);
San Antonio Spurs

Manu Ginóbili y una ceremonia inolvidable en la retirada de su camiseta de San Antonio Spurs

Manu Ginóbili
Dos de los cuatro campeonatos que ganó con los Spurs

El momento por fin llegó: el partido entre San Antonio Spurs y Cleveland Cavaliers ya es historia y la ceremonia que concluirá con la camiseta de Manu Ginóbili en lo más alto del AT&T Center es una realidad. Con el argentino como protagonista, Sean Elliot será el encargado de conducir el evento. Tim Duncan, Tony Parker y Gregg Popovich serán los oradores en una noche para llorar junto al mejor jugador argentino de todos los tiempos, ídolo tanto en su país como en San Antonio. Bienvenidos, disfruten y tengan sus carilinas a mano.

Manu sale a escena

Se apagan las luces y estalla el AT&T Center: un video rememora las mejores acciones de Manu Ginóbili en lo Spurs. Ingresan primero los invitados que hablarán sobre él y después se hace un silencio ensordecedor en la antesala del ingreso de Ginóbili.

Manu ingresa al estadio junto a sus tres hijos y su mujer, bajo una estruendosa ovación. Sean Elliot, conductor de la noche, lo describe como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos y el "Manu, Manu, Manu" es atronador. Ginóbili saluda e intenta contener las lágrimas. "Manu era Lionel Messi para el básquet", dice Elliot: "Eres un gran caballero y un gran deportista".

Tony Parker, el primer orador

El francés es el último integrante activo del Big Three que reinó en la NBA. "Estoy muy feliz por vos. Te lo merecés, te lo merecés", reflexiona Manu. "Todos pensaban que Manu y yo no nos pasábamos la pelota. Nunca entendí que dijeran eso, porque Pop armaba las jugadas y yo no tenía la culpa que Pop armara todas las jugadas para Tim y Tim tomara todos los tiros".

"Debo decirte tres cosas Manu. La primera vez que te vi jugar, fue cuando tenía 18 años y vi que eras un jugador único. Nadie es como vos, nadie fue como vos en toda la historia. Pop me miraba y yo le decía, Manu es Manu".

"La segunda cosa que se me viene a la cabeza es lo competitivo que sos. Yo no hubiera sido el jugador que soy si vos no hubieras sido mi compañero. Tu competitivadad era contagiosa. Me hiciste un mejor jugador solamente por jugar a tu lado".

"Nunca fuiste egoista. Fuiste tan solidario que aceptaste salir del banco. Sos tan humilde que fuiste una inspiración para todos nosotros. Él es la definición del mejor básquet. Para cerrar, sos una leyenda, un absoluto campeón. Gracias por tu amistad, gracias por inspirarme y fue un honor jugar con vos". Manu se levanta a abrazarlo y todavía contiene las lágrimas, aunque la emoción es evidente.

Fabricio Oberto, su compañero

"El año pasado me llamó en agosto, vi su llamada a las 10 de la mañana, y sabía que se iba a retirar. Iba a ser un día triste. Fue muy emotivo, dije guau, se va a retirar. Compartimos podios en la NBA, en los Juegos Olímpicos, en el Mundial. Y estuvo conmigo en la cirugía, me soportó después de la anestesia y eso demuestra que grande es como amigo y como persona. El mejor momento de mi carrera fue ser parte de esta familia. Fue increíble".

"Me hiciste una mejor persona, un muchísimo mejor jugador. Manu gracias por hacerme mejor, gracias por hacernos mejor".

Gregg Popovich, el mentor

"Le tomó una semana a Duncan darse cuenta de quien era Manu una vez que estuvo sano. Tuve el honor de entrenarlo, pero antes quiero destacar a Ettore Messina, quien lo entrenó en Bologna cuando fue campeón de Europa. Eso es importante".

"La Selección argentina que ganó la medalla dorada en Atenas fue uno de los mejores equipos que vi en mi vida. Era asistente cuando perdimos con ellos, fue una noche triste pero nunca estuve tan feliz por alguien como esa noche por Manu".

"Me convertí en un mejor jugador cuando aprendí a callarme gracias a Manu".

"Sin Manu no hubiéramos ganado ningún campeonato".

"Por más que Manu tuviera su amor al juego, lo que más ama son esos cuatro allí sentados (señala a su familia). Es una de sus grandes virtudes: tener sus prioridades ordenadas. Es una persona muy especial".

"Lo último que voy a decir es algo que se ha dicho, pero es probablemente lo más importante que hicimos en nuestra franquicia: fue cuando Manu Ginóbili accedió a salir desde el banco. Suena algo menor, pero eso nos hizo más profundo, más peligrosos. Se que no le gustó, se que no me quería en ese momento, hasta que lo pensó. Pero por suerte es muy inteligente y lo entendió. Es por eso que será un integrante del salón de la fama. Manu, te amo".

Tim Duncan, el líder

"Recibí una llamada de Pop, cada vez que miraba el Draft, elegimos a gente de la que jamás he escuchado. Emanuel Ginóbili (pronuncia con dificultad). ¿Quién es?, pregunte. Pop me decía que era grande. Recuerdo a Manu llegar al gimnasio en el verano, hay un hombre sentado acá que lo tomó realmente personal y es Bruce Bowen, quien lo sometió a todos sus trucos. Manu no cambió su juego, no se quejó ni lloró por eso".

"Año tras año me impresionaste. Fue muy divertido ver a Pop quejarse de lo que estabas haciendo, pero fueron todos logros. Hiciste cosas que nadie más hizo. Sos increíble, es un honor estar acá".

Manu repasa su carrera

En la pantalla gigante del AT&T Center, las imágenes de la carrera de Ginóbili reconstruyen su carrera mientras Manu comenta cada instancia: "Siempre entregué todo lo que tenía en cada partido".

Terminado el video, toma el micrófono y sale a escena.

"Intenté preparar un guión y me puse a pensar 'qué hacía acá'. Esto no se suponía que me pasara a mí. No tenía ninguna expectativa de estar ni siquiera cerca de estar acá. Cuando empecé a ser un poco mejor, pensé en tener una carrera exitosa en Europa, tal vez algún día ganar algo con la selección nacional. Un día me levanté y estoy acá, con todas estas leyendas, con los chicos que hablaron antes, gente que amo, respeto y admiro, es increíble. Me vuela la cabeza. Estoy tan agradecido, que me gustaría darles la mano a todos y cada uno de los que están acá".

"He tenido suerte toda mi vida. Fui criado en una familia con dos padres que me apoyaron mucho y me permitieron seguir mis sueños, seguir mi pasión, el básquet. Fui criado en una ciudad que vive el básquet de una forma muy especial y eso alimento mi hambre de jugar al básquet. Eso no lo elegí, ni nacer en esa familia ni en ese lugar. A los 20 estaba jugando en una ciudad en Argentina y conocí a esta hermosa, carismática mujer".

"Años después, estábamos con la Selección preparándonos para el torneo y no tenía ni idea de lo que pasaba. Ahí recibí la llamada que los campeones me habían elegido. No lo podía creer. Eso me hizo cambiar mis objetivos, sabía que estaba en el radar, que dependía de mí. Si era lo suficientemente bueno, iba a recibir esa llamada y tres años después llegué aquí. Tuve mucha suerte, me tocaron grandes cartas y yo solo tenía que saber jugarlas".

"Es un deporte colectivo, no podría haber logrado nada solo. Quiero agradecerles a todos. No tuve mucho tiempo de hablar con mucha gente a la que quiero agradecerle. Es probable que me emocione, pero quiero hacerles entender que no soy una persona melancólica".

"Voy a empezar por agradecerle a todos ustedes, porque como dije en el video vine a San Antonio sin saber nada de la ciudad, llegué con una valija llena de dudas sobre lo que significaría jugar para Pop, con Duncan. Durante mucho tiempo ustedes me sostuvieron. Estaré siempre agradecido por eso".

"A ustedes -a su familia, los amigos y fanáticos argentinos- tal vez pueden pensar que no influyeron tanto porque mi carrera fue lejos de casa. Estando tan lejos, sabía de sus esfuerzos por mirar los partidos, de acostarse a las tres o cuatro de la mañana y al otro día tenían que levantarse a las siete de la mañana para trabajar. Sabía de sus festejos, de sus enojos, de sus llantos. Eso me empujaba un poquito más. Gracias a los que están acá y están en casa".

"A la organización de los Spurs, por como se interesaron por mí. Gente que jamás aparece en escena pero que nos hicieron sentir como si estuviéramos en casa. Eso es muy importante".

"A los entrenadores y compañeros que me tuvieron desde que los siete años hasta hace unos meses, a mis más de 250 compañeros durante mi carrera. De ellos aprendí muchísimo, un montón de experiencia. Muchas gracias a todos por ser tan grandes compañeros y entrenadores. De todos esos, que son tantos, quiero elegir dos grupos muy importantes con los que compartí más de 15 años: uno son los jugadores de la Selección. Qué lindo fue jugar con ustedes, qué placer. Saber que en cada cancha que íbamos éramos un grupo unido, que nos íbamos a estar cuidando las espaldas en cualquier lugar, que íbamos a festejar juntos si ganábamos pero si perdíamos la íbamos a pasar mejor diciéndonos cosas invalorables. Por todas esas vivencias, muchas gracias".

"El segundo grupo son los que ustedes conocen mejor. Mis compañeros de los Spurs. No lo mencioné antes pero tener a jugadores como Tim y Tony, cientos de partidos juntos, qué importante decirnos todo con unos gestos. Siempre estaré orgulloso, fue algo muy especial. También quiero destacar a Patty (Mills), Bobo (Boris Diaw) y Tiago (Splitter). Cuando empezaba a ser difícil, con los chicos en casa, me ayudaron a pasarla mejor".

"Popo, sos un loco sensible, generosa, inteligente. Estás loco, pero significás tanto para mí que ni te das una idea. Realmente aprecio todo lo que hiciste por mí. Aprendí muchísimo de vos, lo que aprendí de vos es muy importante y siempre estaré agradecido".

"Papá y mamá -se quiebra-, donde estén. Gracias por darme todo lo que necesitábamos, por más que mamá tanto no te gustó al principio porque querías un hijo abogado o doctor, pero siempre con la voluntad de elegir. Papá, siendo un fanático total del básquet, jamás interferiste en nada con mis compañeros, entrenadores o clubes. Siempre te sentí al lado, pegadito, apoyándome".

"Ustedes tres -a los hijos-. No se si entienden algo de lo que está pasando. Dante, vos estás más dormido que otra cosa. La verdad que no se si van a entender algo, solo quiero que sepan que no estoy triste, que estoy muy contento. Es algo muy especial lo que está pasando hoy y si por momentos lloro un poquito, es de felicidad. Y todo lo que hacemos con mamá es por el bien de ustedes. Se lo voy a seguir diciendo hasta que tengan 28 o 29, los quiero más que a nada en el mundo".

"Y a vos -a Many, su mujer- debería durar dos horas el evento para agradecerte. Gracias por aguantar mis obsesiones durant más de veinte años, el horario de la siesta, no salir por jugar. Gracias por bancarte todo eso y ayudarme a que todo esto sea más fácil y solo tenga que pensar en jugar. Gracias por bancarte veranos y veranos que tendría que haber sido nuestro momento familiar, disfrutando en una calle, permitiendo que me vaya a jugar muchos veranos con los chicos a Londres, a Japón, China, Mar del Plata. Y vos sintiéndote orgullosa de que hiciera lo que a mí me gustara. Muchísimas gracias. Gracias por tu compañía, tu amistad, y por hacerme quien soy. Gracias por relegar tanto de vos para ponerme como prioridad a mí. Voy a estar en deuda para siempre pero calculo que tengo cuarenta o cincuenta años para revertir todo".

"Hace unos meses tuitee que había sido una aventura especial. Quiero agradecerles realmente por estar conmigo. Los amo".

Manu, en el olimpo

Se descubre la camiseta de Ginóbili en lo más alto del AT&T Center, al lado de la de Tim Duncan. El argentino ya está en el olimpo de las deidades de San Antonio y su número 20 vestirá el estadio de los Spurs por toda la eternidad.

Más en NBA.com

P.J. Tucker
Tucker quiere renovar con los Rockets
Nacho Losilla
Klay Thompson, Mychal Thompson
Mychal Thompson detalla la recuperación de Klay
Leandro Fernández
Dwight Howard, Joakim Noah, Marreese Speights
Los Lakers evaluarán a Howard, Noah y Speights
Leandro Fernández
Guía Mundial China 2019
Guía completa del Mundial de baloncesto
Leandro Fernández
Gregg Popovich, Steve Kerr
Popovich, sobre el Team USA: "Cenamos sin móviles"
Nacho Losilla
españa eurobasket 2015
España, frente a frente: 2015 vs 2019
Nacho Losilla
Más noticias