);
Toronto Raptors

Marc Gasol recuerda las Finales NBA: "No pensaba que el anillo fuera siquiera soñable"

marc-gasol-030219-ftr-getty.jpg
Marc Gasol (NBA Getty Images)

Han pasado 50 días desde que el confeti cayó sobre la pista del Oracle Arena, desde que Marc Gasol hizo historia convirtiéndose en el segundo jugador español en coronarse como campeón de la NBA. En esos 50 días la vida de Marc Gasol ha cambiado enormemente, el mayor esfuerzo físico de su carrera deportiva, un sprint de 20 partidos extra en una temporada de 82 choques. Un trance de tiempo en el que el pívot de los Raptors todavía no ha asimilado totalmente la grandeza de la gesta y ya tiene la mente puesta en un objetivo todavía más grande: el Mundial de baloncesto.

El torneo por excelencia del verano internacional, la competición mundialista se desplaza a China, donde la selección española ya saboreó el éxito en los Juegos Olímpicos de 2008 donde los españoles cayeron frente a Estados Unidos. Marc encara su cuarto Mundial de la FIBA después del chasco de 2014 y en el que espera regresar a casa con una medalla y un billete para Tokio 2020.

MÁS | Ricky Rubio y Willy Hernangómez lideran a España en el primer amistoso ante Lituania

En una reciente entrevista realizada por Nacho Duque para Marca, el pívot de los Raptors se sincera sobre el proceso que siguió para llegar a conseguir el campeonato de la NBA y cómo ha vivido esos 50 días tras el triunfo. "Nunca fui un gran soñador de pequeño. No pensaba que el anillo fuera siquiera soñable", aseguró Gasol. "Es bonito que ahora lo haya conseguido después de tantos años y habiéndolo hecho todo con la intención de mejorar y de aceptar las equivocaciones, siendo fiel a uno mismo. La exigencia era importante para mí", comenta Gasol.

Una montaña rusa de emociones en una temporada que parece haber durado un siglo. De comenzar en Memphis a rápidamente cambiar de rumbo hacia Toronto y asaltar la Conferencia Este. "Sabía que, si me quedaba en Memphis, las opciones del anillo se iban desvaneciendo", dijo Marc. "Tuvimos nuestra oportunidad allí, pero la curva del equipo iba en otra dirección. Que haya pasado como ha pasado tal vez hace que lo valore el doble", comentó para Marca.

Una carrera al sprint en la que todos los jugadores de los Raptors tuvieron que dar el máximo físico y deportivo y aprovechar la ventana que se les abrió ante sí. 24 encuentros y 734 minutos donde Gasol fue una de las piezas fundamentales para el éxito de los canadienses y que Marc reconoce que al final del partido se encontró más cansado que tras las comentadas celebraciones por la ciudad de Toronto. "No me quedaba un ápice más de fuerza", dice el catalán. "Estaba contento por haber ganado, pero superé mis límites físicos y mentales. Fue uno de los procesos más reconfortantes y que más me han llenado en mi vida, el pensar que no puedes más pero tratas de ayudar en una cosa u otra. No he parado de sonreír desde que acabó la final. Es una felicidad muy grande", comenta.

MÁS | La NBA sigue creciendo en España: ya es la tercera competición más vista

Ese proceso que los Raptors y Gasol tuvieron que llevar a cabo frente a una Conferencia Este plagada de "cocos" como 76ers y Bucks se hizo larga y dura, algo que Marc relata a través de la experiencia de su hija:

"Cuando ganamos el título de Conferencia, nos dieron un trofeo plateado y una gorra, lo celebramos en nuestro pabellón, tiraron confeti, salimos con el coche y tardamos una hora y cuarto en recorrer tres manzanas hasta nuestro apartamento porque los aficionados nos hacían pasillo... Ella pensaba que se había acabado todo y que ya nos íbamos a casa. Le tuve que explicar que había otro trofeo que era dorado y que teníamos que jugar contra otros nenes que habían ganado otro trofeo plateado y que también querían el dorado. Le daba un poco de pena que los otros no pudieran ganar y se quedaran sin trofeo. Ella se lo pasa bien. Empieza a entender que su papá juega al baloncesto y que la gente le reconoce".

Los Raptors funcionaron como un bloque unido, de la unión de Kawhi y Lowry a Ibaka y Gasol, que desde la zona impusieron su ley, acabando con centers como Lopez, Cousins o Embiid. En esa unión entre Serge y Marc y en su éxito tuvo mucho que ver la influencia de Sergio Scariolo desde el banquillo. "La experiencia con Sergio en Toronto ha sido increíble, sobre todo porque ha ido como ha ido. Él me ayudó muchísimo desde el primer día", reconoce Marc. "Seguro que él fue un valedor antes de mi llegada, que le preguntaron. Cuando fiché, llegué de noche a Nueva York después de dos días dando vueltas por todo Estados Unidos y Canadá. Fuimos a desayunar juntos, nos tomamos un café y ya me explicó cosas. Cuando estaba en el banquillo me sentaba a su lado y comentábamos cosas que me ayudaron a entender lo que se quería de mí. Nuestra relación ha sido muy positiva. Es diferente a la que teníamos hace dos años", se sincera el catalán.

Marc no ve cerca la retirada a pesar de que cumplirá 35 años el próximo mes de enero, afrontando su último año de contrato tras renovar con Toronto."He querido firmar sólo un año con Toronto para tener libertad y flexibilidad, que en la NBA es difícil de tener. Nunca he sido de cerrarme puertas, pero no me lo planteo", comenta Gasol. Sin embargo, Marc solo piensa en lo que tiene enfrente, y el Mundial es la competición más próxima, de la que quiere marcharse con una medalla al cuello. "Mi cabeza está en el Mundial y en el año que me queda en Toronto. Cuando lleguemos a junio del próximo año veremos cómo estamos física y mentalmente y qué nos apetece hacer con 35 años, dos hijos", deja caer el pívot.

Tras no participar en el primer amistoso de la selección española frente a Lituania, el pívot de los Raptors se unirá al grupo contra Costa de Marfil el próximo 9 de agosto antes de afrontar el Mundial desde el 31 de agosto.

Más en NBA.com

League Pass
La semana del NBA League Pass
Agustín Aboy
Horarios y TV NBA
Todos los partidos en TV en España
Sergio Rabinal
Baynes-Rubio
Los Suns, en datos: las lesiones de Ricky y Baynes
Nacho Losilla
Ben Simmons, John Townsend
Construyendo a un tirador: con John Townsend
Sergio Rabinal
pau gasol, nurkic
Blazers, felices con Gasol: "Pau es un súper cerebro del baloncesto"
Rodrigo Azurmendi
Melo, LeBron
Melo y LeBron, una amistad dentro y fuera
Sergio Rabinal
Más noticias