Dallas Mavericks

¿Qué significa para Luka Doncic la salida de Rick Carlisle? El caos de los cambios en Dallas Mavericks

Días locos en la NBA. Decenas de noticias de peso con las salidas de varios entrenadores, el reciente traspaso de Kemba Walker, la lesión de Kawhi Leonard o la entrada de Chris Paul en el protocolo de salud y seguridad. Entre tantas informaciones y debates generados al respecto, más jornadas de Playoffs intensas por el medio, aparece un equipo que en las últimas horas ha sufrido un mar de cambios. Los Dallas Mavericks afrontan un verano clave tras las marchas de Rick Carlisle y Donnie Nelson, y la puesta a punto de la plantilla antes de la renovación millonaria de Luka Doncic.

Más | Sinfonía inacabada para la temporada de Luka Doncic: datos, análisis, puntos de mejora...

Primero fue Nelson, General Manager del equipo desde marzo de 2005, y poco después Carlisle, entrenador jefe desde 2008. El técnico fue protagonista del título de 2011 junto a Dirk Nowitzki, Jason Terry o Jason Kidd, el único de la franquicia. Carlisle era el tercer entrenador que más tiempo llevaba en el mismo equipo, con 13 temporadas seguidas a sus espaldas.

Eso sí, los casos son bien distintos. Aunque de forma oficial se apunta en ambos casos a la decisión mutua de separarse, fuentes de distintos medios, entre los que está The Athletic o ESPN, apuntan que la salida del ejecutivo es el despido. En su contexto, Carlisle sí tiene intereses para elegir este momento como el ideal para salir.

Por supuesto, todas estas informaciones se vinculan también con Luka Doncic. Un par de días antes de la noticia de Nelson, The Athletic publicaba un artículo en el que profundizaban en los problemas de la estrella eslovena con Haralabos Voulgaris, en su día corredor de apuestas profesional y gurú de los números que sirve de asesor en la gerencia de los Mavs. Imposible pensar que no hay relación.

La salida de Rick Carlisle y sus roces con Luka Doncic

Trece años y el mítico título de 2011. Carlisle será recordado en los Mavs como el mejor y más importante entrenador de su historia. Él y sus asistentes forman desde hace más de una década uno de los cuerpos de entrenadores más diferenciales desde la pizarra. A nivel táctico pocos técnicos de la liga están a su nivel, como demostró en el pasado -las mismas Finales ante Miami- o en el presente con su adaptación al nuevo baloncesto, en especial durante la segunda temporada de Luka.

Resulta chocante que Mark Cuban, propietario y máximo mandatario, indicase tras perder el Game 7 ante Clippers que Carlisle seguiría. Le dijo a Tim MacMahon que uno no "cambia a su entrenador por hacer un cambio". "Si lo haces, debe ser porque tienes otra opción mejor", explicaba el excéntrico y querido millonario. Aseguró que Carlisle volvería en la 2021-2022, aunque quizás la situación no era tan idílica como sugería.

Más | Luka Doncic y sus primeros partidos de Playoffs en la NBA: el inicio de la leyenda

MacMahon, el principal periodista cubriendo a los Mavericks, indica roces anteriores entre Doncic y Carlisle, cuya relación nunca ha brillado. El técnico reconoció el carácter de Luka y fue el primero en proponer que recibiese mucha libertad desde su temporada de novato. La 2019-2020 fue maravillosa para el esloveno y la franquicia, pero ya entonces salieron informaciones sobre su fría conexión. De hecho, era el asistente Stephen Silas, ahora, entrenador jefe de Houston, quien mantenía mayor contacto con Luka.

Doncic es competitivo como lo eran en la vieja escuela y exigente como las estrellas de nueva generación. En él tienen a "su nuevo Dirk", pero el alemán ofreció una lealtad ciega que no tendrán con el esloveno. Tiene 22 años y necesita ya un mejor trabajo de la gerencia para competir por el título, pero será imposible para Dallas llegar lejos en el Oeste si Luka no regula su carácter. Parte de la salida de Carlisle corresponde a su relación con Doncic y a los enfados que han tenido en varias ocasiones en partidos, en especial esta pasada temporada.

Por supuesto, no se trata del único factor. El despido de Nelson y, en especial, la cantidad de banquillos libres propician que sea el momento oportuno para salir. Portland, Washington o New Orleans son algunos y quien sabe si otros como Milwaukee se sumarán a la lista. En este próximo e intenso mercado Carlisle será el nombre principal. Al menos, seguro, el técnico de mayor reputación disponible.

Pese a que desde el exterior la percepción era de intocable para Carlisle, los últimos meses dibujaban un escenario donde ganaba peso la opción de su salida. Desde luego, jamás pensando en este verano, ya que Cuban esperaba su continuidad, pero sí dice MacMahon que podía considerársele en el "sillón caliente", expresión utilizada en Estados Unidos para referirse a los entrenadores que pueden ser despedidos. Y a las pocas horas de compartir esa información, Carlisle ponía punto y final a sus trece años con los Mavs. Final de una era.

Donnie Nelson, mito en Dallas

El responsable de conseguir vía traspaso a Dirk Nowitzki y a Luka Doncic en sus respectivos Draft. No fue el único artífice, pero sí el principal de la organización. Solo por estos dos movimientos ya merece todos los honores en Dallas. Y, sin embargo, tras una última década poco lustrosa en la que ha ido perdiendo cierto poder en la estructura, los Mavs podían haber realizado un trabajo más completo con sus decisiones de plantilla.

El despido de Nelson no es del agrado de Doncic. Guardan buena relación y el ejecutivo comenzó a scoutear al entonces jugador del Real Madrid cuando tenía apenas 14 años. Se conocen desde que es adolescente. Durante la actual concentración de la selección eslovena, Doncic ha lamentado su salida, aunque haciendo hincapié en que él no toma las decisiones.

Más | Charla con José Luis Pichel, primer entrenador de Luka Doncic en España

La cuestión es que en Dallas había dos caminos. Mientras Nelson perdía fuerza con los años, Voulgaris la ganaba susurrando en el oído de Carlisle. Uno tomaba la iniciativa en traspasos y movimientos, aunque Cuban podía siempre aparecer por el medio para ejecutar la idea de Voulgaris. La imagen transmitida por la franquicia, y reflejada por diferentes insiders, es de cierta disfuncionalidad. Y así cuesta más montar un equipo campeón alrededor de un Doncic todavía por madurar.

La diferencia principal entre Nelson y Voulgaris reside en su forma de tratar a la gente, indica MacMahon, y es que el periodista dice que no faltarían fuentes anónimas en la organización para hablar de Voulgaris. Es decir, no tiene muchos amigos en la franquicia y todo apunta hacia carácter "arrogante", cita en el podcast de Zach Lowe. Nelson ha sido despedido y Voulgaris termina contrato, por lo que podría darse una ejecutiva renovada.

Para Dallas será importante apuntalar un sustituto de nivel. Además de ser hábil en la construcción de la plantilla, debe ocupar el hueco que deja Nelson en sus relaciones. Por ejemplo, el ya exejecutivo guarda contacto con Bill Duffy, agente de Luka en Estados Unidos y de otros ex Mavs como Steve Nash, Darren Collison o Rajon Rondo. La relación de Cuban con Duffy está lejos de ser la mejor, pero con Nelson sí lo es.

El efecto Luka y un verano fundamental

Cuban ha dado a conocer que en las últimas horas tuvo una reunión con Nowitzki y Michael Finley, exjugador de los Mavs y parte de la directiva desde 2014, incluso candidato al puesto. En dicha convocatoria, a la que asistieron más personas, discutieron el futuro de la organización, de la que formará parte la leyenda alemana como consultor, al menos durante el verano para decidir quién será el nuevo GM.

Acertar con la decisión se antoja, no fundamental, sino obligatorio. Los Mavs necesitan al hombre ideal para remodelar el equipo alrededor de Doncic, tarea de peso con las situación salarial, y también de contratar al nuevo entrenador. En la contratación del técnico tendrá su primera gran oportunidad, aunque tantear el valor de mercado de Kristaps Porzingis para su potencial traspaso tampoco es una empresa sencilla.

Dallas tuvo a Dirk y ahora tiene a Luka, pero por muchas similitudes que puedan trazarse no son iguales. Doncic es desde hace meses una estrella de primera línea por rendimiento y comportamiento, aunque tiene que aprender mucho todavía. Ese fuerte temperamento, parte de su mentalidad ultracompetitiva, debe alinearse con la filosofía de la franquicia en pos del objetivo final. Estas declaraciones de Nelson al finalizar la temporada resultan ilustrativas.

"Aquí está un chico (Doncic) que piensa que puede ganar cada posesión de cada partido. Sus números son únicos y creo que parte de su madurez es saber cómo equilibrar entre involucrar a sus compañeros en el momento adecuado y sus tiros matadores. Creo que de ahora en adelante veréis más esfuerzos en esa dirección. No se trata solo de involucrar más a KP (Porzingis), también al resto. Veréis un equilibrio en el repertorio de Luka. En mi opinión es parte del proceso de aprendizaje de una gran estrella de 22 años en su camino a saber cómo ganar y hacerlo usando todas las piezas del tablero. Es parte del proceso de madurez".

Lectura muy interesante y acertada de Nelson, una que va de la mano del resto. La situación en Dallas está lejos de la gravedad, pero este verano es necesario acertar. La elección del GM, el fichaje del entrenador -la supuesta opción preferida de Doncic es el asistente Jamahl Mosley- y la remodelación de la plantilla. Y ninguno de los tres factores debería evitar la renovación de Luka antes de que arranque la 2021-2022 por 5 temporadas y más de 200 millones, seguramente con opción de jugador en el útimo año. Pero aunque no sea freno para la extensión, sí debe serlo para que los Mavs barran bien su casa y doten a Doncic de los elementos que precisa para competir por el título, lo cual incluye veteranos con impacto real en el vestuario que guíen su camino y puedan hablarle.

El trabajo de gerencias como Phoenix o Atlanta, que seleccionaron en el Draft 2018 a Deandre Ayton y Trae Young, ha sido mucho más completo desde entonces para asegurar la competitividad del bloque, mientras Dallas ha fallado en esa tarea. Aunque lo más probable es que no hablásemos de esto si la apuesta de Porzingis hubiese funcionado como preveían en Dallas.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Lakers Celtics
Toda la info del Lakers vs. Celtics al instante
Agustín Aboy
Durant
Remontada de los Nets ante los Mavericks
Agustín Aboy
luka doncic brandon ingram
Puntos de mejora para Luka y los Mavs
Nacho Losilla
Alex Caruso
¿Qué sabemos de la lesión de Caruso?
Nacho Losilla
kemba walker Blake griffin John wall
Talento All-Star fuera de las rotaciones
Nacho Losilla
Anthony Davis
Davis: rendimiento en alza y su historial vs. Boston
Agustín Aboy
Más noticias