);
Dallas Mavericks

Un Luka Doncic soberbio bate su récord NBA (32 puntos) y roza una épica remontada ante los Clippers

Los Angeles Clippers 125 - Dallas Mavericks 121

Estadísticas | Resumen

Aquellos que esperaron despiertos hasta las 4:30 de la madrugada o que adelantaron el reloj no se arrepienten. Saben que el esfuerzo, las horas de sueño perdidas, merecieron la pena. Ver a Luka Doncic se ha convertido en un ritual. Como genio que es, el esloveno no suele defraudar a su público. Esta noche, en Los Ángeles, la cuna de Hollywood, estableció su nuevo tope personal en la Liga con 32 puntos tras una serie de 10/20 en tiros de campo (3/6 en triples) y 9/13 desde la personal. Acompañó la tercera mejor marca anotadora de un rookie este curso con 4 rebotes, 5 asistencias y 4 robos (también career high). Todo en 31 minutos de juego. Unos números que, según los datos de Basketball Reference, sólo había logrado hasta la fecha un jugador menor de 20 años: LeBron James.

Hoy ha quedado claro, por si aún había alguna duda, quién es el jugador franquicia de estos Mavericks. Con 19 años y un bagaje de 29 partidos en la NBA, Doncic ya es el buque insignia de una franquicia de la mejor Liga del planeta. Un chaval al que vimos llega de niño y hemos disfrutado viéndole crecer y dominar Europa. Lo dijo Ricky Rubio la semana pasada desde México, pasa por alto (sobre todo en Estados Unidos) el hecho de que siendo una adolescente sea el vigente MVP de la Euroliga. Está llamado a marcar una época.

VÍDEO | Lo mejor del partidazo de Luka Doncic

En su primer compromiso ante los Clippers (se perdió por molestias la victoria cosechada en Dallas a principios de mes), a Doncic sólo le faltó el premio de la victoria. Y estuvo cerca de conseguirlo. Cuando todo parecía perdido tras un mate de Danilo Gallinari, por cierto, como quien no quiere la cosa, partidazo del italiano (rezuma clase por los cuatro costados), que puso el 119-111 a 62 segundos de la conclusión; el esloveno se rebeló a su destino. No evitó la cuarta derrota consecutiva de sus Mavericks, pero dejó un nudo en la garganta al Staples Center tras un triple estratosférico: 123-121 con 3,8 segundos aún pendientes en el crono.

A Tobias Harris, como antes a Lou Williams (los Clippers son otros con el escolta), no le tembló el pulso y ejecutó así a Dallas. Pierde fuelle el equipo de Carlisle que se coloca con un 15-15 de balance. Pero no nos engañemos, un récord así tras 30 partidos en el Oeste era algo muy difícil de prever. Tampoco habríamos imaginado que, tras romper también una racha de 4 derrotas (todas ellas sin Lou Williams), los de Doc Rivers presentarían un 18-13.

Un buen partido de baloncesto

Dos de las gratas sorpresas de la temporada. Un encuentro que no defraudó. Sobresalió Luka Doncic, agresivo atacando el aro ante Avery Bradley (uno de los mejores stoppers de la Liga) sumó 14 tantos en el tercer cuarto. Sin cebarse, seleccionando bien los tiros, forzó varios 2+1. Con él a los mandos, los visitantes empezaron a rebajar la renta cosechada por la Lob City en la primera mitad. La puesta en escena texana, de nuevo con Doncic y los triples de un Harrison Barnes de más a menos, resultó mejor. Pero cuando Rivers movió fichas y dio entrada a su segunda unidad, el signo del encuentro cambió.

No rompieron el duelo, pero los Marjanovic (un ídolo en el Staples), Williams, Harrell, Beverley y cía se aliaron con Gallinari para llegar a amasar una ventaja de 13 tantos. Renta que comenzó a reducir tras el descanso (65-54) el ex del Real Madrid en su soberbio tercer acto. Una labor que asumió en el último periodo un gran JJ Barea. En colaboración con otro veterano curtido en mil batallas, Devin Harris (y los buenos minutos de Kleber, Mejri y Finney-Smith), Dallas llegó a tomar la iniciativa. Eran sus mejores minutos, pero Williams evitó la debacle sosteniendo a los suyos. Intercambio de canastas hasta que la mayor profundidad de plantilla, y de talento, acabó entregando a los Clippers un triunfo necesario para ambos.

MÁS | Diario de un rookie: los aventuras de Luka Doncic en la NBA

Aunque eso sí, tuvieron que pelearlo hasta el final. Enfrente tenían a Luka Doncic. No tenemos una bola de cristal, pero la sensación es que nos encontramos ante un genio llamado a marcar una época. Le pese a quien le pese.

Regístrate gratis en el NBA Fan Club y accede a beneficios y premios exclusivos.

Más en NBA.com

Michael Jordan
Jordan vende una parte de los Hornets
Sergio Rabinal
ricky rubio
Ricky: "Somos familia para siempre"
Nacho Losilla
sergio scariolo
Scariolo es el otro MVP del Mundial
Nacho Losilla
españa rudy trofeo
Todos los títulos de España desde 1999
Spain
Guía de la Selección Española para el Mundial
Sergio Rabinal
ricky rubio
Ricky Rubio, MVP del Mundial
Nacho Losilla
Más noticias