);
Philadelphia 76ers

¡Los Warriors son humanos! Simmons y Embiid asaltan Golden State con una actuación defensiva excepcional

Philadelphia 76ers 113 - 104 Golden State Warriors

Estadísticas

Tuvieron que pasar casi 8 años para que los 76ers volviesen a ganar a los Warriors. Desde un 6 de marzo de 2011 Philadelphia no había sido capaz de imponerse a Golden State y echando la vista un poco más atrás, no ganaban en la bahía desde 2010. Un triunfo que vino de la mano de Ben Simmons con sus 26 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias que junto a los 26 puntos y 20 rebotes de Embiid fueron lo necesario para tumbar a los campeones en casa. Este triunfo pone fin a la racha de 11 triunfos consecutivos de los hombres de Kerr y, además, lo hace en su propia casa.

Un encuentro extraño para los Warriors que sufrieron para anotar de tres. Anotaron 11 triples, es cierto, pero 10 de ellos salieron de las manos de Stephen Curry y el otro restante lo anotó Kevin Durant (1 de 8). Curry acabó con 41 puntos tras entrar en una fase de flujo como suele ser habitual donde a punto estuvo de darle la vuelta al partido en tan solo unos instantes.

Philadelphia marcó el ritmo del partido con una defensa asfixiante que llevó al límite a los Warriors, dejándoles sin alternativa más allá de la creación sobre bote y las espectaculares acciones que Curry pudiese inventar. Una defensa que quedó reflejada en un tercer tiempo excepcional en ambas partes del campo con 11 puntos de Embiid y que acabó con un parcial de 42 a 26 para Philadelphia.

Simmons demostró porqué había sido elegido All-Star, su noche fue excepcional, con un control excelente de las situaciones de transición y superando sus problemas a media cancha de movimiento de balón. Sus divisiones resultaron imparables para la defensa de los Warriors que no sabía bien en qué jugador centrarse para limitar la incidencia de los 76ers. El mayor beneficiado de esta indecisión fue JJ Redick (15 puntos) que aprovechó la norma de cambio automático de los Warriors para anotar en repetidas ocasiones sobre DeMarcus Cousins y marcar el destino del partido.

Otra de las claves estuvo en el balance defensivo de los visitantes, que obligó a Golden State a rascar de donde fuese de las transiciones y contraataques, especialmente en la recta final, donde a pesar del buen planteamiento consiguieron sumar tímidamente.

Las notas negativas del encuentro probablemente fuesen el desacierto de Jimmy Butler (7 puntos y 9 rebotes) que pudo costar el triunfo y las malas decisones de Draymond Green (técnica incluida). A esto hay que añadir que Cousins mostró que todavía le falta ritmo de competición y adaptación al sistema, siendo a veces una carga para los Warriors en defensa.

Más en NBA.com

Terry-Stotts-051519-usnews-getty-ftr
Portland extiende el contrato de Stotts
Pablo Schatzky
Luka Doncic, Trae Young
Doncic y Young lideran el mejor quinteto de novatos
Leandro Fernández
Kawhi Leonard guarded Giannis Antetokounmpo more than any other Raptors player in Game 3.
Claves y predicciones del 4° Raptors-Bucks
Micah Adams
Golden State Warriors
Golden State y la fuerza de sus suplentes
Leandro Fernández
Ralph Sampson Hakeem Olajuwon
Hoy en los Playoffs: el segundo de Sampson
Matias Baldo
Draymond Green
Green: "Nunca nos rendimos”
Sergio Rabinal
Más noticias