);
The Last Dance

"El Tiro" de Michael Jordan: su lanzamiento sobre Craig Ehlo para eliminar a Cleveland Cavaliers en los Playoffs de 1989

La noche del 7 de mayo de 1989 pudo haber sido una mancha dura en la carrera de un Michael Jordan que todavía no terminaba de lograr hacer despegar a los Chicago Bulls. Terminó siendo una jornada histórica, con una jugada tan grande que tiene su propio nombre: es "El Tiro". De miles y miles de lanzamientos en la historia de la NBA, ese es "El Tiro". La conversión de dos puntos de Jordan que le ganó al reloj y eliminó a Cleveland Cavaliers en el partido definitivo de la primera ronda de los Playoffs de la temporada 1988-1989.

Aquel fue el primer "buzzer beater" de la carrera profesional de MJ. En los siguientes años convertiría ocho más, siendo a día de hoy el único con nueve tiros ganadores anotados en la historia de la liga. Pero ninguno como ese, ninguno en una situación tan límite, donde literalmente no había mañana, al menos en esa temporada, en caso de fallar. Jordan más bajo la presión que nunca. Y respondió.

Jordan anotó el primer buzzer beater en un encuentro definitorio de serie de Playoffs de la historia de la NBA: Kawhi Leonard lo imitaría en el choque entre Toronto Raptors y Philadelphia 76ers de 2019, con la diferencia de que si Leonard fallaba había suplementario, en cambio Jordan no tenía una segunda oportunidad.

MÁS | Todos los tiros ganadores venciendo al reloj de Michael Jordan en su carrera NBA

Cleveland ganaba 100-99 y quedaban tres segundos en el reloj. En la posesión anterior, el rubio Craig Ehlo, un escolta suplente que estaba teniendo el mejor partido de Playoffs de su carrera hasta el momento, había anotado una bandeja para que los suyos estén al frente, justo después de un doble de Jordan tras superar su marca que había puesto el 99-98 de los Bulls. Lo que Ehlo no sabía es que no se consagraría como un gran héroe de Cleveland, sino que tres segundos después quedaría inmortalizado, con su brazo izquierdo levantado, observando como Jordan detrás suyo anotaba un lanzamiento desde la línea de tiros libres, suspendido en el aire.

Cleveland era el favorito a ganar la serie por lo realizado en la temporada regular. Los Cavs, eliminados por los Bulls por 3-2 en la primera ronda de 1988 (la primera serie de Playoffs que ganó Jordan en su carrera), habían ganado 57 partidos en la fase regular de la 1988-1989 y eran los terceros preclasificados del Este, a pesar de que un sólo equipo en toda la NBA había ganado más partidos que ellos (Detroit Pistons, el futuro campeón).

Con el legendario entrenador Lenny Wilkens en el banquillo, soñaban con pasar de ronda en la postemporada por segunda vez en su historia: fundados en 1970, apenas habían ganado una serie de Playoffs en 1976. Tenían con qué: eran dueños de la segunda mejor defensa de la NBA, tenían a tres All-Stars (Larry Nance, Brad Daugherty y Mark Price) y cinco jugadores con un promedio mayor a los 10 tantos por partido (a Nance, Daugherty y Price se sumaban Ron Harper y Hot Rod Williams). Además, esta vez poseían la ventaja de localía, a diferencia de la derrota con los Bulls en el año anterior.

Enfrente estaba Jordan. Y poco más. MJ ya estaba consagrado como una súperestrella: había sido elegido MVP y mejor jugador defensivo en 1988. En la temporada 1989, con sus 32,5 puntos, 8 rebotes, 8 asistencias y 2,9 robos por juego, había vuelto a ser elegido entre los cinco mejores jugadores de la liga y los cinco mejores defensores, además de ser el máximo anotador de la NBA por tercer año seguido. Pero tenía poco alrededor.

MÁS | Michael Jordan, en la cima: ¿cómo se compara con LeBron James y Kobe Bryant a la altura del año de "The Last Dance" para MJ?

Scottie Pippen y Horace Grant, de 23 años, ya estaban afianzados como titulares pero todavía con una producción no demasiado destacada, lejos de ser elegidos para el All-Star Game. Ni el ataque ni la defensa de los Bulls aparecian entre las mejores diez de la liga según los puntos por posesión. Y Charles Oakley, muy importante en el triunfo frente a Cleveland del año anterior, había sido traspasado a New York.

Igual los Bulls empezaron la serie ganando en Ohio por 95-88 con doble-doble de MJ: 31 puntos y 11 asistencias. Mark Price, el base de los Cavs, volvió para el segundo juego y los locales empataron la serie con un 96-88. Jordan logró un doble-doble de nuevo, pero el mejor de aquel partido fue Ron Harper: 31 puntos, 11 rebotes y 5 robos, metiendo 12-19 de campo.

La serie se fue a Chicago y MJ estuvo descomunal en el tercer partido: 44 puntos, 10 asistencias y 5 robos para un 101-94 que dejó a los Bulls a un triunfo de la clasificación a la segunda ronda, donde ya esperaba New York Knicks, que había vencido a Philadephia 76ers por 3-0. Cleveland, sin embargo, volvió a generar suspenso: ganó 108-105 en Illinois desplegando toda su artillería: 27 puntos de Nance, 24 de Price, 17 de Harper y 15 de Daugherty para que no alcancen los espectaculares 50 tantos de MJ.

Así llegamos al quinto partido, el definitivo, el que Jordan liquidó en el último instante, agregando dos puntos más a su planilla de 44 tantos, 9 rebotes y 6 asistencias. En el total de la serie, el #23 promedió 39,8 puntos, 5,8 rebotes, 8,2 asistencias y 3 robos, una actuación histórica a la que coronó con ese doble fenomenal, suspendido en el aire.

En la segunda ronda los Bulls se cruzarían con los Knicks de Patrick Ewing, Mark Jackson y Charles Oakley y ganarían 4-2 con MJ estando tremendo de nuevo: promedio de 35,7 puntos, 9,5 rebotes, 8,3 asistencias y 2,5 robos, mientras que el segundo máximo anotador del equipo volvería a ser Pippen limitado a los 15 tantos.

Ese sería el problema frente a Detroit Pistons, el mismo equipo que les había propinado un 4-1 en 1988. En 1989 fue 4-2, a pesar de que Chicago comenzó la serie ganando en Michigan. Jordan fue limitado a menos de 30 puntos de promedio y Pippen y Grant quedaron debajo de las 10 unidades, de hecho el segundo máximo anotador de los Bulls fue Craig Hodges, un jugador de rol que promedió 12 tantos por juego a base de sus triples. Detroit se coronaría campeón y Jerry Krause decidiría que los Bulls necesitaban un cambio en el puesto de entrenador y llevaría a Phil Jackson para la próxima temporada. Jordan, autor de "El Tiro", ya había demostrado que tenía espíritu de ganador.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

John Stockton Magic Johnson
Stockton, Magic y las 12 asistencias por partido
Agustín Aboy
Boston Celtics Draft 2020
Los rookies de Boston, listos para contribuir
Agustín Aboy
Reggie Perry
Los Nets suman al MVP del último Mundial U19
Agustín Aboy
Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
LaMelo Ball Kevin Durant Anthony Edwards
Lo mejor para ver en la pretemporada
Agustín Aboy
Más noticias