Los Angeles Clippers

Los Angeles Clippers, ¿un perdedor de la Agencia Libre 2020?

La Agencia Libre previa a la temporada 2019-2020 hizo que los ojos de la NBA queden fijados sobre LA Clippers como nunca antes. El equipo por entonces dirigido por Doc Rivers se hizo con Kawhi Leonard, MVP de las Finales 2019, y con Paul George, uno de los mejores jugadores de la fase regular anterior, y apareció como un gran contendiente por el título, a la altura de los Lakers de LeBron James y Anthony Davis.

Un año y unos meses después, el sol ya no brilla tanto sobre las instalaciones del barrio de Playa Vista, Los Angeles, desde donde los Clippers manejan sus operaciones principales. Tras el colapso en la segunda ronda de los últimos Playoffs, siendo eliminados por Denver Nuggets tras haber tenido una ventaja de 3-1, el equipo rojiblanco de California parece haber dado un paso atrás, como un boxeador que sufrió un K.O. y ahora tiene un poco más de respeto a la hora de ir al intercambio de golpes.

En ese intercambio de golpes constantes que es el vertiginoso mercado de la Agencia Libre, los Lakers volvieron a vencerlos. Se llevaron al pivot Montrezl Harrell por dos años y un poco más de 19 millones, un monto que no parece que era prohibitivo para los Clippers. Si, es verdad, Harrell no rindió para nada bien en los Playoffs y podrian vivir sin él debido a que la necesidad principal del equipo está en otro lado.

El tema es que para cubrirse en la pintura gastaron toda su excepción de nivel medio en una gran incorporación como el internacional español Serge Ibaka y terminaron sin margen para fortalecer el que creo que terminó siendo su principal déficit en la última postemporada: la creación de juego desde la base.

Lo de Ibaka fue una buena reacción, pero una reacción al fin y al cabo y no una acción principal. El tono lo volvieron a marcar los Lakers y ellos fueron detrás a reducir daños. El traspaso de la noche del Draft que básicamente fue Landry Shamet por Luke Kennard me parece un buen movimiento, pero terminó quedando un poco en el olvido: tampoco es algo que creo que vaya a ser de impacto suficiente como para alterar el resultado final de una temporada.

MÁS | La última hora de la Agencia Libre

Antes de todo esto los Clippers realizaron un cambio más grande: se marchó Doc Rivers, entrenador de la franquicia por muchos años y hombre de gran ascendencia sobre ella, y su lugar lo pasó a ocupar Tyronn Lue, el DT campeón con Cleveland Cavaliers que ya estaba trabajando en el equipo justamente como asistente de Rivers. No parece un cambio que mueva demasiado la estantería: Lue, también ex jugador como Rivers pero más joven, tiene buena reputación por su manejo de grupo, ¿pero que hacía desde dentro durante el colapso? Quizá la incorporación de Kenny Atkinson y Chauncey Billups como asistentes resulte más interesante para el conjunto de las cosas.

¿Qué piezas le terminan quedando a Lue en una Agencia Libre en la que los Clippers ya quedaron con espacio mínimo para movimientos más allá de poder agregar algún veterano más?

Guardias: Patrick Beverley, Lou Williams, Luke Kennard y Terance Mann.
Aleros: Kawhi Leonard, Paul George y Marcus Morris.
Interiores: Serge Ibaka, Ivica Zubac, Patrick Patterson y Mfiondu Kabengele.

Ocho nombres de rotación, un veterano como Patterson que puede entrar y salir y dos jóvenes con muy poco rodaje como rookies que son Mann y Kabengele. Además el pivot Daniel Oturu y el alero Jay Scrubb, elegidos en segunda ronda en el último Draft, pueden sumarse, pero a priori no deberían tener impacto en su primer año en NBA. Y el mercado ya parece bastante vacío de jerarquía como para encontrar alguna pieza valiosa más, mientras que la falta de elecciones de Draft futuras (la única primera ronda que podrían canjear es de 2027) les complica hasta el panorama de refuerzos via trade en plena temporada.

Hoy los Clippers, desangelados, parecen menos candidatos que antes en un Oeste con unos Lakers fortalecidos y varios equipos con ganas de animarse a más, tales son Dallas Mavericks y Portland Trail Blazers.

¿Qué les dan Ibaka y Kennard?

Tanto Serge Ibaka como Luke Kennard son dos jugadores con el talento suficiente para contribuir en los Clippers.

El interior ex Toronto Raptors es un jugador muy bien considerado en la defensa interior, con la fortaleza necesaria para proteger el aro ante la amenaza de las estrellas de los demás equipos del Oeste, y utilizado como 5 en una formación de small-ball corregirá mucho a LAC en esa parte defensiva respecto a lo que daba Harrell, un jugador por debajo de la media en aquel rubro. No tiene el toque de Montrezl para definir y sumar con facilidad, pero es mucho mejor tirador exterior (38,5% en triples en la 2019-2020).

Kennard por su parte llega a un escenario único para él: con 24 años y tras tres temporadas en Detroit Pistons viene de una linda explosión en la última campaña, en la que finalmente fue titular en un equipo muy flojo y promedió 15,8 puntos, 4,1 asistencias y 3,8 rebotes metiendo el 39,9% de sus triples. Se perdió varios encuentros por una tendinitis en una de sus rodillas (solamente jugó 28 partidos), pero con más balón en sus manos mostró sus dotes como creador secundario.

Es un escolta más completo que Landry Shamet: los dos están en la misma categoría como tiradores, pero el rubio se maneja mejor a la hora de poner el balón en el piso. El problema es que por más que Kennard pueda ser un buen creador secundario, no es el armador necesitado por la estructura de los Clippers que tiene como bases en cancha a Lou Williams o Patrick Beverley (limitados armando para los demás), o a Kawhi Leonard o Paul George encargándose del balón sin que ese sea el fuerte de su juego. Rajon Rondo parecía ser un jugador ideal para estos Clippers pero eligió irse a Atlanta por 15 millones.

Todavía tienen espacio para fichar un base más, pero o caerán en la renovación de Reggie Jackson (4,9 puntos y 0,9 asistencias en Playoffs, sin que Doc Rivers confíe en él en la serie ante Denver) o apuntarán a nombres de cierta experiencia con más dudas que certezas como Shabazz Napier, Yogi Ferrell, Tim Frazier o Emmanuel Mudiay.

Marcus Morris y un contrato que complica

Que Marcus Morris iba a terminar llevándose uno de los contratos más lucrativos de la Agencia Libre 2020 no era algo de esperarse. Pero entre la desesperación de Clippers, la llamada "trampa de los Bird Rights" (tener que sobrepagar la renovación de un jugador o perderlo a cambio de nada cuando estás por encima del límite salarial) y un mercado algo flojo en nombres, el ala-pivot terminó firmando un contrato de 64 millones por 4 años. El mejor de su carrera, cuando ya tiene 31 años.

Es cierto que tener a Mook no es algo que le duela a los Clippers en lo deportivo: aunque no sea el jugador con mejor toma de decisiones, terminó con un interesante 47,5% en triples en sus 13 partidos de Playoffs, anotando 28 lanzamientos de 59, y además del tiro les da un cuerpo grande en defensa y con cierta versatilidad.

Ahora, más allá del monto anual, ¿fue lo mejor un contrato tan largo? Parece que la respuesta es no. No olvidemos que tanto Kawhi Leonard como Paul George tienen opción de jugador para marcharse en 2021 o sino igualmente sus vínculos finalizan en 2022, mientras que Mook fue extendido hasta 2024 y tendrá 35 años al final de su contrato, quedando potencialmente sobrepagado en una franquicia desarmada si sus estrellas llegaran a decidir marcharse, algo que ante otra eventual decepción ya no puede descartarse.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retirada?
Juan Estevez
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con Knicks
Nacho Losilla
klay-thompson-111920-ftr-getty
¿Cuál será el regreso más destacado de la temporada?
Juan Estevez
jj redick
JJ Redick anuncia su retirada
Nacho Losilla
Más noticias