);
Los Angeles Lakers

Cinco historias de Los Angeles Lakers en la temporada 2019-2020

Con la temporada 2019-2020 suspendida de forma indefinida por la pandemia del coronavirus COVID-19 , desde NBA Global miramos hacia atrás para recordar qué estábamos viendo en una campaña repleta de condimentos. Por lo tanto, comenzamos con una serie de artículos recordando cinco historias, momentos u observaciones de cada uno de los 30 equipos que componen la mejor liga del mundo. En esta entrega, nos adentramos en el rendimiento y el camino de Los Angeles Lakers.

MÁS | 5 historias de la temporada de Toronto Raptors

LeBron James, el renacido

Tan solo siete jugadores en toda la historia de la NBA han conseguido promediar más de 20 puntos por partido a la edad de 35 años: Wilt Chamberlain, Karl Malone, Michael Jordan, Alex English, Lenny Wilkens, Dirk Nowitzki y LeBron James. De todos ellos solo el último ha conseguido añadir más de 7 rebotes y más de 10 asistencias por encuentro, algo a la altura de Oscar Robertson, Russell Westbrook y James Harden en los mejores momentos de sus respectivas trayectorias. El nativo de Akron ha completado en la temporada 2019-20 su curso más completo y regular desde que irrumpiese en la liga en 2003, hace 16 años.

Una versión inédita de King James por el cómo, y es que el jugador de los Lakers ha experimentado un renacimiento en todos los sentidos, exprimiendo al máximo su físico y poniendo al servicio del equipo todos sus recursos técnicos para hacer de ellos el mejor conjunto de todo el Oeste. Especialmente notoria ha sido su vocación como pasador, algo que ha hecho de él el principal generador de juego de los californianos, acaparando toda la atención rival y gravedad defensiva para que sean sus compañeros aquellos que disfruten del éxito de la anotación.

Después de un decepcionante 2019 con su primera ausencia en los Playoffs desde 2005, LeBron James ha conseguido colocar su nombre en las quinielas para alzarse con el MVP adelantando a otros como James Harden o Luka Doncic y cuestionando el dominio del último ganador, Giannis Antetokounmpo. Pocos esperaban ver un rendimiento continuado del jugador de los Lakers en su 17ª temporada en la NBA, más aún si solo tenemos en cuenta lo visto de él en la recta final de la misma, dando un paso adelante tras el parón del All-Star Weekend consiguiendo promediar 30 puntos, 8,2 rebotes y 9,4 asistencias con un 55% en tiros de campo.

Han pasado siete años desde que se alzó con el último, dos cambios de equipo y dos anillos después James está liderando al mejor equipo del Oeste en una temporada histórica. ¿Conseguirá LeBron su quinto MVP?

  • 2012-13: 26,8 puntos, 8,0 rebotes y 7,3 asistencias con un 56% en tiros de campo
  • 2019-20: 25,7 puntos, 7,9 rebotes y 10,6 asistencias con un 49% en tiros de campo

Unos Lakers que recuerdan a 2010

Antes de que la NBA anunciase la suspensión temporal de la competición el conjunto de Frank Vogel estaba registrando su mejor campaña en más de nueve años y en ritmo de alcanzar las 55 victorias con un balance de 49-14. A lo largo de los más de sesenta años de historia de la franquicia angelina, en 23 ocasiones han sido capaces de llegar a la mencionada cifra y en 11 de ellas se alzaron con el anillo. Precisamente 2010 es una de las últimas veces en las que se llegó a un balance de semejante entidad (57-25), año en el que se consiguió el 16º anillo de campeón.

La historia nunca gana campeonatos, pero sí que sirve para entender mejor la magnitud o la entidad de los acontecimientos presentes y, en ese sentido, los Lakers de 2020 presentan varias similitudes con los últimos campeones de oro y púrpura. Por un lado hay una fuerte clase alta dentro del equipo encarnada por las figuras de LeBron James y Anthony Davis haciendo el papel de Kobe Bryant y Pau Gasol acompañadas de un "general sobre el parqué" como Danny Green (Lamar Odom) sin el que el sistema ofensivo y defensivo carece de sentido a lo que se suman una serie de ejecutores y jugadores de rol como Kuzma, Caldwell-Pope y Bradley que recuerdan (salvando las distancias) a Artest, Brown y Fisher.

La esencia de este equipo reside en su movilidad defensiva y clara estructuración de las funciones de cada jugador en ataque. En constraste con 2010 aquí el sistema ofensivo es mucho más abierto y mutable, mientras que la versión del triángulo ofensivo de aquellos Lakers pivotaba en torno a la toma de decisiones de Bryant y una vocación por el poste bajo que hoy en día sería imposible de trasladar. Existen semejanzas sobre el papel y un relato a justificar a partir del cual trazar una línea clara que une ambos grandes equipos aunque haya dos mundos de distancia entre la NBA de entonces y la actual.

La rivalidad con Clippers

La llegada de Kawhi Leonard y Paul George a Los Ángeles así como la de Anthony Davis a los Lakers ha revitalizado un antagonismo más que justificado entre los dos conjuntos de la ciudad californiana. Sus protagonistas han repetido en numerosas ocasiones que la rivalidad no es tal y que cada encuentro entre ambas franquicias es solamente un duelo más de temporada regular. Pero la realidad supera a las palabras, basta con revisionar los tres partidos que se han producido en la presente campaña para comprobar la tensión, emoción y competitividad que se respira a cada minuto y en cada posesión.

Tres partidos se han producido y cada uno de ellos ha de entenderse como una isla única e irrepetible. El primero por ser la noche de apertura, el segundo por producirse en la jornada navideña y en un bajón de rendimiento de Lakers y el último por el gran momento que vivían los de oro y púrpura. Dos victorias de Clippers y una (la última) para los de Vogel.

MÁS | Todos los partidos retransmitidos en TV en España durante la suspensión por coronavirus

Precisamente este último cara a cara puede que sí fuese el más representativo por la igualdad entre los dos conjuntos, la total disponibilidad y salud de sus estrellas y la tensión con la que se vivió la contienda. Un anticipo de una hipotética serie de Playoffs que ha hecho surgir una rivalidad que nunca había sido tal en la historia de los dos equipos.

Todas las apuestas y las previsiones de los expertos apuntan a que el campeón de la Conferencia Oeste saldría de una hipotética serie entre Lakers y Clippers, algo inédito en la historia de la NBA ya que nunca se han enfrentado en una serie de Playoffs los dos equipos de Los Ángeles. Algo que en el caso de producirse supondría la primera vez que dos franquicias fuera del área de Nueva York/Nueva Jersey se ven las caras ya que entre Knicks y Nets ocurrió en tres post-temporadas diferentes (1983, 1994 y 2004).

El impacto por el adiós de Kobe Bryant

La pérdida de Kobe Bryant ha marcado la temporada de los Lakers tanto a nivel emocional como de la franquicia. El cómo se produjo, el cuándo y la profundidad de la misma dejarán un vacío al interno del equipo californiano que tardará mucho tiempo en llenarse. Un hecho que afectó enormemente a la actual plantilla por la cercanía que Bryant había estado profesando con muchos de ellos a través de entrenamientos individuales, charlas y reuniones que habían derivado en una relación de amistad en muchas ocasiones.

MÁS | Recordando a Kobe

En el caso concreto de LeBron James la noticia impulsó en el alero una necesidad de proyectar el legado de Kobe aprovechando el momento para sacar lo mejor de sí mismo y liderar a la segunda franquicia más laureada de la historia a conseguir un nuevo campeonato.

"Te prometo que continuaré con tu legado", escribía el de Ohio en su cuenta de Instagram. "Significas mucho para todos nosotros aquí".

Algo que motivó al propio James y a Davis a realizarse un tatuaje conjunto con la simbología de la mamba negra en honor a Kobe.

MÁS | ¿Tienen ya Los Angeles Lakers su quinteto ideal? Opciones, estadísticas y análisis

El "Carushow"

Sin duda, la parte más amable y divertida de toda la temporada del equipo angelino ha sido la irrupción de Alex Caruso como un desatascador de emergencia y frenético base que ha hecho de la segunda unidad de Lakers algo imbatible.

A esto se une que su peculiar aspecto en relación a su tipología de juego y despliegue físico han hecho que las redes sociales le hayan convertido en un verdadero meme generando tras de sí una enorme repercusión.

Una repercusión en redes sociales que ha conseguido justificar en pista más que de sobra siendo parte de uno de los quintetos más efectivos de toda la temporada para los Lakers como os comentábamos en este artículo. Ya que cuando el base comparte cancha con Davis y LeBron, los californianos han acumulado un +22,5 de net rating, mucho más que cuando Bradley o Caldwell-Pope, jugadores de mayor impacto y valor.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

John Wall, Bradley Beal
Beal no jugará con Washington en la reanudación
Leandro Fernández
rudy gobert
Gobert: "Mi plan es ganar un anillo en Utah"
Sergio Rabinal
stevens
🎥 El playbook de Celtics: sistema, datos, filosofía...
Sergio Rabinal
jaylen brown
Brown, comprometido con el activismo en el regreso NBA
Sergio Rabinal
danny ainge rajon rondo
El día que Ainge se enamoró de Rondo
Nacho Losilla
Jayson Tatum
Tatum, la esperanza celta
Agustín Aboy
Más noticias