);
Los Angeles Lakers

Los Angeles Lakers siguen invictos cuando LeBron James está en modo anotador: 117-105 a Memphis Grizzlies

¡Volvió la acción para Los Angeles Lakers! El líder de la Conferencia Oeste de la NBA recibió en el Staples Center a los Memphis Grizzlies en lo que, por ahora, sería una previa de un choque de primera ronda de los Playoffs 2020.

Había expectativas por la segunda visita de Ja Morant al Lake Show, pero al igual que en el partido de octubre, el gran candidato al premio del Rookie del año fue poco más que algún highlight (17 puntos y 3 asistencias, con 5-14 en tiro). La defensa Laker, una de las mejores de la liga, lo incomodó muchísimo, forzándolo a definir en una zona donde a los angelinos le sobran grandes protectores (Anthony Davis, Dwight Howard, JaVale McGee).

Por eso, a pesar de que los Grizzlies llegaban a Los Angeles con 7 victorias en los últimos 10 partidos, el equipo victorioso fue el local, que se impuso por 117-105. LeBron James fue el máximo anotador con 32 puntos, a los que agregó siete asistencias, tres rebotes y dos robos. Cada vez que LBJ alcanzó la línea de los 30 puntos en la 2019-2020, su equipo ganó: ya lleva 17-0 de esta forma.

MÁS | El show de Ja Morant llega a la tierra de las estrellas para enfrentar a Los Angeles Lakers

Si el primer tiempo fue de LBJ, la segunda mitad fue de Anthony Davis. El ex de New Orleans jugó poco en la primera parte por un golpe sufrido en la pantorrilla derecha nada más empezado el partido, pero estuvo indetenible al regresar del vestuario, siendo clave en un encuentro en el que JaVale McGee y Dwight Howard apenas sumaron 30 minutos entre los dos debido a problemas de faltas personales.

AD finalizó con 28 puntos, 13 rebotes, 7 tapones, 4 asistencias y un robo en 31 minutos. Números que en los Lakers no se registraban desde Shaquille O'Neal en Las Finales del 2001.

A pesar de un 31% en triples y un 65% en tiros libres, los de California se llevaron el triunfo debido a esa protección en la pintura y a que lo de los de Tennessee fue aún peor: 31% en triples y 55% en tiros libres, siendo Morant (7-10) el único jugador con un acierto mayor al 65% en simples.

En la visita, el jugador de mayor poder ofensivo fue un tapado: Josh Jackson, que en su noveno partido con Memphis alcanzó por primera vez la veintena de puntos, lanzando 9-12 en tiros de campo.

AD lesionado y problemas de faltas, pero Lakers se llevó el primer cuarto

Muy mala noticia para Los Angeles Lakers al comenzar el partido. Anthony Davis se fue al vestuario caminando de forma anormal y con una cara de sufrir bastante dolor tras haber golpeado su pierna derecha al querer evitar una cortina. AD se quedó en el costado propio de la cancha durante un par de posesiones y fue sustituido por Kyle Kuzma apenas se paró el juego.

La causa de esto parece haber sido un golpe de parte de Jaren Jackson Jr. en la pantorrilla derecha.

Mientras tanto, LeBron se encargaba de que la atención siga sobre lo que pasaba en la cancha y no en lo que ocurría con AD. El #23 de los Lakers remató de forma espectacular un alley-oop a pase de Danny Green y lideró un parcial inicial de 19-11 para los angelinos, que buscaban espaciar la cancha en ataque mientras que Memphis, sin mucha puntería, apostaba por sumar en la pintura, sin Davis en cancha y sin McGee (tres faltas en los primeros siete minutos).

Dwight Howard también se metió rápidamente en problemas de faltas con dos infracciones, pero Vogel prefirió dejar al ex Orlando Magic en cancha que jugar sin un interno natural ante un equipo con Jackson Jr. y Brandon Clarke.

La visita se acercó a tres puntos (21-18), pero la reacción del banco de Lakers fue buena y con anotaciones de Howard, Kuzma y Kentavious Caldwell-Pope la diferencia llegó a un máximo de ocho tantos. Finalmente, el equipo local terminó el primer cuarto ganando 28-22.

Dominio de Lakers en el segundo cuarto

El segundo período comenzó con Rajon Rondo y LeBron James causándole mucho daño a Memphis para un parcial de 10-5, con un triple anotado por cada uno. En el medio, Dwight Howard llegó a su tercera falta y Frank Vogel debió jugar súper small-ball unas posesiones, con Jared Dudley como 5, pero el Staples Center rugió al ver a Anthony Davis regresar al banco e inmediatamente volver a la cancha. El susto no fue nada más que un golpe en la pantorrilla derecha.

Morant, muy bien controlado en el primer cuarto, finalmente pudo empezar a soltar algo de su magia promediando el segundo asalto, dejando el partido 38-34. Pero una vez más la segunda unidad local salió al rescate con un triple de Alex Caruso y un doble de media distancia de KCP. Ventaja de nueve tantos para los Lakers y tiempo muerto pedido por Taylor Jenkins.

La defensa volvió a ser el lugar de construcción de Lakers en la parte final de este cuarto. Con presión alta, generación de errores del rival y contragolpes, el quinteto conformado por James-Caruso-Bradley-Green-Davis fue creador del caos ordenado en el que el equipo local se siente tan cómodo. Memphis estuvo casi cinco minutos sin anotar un tiro de campo y el marcador llegó a 54-36, hasta que un triple de Dillon Brooks cortó el mal momento visitante.

Igual la diferencia se expandió, con LBJ y AD determinados a no regalar ni una posesión y Memphis siendo incapaz de oponer resistencia a los angelinos cuando estos aceleraban el ritmo. 60-41 para LAL al terminar el segundo cuarto.

Memphis regresó al partido

Los Lakers empezaron la segunda mitad demoliendo desde el triple, con intentos acertados de Davis y Bradley para el 68-43 momentáneo. Mientras, McGee continuaba sin poder tener un impacto positivo en el partido, cometiendo rápidamente sus infracciones número cuatro y cinco. Al menos hasta entonces Jonas Valanciunas no estaba teniendo una noche destacable y además Jackson Jr. estaba en el vestuario con una molestia en la rodilla izquierda.

El margen de 25 puntos fue suficiente para que Los Angeles se relaje y permita una reacción visitante empujada por Kyle Anderson, alcanzando Memphis un parcial de 15-5 para el 70-58, con más y más castigo a la pintura de Lakers y una anotación repartida (hasta la mitad del tercer cuarto, ningún jugador de los Grizzlies llevaba más de 10 puntos).

Josh Jackson, de quién vimos poco y nada durante los primeros meses de la 2019-2020, no sólo volvió a estar en la rotación de Jenkins, sino que tuvo un buen tramo en el tercer cuarto, siendo el autor de un triple que puso a los Grizzlies apenas ocho puntos detrás (75-67).

Desde ahí, una vez más la receta de la defensa de bloque alto y los puntos a campo abierto fue la indicada para los de California. Aún así, en el final el desparpajo de Jones hizo que los visitantes anoten un punto más en los últimos tres minutos y medio. Ventaja de 84-77 para Lakers hasta ahí, pero atención frente a un Memphis que había convertido más tiros en el tercer cuarto (15) que en todo el primer tiempo (14).

AD, LeBron y ¡Caruso!, el trío que liquidó el partido

Los nervios de Lakers por tener a Memphis a apenas cinco puntos de distancia en el comienzo del último cuarto se reflejaron en la falta técnica pitada a Caldwell-Pope. Memphis desaprovechó esa ocasión, pero luego tuvo una más por una técnica pitada a Frank Vogel, que protestaba una supuesta infracción sobre LeBron James al luchar un rebote. Ahí si capitalizaron los Grizzlies, poniendo el marcador 88-84 con menos de nueve minutos restantes.

Vogel mandó a la cancha a Alex Caruso en ese momento y el texano no le falló. Con su intensidad e inteligencia defensiva de siempre pero además con buenas acciones ofensivas, Carushow despertó a todo el Staples Center en un parcial de 13-3 de los locales. Morant, siempre un anotador de élite en el último cuarto, apenas podía sacar foules y sumar un poco desde la línea de castigo.

Así, por la jerarquía de sus estrellas Anthony Davis y LeBron James pero también por la energía de Caruso, los Lakers terminaron sin sobresaltos en los minutos finales para imponerse por 117-105.

Sigue la NBA con el NBA League Pass, suscríbete aquí.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Holiday
¿Cuánto resolvió Milwaukee de su gran punto débil?
Juan Estevez
Lakers
Previa de Lakers rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
deandre ayton
Ayton, el gran ganador del arribo de Paul a Phoenix
Juan Estevez
Enes Kanter
Portland y cuatro caras nuevas con ilusión
Agustín Aboy
NBA Ball
El protocolo de salud y seguridad para la 2020-2021
Steve Aschburner, NBA.com
John Stockton Magic Johnson
Stockton, Magic y las 12 asistencias por partido
Agustín Aboy
Más noticias