);
NBA Draft 2020

Las mejores y peores elecciones de Atlanta Hawks en la historia del NBA Draft

Continuamos repasando los antecedentes en el Draft de las diferentes franquicias de la NBA y ahora, después de haber pasado por la historia de Brooklyn Nets seguimos en el Este pero nos vamos bastante más al sur para ver como lo hicieron en este apartado los Atlanta Hawks, grandes protagonistas de las últimas ediciones.

Más repasos: Suns | Lakers | Celtics | Bulls | Rockets | Spurs | Heat | Sixers | Knicks | Nuggets | Mavericks | Pacers | Raptors | Blazers | Pistons | Kings | Bucks | Magic | Warriors | Nets

Llegados a la NBA en 1949 y en Atlanta desde 1968, tras haber ganado el título de 1958 y haber jugado otras tres finales cuando estaban en Saint Louis, los Hawks son una franquicia histórica por más de que lleven casi 60 años sin acceder a las Finales. ¿Por qué tan poco éxito? Quizá repasando su historia en el Draft encontremos una de las respuestas posibles.

Mejores elecciones

Bob Pettit: #2 en 1954

No se puede hablar de la NBA de los 50 sin mencionar a Bob Pettit. El básquetbol de su época era muy distinto al actual, pero este jugador interior de 2,06 metros supo dominarlo. Los Hawks, por entonces en su corto paso por la ciudad de Milwaukee, escogieron a Pettit segundo y se llevaron al Rookie del Año de la 1954-1955, un jugador que siempre fue All-Star (y que ganó cuatro premios al MVP de dicho encuentro), que en 10 de sus 11 temporadas como profesional fue escogido en el primer quinteto All-NBA, que se llevó la distinción de MVP en 1956 y 1959 y que fue la gran razón de por que los Hawks, ya en Saint Louis, se consagraron campeones en 1958: Pettit promedió 29,3 puntos y 17 rebotes en aquellas finales ante los Boston Celtics de Bill Russell, incluyendo una actuación de 50 puntos en el sexto partido, el definitivo.

Su carrera completa fue en los Hawks, retirándose en 1965 con 32 años y su talento aún al tope de nivel (22,5 puntos y 12,4 rebotes por partido en la última campaña). Pettit el único jugador, de los que jugaron al menos tres temporadas en la liga, en anotar más de 20 puntos por partido en cada campaña de su carrera en la NBA.

Al Horford: #3 en 2007

Más de 50 años adelante en el tiempo tras la elección de Pettit, otro interno llegaría desde el Draft para ser un símbolo de los Hawks, ya en Atlanta. El dominicano Al Horford fue líder en la única época dorada de la franquicia durante los últimos 20 años: su presencia como titular en el equipo fue fundamental desde su debut y en sus nueve años en los Hawks, los de Georgia nunca faltaron a la postemporada hasta su partida.

14,3 puntos, 8,9 rebotes y 2,7 asistencias por encuentro en su paso por Atlanta, siendo elegido cuatro veces al All-Star Game y nominado al tercer equipo All-NBA en 2011, Horford primero formó un muy buen equipo junto a Joe Johnson y Josh Smith que llegó tres veces seguidas a la segunda ronda de la postemporada y luego fue el capitán de los Hawks del entrenador Mike Budenholzer que alcanzaron las Finales del Este en 2015, la única ocasión en la que Atlanta alcanzó la fase previa a las Finales desde 1970. El de Puerto Plata se marchó como agente libre en 2016, pero sigue siendo muy querido por los fanáticos de la franquicia.

MÁS | Los 10 mejores jugadores latinoamericanos en la historia de la NBA

Lenny Wilkens: #6 en 1960

Volvemos a la época de Saint Louis para recordar el nombre de Lenny Wilkens, un base legendario de los 60 que lideró la segunda gran etapa de los Hawks allí. El armador, elegido con el pick número 6 en el Draft de 1960 que tuvo como elecciones 1 y 2 a Oscar Robertson y Jerry West, aportó 15,5 puntos, 5,5 asistencias y 4,9 rebotes en su paso por Saint Louis antes de ser traspasado a Seattle Supersonics en 1968, justo cuando la franquicia fue mudada.

Wilkens, nueve veces All-Star (MVP de la edición de 1971) tuvo su mejor temporada en los Hawks en su última campaña allí: quedó segundo en la votación para MVP con 20 puntos y 8,3 asistencias por partido, llevando a su equipo a ganar 56 encuentros en fase regular y a quedar al tope de la División Oeste. En el debe de Wilkins en los Hawks quedó hacerse con un anillo de campeón: perdió las Finales de 1961 ante Boston Celtics y fue eliminado cuatro veces en la ronda previa.

Wilkens luego regresó a Atlanta en 1993 como entrenador y en seis de sus siete temporadas al frente del equipo lo clasificó a la postemporada. Fue ingresado al Salón de la Fama tanto como jugador como entrenador.

Peores elecciones

David Thompson: #1 en 1975

¿David Thompson? ¿Pero como un miembro del Salón de la Fama que fue cinco veces All-Star, dos veces All-NBA y que promedió 25,2 puntos y 3,6 asistencias por partido en sus primeras cinco temporadas en la liga puede ser una mala elección? Lo es si nunca jugó para tu equipo a pesar de que hayas gastado en él al pick número uno del Draft.

Los Hawks, de récord perdedor en las temporadas 1973-1974 y 1974-1975, pensaron en el espectacular perimetral oriundo de Carolina del Norte para que sea la nueva estrella de la franquicia, llenando el vacío que había dejado Pete Maravich, traspasado a New Orleans. No habían elegido mal: Thompson era, sin dudas, el jugador más talentoso de todos los presentes en ese Draft. El problema fue que por entonces aún existía la ABA como competencia de la NBA y fueron los Denver Nuggets de aquella liga los que ficharon a "Skywalker". Al año siguiente la ABA se unió a la NBA, los Nuggets fueron uno de los cuatro equipos en sumarse a la liga y Thompson continuó jugando para ellos. Atlanta tiró una elección número uno a la basura.

El riesgo pudo haber valido la pena al tener también el pick número tres de ese Draft. Con él, los Hawks escogieron a un pivot gigante, Marvin Webster, de 2,16 metros. Otro que nunca jugó en los Hawks ya que ¡también se fue a los Denver Nuggets de la ABA!. Su carrera NBA fue muy irregular pero llegó a promediar 14 puntos, 12,6 rebotes y 2 tapones por partido en la temporada 1977-1978. Tras ese Draft, los Hawks estuvieron tres años más hasta volver a los Playoffs.

Marvin Williams: #2 en 2005

Marvin Williams si jugó para los Hawks, y lo hizo por mucho tiempo: el único jugador escogido por Atlanta en el top 2 del Draft en los últimos 40 años vistió la camiseta de la franquicia de Georgia por siete temporadas, hasta marcharse a Utah Jazz en 2012. Marvin casi siempre fue un alero o ala-pivot titular, promedió 11,5 puntos y 5,3 rebotes en 30,4 minutos por partido y disputó unos 42 partidos de Playoffs con Atlanta.

Williams terminó siendo un sólido jugador de rol que al día de hoy se mantiene en la NBA, habiéndose incorporado a Milwaukee Bucks en este 2020. Pero su calidad es mucha menor a la de otros jugadores que habían disponibles en aquel Draft. Deron Williams, tres veces All-Star y dos veces All-NBA, y Chris Paul, un miembro seguro del Salón de la Fama, fueron los de la tercera y cuarta elección. Incluso hubo otros jugadores de mayor éxito, como Danny Granger, David Lee, Monta Ellis y Lou Williams. Teniendo en cuenta que los Hawks no contaban con un base decente en su equipo (en la 2005-2006 jugaban con Royal Ivey, Tyronn Lue y Salim Stoudamire), la decisión de no ir por Deron o CP3 aún no se comprende.

Jon Koncak: #5 en 1985

El draft de 1985 estuvo repleto de futuros All-Stars, más precisamente tuvo diez: Patrick Ewing, Karl Malone, Chris Mullin, Joe Dumars, Michael Adams, Charles Oakley, AC Green, Xavier McDaniel, Terry Porter y Detlef Schrempf. Ocho de ellos, todos menos Ewing y McDaniel, estaban disponibles cuando los Hawks tenían que utilizar su pick número 5. Con Dominique Wilkins como alero y Doc Rivers y Eddie Johnson en la media cancha, buscaron reforzar el juego interior. Y perdieron una gran oportunidad de sumar a Malone u Oakley al quedarse con Jon Koncak, un gigante de 2,13 metros que tuvo una carrera de 11 temporadas en la NBA, pero apenas fue una buena presencia defensiva.

Koncak promedió 4,6 puntos, 5 rebotes y un tapón en 21,1 minutos por partido en sus 10 años en Atlanta, siendo el pivot titular solamente en tres campañas. El error principal con él, sin embargo, no fue haberlo drafteado: sino la renovación de contrato irrazonable que le otorgaron en 1989: tras una serie de Playoffs ante Milwaukee Bucks en la que Atlanta perdió 3-2 y Koncak aportó 12,8 puntos y 9,6 rebotes por partido saliendo como titular, le dieron un cheque de 13 millones por seis años. Pasaba a ser el jugador mejor pago del equipo, por encima de Wilkins. Y en la campaña siguiente apenas disputó 18 minutos por encuentro

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Los Angeles Lakers, Dallas Mavericks
Todos los partidos de preparación antes del regreso
Leandro Fernández
Victor Oladipo
¿Cómo compensará Indiana la baja de Oladipo?
Leandro Fernández
wagner harrell lowry
Los maestros de las faltas en ataque
Nacho Losilla
deandre ayton
Ayton, sobre la sanción: "Me dio humildad"
Nacho Losilla
kevin durant
Marks y el peso de Durant en las decisiones
Nacho Losilla
Kristaps Porzingis
Porzingis advierte: “Podemos sorprender”
Carlos Herrera Luyando
Más noticias