);
Atlanta Hawks

Los Atlanta Hawks de Trae Young son atractivos, ¿suficiente para competir por los Playoffs?

trae young john collins hunter reddish

Los equipos jóvenes siempre gustan. ¿A quién no le atrae? Quizás ese equipo no gane muchos partidos, pero para el aficionado poco hay más atractivo que un buen equipo joven. Un par de estrellas en ciernes, algún que otro veterano y ver muchísimos minutos de esos veinteañeros que apuntan a dominar la nueva generación NBA.

Los Atlanta Hawks llegaron algo tapados al inicio de la pasada temporada y su récord inicial de 16-3 tampoco ayudaba.

Para la próxima, las tornas giran por completo. Los Hawks reciben atención, mucha. Es uno de esos equipos jóvenes marcados en rojo por el aficionado. Para ver en el League Pass y cacharrear con ellos en el 2K20.

MÁS: Los retos de LeBron en el año II con los Lakers

Uno de los 'young cores' referencia de la NBA

Cuando hablámos de los jóvenes de Atlanta, hay un hombre a destacar por encima del resto. Travis Schlenk, la sonrisa de la foto. No forma parte de ese 'young core' pero como si lo fuese. Entre estos grupos de jóvenes destacados de la NBA, sin duda Schlenk ha construido uno de los mejores en tiempo récord.

Llegó desde Golden State, donde era asistente del GM, el 25 de mayo de 2017. Poco más de dos años después la reconstrucción esta estructurada y lista para su maduración. En apenas tres Drafts, 2017, 2018 y 2019, pasa de la rémora final del proyecto de Budenholzer, Horford y Millsap al núcleo liderado por Trae Young y John Collins.

Collins fue su primera gran adquisición con el pick 19, un par de días después de traspasar a Dwight Howard a Charlotte. Firmó a Dedmon, Ilyasova o Muscala. El equipo venía de ganar 43 partidos y caer en Primera Ronda en 2017. En 2018 el necesario desplome llegó a las 24 victorias, las últimas de Budenholzer en Georgia.

La contratación de Lloyd Pierce, la elección de Kevin Huerter con el pick 19, el traspaso de Schroder, la firma de Vince Carter, el corte de Carmelo Anthony... Todo quedó relegado a un segundo nivel con el traspaso de la noche del Draft. Uno histórico que sella cada paso próximo de dos jugadores. Luka Doncic, el pick 3, a cambio de Trae Young, quinta elección y la primera ronda de Dallas del siguiente año.

El verano de la confirmación

Un traspaso por el que recibió muchísimas críticas. Atroces y duras, antes de ver si quiera a Trae y Luka jugar en la NBA. Antes de saber en qué terminaría ese pick de Dallas. Porque es cierto que los traspasos se miden en el momento que se realizan y tiempo después, para comprobar el ganador, pero el de este traspaso tardaremos en conocerlo.

Ya no solo involucra a los líderes de cada proyecto. Involucra a la evolución competitiva de Hawks y Mavs. Quien llegue más lejos recibirá el premio de hacerlo con ese traspaso, sea uno u otro. Y el que gane menos será considerado el perdedor. Aunque quede mucho disfrute por el medio y mucho tiempo para conocerlo.

MÁS: Young y Collins, del 'hate' al olvido para terminar en ebullición

Young demostró ser un candidato legítimo al Rookie del Año superado por una temporada mágica de Doncic. Pero ahí está Trae, con un talento ofensivo para hacer jugar a sus compañeros como pocos rookies se han visto y una capacidad anotadora insultante, con rango Curry incluido. Y Collins dando pasos de gigante. El mejor Hawk de la temporada pasada.

Schlenk se propuso un objetivo y lo consiguió. En varios traspasos movió contratos y jugadores, aunque el foco estaba en el Draft. De'Andre Hunter vía traspaso con el pick 4 y, con esa elección de Dallas del traspaso de Luka, Cam Reddish en el 10. Posible robo del Draft a la vista y un 'young core' muy 2K.

¿Pueden los jóvenes Hawks alcanzar los Playoffs?

A primera vista uno puede pensar que sí, que fácilmente los Hawks pelearán por meterse en Playoffs y que hasta deberían ocupar uno de los últimos puestos que dan acceso en el Este. Young y Collins con un año más, incorporaciones veraniegas como Jabari Parker y los rookies de este año forman una plantilla muy atractiva. Pero, ¿realmente competitiva?

Atlanta ha perdido en verano a su pívot titular Dewayne Dedmon. Puede parecer menor pero rebaja las opciones de competir, especialmente porque no hay un pívot del mismo nivel en el que confiar. Se ha marchado a los Kings y Dedmon era el veterano más destacado del equipo. En los 29 años y con más de 25 minutos por noche, aportaba la protección de aro y movilidad para cambiar en bloqueos que tanto necesitaba este equipo con jugadores que tienen problemas defensivos graves como Young o Collins. Además, el nuevo jugador de los Kings lanzaba 3,4 triples por encuentro con un 38% de acierto. Un cinco para defender y abrir la pista.

En su ausencia el titular sería Alex Len. Mejor reboteador, sin movilidad para cambiar y peor cerrando el aro. Más joven desde luego con 25 años y capaz de anotar desde el exterior, un 36% la pasada temporada. Sin duda Dedmon era mejor complemento para los jóvenes y para competir. Len no ha demostrado en los años que lleva en la NBA que pueda ser un pívot titular de buen nivel, aunque quizás esta es la oportunidad que necesitaba.

Taurean Prince, con 28 minutos de media y el tercer mejor anotador del equipo la pasada temporada, fue traspasado a Brooklyn. Esta baja es la más asumible, ya que los Hawks buscaban en él defensa y apenas ha ofrecido. Hunter debería ocupar su puesto de titular y traer esa defensa que tanto querían.

La otra baja sensible es Kent Bazemore, el segundo/tercer mejor jugador del equipo en la 2018/2019, dependiendo de cómo valoremos su continuidad contra los destellos de Trae. Un seguro cada noche con sus defensas y sus puntos, ya fuese titular o suplente. La inconsistencia desde el triple (32%) sigue como su gran laguna. En el resto es el complemento perfecto.

Y es que hay más. Vince Carter de momento no ha renovado y, según The Athletic, quiere un rol de más minutos en otro equipo. Omari Spellman fue traspasado después de un decepcionante año rookie, al igual que Miles Plumlee. Jaylen Adams terminó cortado. Solo continúan cinco jugadores de la pasada temporada: Young, Huerter, Collins, Len y De'Andre Bembry. Todos menos este último apuntan a titulares.

¿Cómo queda el equipo de Atlanta?

Suponiendo que Trae Young, Kevin Huerter, De'Andre Hunter, John Collins y Alex Len sean titulares, quinteto atractivo pero con Len como principal veterano. Muchos fuegos artificiales para el ataque y poca defensa. Además el banquillo deja dudas.

Evan Turner llega como base suplente en el traspaso de Bazemore, lo que reducirá el rol de Bembry. Rodeado de tiradores como hay en los Hawks, puede ser un muy buen destino para que Turner se luzca individualmente y ayude a este joven equipo. Allen Crabbe es un tirador muy fiable que dará muchos recursos para lanzar después de salir de pantallas, otro veterano.

Las dos dudas principales son Jabari Parker y Chandler Parsons. Muchísimo talento enfrascado en cuerpos frágiles. Es difícil confiar en tus suplentes cuando dos de ellos, y Jabari es el más destacado de todo el banco, apenas han jugado en los últimos años. Parker ha disputado 25 partidos, 76, 51, 31 y 64 en su carrera. Mientras, Parsons ha estado en solo 95 entre las tres últimas temporadas. Reddish parece ya una opción mucha más fiable pese a su decepcionante año en Duke.

El pívot suplente de Len será otro rookie, Bruno Fernando. Este espécimen físico tan especial está muy verde, aunque tiene mucho por ofrecer y en la Summer League ha dejado destellos. Sufrirá mucho Atlanta en defensa cuando tenga a Fernando en pista, pero es parte del proceso de aprendizaje del jugador.

Bembry y Damian Jones aparecen al fondo del banquillo, con aparentes pocas opciones de jugar de forma continuada esta temporada.

Los Hawks de Trae y Collins, en el Este

Milwaukee, Philadelphia y Brooklyn son los grandes favoritos del Este en estos momentos, equipos que son seguros para los Playoffs. Detrás suyo deberían aparecer unos Raptors debilitados sin Kawhi y Danny Green pero aún competitivos; Indiana con sus refuerzos y el regreso de Oladipo; y Boston y su renovación con Kemba Walker al frente. Seis equipos que salvo sorpresa mayúscula tienen que estar en Playoffs.

Quedarían dos puestos a pelear entre Miami con Jimmy Butler y una buena nómina de escuderos a falta de más movimientos (Dragic, Winslow, Adebayo, Herro); unos Pistons flojos a nivel grupal pero con el mejor Blake Griffin; la vuelta de Orlando con un año más de proyecto; los Bulls de vuelta con incorporaciones de veteranos muy inteligentes y Coby White en el Draft; y estos Hawks. Charlotte, New York, Cleveland y Washington parecen en otro punto, algo más lejano.

Es decir, unos cinco equipos para pelear por dos puestos. Es desde luego pura especulación, pero entre el contexto de un Este con mucha clase media y un equipo que gana en atractivo y futuro pero pierde en presente, los Playoffs deberían quedar lejos para Atlanta este año.

Por supuesto el objetivo para Schlenk, Pierce y todo el equipo será estar en la postemporada. Jóvenes ya hay de sobra para trabajar con ellos y Travis continúa acumulando rondas para movimientos futuros. Un futuro que pinta brillante, sin duda, aunque el presente huele aún a verde. Dejar buena imagen y transmitir sensaciones positivas debe ser el objetivo. Clippers y Nets han demostrado este verano dónde quieren jugar las estrellas. Y si Atlanta renuncia a Bembry y Jones, restringidos en 2020, tendrán unos 70 millones de espacio salarial al liberar a Parsons, Crabbe, Turner y Len.

La reconstrucción esta estructurada y lista para su maduración. Y sin duda estos Hawks pelean de tú a tú con los New Orleans Pelicans por ser el mejor 'young core' en un proyecto en reconstrucción. A nivel mediático la partida contra Zion Williamson es una utopía. Tocará disfrutar de su dichosa juventud en el League Pass y hacer pesquisas de años y movimientos futuros en el 2K20.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

antetokounmpo, milwaukee bucks
Giannis y Bucks: "Da miedo lo buenos que podemos ser"
Sergio Rabinal
Juancho Hernangomez
¿Cuándo juega Juancho Hernangómez?
Sergio Rabinal
NBA España 2019-2020
Guía de los españoles NBA en la temporada 2019-2020
Sergio Rabinal
Willy Hernangomez
¿Cuándo juega Willy Hernangómez?
Sergio Rabinal
LeBron Davis
LeBron y Davis no jugarán ante Warriors
Juan Estevez
Zion Williamson
Zion no jugará ante los Knicks
Carlos Herrera Luyando
Más noticias