);
NBA Finals 2020

Miami Heat firmes en sus convicciones pese a la derrota: "No nos importa lo que piensen"

Las bajas asolaron a unos Miami Heat que hicieron todo lo que estuvo en su mano para tratar de conseguir la victoria pero la superioridad manifiesta de Los Angeles Lakers a través de sus dos figuras principales, Anthony Davis (32 puntos, 14 rebotes) y LeBron James (33 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias), que maximizaron sus pequeños errores hasta conseguir el triunfo por parte de los californianos por 124 a 114.

Los de Erik Spoelstra ofrecieron una imagen mucho más sólida y compacta en este Game 2 pese a salir nuevamente derrotados. Siempre se mantuvieron en partido pese a las diferencias y pusieron en aprietos al ataque de los Lakers gracias a su zona que camufló las carencias defensivas por la ausencia de Bam Adebayo. Mientras, en el costado ofensivo la conexión entre Kelly Olynyk (24 puntos) y Jimmy Butler (25 puntos) fue el mejor balón de oxígeno al que se agarraron los Heat que tuvieron siempre opciones de entrar en la batalla por el triunfo sin poder consumarlo en ningún momento.

MÁS | LeBron y AD, demasiado para Heat

Ahora, con 2-0 en contra en la serie las opciones de darle la vuelta se tornan extremadamente remotas, más teniendo en cuenta cómo están sus rivales y cuál es el estado de la plantilla. De hecho desde el año 2000, de las 10 ocasiones en las que un equipo ha tomado esa ventaja en las Finales ha acabado consiguiendo el anillo en 8 de ellas, siendo las dos excepciones Dallas Mavericks en 2006 y Golden State Warriors en 2016.

Hasta el momento, Miami no ha sido capaz de igualar la intensidad física de los Lakers pese a lo que se presuponía de ellos después de vencer a Boston Celtics y Milwaukee Bucks anteriormente, viéndose altamente superados por James, Davis e incluso Howard. "Cuando teníamos oportunidades de hacer un partido más cerrado, siempre terminaban con algún rebote ofensivo o algo cerca del aro", dijo Erik Spoelstra al final del partido.

"Pero esto es así y si realmente quieres algo, tienes que encontrar como sobreponerte. Ellos tienen gran tamaño y Anthony Davis es un jugador de elite. Estamos intentando hacer algo y hay que llegar a otro nivel. Es así. Me gusta mucho como competimos esta noche, pero pienso que otro nivel nos habría puesto en una posición de tener una oportunidad verdadera al final y eso es lo que queremos. Eso es parte del proceso de aprender a llegar al siguiente nivel. Mañana tendremos tiempo de analizarlo y mejorar".

MÁS | 10 observaciones de la victoria de Lakers en el Game 2

No obstante se puede notar una cierta mejoría en ese aspecto respecto al primer encuentro donde fueron sobrepasados en todos los sentidos, llegando a estar 32 puntos por debajo y que solo el impacto de Kendrick Nunn redujo la diferencia sustancialmente.

"Necesito ver el partido, pero esto es un bueno punto", aseguró el técnico. "Llegamos a estar cerca de 10 puntos varias veces durante el segundo tiempo, pero nos apuramos en algunas de esas posesiones y no queremos jugar ofensiva preventiva de ninguna forma. Pero ejecutar un poco mejor y conseguir el tiro exacto que queremos, y varias veces ese tiro probablemente hubiese sido algún triple. Pero lleva más paciencia y equilibrio e intencionalidad poder generar un par de opciones más. SI, pienso que me hubiesen gustado algunas opciones más pero tuvimos oportunidades en la línea de libres, en la pintura, fueron simplemente algunas de esas oportunidades apuradas cuando tuvimos la opción de llevarlo a 10, para luego ver si puedes estar a 4".

La mejoría vino potenciada por los ajustes realizados por los Heat en el apartado defensivo donde apostaron definitivamente por la zona, desechando el sistema de cambios conservadores que pusieron en marcha en el primer choque y que tanto les penalizó. De este modo Miami quiso potenciar que los Lakers lanzasen cuantos más triples mejor para evitar que fuese en la pintura desde donde les hiciesen especialmente daño. Así, los Lakers se fueron a un 16 de 47 en triples, pero siguieron concediendo un alto número de puntos en la zona restringida (56).

"La decisión de defender más en zona fue personal, para darle una forma diferente a nuestra defensa", siguió el técnico. "Pero no terminamos en muchas de esas jugadas, así que no pienso que realmente haya importado mucho defender en individual o zona. Hubo probablemente 8 o 10 de esas posesiones en las que simplemente no terminamos con el nivel de compromiso necesario y este oponente requiere que lleguemos a él".

El camino recorrido hasta aquí por parte de los Heat es el mejor argumento para justificar su presencia en estas Finales y, lejos del resultado y los condicionantes que lo han potenciado, se han ganado por pleno derecho luchar por el anillo. Las circunstancias han querido que se hayan visto forzados a jugar sin dos de sus tres mejores jugadores hasta el momento, pero las excusas no forman parte del universo mental de Erik Spoelstra y así lo dejó claro:

"No nos importa lo que piensen los demás. Nos llevará lo que sea necesario llegar a otro nivel. Es así de simple. Si quieres hacerlo, te darás cuenta de cómo. Nuestro grupo es extremadamente persistente y necesitamos ver cómo superar a este oponente. Y respetamos la calidad, la gran calidad del rival que estamos enfrentamos".

Un ejemplo perfecto de resilencia y firmeza en sus convicciones para tratar de encontrar un camino hacia la victoria que cada vez parece más angosto dadas las sensaciones y los resultados ofrecidos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Bogdan Bogdanovic
Los Hawks se quedan con Bogdanovic
Agustín Aboy
Camisetas 2020-2021
Las nuevas camisetas para la 2020-21
NBA.com Staff
Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Brandon Ingram
Ingram se queda en New Orleans
Agustín Aboy
Bam Adebayo
Adebayo renueva con Miami hasta 2026
Agustín Aboy
Más noticias