente, incluso durante la Fase Regular, dejando unos 15 para Howard o Jordan dependiendo del momento. Como siempre sucede con AD, las lesiones han acabado siendo un factor, forzándole a perderse varios partidos y limitando su tiempo en cancha para evitar una sobrecarga. Por otro lado, los pívots suplentes no están aportando del modo que necesitan ahora los Lakers, especialmente Jordan, con un -6,2 de net rating.

Todo esto ha llevado a Frank Vogel a estar en una situación nada favorable, con el equipo rindiendo de manera irregular y lejos de cumplir hasta el momento con las expectativas que se tenían con respecto a los Lakers. De momentos de crisis surgen las grandes ideas y los californianos parecen haber encontrado una alternativa interesante para paliar la carencia de un interior suplente de garantías cuando Davis descansa: LeBron James.

La posesión:

Análisis:

Sobre la cancha nos encontramos a Carmelo Anthony ocupando el rol de 4 abierto con Russell Westbrook como base, Talen Horton-Tucker como alero y Wayne Ellington como escolta tirador. De primeras este quinteto lo que permite es abrir completamente el campo, despejando la zona para que Russ pueda penetrar y, al mismo tiempo, un buen equilibrio para tener acciones de tiro a pies quietos de alta efectividad. Por otro lado, en defensa les da la opción de adaptarse a sus rivales, pudiendo cambiar y presentando diferentes alternativas que puedan dar al traste con el ataque del oponente.

Tras esta breve presentación, esta jugada siempre arranca con un pase entre Westbrook y LeBron en donde este recibe de espaldas al aro en el poste alto. Acto seguido, los 4 jugadores sin balón se bloquean los unos a los otros en busca de ofrecer opciones de pase a la estrella. La clave de este set reside en el factor sorpresa por los bloqueos ciegos que se dan, por ello los Grizzlies deciden cambiar automáticamente, eliminando la ventaja. Es en ese preciso instante, cuando Talen Horton-Tucker sigue el sistema como siempre, donde se convierte en una acción ganadora, pues James conecta un pase fantástico al detectar el cambio, visualizando la proyección de movimiento de su compañero.

Al carecer de una figura interior como podría ocurrir con Howard, Jordan o incluso Davis, la zona queda completamente desprovista de nadie que pueda saltar a la ayuda sobre THT. Por otro lado, que se produzcan dos bloqueos simultáneos aumenta el nivel de atención que la defensa debe poner, incluso con Russ ubicado en una esquina, algo que favorece a Memphis.

Lo que llama la atención de esta jugada es que los Lakers están consiguiendo realizarla una y otra vez, superando a sus rivales con una disposición bien sencilla:

Algo que está beneficiando notablemente a Talen Horton-Tucker, quien venía resultando imparable en cortes cuando James le daba la bola:

El hecho de desplazar a LeBron James al puesto de pívot tiene varios puntos que resultan interesantes. Por un lado, con la estrella como interior está claro que un pívot al uso no puede defenderle ya que este puede poner la bola en el suelo y atacar al aro o bien exponerle en un aclarado desde la larga distancia, forzando a los rivales a que también jueguen small-ball o que se arriesguen en los emparejamientos. Por otro, el desplazarle a este rol reduce notablemente la carga física a la que se puede ver sometido por no tener que asumir tantas responsabilidades creativas, dejando espacio para que sea Westbrook quien lidere la ofensiva en ese sentido, un punto más que positivo por cómo fueron las primeras semanas.

Ubicar a James en el poste alto no hace más que aprovechar la que es una de las mejores visiones de juego de toda la NBA, explotando la función creativa de LeBron a la media pista que tan bien les vino a los Lakers en la temporada 2019-2020 y en el inicio de la 2020-2021 junto a Marc Gasol.

Los cortes, las salidas de bloqueo y, en general, todo tipo de movimientos sin balón van a poner en serios aprietos a la defensa rival ya que el #6 de los Lakers controla todo aquello que sucede en la cancha y sabe anticiparse a lo que puede ocurrir tras un movimiento concreto. Los angelinos se ubican en el percentil 62 en cortes a canasta, produciendo 1,28 puntos por posesión, un ligero descenso respecto al curso pasado pero que les sirve para estar entre los 15 primeros de la liga. No obstante, un 13% de las asistencias del jugador de 36 años en este curso han venido en acciones de corte para sus compañeros, un número que irá creciendo a medida que se acostumbre a jugar más como interior.

Con el paso de los partidos los Lakers han sabido darle otro enfoque, manteniendo la esencia y exprimiendo como nunca el talento del nativo de Akron como point-center.

Pero claro, los Lakers no están haciendo esta jugada todo el rato que LeBron juega de pívot, ya que tienen más alternativas. Algunas similares con el poste alto como eje transversal, pero que en lugar de buscarle como pasador o creador de juego sirven para explotar los mismatches que genera tener a alguien de su calibre en esa función:

Lo sencillo a la hora de pensar en LeBron como pívot sería creer que todo se va a solucionar si se le envía al poste bajo, el lugar donde durante tanto tiempo ha resultado imparable para la defensa rival. Pese a la creencia, lo que de verdad marca la diferencia a la hora de ocupar la posición de point-center es que abre una gran cantidad de espacios para el resto de jugadores de los Lakers, lo que complica notablemente al oponente la cobertura de todo el campo.

Si se abren las distancias los oponentes están forzados a tener que cubrir un mayor espacio, incrementando las opciones de que algo pueda salir mal, sobre todo cuando Russ, Melo y James están juntos, figuras con habilidades suficientes como para atacar al aro sin contemplaciones.

Un ejemplo muy visual de esto:

La principal duda con estos Lakers no ha estado precisamente con el juego interior, sino más bien con cómo Russell Westbrook podría encajar, en general, en el equipo. Ya sea con Anthony Davis o con LeBron James solo, Brodie está funcionando relativamente bien. La primera, sin ir más lejos, es la segunda que más se ha combinado para asistencias en este curso, mientras que la segunda todavía está dando sus primeros pasos.

En esta segunda combinación el modo que lo están llevando a cabo es con Russ como manejador y LeBron como bloqueador, de tal modo que los oponentes tengan que esforzarse al máximo para frenar a dos figuras de un talento enorme cuando se trata de atacar al aro. Sin ir más lejos, en los 56 minutos que los dos han estado en pista sin ningún interior, el net rating ha sido positivo con un +4,1.

La versión más dominadora de Westbrook en época reciente sucedió durante un breve periodo de tiempo en el que los Rockets decidieron desprenderse de sus pívots para abrazar el small-ball más extremo. Durante ese tiempo, el MVP de 2017 despertó de su letargo, volviendo a producir magníficamente en la pintura y poniendo contra las cuerdas a sus rivales. Algo que podrían repetir con esta disposición.

Ahora bien, ¿cuál es el balance general para los Lakers cuando LeBron James es su referencia interior? La muestra sin Davis, Jordan y Howard en pista es todavía muy reducida (78 minutos), pero arroja una evidencia como es que está ayudando al equipo a sacar adelante los partidos de un modo eficiente, justo lo que necesitan ahora mismo los californianos. Solo con el 4 veces MVP en cancha como pívot los angelinos tendrían la segunda mejor ofensiva de la NBA (116,5) y la quinta mejor defensa (105,5), en un escalón similar al que se encuentran ahora mismo los Utah Jazz en términos de eficiencia, dando lugar a un +11 de net rating (3º).

Contar con LeBron como referencia interior puede ser una solución a corto plazo interesante para los de Frank Vogel por las posibilidades que abre, pero también el inicio de un camino todavía por explorar por parte de la estrella. Entrando este en el ocaso de su carrera y viendo los problemas físicos que ha ido teniendo recientemente, no sería extraño verle cada vez más ocupar el rol de point-center, reduciendo su carga física y explotando esa gran visión de juego que ha demostrado tener siempre latente.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

Klay
¡En vivo: Golden State recibe a Indiana!
Juan Estevez
lebron steph
LeBron y Steph, los más votados en el 3er recuento
Sergio Rabinal
doncic
Doncic y una noche para reencontrarse
Sergio Rabinal
Lonzo Ball (Chicago Bulls) takes on younger brother LaMelo Ball (Charlotte Hornets)
Lo que sabemos de la lesión de Lonzo Ball
Sergio Rabinal
garuba g league
3 observaciones del momento de Garuba
Sergio Rabinal
santi aldama
El diario de Aldama: 7 puntos contra Clippers
Sergio Rabinal y Nacho Losilla
Más noticias