);
Toronto Raptors

Marc Gasol pasa por el podcast de Woj: "Mi primera reacción fue que el tiro de Kawhi en el Game 7 se quedaba corto"

El podcast de Adrian Wojnarowski, de ESPN, es una de las plataformas de audio más reconocidas de la comunidad NBA. Tiene episodios con jugadores, entrenadores, ejecutivos, periodistas y otras personas relevantes del mundo NBA. En su último episodio, el protagonista es Marc Gasol.

MÁS | Buddy Hield renueva con los Kings

Una conversación muy cómoda, entretenida y en la que Marc se muestra como pocas veces acostumbra. Woj es una de las referencias de la NBA y sabe crear el ambiente para que Gasol se sienta tranquilo y hable de varios temas.

En NBA.com os recogemos absolutamente todo lo que ha dicho el pívot de los Toronto Raptors en la entrevista de 35 minutos de duración, que tuvo lugar en Nueva York durante la pretemporada.

Wojnarowski abre el podcast recordando una situación de la pasada primavera, de las primeras semanas de Marc en Toronto y de Pau en Milwaukee. Por lo que cuentan en la historia y cuadrando fechas, todo apunta a que sería de los primeros días de abril.

Woj: "Era la pasada primavera. Yo estaba en el hall del hotel con Masai Ujiri (GM Toronto) y aparecistéis tú y tu hermano. No sé si recuerdas la historia, cuéntala tú"

Marc: "Era la primera vez que me traspasaban. Todavía estaba acostumbrándome al horario y a las rutinas del equipo. Soy malo recordando los calendarios de los equipos rivales, algo que Pau sabe. Él había cambiado de Spurs a Bucks y además no estaba jugando (por lesión), así que no le seguía".

"Estábamos los dos en Nueva York y hablábamos por mensajes. Me preguntó '¿dónde estás?' y le dije 'en Nueva York', me contestó '¡yo también!', '¿en qué hotel?', 'yo también, 'no puede ser', '¿en qué planta?', 'en la 17', 'yo en la 14, ¡es una broma, baja!'. Cenamos esa noche juntos, a la sigueinte mañana desayunamos... Quién nos lo hubiese dicho. Fue una locura"

  • El traspaso de Pau a los Lakers incluye la elección de Marc que hacen los Lakers; juegan juntos en la NBA; saltan juntos en un All-Star... ¿Qué significa encontrarte así a tu hermano derepente?

"Afortunado de vivir todo esto y de encontrar a tu hermano en el mismo hotel, es la locura de la NBA. También te da comfort. Venimos de una familia pequeña que vive en el otro lado del mundo. Nos sentimos afortunados"

  • ¿Qué valoras más ahora que cuando tenías 24 años? Al final has crecido y madurado en Estados Unidos

"Con 24 no ves el dibujo completo, siendo más mayor ves el impacto que tienes en la gente. Cuando eres joven tienes la vista más limitada, ahora lo entiendes mejor todo. No eres solo tú. Tienes hijos, tu vida cambia y es diferente. Es diferente, eres más maduro, no es todo tan personal. Te das cuenta de que no eres el centro de ningún universo".

  • Empezasteis muy bien la temporada en Memphis, luego fue el traspaso, el anillo en Toronto y otro título con España, ¿cómo ha sido el año?

"Al principio fue muy duro, fue muy duro salir de Memphis. Fue un proceso de 2 semanas, 10 días. Ese proceso de traspasarnos, de buscar escenarios de traspaso. No me sentía ilusionado con ello. Quería darle la vuelta y arreglarlo. La vida son ciclos y tienes que saber avanzar. A mí no me entusiasmaba, pero luego vino la llamada con Masai, me dijo "el título". Ves la plantilla y cambian las cosas".

  • En una época en la que cuando salen las cosas mal los jugadores piden el traspaso cuando las cosas van mal, ¿qué era diferente en la pareja que formabáis Mike Conley y tú?

"Memphis te hace así. Fui al instituto allí, he crecido allí y he llegado a ser padre. Tenemos enormes recuerdos y teníamos mucha responsabilidad en la franquicia. Cuando había problemas era nuestra responsabilidad darle la vuelta a la situación. Nuestros objetivos personales iban por detrás de los del equipo".

  • Woj habló con Conley y este le dijo que "Marc quería ser como los Spurs". Duncan, Manu Parker... Ganar juntos, seguir juntos, construir juntos. El modelo a seguir para Gasol. En esta era en la que las estrellas firman contratos cortos y se mueven de un equipo a otro ya no existe ese modelo a seguir

"Siempre miraba a esos equipos para trabajar así, en Europa funcionan así los equipos. Es una calle de dos vías. Tienes que sentir que el equipo te respalda y que no te vean solo como un asset. El feeling que tenía es que se preocupaban por mí y que los jugadores allí te cubrían. Que el equipo era más grande que cada uno, que era lo importante".

  • Memphis hizo saber que, no solo escucharían ofertas, si no que las buscarían por ti y Mike. ¿Hablasteis sobre qué pasaría si uno se quedaba y solo traspasaban al otro?

"Sí, pero en el fondo sabíamos que era cuestión de tiempo. Aunque Mike se quedó sabía que se iba a ir. Hablamos en marzo, abril, mayo y junio y me dijo '¿como se siente jugar para otro equipo?'. Le dije que raro".

"Me sigo sentando en el mismo asiento que tenía en el avión en Memphis, donde tenía a Conley al lado. En el bus no puedo porque no es sigual, pero durante 11 años le tuve al lado. Siempre hablábamos en el bus y en el avión, era mi persona de confianza. Es un amigo para toda la vida".

  • Todas las rondas de Playoffs en el Oeste son muy duras, una guerra. Cuando -antes de que llegase KD- vais ganando a Golden State por 2-1 hubo un momento en el que parecía que os llevábais la serie. Después de 11 años llegas a un equipo diferente, juegas 26 partidos de temporada regular, otros 24 de Playoffs y ganas el anillo

"Es irreal. No era consciente de ello, no podía procesarlo. Los puntos buenos, los malos, lo duro que es. Ganar a un equipo cuatro veces, luego a otro equipo otras cuatro veces y así cuatro rondas. Ganas muchísimo respeto por todos. Primero por el rival. Golden State que ha ido tantos años. LeBron que ha estado 8 veces seguidas en Las Finales, ¿còmo hace eso? Es una locura. Exige muchísimo. Aprendes de ti, de tus compañeros del rival... No se como expresarlo, pero es un sentimiento de satisfacción. También destroza. Estaba física y mentalmente agotado. Se lo comenté a Sergio Scariolo. 'No sé cuando querréis empezar el training camp' pero a ver cómo estoy", cierra entre risas.

  • Woj ha recibido que, antes del traspaso de Marc, la conversación principal en Toronto era 'qué pasará con Kawhi'. Cuando llega Gasol paran esta conversación y se centran en 'vamos a aprovechar esta oportunidad'. ¿Sentiste esto?

"Sí, no la parte anterior porque no estaba pero sí la segunda. No había otras charlas que no fuesen sobre el equipo. Creo que es muy importante el tema de las rachas. Cuando llegué el enfoque era ser el mejor equipo, definir roles, cómo podíamos ser mejores... Había libetad en ataque pero en defensa era más rígido. Teníamos que estar organizados, sin excusas y si había un error reconocerlo para seguir. Era un sentimiento fenomenal".

  • ¿Qué recuerdas de aquella celebración tras el Game 7 contra Philadelphia? Del famoso tiro de Kawhi

"Te quedas atrapado en el momento y tratas de ver qué hace la defensa. Pensé que (el tiro) se había quedado corto, esa fue mi primera reacción. Pero creo que el ambiente del pabellón empujó balón. Kawhi le da mucho efecto al balón y es una locura. Consiguió el movimiento izquierda-derecha y solo fueron cinco segundos. Fue fenomenal".

  • Ya habías jugado en Toronto y esa afición es muy entregada. ¿Esa celebración -la del Game 7- fue la más grande que has visto?

"Si, y en la celebración del anillo había más de 3,5 millones de personas. Es decir, eso es mucha gente (risas) y duraba 6 horas. Veías la felicidad, lo emocionados que estaban, compartirlo con ellos... Nunca lo olvidaré".

"Vas desde las partes pequeñas. Los ojos de Kyle (Lowry), que lleva allí muchos años y que jugó fantástico en el Game 6... Íbamos 2-0 contra MIL y nos mantuvimos. Dijimos, 'a casa y a hacer lo que nos toca'. Nos considerábamos el mejor equipo y es lo que teníamos que hacer. Cuando ganas el anillo te das cuenta. Merece la pena".

  • Cuando estás celebrando el título y te acuerdas de tus ex-compañeros de Memphis (Tony Allen, Mike, Zach Randolph...), ¿lo habías pensado antes?

"Son quienes han estado conmigo siempre. Estuve en Memphis justo antes de Las Finales y fui a ver a Tony. Hablamos de Las Finales y la sensación era de que nunca nos habíamos separado. Con Zach igual. Esas conexiones son muy fuertes. Y hablamos de cómo lo afrontarían ellos. Ellos me hicieron ser como soy, al igual que los entrenadores. No es solo lo que haces, si no con quién vas. Me permitieron ser así".

  • En la NBA es todo acerca de ganar el campeonato, pero con el paso de los años lo que gana importancia son esas relaciones. Si no hubieses salido a Toronto y no hubieses ganado con ellos, ¿cambiarías esos años en Memphis por un título?

"Es como impactamos en Memhpis. La habilidad única que tiene el deporte de juntar a la gente. Cambiar a la comunidad, ir a los colegios, ver a los chicos, crear esas relaciones... Ese tipo de cosas. Te diría que es igual de importante que el anillo. No se si cambiaría un título por todos esos años".

  • Manu (Ginóbili) con Argentina y los Spurs y tú con la Selección y en Memphis y ahora en Toronto. Cubrí a España en los Juegos de 2008 cuando os enfrentasteis al 'Redeem Team' de Estados Unidos. Pedían los tiempos muertos y estaban nerviosos. Ricky Rubio era un adolescente. Y llegamos al 2019 y volvéis a ganar con jugadores de aquel equipo

"Mucho tempo (risas). Solo quedábamos tres de aquel equipo, tres y medio si cuentas a Pau. Que no estaba con nosotros pero estaba presente. Es el compromiso que tenemos con la selección. Pienso que este verano tenía la gran responsabilidad de estar allí. Tenía que enseñar a los jóvenes que se encargarán del equipo en unos años. Estar con España no es lo más práctico. No es solo ir y jugar, enseñar lo que has mejorado... No no, es sobre el equipo, sobre ganar y sacrificar tu tiempo por un bien mayor".

  • España ha sido el mayor rival por mucho tiempo para Estados Unidos. Para ti, Pau, Ricky... ¿es cómo una segunda profesión?

"Es diferente, es totalmente voluntario, puedes ir o no. Todos queríamos ir cada año. Han llevado súperestrellas como Anthony Davis, Russell Westbrook, Kevin Durant... Nos quedamos cortos, pedimos por poco siempre. Ha sido muy bueno. Ojalá el año que viene en Tokio podamos vencerles muchos años después en una ronda por las medallas (risas)".

  • ¿Qué pensabas viendo a Luis Scola?

"Parecía el del gran año de Houston o en Vitoria. Era todo el equipo, era demasiado corazón en Argentina. Lo bonito que juegan y lo bonito que es verles, la pasión le ponen, la energía defensiva... No he visto a ningún equipo trabajar así. Se quedaron cortos porque conseguimos pararles, pero Scola y Argentina en general fueron increíbles".

  • En el verano de 2018 fuiste a una misión de rescate en medio del Océano por el problema de la migración, ¿qué te lleva allí en medio de tu descanso de la offseason?

"Conocí al fundador, Oscar Camps en el verano de 2017, vino a mi campus. Yo seguía su trabajo porque vi una foto que me dolió en 2015, la de un niño de unos tres años en Lesbos. Tuve a mi hija Julia un año antes y traté de verlo desde otro ángulo, saber porqué pasaba. Leí más de la historia para informarme. Murió la madre y otros dos hermanos en un viaje. Pero esa foto impactó a millones de personas. En Open Arms vieron la foto y dijeron 'vamos a sacar a la gente del mar'. Eso me motivó, que la gente viese el problema y quisiese actuar. Así que hablé con Óscar y le dije que ese verano no podía (Euro 17) pero el próximo verano sì y que me encataría ir de voluntario".

"Quieres prepararte para lo que puedes ver y allí lo que ves es la vida real. Sobre todo me llamaron la atención dos cosas: lo primero como ciertos humanos son tratados, Había un niño de 5 años con muchísimos cortes. Una mujer, ahí en medio de la noche, sin opciones de sobrevivir. ¿Cómo un humano puede tratar así a otro? Eso no puede suceder. Quería marcar un ejemplo para las nuevas generaciones, que luego serán adultos. Que nosotros hayamos tenido suerte por nacer en otro lado del mundo y ellos no tengan oportunidades... No es justo. No es siempre dar dinero: tu tiempo, comida... Siempre que puedas creo que debes ayudar, por eso lo hice".

  • ¿Tuviste que prepararte para el viaje?

"Me gusta el agua pero nunca me he metido 9 o 10 días. Teníamos algún compañero tuyo ESPN y lo notaron. Fue duro, sobre todo la vuelta. Es duro, la vuelta fue muy dura. No quiero explicar los detalles. En el barco teníamos dos cadáveres, todo el proceso... Es brutal. Luego ves a todos los políticos que lo rodean: queremos ayudar, no queremos, queremos pero no podemos, tenemos bandera española y tenemos que dar la vuelta... Todas esas emociones y como todo el mundo se protegía. La gente se preocupaba por mí, pero no porque fuese Marc Gasol, si no porque era parte de la triupulación, un voluntario. Era increíble ver eso. Teníamos a dos italianos y no sabíamos entendernos por idioma, pero solo por las sensaciones nos entendíamos. Era muchísima pureza en el objetivo de ayudarse".

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Russell Kerr
Sigue el drama en Warriors: Russell 2 semanas fuera
Agustín Aboy
Kyrie
Irving no estará contra Bulls
Agustín Aboy
LeBron James
Los mejores mates de LeBron
Agustín Aboy
Kemba Walker
Kemba: "Nunca había ganado tantos partidos seguidos"
Agustín Aboy
Bojan Bogdanovic, Jae Crowder
Todos los 'buzzer-beater" de la temporada
Leandro Fernández
Kentavious Caldwell-Pope and JaVale McGee
LeBron y la aparición de KCP: "Fue clave para nosotros"
Sergio Rabinal
Más noticias