);
Memphis Grizzlies

Qué cambió en 2006 en Memphis Grizzlies para que Pau Gasol fuese All-Star

Downtown de Nueva York, 26 de junio de 2001. Una sala repleta de personas de diferentes tamaños, gestos y vestimentas. Unos van de un lado para otro, tratando de cazar las mejores palabras de las que serían nuevas caras de la liga. Mientras ellos, los protagonistas, disfrutaban antes del que sería el evento más importante de sus vidas. Los jóvenes que saltaban desde instituto como Kwame Bworn, Eddy Curry o Tyson Chandler imaginaban qué harían con su primer salario.

Más | Pau Gasol y su desembarco en la NBA

Algo más apartados e incluso sintiéndose fuera de lugar se encontraban otros dos jóvenes, aunque no tanto como los anteriores. Shane Battier había cumplido los cuatro años de ciclo universitario en Duke y era la estrella de la NCAA. Posiblemente el único en esa atención a medios que tenía la etiqueta de senior. Un veterano entre jóvenes. Cerca suyo se encontraba una de las figuras más interesantes, aunque despertaba dudas. Un chico espigado, de largos brazos y que venía de España. Un tal Pau Gasol que, a sus 20 años, ya se había labrado un nombre en el baloncesto europeo.

"Tenemos que sacar ventaja de mis habilidades para hacer más daño. El resto de equipos atacan nuestros puntos débiles. Nostros tenemos que hacer lo mismo, atacar en nuestras ventajas. Nuestros rivales hacen lo que nosotros deberíamos estar haciendo", decía el mismo Pau menos de cuatro años después. Tras pasar por Barcelona, Nueva York, Atlanta y Memphis en cuestión de días, la apuesta de Billy Knight por el español poco tardó en dar sus frutos.

Esas palabras llegaban tras la derrota de los Grizzlies contra los Suns de Steve Nash en el Game 2 de los Playoffs de 2005. Los de Tennessee se despedirían en Primera Ronda por segundo año consecutivo, aunque ahí quedaba ese doble-doble de Gasol de 28 puntos y 16 rebotes, además de las dos primeras participaciones en postemporada para la franquicia. Pero algo había cambiado. Pese a caer, el click que vendría en los meses siguientes supondría el asalto de Pau al estrellato NBA.

La estrella de los Grizzlies

Antes de la 2004-2005, esa temporada en la que cayeron contra Phoenix, Gasol renovó su compromiso con Memphis por 86 millones y seis años. El equipo que empezó el curso entrenado por Hubie Brown y terminó con Mike Fratello tenía además del español al propio Battier y a Mike Miller como sus tres piezas más importantes. Lorenzen Wright, James Posey, Jason Williams o Brian Cardinal completaban una rotación que daba Playoffs y poco más. Pero es que ni siquiera ese Pau era el mejor, todavía no había sido All-Star.

Pero al igual que Knight, GM de Memphis que realizó el traspaso por Gasol en el Draft 2001, Jerry West creía enormemente en las posibilidades del imberbe interior. La extensión era un asunto incluso superior al dinero.

"No es una cuestión de dinero, si no de respeto", decía Pau. "Estoy listo para ser la referencia. Adoro esa presión".

En el verano de 2005 West decide traspasar a Jason Williams y reorganizar el equipo para que el ataque gire alrededor de Pau en el poste. Traen veteranos como Eddie Jones, Damon Stoudamire y Bobby Jackson, todos por encima e los 32 años. Y ninguno se vio más beneficiado del fichaje de Stoudamire que Gasol. El español había recibido críticas en los años anteriores por su falta de dureza, sus problemas en el rebote y su tendencia a desinflarse según avanzaba la temporada.

"No sabía que había pasado con Pau los años anteriores, aunque había escuchado cosas", decía Damon. "Solo puedo hablar de lo que vi. Lo primero que le dije a Pau es que no importaban las críticas que hubiese recibido, tenía que salir a jugar duro cada noche".

Un base veterano del perfil de Stoudamire fue el mejor regalo de los Grizzlies aquel verano para Gasol. El problema llegó el 30 de diciembre, cuando los Grizzlies jugaban en Portland el primer partido de un back-to-back. Stoudamire realizaba una penetración a canasta en el segundo cuarto cuando algo sonó en su rodilla derecha. Era el tendón rotuliano. Operación, baja para el resto de temporada y punto de inflexión para su carrera. A sus 32 años, se recuperaría y jugó hasta 2008, pero ya nada fue igual.

"Es muy doloroso para el equipo perder a Damon", decía Gasol a Sports Illustrated aquella noche. "Ha sido un gran líder para nosotros y vamos a echar de menos su presencia en los finales apretados".

Pau Gasol, jefe de Memphis

Sin Stoudamire, Memphis necesitaba un nuevo líder. Alguien tenía que dar un paso adelante. Y ese fue Pau.

"Sin Damon, Pau ha cogido un nuevo rol en el equipo. Se ha convertido en un facilitador cuando jugamos el ataque a través de él. Está jugando a nivel All-Star. Es nuestra estrella de rock", decía Shane Battier, principal valedor de su compañero. Uno que además urgía a votar a Pau para el All-Star, más después de exhibiciones como la que firmó el 6 de enero con 27 puntos, 18 rebotes, 7 asistencias y 4 tapones contra Utah Jazz.

Unas semanas después se confirmaba: Pau era elegido como uno de los suplentes para el Partido de las Estrellas por la Conferencia Oeste. Primer español en disputar un evento de este calibre.

"He estado jugando muchos minutos. Sé que voy a estar mucho tiempo en pista. Mi condicionamiento es bueno y mi nivel de confianza es alto. Recibo muchos balones al poste y leo todos los tipos de defensa que plantea el rival. Soy paciente, leo lo que ocurre. Sé cuando tengo que atacar el aro y cuando tengo que pasar. Sé que cuando recibo mucha atención puedo pasar la pelota. Me gusta esta responsabilidad, he dado un paso adelante en mi juego".

Las críticas en años anteriores solían hacer referencia a varios puntos en concreto. Los problemas en el rebote, la debilidad a la hora de jugar contra determinadas figuras de la liga y, sobre todo, esa falta de resistencia que se le achacaba. La temporada se hacía larga y el físico no le daba. Legaba extenuado en un equipo que dependía absolutamente de él en la ofensiva, más incluso para esa 2005-2006. Pero Pau no falló. Ese año estaba preparado.

"Hay una evidente madurez en el enfoque de Pau hacia el juego. Ahora es más vocal y ha entendido la responsabilidad de ser efectivo cada noche si queremos ganar. Lo más natural en jugadores extranjeros que vienen a la NBA es una baja disposición para hacerse grandes en determinadas situaciones, todavía más si eres joven y tienes delante a jugadores respetados que llevan 8 o 9 años en la liga". Estas palabras de Mike Fratello eran muy esclarecedoras, además de mostrar la evolución en la apertura de la NBA y el rol de los extranjeros en poco más de una década.

"Es como la evolución de Dirk Nowtizki en Dallas", añadía Fratello. "Hay un punto donde el jugador internacional entiende que tiene que estar más involucrado. En ese punto es donde Pau está ahora".

Jerry West consigue en enero de 2006 la firma de otro base veterano para suplir la lesión de Stoudamire, Cucky Atkinson. "No sabes lo bueno que es un jugador hasta que estás con él. Sabía que Pau podía anotar puntos. La mayoría de jugadores que son titulares, 9 de cada 10, son egoístas, Pau es totalmente lo opuesto. Juega para ganar y eso merece crédito".

Algo clave en los Grizzlies de aquel año no fue solo el hecho de plantear su ataque a través del juego al poste de Pau, si no el darle veteranos de calidad que impulsaban su confianza. Incluso le animaban a tirar 20 o 30 veces por encuentro. Gasol pasó de lanzar 14 tiros por 36 minutos en la 2004-2005 a 13,7 en su curso de debut en el All-Star, que quizás suene contradictorio, pero no es relevante. Lanzaba más por partido (de 12,4 a 14,9), su uso de balón aumentaba (26,2% a 28,4%) y creció en generación (pasó de producir el 14,7% de asistencias del equipo a 23,7%).

Hubo una decisión que fue básica para la primera temporada de estrellato de Pau: renunciar a jugar con la Selección Española el Eurobasket de 2005. Tanto en 2003 como en 2004, el pívot viajó con España acarreando problemas, primero fue un esguince de tobillo y después una fascitis plantar. Sus compañeros sabían de sobra lo importante que era para él el jugar con su país, pero no paraban de plantearle la idea del descanso.

"Cada año veíamos que Pau llegaba cansado al comienzo de la temporada", comentaba Lorenzen Wright. "Le decíamos que quizás debía descansar algún año. Después de no jugar ese verano, el de 2005, realmente se notaba mucho más enérgico y vivo".

"Comparado con otros años me siento mucho más fresco", decía por aquel entonces Pau. "Este año es una situación mucho mejor. Hace dos tuve problemas en el tobillo y el anterior traté de recuperarme lo antes posible de la fascitis. Ahora la situación es diferente". Y vaya si lo fue.

El de Sant Boi de Llobregat aprovechó el verano para descansar, entrenar y añadir peso a su musculatura. Su cuerpo era más grande y fuerte, algo que le ayudaría en la nueva temporada. En ese viaje de vuelta a España, también hubo un cambio de look que sería un añadido. Pau se dejaba crecer la barba. Le gustaba el resultado y decidió que volvería así a Estados Unidos.

"La barba le dio a Pau un cambio de actitud", añadía Wright, al que no le faltaba razón. Ya no parecía un adolescente. El cambio físico y el vello facial convertían a Pau en una figura que imponía más respeto. Notó un mejor trato arbitral y todo esto contribuyó a su confianza.

Terminó la 2005-2006 con 20,4 puntos, 8,9 rebotes, 4,6 asistencias y 1,9 tapones de promedio. Su mejor temporada en unos Grizzlies que mejoraron, aunque en Playoffs se toparon con los Mavericks de Dirk Nowtizki, que endosaron un nuevo 4-0. Los Grizzlies daban para poco más y la dependencia ofensiva de Gasol era enorme, tanto que en 2006 traspasaron a Battier a Houston para traer a un joven anotador llamado Rudy Gay.

El récord de 22-60 dejó al español fuera de la consideración de All-Star pese a realizar su mejor curso individual en la 2006-2007. Mike Fratello también salió del equipo y los aires de reconstrucción azotaban en
Tennessee. Y ya en la 2007-2008, en concreto el 1 de febrero de 2008, Pau salía traspasado en dirección Hollywood, hacia su capítulo más brillante. Memphis quedaba atrás, con ese 2006 como el año de su confirmación de estrella de la NBA. El Pau de la barba y los kilos de músculos abría la veda que años después seguiría su hermano.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Horarios y TV NBA
Todos los partidos en TV en España
Sergio Rabinal
jimmy butler, lebron james
Butler: "Tenemos que ser más duros"
Sergio Rabinal
Davis LeBron
Las valoraciones individuales del Game 1
Juan Estevez
LeBron James
LeBron: "El trabajo no está terminado"
Agustín Aboy
Goran Dragic, Bam Adebayo
Dragic, lesión en una noche de pesadilla de Heat
Leandro Fernández
spoelstra
Miami sufre la dureza de las Finales
Sergio Rabinal
Más noticias