En clave española

La aventura de Marc Gasol con Los Angeles Lakers: qué funciona y qué falla

Cuando saltó la noticia del fichaje de Marc Gasol por Los Angeles Lakers vivimos una oleada de noticias, comentarios y publicaciones. La llegada del pívot al equipo campeón suscitaba muchísimo interés, porque jugaría en unos Lakers con la intención de ganar su segundo título consecutivo con LeBron James y Anthony Davis como estrellas.

Más | ¿Cómo afecta la llegada de Andre Drummond a Marc Gasol?

Hollywood, dos de los jugadores más mediáticos y dominantes, Pau Gasol con su familia cerca... El escenario parecía ideal en todos los aspectos, ya que el encaje deportivo de Gasol era muy interesante para los Lakers y el entorno se presentaba acogedor. Un interior veterano de muchísima inteligencia, con tiro exterior para abrir la pista y una presencia muy sana para el vestuario.

Entonces, ¿qué está pasando para que Marc pierda su papel de titular? Los Lakers anunciaron recientemente el fichaje de Andre Drummond, pívot de 27 años que fue dos veces All-Star con los Pistons. Vimos a un Gasol frustrado que rechazó hablar con los medios primero, para después reafirmar su compromiso con el equipo. Por ello, en NBA.com analizamos cómo está siendo la aventura del español con los oro y púrpura, aunque toca partir de cierto contexto.

Los Lakers de la 2019-2020 jugaron siempre en temporada regular con un pívot defensivo que descargaba responsabilidades a Davis. JaVale McGee y Dwight Howard hicieron un notable trabajo, aunque luego en Playoffs la fórmula se invirtió y la mayoría de minutos importantes se jugaron con AD de cinco, lo que permite mayor movilidad defensiva y un espaciado óptimo en ataque. No obstante, es cierto que Howard mantuvo algunos minutos y fue importante en la serie contra Denver por su emparejamiento con Nikola Jokic.

Tras ganar el título, desde las oficinas optaron por un cambio de dirección. Pudieron retener a McGee, que tenía un año más de contrato, y tenían apalabrada la renovación de Howard por el mínimo (él mismo llegó a anunciarlo por Twitter). Pero decidieron invertir una importante cuota salarial en Montrezl Harrell y traspasar a McGee para hacerse con Gasol. Es decir, dieron un giro de 180º grados en lo que a pívots se refiere. En su momento aparecieron voces críticas por romper la filosofía anterior, asegurando que se arrepentirían, mientras otras mostraron su alegría por el extra ofensivo que traería la pareja Marc-Harrell.

Más | Drummond y su debut con los Lakers: destellos y deficiencias

Sin embargo, el rendimiento de Gasol ha estado por debajo de lo que esperaban los Lakers. Harrell suma y aporta lo de siempre, pero es un pívot de menor tamaño con problemas defensivos, pero es el español el que está dejando sensaciones grises. Su impacto va más allá de la estadística en diferentes aspectos, pero no suma lo proyectado desde las oficinas. Todo sea dicho, con la plantilla sana el papel de Marc es reducido en estos Lakers. Quizás sea el sexto o séptimo jugador para Playoffs en función del rival.

Con promedios de 5,1 puntos, 4,1 rebotes y 2,1 asistencias en 19,8 minutos (las cifras más bajas de su carrera), el doble campeón del Mundo pasó la experiencia de la COVID-19, aspecto que tampoco ayudó a su ritmo. Y ahora, con Drummond en plantilla y como nuevo titular, es el momento de analizar qué está pasando con Gasol en los Lakers.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí.7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Los aspectos positivos de Marc Gasol en los Lakers

Como gran protector de aro que es Marc trae a Hollywood su control del tablero defensivo. Aunque sus cifras de rebotes no destaquen, se trata de un jugador que aporta mucho cerrando el aro. Presencia de tamaño e inteligente, les da el mismo desempeño cerca de canasta que Howard o McGee. ¿La diferencia? Menos tapones, más coberturas limpias y menos faltas. También, menos errores de caer en fintas o contactos innecesarios.

En este aspecto los Lakers son élite. Con Davis como ancla defensiva; LeBron, en su tarea de quarterback, observando y leyendo normalmente desde lado débil; cuerpos grandes en Marc, Kyle Kuzma o Markieff Morris; y especialistas como Alex Caruso o Wesley Matthews. El engranaje funciona de maravillas. La identidad de estos Lakers es defender y correr, es ahí cuando vemos su mejor versión. Gasol refuerza su control del cristal propio y trae un añadido útil para disparar el juego: dar el pase directamente tras conseguir la captura.

Por supuesto, se trata de dos universos paralelos cuando están James y AD y cuando no están. Para que nos hagamos una idea tenemos la comparación de rendimiento de los dos quintetos de mayor minutaje. Uno es el titular y el otro es el que más tiempo ha pasado en pista desde las lesiones de las estrellas:

  • Schroder, Caldwell-Pope, James, Davis y Gasol: 117,3 de ratio ofensivo y 103,4 de ratio defensivo; +13,9
  • Schroder, Caldwell-Pope, Kuzma, Morris y Gasol: 87,6 de ratio ofensivo y 100 de ratio defensivo; -12,4

Por supuesto aquí se trata de algo superior a la simple presencia de Marc. Es como si, jugando en el patio del colegio, recibieses siempre la ayuda de dos chicos de último curso, más dominantes que cualquiera de los que estén en pista, y justo cuando te has acostumbrado a jugar con ellos dejan de aparecer. Perder a las figuras siempre pesa. Si son LeBron y Davis, más.

El otro aspecto positivo de Gasol es su capacidad de pase. Quedará en la historia como uno de los mejores pívots pasadores. No es un base en cuerpo de poste como Nikola Jokic (nadie es como el Joker), pero Marc hace el juego más fácil a todos sus compañeros. Impensable con Howard o McGee, vemos al español en cabecera o en los codos de la zona, donde Frank Vogel le utiliza en acciones de pasar y cortar. Le hemos visto desarrollar una química especial con Kuzma en este aspecto concreto.

En algún encuentro hasta se han pasado con su rival, rompiendo débiles defensas con un juego simple y efectivo. Aquí, un par de ejemplos con LeBron.

Los aspectos negativos de Marc Gasol en los Lakers

Comenzando con la defensa, área donde Gasol sobresale, tiene un gran problema. La NBA ha evolucionado hacia la versatilidad en los años que coinciden con su evidente -y lógico por edad- declive físico. Si nunca ha destacado por su desplazamiento lateral o capacidad para defender a jugadores pequeños, ahora la situación es más obvia. En una liga que tiende a la búsqueda de emparejamientos favorables (los mismatches) Marc queda expuesto cuando tiene que cambiar en el exterior.

En este ejemplo la defensa de los Lakers se rompe desde el 1vs1 de Middleton contra Marc, terminando en un triple liberado tras circular y aprovechar los espacios.

¿Es algo que tiene solución? Los Lakers siempre pueden cambiar, dejar el evidente mismatch en su contra con Marc fuera y sobrecargar la zona, para que después se activen las rotaciones defensivas y así tratar de electrocutar el ataque rival. Ahogarles justo cuando piensan que tienen la posesión bajo control.

Sin embargo, esto supone un riesgo importante. Mirando a los Playoffs, el gran objetivo de los Lakers, ¿qué pasaría en una hipotética serie ante Utah en la que Marc se quede con Donovan Mitchell? O contra Phoenix, ¿con Devin Booker o Chris Paul? Si los Lakers ganaron el año pasado fue por una defensa apabullante, destructora de rivales y que no concedía ni medio metro. Howard sí podía hacer el cambio y aguantar a los pequeños, con Marc esto no es una opción.

En este doble ejemplo vemos primero cómo pierde a George de vista, se equivoca al regresar y no puede recuperar al perímetro. En el segundo se queda a mitad de camino en el pick&roll entre Lillad y Kanter (la ayuda es de THT), sin cerrar a ninguno de los dos y permitiendo la entrada del turco. Para estas situaciones parece más recomendable usar a Drummond, que sí puede cambiar con pequeños, o poner a AD como cinco.

Llegamos al segundo inconveniente de Gasol con los Lakers. En opinión de un servidor, este es el problema de mayor peso: el tiro exterior. Este asunto se divide a su vez en dos partes, el acierto y la amenaza. Comenzamos con lo primero ilustrado en los porcentajes en triples de Marc en catch&shoot (recibir y tirar).

  • 2018-2019: 3,3 triples con 37,1%
  • 2019-2020: 3,3 triples con 38,7%
  • 2020-2021: 2,3 triples con 35,6%

Hay una pequeña trampa en los datos, que reflejan su acierto hasta el pasado 31 de marzo. ¿Por qué? Fue el día del estreno de Drummond, cuando Gasol se quedó en su mínima de minutos de la temporada (6), ya que después ha acumulado dos partidos con 4 de 7 desde el exterior. Para entonces los Lakers ya habían fichado a Dre como titular y el ruido sobre el bajo rendimiento de Marc circulaba por medios de Estados Unidos desde un par de semanas atrás.

Los Lakers no destacan por su acierto exterior. En los Playoffs ya ganaron con bajos porcentajes, por lo que uno de los aspectos a reforzar era la garantía de sus tiradores. Kuzma ha mejorado, Matthews o KCP buscan la consistencia y Schroder se queda por debajo de las marcas de otros años, pero precisamente Marc sería una ayuda clave aquí. Tener un pívot que abra la pista es una bendición, más si tus estrellas son dos que devoran rivales cuando hay espacio. Los Lakers son 24º en triples intentados por 100 posesiones y se ubican 23º en acierto. De nuevo, es un tema más profundo que si Marc mete o no los triples, pero de estar entre el 37 y el 39% sería una ayuda importante y habría menos dudas sobre su aportación.

El segundo punto relacionado con el tiro exterior va de la mano con el acierto. Se trata de la amenaza de tiro, algo incluso más preocupante que el acierto, y es que las defensas no temen los puntos de Gasol. Ya le pasó en la burbuja con Toronto, donde rindió a un nivel muy bajo, que las defensas se acomodaban ante su falta de tiro. Sí, puede anotar y lanzar desde el exterior, pero lo hace poco y con acierto relativo, así que a los rivales les compensa flotar y cubrir a otros jugadores.

Vemos a Marc actuar como distribuidor desde cabecera en varias situaciones cada partido, pero el defensor tiende a ignorarle o permitirle bastante espacio. ¿Qué suele hacer Marc? No mirar a canasta. Esto supone un problema importante porque también reduce su espacio para pasar y el de sus compañeros para cortar, incidiendo directamente en uno de sus aspectos positivos, el pase. Y si nosotros nos damos cuenta de que le flotan, él también. Por eso es fundamental que Gasol aumente su amenaza. Es obligatorio que el rival respete su presencia como para salir al perímetro, algo que ha aumentado en los últimos encuentros.

Llegados a este punto toca sacar conclusiones. Es difícil medir el impacto de Marc en los Lakers de esta temporada regular, que con LeBron y Davis son unos y sin ellos, otros completamente distintos. Es una campaña extraña marcada por las restricciones y los calendarios comprimidos, mientras los angelinos buscan asegurar su plaza sin pasar por el peligroso Play-in y con el objetivo puesto en avasallar rivales de nuevo cuando llegue la hora de la verdad.

Marc ha ofrecido un rendimiento decepcionante. Es cierto que sus minutos y uso son escasos. Con 36 años ya no es el All-Star que una vez fue en Memphis, pero tampoco una pieza clave para ganar como fue en las Finales de 2019 ante los Warriors, en las que promedio 12 puntos, 7,3 rebotes y 2,7 asistencias en 28,8 minutos. El papel que demandan los Lakers es el mismo que tenía en aquellos Raptors de Kawhi Leonard, solo que el protagonismo es inferior.

Más | Marc y su uso en los Lakers, ¿cómo podría mejorar?

El fichaje de Drummond tiene sentido para los Lakers. Se echa en falta ese pívot atlético y grande para poner fuertes bloqueos y finalizar por encima del aro. Que Andre vaya a ofrecer un rendimiento notable es otro asunto, porque es un jugador con carencias defensivas y problemas de finalización, pero puede asumir cargas de minutos muy superiores a las de Marc y ofrecer puntos, algo que con LeBron y AD fuera escasea. Además, si Dre no funciona es tan sencillo como que en Playoffs no juegue. "¿Y para eso le fichan?, ¿para no jugar?" La diferencia es que los Lakers le tendrían en su banquillo en vez de como potencial rival.

Aunque la firma de Drummond genera dudas, y en su caso también será muy distinto cuando estén James y Davis, puede que lo mejor del fichaje sea la activación de Marc. No es casualidad que en los dos últimos encuentros hemos visto al español más activo y agresivo, buscando sumar y demostrar. De hecho, su reciente encuentro ante los Raptors es el mejor de su 2020-2021. Todavía tiene hueco en los Lakers y ante potenciales cruces como Utah (Gobert), Denver (Jokic) o Philadelphia (Embiid) Marc debe ser el pívot principal con minutos similares a los que tuvo Howard contra los Nuggets en Finales de Conferencia, pero esto no quita que, hasta la fecha, su rendimiento sea gris.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Juancho hernangomez
El comunicado de Minnesota sobre Hernangómez
Nacho Losilla
nba-plain--15bc46e4-804c-4786-87a9-3024c9f2e710.jpeg
Cunningham: "Siento que soy el primer pick"
Leandro Fernández
spain
España presenta sus 12 jugadores para Tokio
Sergio Rabinal
Juancho hernangomez
Qué supone la baja de Juancho para España
Nacho Losilla
juancho hernangomez
¿Por qué Juancho se queda sin Juegos?
Nacho Losilla
Guía Tokio 2020
La Guía definitiva de los Juegos Olímpicos Tokio 2020
Leandro Fernández
Más noticias