Agencia Libre 2021

Mercado NBA 2021: equipos ganadores, perdedores y un comodín

Aunque la Agencia Libre todavía está en desarrollo, la mayoría de los nombres relevantes de la misma ya han acordado su futuro, sea renovando con su anterior franquicia o sumándose a una nueva. Y si bien todavía queda un nombre explosivo como el de Kawhi Leonard, nadie espera que el alero cambie de destino, sino que todo indica que arreglará un nuevo contrato con los Clippers. Con Kawhi nunca se sabe, pero no hay indicios que apunten a una salida de allí.

Con eso en mente y viendo como el polvo empieza a disiparse tras el torbellino de las primeras horas, es momento de analizar el panorama. ¿Qué equipos han salido de esos movimientos mejor parados?, ¿cuáles han dado un paso atrás o no han tenido el crecimiento necesario? Analizamos exactamente eso a continuación, hablando de ganadores, perdedores... y un comodín.

Más | El mercado NBA al día: Agencia Libre, noticias, rumores y traspasos

Los ganadores

Miami Heat

La sensación hoy es que nadie ha mejorado sus opciones en esta Agencia Libre más que Miami Heat. Los de Spoelstra, que vienen de ser barridos en la 1° Ronda de los Playoffs 2021 por los campeones Bucks, armaron un plantel que si encaja en cancha, puede tranquilamente aspirar a dar pelea en el Este. Todo encabezado por el movimiento que los dejó con Kyle Lowry como su nuevo base, en un sign and trade que enviaría a Goran Dragic y Precious Achiuwa a Toronto (o eventualmente a algún tercer equipo). El esloveno es un buen base ofensivo, pero la llegada de Lowry es una mejora indiscutible.

Igualmente, Miami no se quedó con eso sino que también concretaron acuerdos con Victor Oladipo, Duncan Robinson, PJ Tucker, Markieff Morris, Gabe Vincent y Dewayne Dedmon. Nombres que cuando los sumamos a los que continúan formando parte del plantel (Jimmy Butler, Tyler Herro, Bam Adebayo) nos dejan una de las rotaciones de 10 hombres más sólidas de toda la liga.

Riley y compañía siempre hacen ruido en el mercado y el 2021 no fue la excepción.

Atlanta Hawks

De uno de los equipos más activos del mercado, a uno que solo tuvo que realizar un fichaje de relevancia. Hablamos de los Hawks y de la renovación de John Collins. Era el único objetivo de la franquicia en esta Agencia Libre (el resto del plantel ya está bien armado) y el acuerdo parece terminar siendo favorable para ambos bandos: terminó siendo por cinco años y 125 millones de dólares. Una cifra más que importante para Collins, pero que a la vez, está lejos del máximo que aparentemente buscaba el jugador.

Más allá de que probablemente nunca vaya a ser una súperestrella, Collins no deja de ser un jugador joven y con un rol claro, que ya demostró puede ser muy funcional en un equipo con aspiraciones (Atlanta viene de llegar a la Final del Este). El complemento con Trae Young ha terminado siendo bueno, tras algunos tramos de turbulencia entre ambos y asegurarlo por cinco años y un promedio de 25 millones por temporada es una victoria para la franquicia de Georgia. Sobre todo porque si lo perdían, probablemente no hubieran encontrado un reemplazo acorde para volver a pelear arriba en la 2020-2021.

New York Knicks

El fichaje de Evan Fournier por cuatro años y 78 millones hizo algo de ruido, como una posible exageración. Pero en parte parecen haber compensado esa situación consiguiendo a Kemba Walker por alrededor de apenas 8 millones. Pagar unos 25 millones en la 2021-2022 por los dos ex Celtics no parece un mal negocio para los neoyorquinos, sobre todo porque se trata de un par de jugadores que darán una mano en lo que fue el gran déficit del equipo en esta pasada campaña: la falta de anotadores y generadores con el balón.

Ni Walker ni Fournier son estrellas en este momento de su carrera, teniendo en cuenta los problemas físicos que viene atravesando Kemba. Pero si están bien, pueden darle una mano muy grande a los Knicks, quienes también consiguieron renovaciones importantes como las de Derrick Rose y Nerlens Noel. New York tuvo una 2020-2021 muy por encima de lo esperado y siempre y cuando mantengan la ferocidad defensiva de esa temporada, todo apunta a que contarán con mayores recursos ofensivos como para seguir dando pelea.

Brooklyn Nets y Milwaukee Bucks

Juntamos a los dos mejores equipos del Este en el mismo apartado porque les cabe el mismo análisis: movimientos chicos (ambos tienen cero flexibilidad para hacer fichajes importantes) pero muy sólidos. Los Nets consiguieron continuidades importantes como Bruce Brown y Blake Griffin, dos buenas piezas de rol y sumaron a un tirador que encaja perfecto como Patty Mills (tomará el rol de Landry Shamet, traspasado a Phoenix). Las salidas de Jeff Green y Spencer Dinwiddie son para considerar, pero el primero es fácilmente reemplazable incluso durante la misma temporada, mientras que el segundo es un buen jugador pero que no complementa bien al Big 3 del equipo.

Milwaukee va por el mismo camino. Vuelve George Hill para ocupar la vacante de Jeff Teague (mejora clara), cambiaron de tirador con Rodney Hood por Bryn Forbes y lo más importante, se llevaron una de las gangas del mercado, renovando a Bobby Portis por dos temporadas y 9 millones de dólares. Lo único doloroso es la salida de PJ Tucker a Miami (ficharon a Semi Ojeleye en esa posición) pero como Jeff Green, es de ese nivel de veteranos que luego suele aparecer disponible durante la Fase Regular en el momento de los buyouts. De los titulares del campeonato era además el menos trascendente para el éxito del equipo.

Chicago Bulls

Realmente cuesta definir si Chicago es un ganador o perdedor de esta Agencia Libre. Todo depende de la óptica con lo que se lo vea, ya que ha aumentado claramente el caudal de talento de su plantel, pero con fichajes que parecen limitar sus opciones de movimientos a futuro y a la vez, sin haber tenido un crecimiento suficiente como para considerarlo un contendiente. Están en el club de los ganadores porque es probable que tengan una 2021-2022 superior a la 2020-2021, pero aun así dejan sus dudas.

¿Cuáles fueron los movimientos? Chicago se llevó a dos de los más buscados del mercado: Lonzo Ball y DeMar DeRozan. El problema es que parecen haber sobrepagado para incorporarlos. Sobre todo a DeRozan, a quien incorporaron por tres temporadas y 85 millones. Lonzo también firmó por 85 millones por cuatro campañas, un valor algo más apto por su edad y potencial de mejora, aunque también hablamos de un jugador que hoy está lejos de ser una garantía de éxito.

Un tema con Chicago es el encaje de sus piezas. El perímetro con Ball, DeRozan y Zach LaVine no parece tener el mejor complemento, especialmente si el último de ellos va a seguir jugando con el balón en las manos como en la temporada pasada. Ball se ha transformado en un buen tirador a pie firme, pero si DeRozan no tiene la bola, le ofrece poco a una ofensiva. Y eso por no hablar de los interrogantes defensivos, con un quinteto que juntará a DeRozan, LaVine y Vucevic, tres marcadores por debajo del promedio. Una buena en ese sentido: la llegada de Alex Caruso, un muy buen defensor.

Más allá de los interrogantes, insistimos: Chicago debería ser mejor equipo que en la 2020-2021 y seguramente aspirar a uno de los ocho puestos de Playoffs. El mediano y largo plazo puede no verlos con el salto de calidad necesario, pero en lo inmediato, serán más competitivos y peligrosos.

Los perdedores

New Orleans Pelicans

Los Pelicans vienen sumando decepciones en las últimas temporadas y la 2020-2021 no fue la excepción. Un equipo que necesitaba dar un paso adelante y que lejos de eso, retrocedió en su producción. Zion Williamson encara su tercera temporada en la liga y todavía no hay señales de que New Orleans esté acoplándolo con un roster competitivo o que tenga demasiado sentido a su alrededor. Y su paso por este mercado tampoco muestra algo diferente.

Lo más importante de New Orleans es que cambiaron a Lonzo Ball por Devonte' Graham, algo que está lejos de poder verse como positivo, mientras que Jonas Valanciunas será el acompañante de Zion en la pintura, en lugar de Steven Adams. Con lo del lituano salieron ganando y también fue importante poder liberar el contrato de Eric Bledsoe, pero aún así no queda la sensación de que hayan resuelto casi ninguno de los déficits que los dejaron lejos de los Playoffs en la 2020-2021. Más aún si también terminan perdiendo al siempre rendidor Josh Hart (agente libre restringido).

Dallas Mavericks

La situación de Dallas tiene algún paralelo con la de New Orleans, con la diferencia de que los Mavs ya son uno de los equipos competitivos del Oeste. Sin embargo, van a entrar a la cuarta temporada de Luka Doncic y todavía no parecen haber rodeado al esloveno con un plantel acorde para transformarlos en reales contendientes. Nada de lo que hicieron en estos días mueve la balanza.

Más allá de las renovaciones (Tim Hardaway Jr, Boban Marjanovic y Willie Cauley-Stein), lo más importante pasó por la incorporación de Reggie Bullock. Un jugador que encaja bien como tirador al lado de Luka, pero que no ofrece algo demasiado diferente (en un nivel más bajo) al rol de Hardaway. Por ahora, los texanos son básicamente el mismo equipo que se fue en 1° Ronda de la 2020-2021, a pesar de haber entrado al mercado con mucho espacio salarial para utilizar.

El futuro de Kristaps Porzingis, siempre centro de rumores, por el momento sigue siendo una incógnita.

Portland Trail Blazers

Hablando de no rodear adecuadamente a las estrellas, encontramos a los Blazers. Damian Lillard fue claro al decir que no estaba conforme con la situación actual de la plantilla de Portland y la realidad es que la franquicia hizo poco para cambiar esa situación. Renovaron por 90 millones y cinco años a un Norman Powell que no termina de ser complementario a Dame y McCollum, reemplazaron a Enes Kanter con Cody Zeller y sumaron a dos buenos tiradores como Ben McLemore y Tony Snell, que están lejos de resolver los enormes problemas defensivos que afronta el equipo (29° en rating de la 2020-2021).

Los Trail Blazers no han hecho nada para silenciar los rumores sobre un posible traspaso de Lillard. Más bien todo lo contrario.

Minnesota Timberwolves

Si hablamos de equipos inactivos, ninguno más que Minnesota. Lo cual para una franquicia que terminó con marca de 23-49 en la 2020-2021, no puede ser visto como algo positivo, sobre todo si tenemos en cuenta que siguen sin aprovechar a un talento diferencial como el de Karl-Anthony Towns. Y es que los Timberwolves todavía no han hecho un solo fichaje en el mercado y peor aún: tampoco tuvieron ningún pick en el Draft, algo sumamente negativo para un conjunto en construcción a futuro.

El único movimiento de Minnesota tampoco puede ser visto como algo positivo: cambiaron a Ricky Rubio a Cleveland, recibiendo a Taurean Prince y una 2° Ronda futura. Demasiado poco por ahora.

Toronto Raptors

Toronto es un perdedor por lo que tenía y lo que tiene hoy, pero no necesariamente porque hayan cometido errores. Y es que la salida de Kyle Lowry (a Miami) era lógica y esperada. Aún así, perdieron a un All-Star como Lowry y no sumaron a ningún jugador de ese calibre en su lugar (llegarían Goran Dragic y Precious Achiuwa). Los canadienses ya tuvieron registro de 27-45 en la 2020-2021 y no hay demasiados indicios de que vayan a volver a pelear arriba en esta campaña.

Veremos qué les da la llegada de Scottie Barnes, seleccionado con el cuarto pick del Draft, en una decisión que despertó cierta polémica: muchos esperaban que en su lugar tomaran a Jalen Suggs, un base que podría haber ocupado parte de la vacante dejada por Lowry. Barnes es una apuesta que quizá tenga más potencial a futuro que la de Suggs, pero también menos presente y chances de salir mal.

El comodín

Los Angeles Lakers

El mercado de los Lakers ha sido tan particular que hoy es imposible ponerlos en alguna de las dos categorías. Pero a la vez, fueron junto a Miami los que más se movieron, por lo que no tenía sentido no incluirlos en el análisis. ¿Por qué particular? Porque han armado un plantel repleto de talento a niveles históricos, pero que por otro lado parece tener falencias claras en algunos aspectos importantes. Empezando por el alto promedio de edad del equipo y sobre todo, con la falta de especialistas defensivos en el perímetro.

¿Son Marc Gasol y Dwight Howard los pívots que necesita hoy un candidato? No daría esa sensación, aunque la opción de que Anthony Davis por fin juegue de cinco es una posibilidad latente (y hoy por hoy, necesaria). ¿No falta un base capaz de organizar la segunda unidad? Veremos si lo consiguen, pero por el momento ese rol le correspondería a un combo-guard como Kendrick Nunn. Y lo más importante, ¿quién es el defensor que se encargará de los Doncic, Curry, Booker, Mitchell, Murray, Leonard, Lillard y demás exteriores estelares del Oeste? Kent Bazemore y Trevor Ariza son teóricamente sus especialistas, pero ninguno parece la mejor opción a la hora de tener que anular a una de esas figuras en una serie a siete partidos.

Con todo esto, podríamos inclinarnos a considerar el mercado de los Lakers como uno negativo. Pero han conformado un plantel con tanto talento y experiencia, que quizá esos problemas de encaje no terminen siendo tan determinantes. Incluido el de un Russell Westbrook que veremos cómo reacciona a por primera vez en su carrera tener que ceder protagonismo y tiros (James y Davis deberían seguir siendo los líderes ofensivos del equipo).

Al fin de cuentas, la fórmula parece seguir siendo la misma para los Lakers. Si LeBron y AD están sanos, seguramente vayan a pelear por el título, sin importar tanto lo que tengan a su alrededor (fueron campeones hace un año con KCP como tercer mejor jugador), mientras que si alguno de los dos no está disponible o en una buena versión, probablemente veamos un desenlace similar al de estos Playoffs 2021.

Este experimento angelino no parece tener punto medio: encuentran la química perfecta entre tantos elementos diferentes y van por el título o se produce una reacción inesperada y todo termina en llamas como en el 2013.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Kuminga
Kuminga ilusiona: "Hace muchas cosas de Draymond"
Juan Estevez
Escoltas
Los escoltas que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
jordan, olajuwon, malone
Ranking NBA: los mejores de los 90s
Sergio Rabinal
Ja Morant
¿Qué joven estrella dará el mayor salto en 2021-22?
NBA.com Staff
bagley, knox, bamba
3 jóvenes en el punto de mira en 2022
Sergio Rabinal
joe johnson
¿Joe Johnson de vuelta? 3 destinos
Sergio Rabinal
Más noticias