);
Golden State Warriors

Los Angeles Clippers dan una muestra de poderío ante Golden State Warriors

Lo que en la prevía aparecía como un duelo sumamente interesante, terminó siendo un monólogo. Los Angeles Clippers festejaron el estreno del Chase Center en San Francisco venciendo a los Golden State Warriors por un contundente 141 a 122. El encuentro se rompió desde el comienzo mismo, con una racha de 14-0 en favor de los de Doc Rivers, que ya no volverían a mirar atrás por el resto de la noche.

En los Clippers hubo siete jugadores diferentes que anotaron en dobles dígitos, liderados por los 22 puntos de Lou Williams y los 21 de Kawhi Leonard. Además, Patrick Patterson sumó 20 tantos, Montrezl Harrell 18 e Ivica Zubac 16 con 10 rebotes. Los mejores de los Warriors fueron Steph Curry (23 puntos) y D´Angelo Russell (20 puntos), aunque combinándose para un flojo 14 de 36 en tiro. Ninguno de los dos tuvo un buen partido.

Dominio absoluto

Los Clippers dominaron todos los aspectos del juego, de punta a punta. Incluso se dieron el lujo de darle descanso a Kawhi Leonard, que apenas jugó 21 minutos. Aún así, el alero se las arregló para terminar con 21 puntos y 9 asistencias (empatando la cifra más elevada de su carrera).

Kawhi está agregándole a su juego una mejor visión y capacidad de pase, aprovechando al máximo el talento de sus compañeros (sobre todo de los interiores, excelentes en el pick and roll). Hasta hoy, ese era considerado el único defecto claro del juego de Leonard. Si también se vuelve una amenaza como pasador, será una señal muy negativa para el resto de la NBA.

Lo cierto es que Kawhi está pudiendo limitar sus minutos gracias a la profundidad del equipo. Sacando a Beverley, cuya función es otra, los ocho jugadores angelinos que estuvieron al menos 5 minutos en cancha, anotaron 9 o más puntos. ¿La producción del banco? Nada menos que 68 puntos. Si había alguna duda, los primeros dos partidos de la campaña están dejando a las claras cuál es el equipo a vencer de esta 2019-2020.

Un golpe de realidad

Para los Warriors, el encuentro se trató de un verdadero golpe de la realidad. Lejos han quedado los años de abundancia y por el contrario, tienen que recurrir a jugadores con más experiencia de G-League que NBA. Era sabido que la falta de rotación de Golden State iba a ser un problema. Pero ver los niveles que alcanza esa flaqueza, no deja de ser impactante. Sobre todo si lo contrastamos con el pasado reciente de la franquicia.

Es sólo un partido, pero los de Kerr tienen mucho trabajo por hacer. Ya no para pelear en el Oeste, sino para siquiera poder meterse en la lucha por los playoffs. Para eso precisarán mejores partidos de sus figuras, pero además, esperar la evolución de alguno de los jóvenes mientras suman rodaje en este nivel. Si no consiguen alargar el equipo, no tendrán mucho para decir en esta campaña.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

brown, thomas
Thomas y su vuelta a Boston: récord y ovación
Sergio Rabinal
Fultz
Fultz triunfa ante su ex-equipo
Sergio Rabinal
Kemba, Smart, Pierce, Garnett, Celtics
Celtics y su mejor inicio desde Garnett y Pierce
Sergio Rabinal
LeBron James
LeBron brilla sin AD; 10ª derrota de Warriors
Sergio Rabinal
VanVleet
Siakam impone su calidad en Portland: 36 puntos
Sergio Rabinal
James Harden y Patrick Beverley
Harden sin rival: 47 puntos ante Kawhi
Sergio Rabinal
Más noticias