Agencia Libre 2021

¿Son suficientes los refuerzos de Miami Heat para competir por ganar la Conferencia Este?

Si hay algo que define la gestión de los equipos que ha dirigido Pat Riley en las casi 3 décadas que lleva en la NBA ha sido la presencia de estrellas. La unión de los mejores jugadores es el mejor atajo al éxito y en Miami Heat saben bien lo que significa esto. Desde que Riley asumiese la dirección ejecutiva de la franquicia en 2008 el equipo solo se ha perdido dos ediciones de Playoffs, llegando a 5 Finales de la NBA (la última en 2020) y ganando dos de ellas.

El proyecto nacido al calor del final del Big Three y el adiós de Dwyane Wade ha acabado por consolidarse en las figuras de Bam Adebayo, Duncan Robinson y Tyler Herro, liderados por un Jimmy Butler al que el tiempo ha acabado por hacer justicia como el guía perfecto para ese vestuario. Los Heat quieren demostrar que lo acontecido en la burbuja no fue una excepción, algo único. Y la mejor forma que han encontrado para repetir o incluso aspirar a superar ese resultado es apostarlo todo a una carta: los veteranos.

La amarga experiencia vivida en los Playoffs de esta temporada y, en general, el rendimiento ofrecido durante todo el curso dejó claro que, pese a contar con las piezas fundacionales adecuadas, Miami necesitaba más, sobre todo en la media pista y en defensa para poder igualar al potencial de sus oponentes. La inconsistencia fue el mejor ejemplo de su temporada, con picos donde daban la sensación de poder repetir el éxito de Disney y momentos de desconexión total donde no eran capaces de competir siquiera. Así, Riley y su equipo se pusieron a trabajar para armar el plantel más completo posible rumbo a la Agencia Libre y, semanas más tarde el resultado no puede ser más satisfactorio.

MÁS | El mercado NBA al día: Agencia Libre, noticias, rumores y traspasos

A las carencias de creatividad ofensiva que ofreció el equipo le añadieron a Kyle Lowry, un base con experiencia en un equipo campeón que viene a ser el complemento perfecto de Butler, así como ayudar a Adebayo a seguir produciendo desde el bloqueo directo. El nativo de Philadelphia debería solucionar muchos de los problemas que han acompañado a los de Spoelstra en este tiempo, siendo el 22º equipo en cuanto a producción en el bloqueo directo, uno de los pilares de su filosofía de juego y que tan bien controla el base, el cual ha producido 1,01 puntos por posesión en este curso con los Raptors.

Lowry es un resolutor de problemas, alguien con experiencia para dar y tomar y una presencia más que contrastada al interno de los vestuarios en los que ha estado. Lo mejor que puede ofrecer el base a la cultura de los Heat es precisamente esto último, pues el objetivo final del proyecto es conseguir un anillo que de sentido a toda la apuesta realizada.

De la mano de Lowry han acabado por desembarcar en Florida dos veteranos de una importancia capital allí donde han estado como son PJ Tucker y Markieff Morris. Este último viene de completar un año extraño en los Lakers, donde pasó de ser el ala-pívot titular en 2020 a apenas tener minutos en la rotación en 2021 pese a lo productivo que resultaba y lo que podía llegar a descargar a las estrellas angelinas. Por otro lado, Tucker es la incorporación estrella de los Heat solo superada por Lowry, pues el experimentado ala-pívot es el jugador que todo equipo necesita si quiere aspirar a ganar. Sacrificado, inteligente y siempre dispuesto a asumir las tareas más ingratas, el veterano viene de conseguir su primer anillo con Milwaukee Bucks siendo vital durante todos los Playoffs pese a que los números no le hiciesen justicia, el pegamento del grupo y aquello que dio sentido a la defensa de los de Wisconsin.

De este modo, Morris y Tucker vienen a poner solución a la posición más débil que ha tenido la plantilla de Miami en los últimos años como es la de ala-pívot. A caballo siempre entre jugar con dos aleros o un cuatro abierto no excesivamente certero en defensa como pudieron ser los ejemplos de Andre Iguodala y Jae Crowder así como Kelly Olynyk y Nemanja Bjelica en el otro caso, las llegadas de estos dos veteranos deberían mejorar considerablemente el rendimiento en general de los Heat al contar con figuras que saben desempeñar ese tipo de roles.

Roster provisional de Miami Heat - Temporada 2021-2022

  • Bases: Kyle Lowry, Gabe Vincent
  • Exteriores: Jimmy Butler, Duncan Robinson, Tyler Herro, Victor Oladipo, Max Strus, KZ Okpala
  • Interiores: Bam Adebayo, PJ Tucker, Markieff Morris, Dewayne Dedmon, Omer Yurtseven

Estos movimientos, junto a la renovación de Duncan Robinson hasta 2026 por un total de 90 millones de dólares, vienen a apuntalar un proyecto al largo plazo pero que, en cierto modo, puede tener un recorrido no muy largo. Riley ha firmado contratos considerablemente largos a jugadores entrados ya en el ocaso de sus carreras por cantidades considerablemente amplias. Sin ir más lejos, Lowry terminará su vínculo a los 38 años y cobrando 29,6 millones, Butler con 37 llegando a 51,6 millones, PJ Tucker con 38 cobrando 7 millones y Robinson cerrando su contrato a los 32 años y embolsándose 20,4 millones. Sin duda, la gran apuesta de Miami no es para dentro de 2 o 3 temporadas, es al corto plazo. Cuanto antes mejor pues como ha dejado claro este curso las ventanas de oportunidad por el anillo son muy reducidas y quien mejor sepa leer la situación es quien más provecho saca, no el que tenga el equipo más potente.

MÁS | Los fichajes del campeón: Milwaukee Bucks perdió a PJ Tucker y fortaleció su segunda unidad

Así se explica la decisión de firmarle 15 millones a dos años a Tucker, pues como bien evidenció en los Playoffs es uno de los pocos jugadores que puede molestar lo suficiente a Kevin Durant para condicionarle en cierto modo. Parar a KD o anularle del todo es una tarea casi imposible, pero el veterano se ha convertido en todo un especialista en la estrella de los Nets. Tucker defendió en su serie ante Brooklyn un total de 203 posesiones a Durant, al cual dejó en un 45% de acierto en tiros de campo con 11 pérdidas en 7 partidos. Nadie le defendió tanto tiempo y de manera tan efectiva como el nuevo jugador de los Heat. Y eso mismo es lo que van a exigirle en este contexto.

Si el puesto de ala-pívot había estado en entredicho en los últimos años en Miami, el de base no se quedaba atrás. Cambiar a Goran Dragic y Kendrick Nunn por Kyle Lowry es uno de los upgrades más notables que pueda haber, fundamentalmente porque el ex de Raptors es capaz de impactar tanto con la bola como sin ella puesto, que es un fantástico tirador tras pase (41,6% en 2021 en triples). No obstante, Spoelstra tendrá que lograr encontrar el equilibrio en la creación de juego entre Lowry y Adebayo, pues el pívot había sido en estos dos últimos cursos el eje del ataque de los de Florida, distribuyendo, generando y produciendo acciones ventajosas gracias a su gran lectura de juego. Es por ello que pensar en las asociaciones que base e interior pueden tejer el próximo año puede elevar a los Heat a lo más alto.

Pese a esto, Riley debe todavía apuntalar la posición de base suplente en la rotación, más teniendo en cuenta los problemas físicos que ha arrastrado Lowry en los últimos años y que Herro todavía está lejos de ser un director de juego de garantías. Lo peor es que no quedan muchas alternativas de garantías disponibles siendo Frank Ntilikina, Elfryd Payton, Brad Wanamaker o Jeff Teague los mejores en el mercado.

Los de Florida van a tener que lidiar con una Conferencia Este en la que la diferencia entre la parte alta y la baja es cada vez mayor y donde los contenders se han reforzado enormemente. Si Brooklyn Nets estuvo a tan solo un triple de Durant de entrar en las Finales de Conferencia sin dos de sus estrellas, la adición de Patty Mills y del enforcer James Johnson debería elevarles al siguiente nivel. Ni hablar de unos Milwaukee Bucks que defenderán título amparados en su gran defensa, de unos New York Knicks que a su estructura defensiva han añadido más ataque con Fournier o de los incipientes Hawks y Bulls. Tan solo la incógnita de Philadelphia 76ers y Boston Celtics podría abrir un camino a la esperanza a conjuntos de media tabla.

Miami tiene los nombres y los jugadores necesarios para plantar cara a la parte alta del Este y recuperar el estatus que se ganaron en Disney, demostrando ser un equipo con mayúsculas que compite de principio a fin y que es más que equilibrado.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Jaylen Brown
Jaylen Brown, listo para volver con Celtics
Sergio Rabinal
Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retirada?
Juan Estevez
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con Knicks
Nacho Losilla
Más noticias