);
NBA

Los 5 mejores momentos de la carrera NBA de José Manuel Calderón

jose calderon
El base español anunció su retirada de la NBA nba photos

El baloncesto español dice adiós a uno de los mejores bases de la historia del país, un jugador determinante y que supo asumir diferentes roles a lo largo de su carrera, asegurándose un camino largo y repleto de alegrías y triunfos. José Manuel Calderón no disputará su decimoquinta temporada como jugador en la NBA después de que se confirmase a través de la prensa que se retiraba de la actividad deportiva. Sin embargo, no abandona el baloncesto, pues seguirá relacionado con él y la NBA a través de la Asociación de jugadores (NBPA) como asistente especial de Michel Roberts.

En una liga donde el promedio de permanencia oscila entre las tres y las cuatro temporadas, Calderón consiguió hacerse un nombre, labrarse una reputación como un buen dinamizador de grupo y asumir aquello que desde el banquillo se dictase en pos del bien colectivo.

Toronto Raptors le daría su primera oportunidad en el verano de 2005 tras rozar la gloria con el Baskonia en Euroliga y ACB, iniciando así una carrera ascendente, ganándose un puesto como base suplente de Mike James y más tarde de TJ Ford. En Canadá encontró su hogar junto a Jorge Garbajosa, con quien compartió vestuario y lideró un cambio en los Raptors, ganándose el puesto de titular en la temporada 2007-08.

En tierras canadienses se convertiría en uno de sus jugadores históricos, una cara conocida que rápidamente se relacionaba con los Raptors. En más de 500 partidos, el extremeño se vestiría la elástica de Toronto a las órdenes de Sam Mitchell, Jay Triano o Dwane Casey hasta su traspaso a los Pistons en 2013. Desde aquel momento su rol nunca volvió a ser el mismo, siendo importante en equipos como los Dallas Mavericks o New York Knicks, pero sin el protagonismo de antaño. En los Cleveland Cavaliers tendría la oportunidad de jugar junto a LeBron James, llegando a unas Finales de la NBA antes de volver a los Pistons junto a Casey, donde definitivamente se retiraría.

Catorce años dan para mucho y seleccionar 5 momentos de la carrera NBA del base español no es sencillo. A pesar de ello, os presentamos algunos de los instantes imborrables que nos deja la trayectoria de José Manuel Calderón.

El debut

Llegar a la NBA a través del Draft no es tarea fácil. 60 talentos serán los elegidos y cientos los descartados. José Calderón hizo el camino inverso, entró por la puerta de atrás y tardó más bien poco en conseguir asentarse en ella sin haber sido tan siquiera elegido en el Draft, al cual se presentó en 2003. Asentado en la Liga ACB como uno de los mejores bases de la competición y entre la élite de jugadores españoles, el extremeño sentía que lo había conseguido casi todo en la península.

Impulsado por el ejemplo previo de Raül López y Pau Gasol y tras firmar una temporada magnífica en el por entonces Tau Cerámica, Calderón firmaba en agosto de 2005 con los Toronto Raptors tras quedar subcampeón de ACB y la Euroliga. Comenzaba su historia.

Superada la pretemporada y la habitual concrentración de rookies que la NBA organizaba en aquel entonces en Nueva York, Calderón recibía en el primer partido de aquella temporada a los Washington Wizards de Gilbert Arenas y Antawn Jameson un 2 de noviembre de 2005, uno de los "cocos" de la Conferencia Este. Los canadienses habían perdido el pasado curso a Vince Carter y el equipo estaba en manos de un jovencísimo Chris Bosh.

Mediado el segundo cuarto, un joven de 23 años irrumpía en la cancha del Air Canada Center y pronto dejaba muestras de su desparpajo. Su primera acción sería un lanzamiento de media distancia y la segunda una asistencia a Mo Peterson en un encuentro que finalizaría con 5 puntos, 3 asistencias y 1 robo en 16 minutos en una ajustada derrota de los Raptors.

Ese sería el inicio de una prometedora trayectoria donde apenas unas semanas después irrumpiría como titular ante los Grizzlies de Pau Gasol con 8 puntos y 8 asistencias en 39 minutos.

El récord de tiros libres

Tras un buen 2008 para los Raptors, el 2009 no siguió de semejante forma para los canadienses, costándole el despido a Sam Mitchell. A pesar de lo negativo de la temporada, José Manuel Calderón entró en la historia de la liga al convertirse en el jugador con mejor promedio de tiros libres anotados en una única temporada con un excelente 98,1%. Un récord que Malcolm Brogdon estuvo a punto de romper en la pasada campaña, quedándose cerca con un 92,1%.

Calderón, además, consiguió ese espectacular récord enchufando 87 lanzamientos consecutivos sin fallo, quedándose a tan solo 10 del récord de la NBA establecido en 1993 por Michael Williams.

Una racha que alargaría desde el 11 de abril de 2008 ante los Nets hasta el 31 de enero del siguiente año, donde falló ante Milwaukee Bucks.

En aquella 2008-09, el extremeño tan solo fallaría 3 lanzamientos desde la línea del 4,60, anotando 151 de 154. Una carrera abonada al acierto desde el libre que finaliza con un 87,3% en 14 temporadas.

Dando una lección a Kyrie Irving

El fugaz paso por NCAA de Irving no le impidió ser el número 1 del Draft y recalar en unos desolados Cavaliers. El base llegaba a Cleveland como uno de los principales reclamos de un proyecto que acabaría siendo campeón años más tarde. Con grandes luces y todos los focos puestos en un jugador de calibre All-Star, los Toronto Raptors visitaban Ohio en una temporada 2011-12 marcada por el lockout.

Un 26 de diciembre de 2011 Kyrie Irving debutaba en la NBA. Expectación, televisión, aficionados pletóricos. Nada de eso sirvió para frenar el empuje del español que le enseñó rápidamente que en la NBA no importa tanto el quién eres sino el qué puedes hacer.

"El primer partido que jugué contra José Manuel Calderón me hizo algo así como 26 puntos y 14 asistencias y lo celebró como un loco", dijo Irving en una entrevista. "Yo hice como 6 tantos y 6 asistencias".

El nombre de Calderón quedó grabado en el joven australiano que nunca olvidaría aquella lección. "Hasta el día de hoy, le grito su nombre a Calde cuando juego contra él. Es por respeto".

Una actuación para recordar, en la que el base de los Raptors acabó con 15 puntos, 11 asistencias y 6 rebotes.

Su primer triple-doble

A día de hoy vivimos un momento histórico en el que el triple-doble ha quedado reducido a un hito al alcance de todos, se ha deshumanizado y ha perdido el valor heroico del que gozaba antaño. Calderón fue un base que siempre totalizó el juego, que participó de todos los asuntos y partes que componían un encuentro, muchas veces sin que eso se reflejase en la estadística final. Los números no hacen justicia a un jugador que en más de 25.000 minutos logró labrarse un espacio en la difícil NBA.

A lo largo de esos 14 años en la liga, el español consiguió dos triples-dobles, ambos con Toronto y ambos en 2012.

El primero de ellos vendría ante Indiana Pacers un 13 de diciembre, en la victoria del equipo de Casey ante Paul George y George Hill. Con 13 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias, Calderón inscribía su nombre entre los privilegiados capaces de totalizar tres apartados estadísticos y añadirles dobles figuras. Un encuentro perfecto con 2 de 2 en triples, 3 de 8 en tiros de dos y apenas 4 pérdidas de balón.

La magia se repetiría semanas más tarde frente a Houston Rockets con un triunfo en casa por 103 a 96 donde el español rozó la perfección. 18 puntos, 10 rebotes y 14 asistencias sin una sola pérdida de balón que sirvió para ver la mejor versión de Alan Anderson y DeMar DeRozan.

Las Finales

Testimonial o no, el paso de Calderón por los Cleveland Cavaliers en la temporada 2017-2018 no fue insustancial. Compartir vestuario con LeBron James constituye una experiencia inolvidable en sí misma, más aún cuando se tiene en cuenta que aquellos Cavs venían de jugar tres Finales consecutivas y tenían que aprender a vivir sin Irving.

El extremeño gozaría de un rol importante al interno del vestuario de los Cavs, siendo reconocido abiertamente por LeBron su papel como dinamizador de grupo y extensión del entrenador en la pista. Con 16 minutos de media por encuentro resultó célebre su aportación en el partido ante sus Raptors donde se fue hasta los 19 puntos y 4 asistencias en abril de ese año.

La nota positiva de aquella temporada sucedería en mayo, cuando tras superar a los Celtics en el séptimo partido de las Finales de conferencia, Calderón entraba en la historia al convertirse en el tercer español en disputar unas Finales de la NBA.

Lo haría de manera testimonial en el primer encuentro de la serie contra Warriors con apenas 3 segundos y definitivamente lo haría en el segundo acabando con 4 puntos, 2 rebotes y 1 asistencia en una serie que acabaría 4-0 para los californianos.

Más en NBA.com

brown, thomas
Thomas y su vuelta a Boston: récord y ovación
Sergio Rabinal
Fultz
Fultz triunfa ante su ex-equipo
Sergio Rabinal
Kemba, Smart, Pierce, Garnett, Celtics
Celtics y su mejor inicio desde Garnett y Pierce
Sergio Rabinal
LeBron James
LeBron brilla sin AD; 10ª derrota de Warriors
Sergio Rabinal
VanVleet
Siakam impone su calidad en Portland: 36 puntos
Sergio Rabinal
James Harden y Patrick Beverley
Harden sin rival: 47 puntos ante Kawhi
Sergio Rabinal
Más noticias