);
Agencia Libre 2020

Los jugadores del baloncesto FIBA que pueden entrar en el radar de los equipos NBA

A la hora de imaginar lo que puede suceder en los planteles NBA para la 2020-2021 no solamente hay que hacer foco en los traspasos y agentes libres de la misma competición ni en aquellos proyectos que vienen exclusivamente de la NCAA. Hace tiempo que la liga estadounidense ha abierto las puertas para las ligas del baloncesto FIBA y todo indica que el próximo mercado no será la excepción.

A continuación, repasamos diferentes nombres que podrían entrar en los radares NBA en el corto o mediano plazo, separados por diferentes categorías: veteranos que estarían haciendo su debut, posibles regresos, jugadores cuyos derechos pertenecen a franquicias y candidatos FIBA a sumarse vía Draft 2020.

Más | Guía de la 'offseason' para la temporada 2020-2021: Draft, Agencia Libre, contratos...

Tres debutantes

El repaso no puede empezar con otro que no sea Facundo Campazzo, que si bien ya ha estado vinculado a diferentes rumores NBA en los últimos años, todo indicaría que la 2020-2021 será finalmente la temporada en la que de el salto a la mejor liga del mundo. Aunque todavía no hay precisiones sobre cuál podría ser su destino, lo cierto es que el argentino ya ha dado absolutamente todas las respuestas que podía dar en el baloncesto europeo, consolidándose como una de las piezas más importantes de dichas ligas en el último lustro. Sus números en la actual campaña (10,2 puntos y 5,2 asistencias) solo cuentan una porción de su impacto en el Real Madrid.

Entre las estrellas FIBA que nunca han jugado en la NBA también vale mencionar el nombre del lituano Marius Grigonis, un escolta de 26 años y 1,98 de estatura, que atraviesa un excelente momento con el Zalgiris de su país. Grigonis está promediando 15,7 puntos en lo que llevamos de Euroliga (7 partidos), lanzando un 43,3% en triples y habiéndose quedado con el premio al Mejor Jugador del Mes de Octubre. El rol del nacido en Kaunas en la NBA sería muy claro: abrir la cancha con su tiro de tres puntos, aunque a diferencia de otros especialistas como Matt Thomas, su combinación de físico y buen manejo también le dan potencial como para colaborar en otros aspectos. Parece estar en el momento de su evolución.

El último nombre es el más veterano de la lista: Will Clyburn, alero que a sus 30 años se ha consolidado como uno de los mejores jugadores de la élite del baloncesto FIBA de la mano del CSKA Moscú. Clyburn ya fue considerado uno de los tres jugadores más valiosos de la pasada temporada de la Euroliga, donde además se quedó con el título y el MVP del Final Four. Y lejos de aflojar, comenzó aún mejor en la edición 2020-2021: promedia 18 puntos y 4,3 rebotes, lanzando un 46,4% de campo y un 38,2% en triples. El natural de Detroit es un extraordinario jugador de rol, que ayuda en ambos costados de la cancha y está acostumbrado a jugar sin el balón en sus manos. Cualquier equipo NBA valoraría tener una pieza de su versatilidad, especialmente en el baloncesto de formaciones pequeñas de hoy en día.

Tres exNBA

Pasemos ahora a aquellas figuras FIBA que ya han tenido pasos NBA. Primero, una aclaración: priorizamos a los jugadores que tienen más opciones de un regreso. Por eso no encontrarán a Nikola Mirotic, que según lo informado no tiene cláusula de salida con el Barcelona, ni a un Shane Larkin que ya ha tenido dos experiencias diferentes por la liga sin demasiado éxito. Tampoco a veteranos como Sergio Rodríguez o Rudy Fernández, que ya parecen estar en otra etapa de sus carreras.

Un nombre que sí se rumorea podría regresar a la liga es Jeremy Lin. El base tuvo su última experiencia en la 2018-2019 con los campeones Toronto Raptors y pasó la última campaña en China, donde se destacó con el Beijing Shougang, promediando 22,4 puntos, 5,6 asistencias y 5,6 rebotes. Lin declaró en las últimas semanas que se está entrenando con la idea de retornar a la NBA y que espera ser fichado en la próxima Agencia Libre. Veremos si se cumple su deseo.

Quizá este próximo mercado no sea el indicado, pero otro jugador que es probable que algún día volvamos a ver en la NBA es Mike James. El actual base del CSKA (16,2 puntos en la 2020-2021) tuvo una buena experiencia como rookie en Phoenix antes de un traspaso a New Orleans: promedió 9,3 puntos y 3,5 asistencias en 19,1 minutos con los Suns durante la 2017-2018. Sin embargo, terminada esa campaña decidió volver a Europa, donde retomó su lugar como uno de los bases más determinantes de la Euroliga. No sería extraño que algún equipo vuelva a pensar en él en el futuro, porque a diferencia de Larkin, ya demostró que puede rendir en ese nivel.

El último nombre es el de Edy Tavares, con una situación similar a la de James, en el sentido de que parece más probable un regreso al mediano plazo, que necesariamente en el corto (sobre todo si el Real Madrid pierde a Campazzo en los próximos días). Tavares jugó apenas 13 partidos NBA con Atlanta y Cleveland, pero desde su llegada a España se ha transformado en uno de los pívots más determinantes del baloncesto europeo. Si no el que más. Y aunque en la liga estadounidense ya no se valoran tanto a los gigantes de sus características, el éxito de Boban Marjanovic debe ser un espejo para demostrar que el natural de Cabo Verde también podría dar una mano desde una segunda unidad.

Nos ocupamos ahora de aquellos jugadores que ya fueron drafteados y cuyos derechos pertenecen a equipos NBA. El repaso lo abre el serbio Nikola Milutinov, elegido en la 1° Ronda del Draft 2015 por los San Antonio Spurs. Si bien hasta hoy sus caminos no se han encontrado, el presente plantel de los de Gregg Popovich podría beneficiarse de tener a un interior defensivo como Milutinov (máximo reboteador de la última edición de la Euroliga), teniendo en cuenta las pocas variantes que tienen en la pintura. Veremos si finalmente el oriundo de Novi Sad llega a Texas en las próximas semanas.

Otro jugador que encaja en lo que su equipo necesita es Vasilije Micic, cuyos derechos pertenecen a los Philadelphia 76ers desde el 2014. Micic se ha consolidado en este tiempo como uno de los mejores bases ofensivos del baloncesto europeo habiendo promediado 14,5 puntos, 5,8 asistencias y un 40% en triples para el Anadolu Efes durante la última Euroliga. Los Sixers tienen la posición del base cubierta en su alineación titular con Ben Simmons, pero las variantes que presentaron para el australiano en la 2019-2020 no fueron las ideales (Neto y Milton). ¿Veremos a Rivers dirigiendo a otro base serbio, luego de tener a Milos Teodosic en los Clippers?

El tercero a destacar es el brasilero Didi Louzada, drafteado en el puesto 35 del Draft 2019 por los Atlanta Hawks y rápidamente traspasado a los New Orleans Pelicans, quienes mantienen sus derechos. Louzada pasó la 2019-2020 en Australia, promediando 10,3 puntos y 3,6 rebotes en 22,8 minutos para los Sydney Kings, dueños de la mejor marca de la Fase Regular de la NBL. A los Pelicans les vendría bien un escolta con la capacidad defensiva de Didi, quien podría ocupar la vacante dejada por agentes libres como E'Twaun Moore y Frank Jackson.

Tres proyectos

Por último, no podemos dejar de lado a los mejores proyectos del Draft 2020, entre los cuales aparecen varios nombres proyectados para la 1° Ronda. Entre los más importantes de ellos se destaca el israelí Deni Avdija, un alero sumamente versátil, que ya tuvo sus primeros minutos de Euroliga en la 2019-2020, de la mano del Maccabi Tel Aviv: 4 puntos y 2,6 rebotes en 14,3 minutos por juego. Diferentes proyecciones tienen a Avdija tan arriba como el segundo pick, hoy en manos de los Golden State Warriors.

Si de talento hablamos, no podemos dejar fuera a LaMelo Ball, que como RJ Hampton, eligió la vía de la NBL australiana como preparación para el Draft. Ball promedió 17 puntos, 7,6 rebotes y 6,8 asistencias con los Ilawarra Hawks, demostrando toda su creatividad con el balón en las manos, aunque también su irregularidad como tirador (25% en triples). Hoy es difícil saber exactamente dónde será drafteado el hermano menor de la dinastia, aunque todo hace pensar que no pasará del Top 5.

Otro de los candidatos a ser elegido en el tope del Draft es el base francés Killian Hayes, que pasó la 2019-2020 en el Ratiopharm Ulm alemán, destacándose en la EuroCup: 12,8 puntos y 6,2 asistencias de promedio, con un 45,5% de campo, un 39% en triples y un 90,9% en tiros libres. La proyección de Hayes en el orden también es sumamente variada: desde quienes lo ven como el mejor proyecto elegible, a quienes lo imaginan cayendo hasta el séptimo u octavo puesto.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luka Doncic, Facundo Campazzo
Luka, feliz con Facu: "Se adaptará muy rápido"
Agustín Aboy
Campazzo
Cuando Campazzo enloqueció a Jokic ¡en defensa!
Juan Estevez
Nuggets
Previa de los Nuggets rumbo a la 2020-2021
Leandro Fernández
Bucks
Previa de Bucks rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
gasol lebron
Marc Gasol, ¿el mejor pívot de la carrera de LeBron?
Sergio Rabinal
Dennis Schroder
Schroder, titular en los Lakers: ¿acierto o error?
Juan Estevez
Más noticias