);
NBA Draft 2020

Las mejores y peores elecciones de Minnesota Timberwolves en la historia del NBA Draft

Continuamos repasando los antecedentes en el Draft de las diferentes franquicias de la NBA. Vamos a por una franquicia joven aún pero que también tuvo un momento de gran relevancia en el Oeste, Minnesota Timberwolves.

Repasos: Suns | Lakers | Celtics | Bulls | Rockets | Spurs | Heat | Sixers | Knicks | Clippers | Nuggets | Mavs | Pacers | Raptors | Blazers | Pistons | Kings | Bucks | Magic | Warriors | Nets | Hawks | Cavaliers | Jazz | Hornets | Pelicans | Wizards | Grizzlies

Debutaron en la NBA en la 1989-1990 y tuvieron que pasar ocho años desde su creación para que jugasen Playoffs por primera vez. Liderados por Marbury, Gugliotta y, por supuesto, Garnett, a través de él consiguieron popularidad. La era KG se tradujo en siete participaciones consecutivas en postemporada, teniendo todas a excepción de la última como resultado caer en Primera Ronda. La excepción de esta regla fueron las Finales del Oeste de 2004, desde las que Garnett no volvió a jugar un partido de Playoffs hasta 2008, ya con los Celtics.

A los Wolves la reconstrucción posterior se les atragantó. Pasaron de una a otra y solo han estado en Playoffs un año más. Fue en 2018 cuando cayeron contra los Rockets en Primera Ronda, todavía con Jimmy Butler en el plantel. Un total de 9 apariciones en Playoffs en 31 temporadas.

Mejores elecciones de la historia del Draft de Minnesota Timberwolves

Stephon Marbury: #4 de 1996

La elección original fue Ray Allen con el número tres, pero fue traspasado esa misma noche a Milwaukee junto a una ronda del próximo año (Rasho Nesterovic) por Marubury, que había salido en el pick anterior. Con todos los fracasos que tienen en el Draft, este movimiento se queda fuera por competidores, aunque podría entrar perfectamente. Allen y Garnett se juntaron en Boston para ganar junto a Paul Pierce en 2008.

Marbury merece reconocimiento. Tuvo impacto inmediato en la franquicia y fue clave para alcanzar los Playoffs. Apenas estuvo dos temporadas y media en Minnesota, en las que promedió 16,9 puntos, 8,3 asistencias, 2,9 rebotes y 1,2 robos. Salió en un gran traspaso en marzo de 1999 que lo llevó a New Jersey Nets.

Mantuvo un nivel muy alto hasta la 2005-2006, temporada en la que comenzaron sus problemas. Marbury firmó 20,6 puntos, 8,3 asistencias, 3,1 rebotes y 1,3 robos con un 32% en triples durante nueve temporadas. Fueron cuatro equipos distintos (Wolves, Nets, Suns y Knicks), dos All-Star y dos All-NBA. Jugó su mejor básquet lejos de Minnesota.

Wally Szczerbiak; #6 de 1999

Pocos meses después del traspaso de Marbury, aterrizó en Minneapolis vía Draft un alero estadounidense de origen español. Wally Sczcerbiak tenía buen cartel y gustó mucho en Minnesota, aunque sus problemas de rodilla izquierda frenaron una notable carrera.

Wally World promedió 18,7 puntos, 4,8 rebotes y 3,1 asistencias con un 45,5% en triples en su tercera temporada, la 2001-2002, para ser elegido All-Star con 24 años. Las lesiones lo alcanzaron en el siguiente año y cortaron de lleno su progresión de jugador de alta categoría. Permaneció unos años más en el equipo bajando sus prestaciones, hasta que en el inicio de la 2005-2006 dejó el mejor tramo de su carrera: 20,1 puntos y 4,8 rebotes con un 40% en triples durante 40 partidos.

Después de seis años y medio en Minnesota, con más de 15 puntos y 40% en triples en 438 partidos, Sczcerbiak fue traspado a Boston. Terminó su carrera en 2009 con los Cavaliers de LeBron James tras pasar por Seattle de forma breve. Ya en su ocaso era un jugador secundario que si podía jugar por físico tenía el rol de tirador complementario.

Ricky Rubio: #5 de 2009

Hay que dejar a un lado el mal resultado que tuvo el Draft 2009 para los Wolves. Más allá de eso, Ricky tuvo años sólidos en Minnesota. Debutó en la 2011-2012 tras su paso por el Barcelona y disputó seis temporadas con los lobos, en las que promedió 10,3 puntos, 8,5 asistencias, 4,2 rebotes y 2,1 robos con un 37,5% en tiro durante 353 partidos.

Ricky sufrió una grave lesión de rodilla en su segunda temporada tras un prometedor año rookie. La recuperación durante el verano trajo una terrible noticia para su vida: su madre fue diagnosticada con cáncer. Él mismo contó en una carta lo duro que fueron los dos años siguientes, el proceso vivido. Coincide con una 2013-2014 decepcionante y dos temporadas más en las que, sin jugar mal, existía cierto estancamiento.

Había críticas hacia los porcentajes y las carencias en el tiro exterior. Ricky hacía un buen papel como socio de Kevin Love primero y Karl-Anthony Towns después, aunque faltaba material en esos dos equipos. Rubio recuperó sensaciones en la 2016-2017 gracias a sus mejores registros en puntos (11,1, superado en Utah y en esta temporada en Phoenix) y asistencias (9,1, todavía lo mantiene), más el mejor acierto en tiros de campo de su carrera. Fue traspasado en el verano de 2017 a Utah Jazz sin ver los Playoffs con Towns.

Kevin Love: #5 de 2008

El jugador de más peso en la historia de la franquicia por detrás de Garnett. Es cierto que Love no consiguió liderar a los Wolves a Playoffs en ninguna de sus seis temporadas, pero vaya cifras dejó. En su última temporada promedió 26,1 puntos, 12,5 rebotes y 4,4 asistencias con un 37,6% en triples. Love era considerado uno de los mejores interiores ofensivos de la competición.

Love dio el salto en la 2010-2011 ganando el premio a Jugador Más Mejorado. Máquina de dobles-dobles y noches de altísima anotación, como la de 51 puntos en marzo de 2012 contra Oklahoma. Aunque se recuerde con cierto celo esa etapa por ser esquivo el éxito colectivo, Love llegó a Minnesota vía traspaso en el Draft 2008 en un movimiento tras elegir a OJ Mayo con el tercer pick, acierto de los Wolves.

El regreso de LeBron James a Cleveland en 2014 y que tuviesen la primera elección del Draft de Ohio favoreció el traspaso de Love. Recibieron a Andrew Wiggins, que tras unos años decepcionantes y firmar el máximo salarial permitió la llegada de D'Angelo Russell.

Karl-Anthony Towns: #1 de 2015

Impacto brutal desde su año rookie y esperanza actual de la franquicia. Las sensaciones iniciales eran de jugador de calibre MVP, tras conseguir 25,1 puntos, 12,3 rebotes, 2,7 asistencias y 1,3 robos. Las exigencias sobre KAT son enormes. All-Star en dos ocasiones, se espera todavía mucho más de una de las joyas más prometedoras de la liga.

Las páginas más brillantes de la historia de Towns están por escribirse. La gran cuestión es si conseguirá liderar a los Wolves como hizo Garnett en su día, incluso para llegar a series donde no llegaron con KG. Towns es uno de los unicornios de la NBA actual gracias a su combinación de tamaño y habilidad con el balón en las manos.

Kevin Garnett: #1 de 1995

El jugador icónico, el que cambió la franquicia. Garnett pasó 14 temporadas en Minnesota con promedios de 19,8 puntos, 11 rebotes, 4,3 asistencias, 1,6 tapones y 1,4 robos. Revolucionó el panorama al dar el salto desde instituto y triunfar. All-Star desde su segunda temporada, en el ambiente mediático hizo que un mercado pequeño como el que tenía de apoyo recibiera atención.

Garnett es uno de los mejores interiores de la historia. Perfil moderno que atrajo miles de aficionados y figura transformadora a nivel salarial. La mejor etapa de los Wolves es la suya, en la que logró 9 All-Star, 8 All-NBA, títulos de reboteador y hasta el MVP de la 2003-2004. Una fuerza defensiva como pocas entre finales de los 90 y primera década de los 2000.

Después del pico de Finales del Oeste de 2004 contra Lakers, ni Garnett ni los Wolves regresaron juntos a Playoffs. Tuvieron un talento gigantesco al que no supieron acompañar, en buena parte por sus malas decisiones alrededor del Draft. Indiscutible como mejor jugador de la franquicia.

Peores elecciones de la historia del Draft de Minnesota Timberwolves

La lista de errores de Minnesota en el Draft es demasiado amplia. Quedarse con tan solo cinco jugadores o eventos dejaría a fallos gigantescos fuera, pero es lo que toca. Vamos a analizar más en profundidad sus últimos años, aunque anteriormente tienen lo suyo.

En 1997 optaron por Paul Grant con la 20º elección, que apenas disputó 4 partidos con la franquicia y 16 en la NBA antes de marcharse al extranjero. Anthony Parker, Bobby Jackson o Jacque Vaughn salieron en los siguientes picks, antes de cerrar la ronda. William Avery fue el base elegido en 1999 con el pick 14. Tuvo tres temporadas en Minnesota en las que su rol fue residual (8,5 minutos). Metta World Peace, James Posey, Jeff Foster o Andrei Kirilenko salieron después.

Repitieron la apuesta de elegir un jugador de instituto en 2003. Ndudu Ebi llegó en el puesto 26º para jugar 19 partidos en dos temporadas. Sí, es una elección baja. ¿Por qué le nombramos? Porque justo después suyo salieron elegidos de forma consecutiva Kendrick Perkins, Leandro Barbosa y Josh Howard.

Randy Foye: #7 de 2006

Sólida carrera NBA la de Foye. Base/escolta de gran mano (37% en triples en su carrera) con varias temporadas por encima de los 30 minutos de promedio. En Minnesota tuvo tres temporadas yendo de menos a más hasta promediar 16,3 puntos, 4,3 asistencias y 3,1 rebotes en la 2008-2009, hasta salir ese año a Washington.

Foye fue elegido con el pick 7 de 2006 por los Blazers y traspasado inmediatamente a Minnesota por el jugador elegido un puesto antes, Brandon Roy. Sí, fueron los Wolves quienes seleccionaron a Roy. Las lesiones machacaron a Brandon, pero llegó a ser diferencial como pocos exteriores en el Oeste durante varias temporadas.

Corey Brewer: #7 de 2007

Nunca alcanzó las expectativas ofensivas puestas sobre él. Campeón con Dallas en 2011 más por casualidad que por utilidad, Brewer ha sido todo un trotamundos, siendo incapaz de permanecer en una franquicia por más de dos temporadas consecutivas. Su etapa más estable es la inicial, con tres años en Minnesota.

Sólido defensor e irregular tirador de tres. El gran problema de Brewer fue no ser capaz de anotar con regularidad en la NBA. Dejó un partido de más de 50 puntos, de estos que te llevas las manos a la cabeza. Entre 2009 y 2015 promedió 11,1 puntos, 3 rebotes y un 29% en triples, la mejor etapa individual de su carrera.

Dos puestos por detrás suyo salió un All-Star y compañero de universidad, Joakim Noah. Thaddeus Young, Marco Belinelli, Jared Dudley, Wilson Chandler, Nick Young... Piezas útiles de rotación en un Draft flojo cuya principal estrella, fuera de Kevin Durant, es Marc Gasol en segunda ronda.

Jonny Flynn: #6 de 2009

El Draft 2009 debe provocar pesadillas en Minnesota. Para llorar la gestión de aquella noche por parte de la dirección. Seleccionaron a Ricky en el pick 5, a Flynn con el 6, a Ty Lawson con el 18 y a Wayne Ellington con el 28. Cuatro guardias en primera ronda. Lawson, de todos ellos, el que tuvo el pico más alto, fue enviado a Denver esa noche. Ellington estuvo tres temporadas y su mejor básquet llegó en otros equipos.

Flynn tuvo un curso rookie prometedor con 13,5 puntos, 4,4 asistencias y 2,4 rebotes con un 36% en triples como titular, pero en su segunda temporada desapareció por completo. Se perdió, salió traspasado en 2011 a Houston y apenas duró una temporada más en la NBA.

Por detrás de Rubio y Flynn salió Stephen Curry. Más atrás, DeMar DeRozan, Jrue Holiday o Jeff Teague. Incluso Taj Gibson, Danny Green o Patty Mills aparecen en el Draft. Eligieron muchos bases y, la verdad, el plan salió muchísimo peor de lo previsto.

Wesley Johnson: #4 de 2010

Con fiascos muy sonados en los años anteriores, el de 2010 es sin duda de los más pesados. El caso de Johnson es similar al de Brewer, un jugador de buen atletismo y defensa que falló al quedarse corto en ataque. Duró dos temporada sen Minnesota con 7,7 puntos y 2,9 rebotes en 24,6 minutos. Suns, Lakers, Clippers (con mejor rendimiento), Pelicans y Wizards completaron su carrera NBA antes de marcharse a Europa.

Pieza útil de rotación NBA a la que el peso del triple dañó, registra un 33,7% de carrera y disminuye a un 31% desde 2015. Por detrás suyo salieron DeMarcus Cousins, Gordon Hayward, Paul George o Eric Bledsoe, además de jugadores capaces para la NBA como Avery Bradley, Al-Farouq Aminu o Lance Stephenson.

Derrick Williams: #2 de 2011

Considerado de manera unánime por la comunidad como uno de los mayores errores de la historia. Brilló en Arizona, fue número 2 por detrás de Kyrie Irving y solo estuvo dos temporadas y media con los Wolves. Funcionó mejor en su segunda tmporada (12 puntos, 5,5 rebotes), pero no era suficiente. Encaja mal con el estilo de triple y small-ball que tomaba la liga.

Williams pasó por Kings, Knicks, Heat, Cavaliers y Lakers sin tener roles destacados. Es más, ese segundo año de 12 puntos es el único de su carrera con dobles dígitos de anotación. Por detrás suyo salieron Tristan Thompson, Jonas Valanciunas, Kemba Walker, Klay Thompson, Kawhi Leonard o Jimmy Butler. Todo bien.

Kris Dunn: #5 de 2016

De 2011 a 2016 tuvieron también alguna, como el caso Shabazz Muhammad, aunque el Draft de 2013 fue muy decepcionante. Eso sí, seleccionaron al alero de UCLA un puesto por delante de otro alero, este de origen griego y de actual denominación de MVP, Giannis Antetkounmpo. Muhammad estuvo cuatro temporadas en Minnesota sin recibir demasiadas oportunidades.

El caso de Kris Dunn es menos sangrante porque solo estuvo una temporada con los Wolves y salió a Chicago en el movimiento por Butler. Es cierto que ahora como especialista defensivo está algo tapado, pero es que en ataque apenas muestra progreso. El tiro de tres muestra regresión y tampoco hay brillo como pasador.

Dunn tuvo un año rookie decepcionante y su carrera tiene en general el mismo adjetivo. Promedia 8,3 puntos, 4,2 asistencias y 1,5 robos con un 30% en triples, salvandole dos temporadas de mayor anotación en unos Bulls de bajo nivel. Las expectativas eran más altas con el base de Providence, al que se consideraba valor seguro. Tiene ya 26 años y por detrás suyo salieron Buddy Hield, Jamal Murray o Domantas Sabonis.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Ginobili Maradona
El ambiente de la NBA despide a Diego Maradona
NBA.com Staff
Favors
Utah merece atención entre los favoritos del Oeste
Juan Estevez
Bankers Life
Indianapolis recibirá el All-Star en el 2024
NBA.com Staff
hawks
Los Hawks y su rearme para volver a Playoffs
Sergio Rabinal
vit krejci
Vít Krejčí, el camino empieza ahora
Sergio Rabinal
gasol
Gasol: "Decidir Lakers fue muy sencillo"
Sergio Rabinal
Más noticias