NBA

Cinco jóvenes del Draft 2018 con mucho para demostrar en una temporada clave para sus carreras NBA

El Draft 2018 es uno de los más icónicos de los últimos años. De esa camada salieron Luka Doncic, alguien llamado a dominar la liga por muchos años como un constante candidato a MVP, Trae Young, un base que supo vivir ante las comparaciones con el esloveno por el traspaso de aquella noche para adueñarse de su equipo y hacerlo ganador, y Deandre Ayton, obrero de lujo del último finalista de la liga, entre otros. También hay otros nombres destacados individual y colectivamente, como Shai Gilgeous-Alexander, Michael Porter Jr., Collin Sexton, Mikal Bridges y Jaren Jackson Jr., por dar unos nombres. Pero hay otro lado de aquella clase que se enfrentará a una 2021-2022 vital para sus carreras en la liga.

Más | Los mejores novatos menores de 20 años de la historia de la NBA

No todos los jóvenes y prospectos terminan concretando su potencial, y de hecho algunos demoran más que otros. Repasamos cinco casos representativos de jugadores que afrontarán una temporada trascendental para sus caminos.

Marvin Bagley III

Probablemente el caso más significativo. De hecho, la historia puede no llegar a jugar muy a favor suyo en el futuro, ya que se hablará siempre como alguien que fue tomado antes que Doncic entre los novatos. Pero lo concreto es que Sacramento, en aquel momento, apostó por sus condiciones por una visión complementaria al pilar joven que ya se encontraba en la organización (De'Aaron Fox). Y la jugada... Bueno, no salió para nada bien.

Hasta aquí hemos visto tres años decepcionantes de quien fuera #2 del Draft. Hemos visto poco de ese interno versátil, potente y plagado de recursos ofensivos que se pensaba de él. Apenas fueron destellos de ello, y por algo ha sonado en varios rumores de traspaso en los últimos años. Pero hay que ser justos y poner sobre la mesa un condicionante: sus problemas físicos. Se perdió 20 partidos como novato, jugó apenas 13 como sophomore y faltó a 29 en su tercer curso. De los 14 picks de Lotería de esa camada, sólo dos jugadores disputaron menos partidos que él (118): Jerome Robinson (113), siempre con roles secundarios, y Michael Porter Jr. (116), aunque con el detalle no menor de haberse perdido todo su primer año.

Desde los números, un rendimiento similar año a año para Bagley, aunque con un descenso anotador, pasando de los 14,9 puntos como rookie a los 14,1 del curso pasado. Entre los tres, 14,5 tantos y 7,5 rebotes en 25,5 minutos de promedio. Desde las sensaciones, muy poco. Es cierto que el contexto colectivo no ayudó en unos Kings siempre en problemas, pero él tampoco fue de ayuda para que Sacramento pueda mejorar.

Llega a su último año de contrato rookie con la necesidad de, primero, demostrar que puede mantenerse sano en una cancha de básquet. Y luego, que el talento y las condiciones están ahí para aportar al crecimiento de un equipo que lo necesita. Está a tiempo de cambiar su realidad con apenas 22 años.

Mo Bamba

El pivote fue el #6 de aquel Draft, justo detrás de Trae Young, pero tampoco pudo hacer pie. En su caso hubo algunos problemas físicos, pero un condicionante claro: vivir a la sombra de un Nikola Vucevic que construyó su cartel como estrella al mismo tiempo de su llegada a la liga. Así, el ex Texas sólo promedió 16,3 minutos como rookie, 14,2 como sophomore y 15,8 en una 2020-2021 en donde al fin (para él) salió Vucevic traspasado. ¿El nuevo problema? Wendell Carter Jr., curiosamente el #7 de ese Draft que tampoco había podido hacer pie (con varios problemas físicos) en Chicago, pero que recibió un nuevo inicio en Florida.

Post traspaso del montenegrino tuvo algo más de protagonismo, promediando 11,0 puntos, 9,2 rebotes y 1,9 tapones en 23,6 minutos en sus últimos 14 partidos (5 desde el inicio) en el curso pasado. Destellos que llegaron con una oportunidad que él mismo reclamaba. ¿Habrá sido suficiente? La realidad es que Orlando Magic no sólo tiene a Carter Jr., sino que también sumó a Robin Lopez como relevo en la Agencia Libre. ¿Hasta cuándo confiarán en Bamba en la organización? Parece un caso de un jugador que necesita comenzar de cero en otro destino, y tendría sentido darle esa chance a alguien de apenas 23 años y un físico súper llamativo.

Wendell Carter Jr.

Sí, lo mencionamos hace poco. #7 de aquel Draft, el pivote fue parte de esos jóvenes Bulls que no terminaron de arrancar en la reconstrucción y terminaron "pagando el precio" de la propuesta de Karnisovas con su llegada, siendo moneda de cambio de la operación que envió a Vucevic en Chicago. Así, recibió un nuevo inicio necesario después de no asentarse en la Ciudad de los Vientos, también con muchos problemas físicos en el medio (apenas 44 y 43 partidos jugados en sus dos primeros años).

No lo hizo mal en su llegada a Florida, pero se vieron dos caras de él: una primera que mostró el pivote de impacto que puede ser en ambos lados del campo (14,5 puntos, 57,8% campo, 8,8 rebotes y 1,8 asistencias en 28,0 minutos en sus primeros 13 partidos), y una segunda versión un tanto intrascendente (7,8 tantos, 35,1% campo y 8,7 rebotes en 24,3 minutos en sus últimos 9 partidos).

A los 22 años, el puesto en Orlando está libre para que pueda asentarse y tomar ese lugar que tanto quiere.

Kevin Knox

Otro pick de Lotería de aquel Draft (#9) y que había tenido un interesante año como novato en una franquicia como New York Knicks que necesitaba atarse a la ilusión joven en su reconstrucción. ¿Sus promedios en ese primer año? 12,8 puntos, 4,5 rebotes y 34,3% triples. Sin embargo, el alero se vino a pique en cuanto a producción y, sobre todo, oportunidades. Bajó a 17,9 minutos (6,4 puntos) en la 2019-2020, y prácticamente tuvo un papel testimonial en la 2020-2021, con medias de 3,9 tantos en 11,0 minutos, jugando apenas 42 partidos en un equipo que explotó competitivamente y llegó a los Playoffs.

Esa puede haber sido su carta de despedida de los Knicks. Si los jóvenes no suelen tener muchas chances con Tom Thibodeau, menos las tendrá alguien que acumula un promedio de 8,5 tantos y 36,9% de campo en su carrera. El alero lucía con un rico arsenal ofensivo que fue perdiendo peso y confianza con el correr de los años. Otro que pide a gritos un cambio de contexto para un reseteo a los 22 años.

Mitchell Robinson

El único caso por fuera de la Lotería en la lista (#36 de aquel Draft). ¿Su principal prueba? Mantenerse en cancha y en plenitud. En sus dos primeras temporadas en New York Knicks mostró destellos de un protector de aro y defensor de elite, promediando 2,2 tapones en 21,8 minutos, principalmente desde el banco y haciéndole frente a sus errores de aprendizaje (principalmente sus problemas de faltas).

Llegó a la 2020-2021 con la chance de titularidad para convertirse en pilar, pero jugó apenas 31 partidos y se perdió el tramo en el que el equipo se convirtió en un protagonista del Este que llegó a los Playoffs. Bajó sus promedios a 8,3 puntos, 8,1 rebotes y 1,5 tapones pese a jugar más que nunca en minutos (27,5). Pero ahora debe dejar en claro, a los 23 años, su verdadero valor antes de salir a la Agencia Libre, además de demostrar que tiene peso en un equipo ganador.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Carmelo Anthony
Carmelo: "Será divertido jugar en Lakers"
Nacho Losilla
Aleros
Los aleros que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
nba 2k22
Códigos NBA 2K22
NBA.com Staff
ingram-williamson
¿Qué equipo será la revelación de la 2021-2022?
NBA.com Staff
international
Los internacionales a considerar en el TOP 75
Sergio Rabinal
cavs
Los Cavs y la acumulación de bases
Sergio Rabinal
Más noticias