Orlando Magic

Mo Bamba y su primera oportunidad real con Orlando Magic: la explosión y las dudas

Elección 6 del Draft 2018, la ya mítica edición de Luka Doncic y Trae Young, con los Deandre Ayton, Jaren Jackson Jr o Shai Gilgeous-Alexander. Y muchos otros, porque esa camada trajo una enorme cantidad de jugadores útiles y diferenciales para la liga. Pero ahí, entre esos jóvenes brillantes, queda ese sexto pick que en su momento recibió atención como posible Rookie del Año. Casi tres años después de debutar en la NBA, Mo Bamba recibe su primera oportunidad real con Orlando Magic.

Más | Los datos detrás del histórico triple-doble de Russell Westbrook contra Indiana

En la madrugada del martes 4 los de Florida vencieron a Detroit en un duelo de equipos del fondo. El que pierde gana papeletas para la Lotería; el que gana se lleva una victoria que bien puede condicionar el resultado del Draft. Todo sea dicho, con el formato instalado para el Draft de Zion Williamson, la Lotería se vuelve más impredecible que nunca.

El caso es que en este partido Bamba volvió a salir desde el banquillo, como es habitual, por detrás de Wendell Carter Jr, pívot que llegó desde Chicago en el traspaso de Nikola Vucevic. Bamba jugó más que su compañero y competidor de posición, la tónica de las últimas presentaciones. El interminable jugador de 2,13 metros completó una de sus mejores actuaciones con 22 puntos, 15 rebotes y 1 tapón.

''Queremos ganar'', dijo Bamba tras el encuentro. ''No queremos dar ninguna excusa de que estamos deprimidos por nuestro récord o algo así. Al final del día, somos un equipo joven y hambriento que quiere ganar partidos''.

Bamba es un jugador adorado en la organización. Muy inteligente y maduro para su edad (23 años el 12 de mayo), aspecto que se resaltó en sus entrevistas pre-Draft, el pívot todavía no ha mostrado ni de lejos su mejor versión. En los últimos siete partidos promedia 12,9 puntos, 9 rebotes, 2 tapones, 1,3 asistencias y 53% en tiros de campo con un 32% en triples, pero queda cierta sensación de que todavía son estadísticas vacías. ¿Cuál es su impacto real en el juego?

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí.7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Hay que partir de un contexto. Bamba aterrizó en la NBA creando un hype enorme. Pívot inteligente con buena mecánica cuyo principal desafío sería la adaptación física. ¿Qué ha pasado en sus dos primeras temporadas? La 2018-2019 se planteaba como una de transición teniendo a Vucevic por delante, por lo que el joven apenas tuvo 16,3 minutos en 47 partidos. Más ilusiones que realidades ese curso.

El verano tras la temporada de novato es fundamental para el trabajo de los recién llegados. Deben mejorar su cuerpo por el aclamado -y real- "rookie wall" y poner en práctica todos los aprendizajes recibidos de forma exprés en esos meses. Sin embargo, una fractura por estrés en la tibia derecha derecha cortó ese tramo tan importante para Bamba, que se centró en su recuperación. Perdió minutos en su segunda temporada (14,2) mientras Vooch consolidaba su categoría de All-Star y renovaba con la franquicia. ¿Por que invirtieron entonces una sexta elección en Mo? Pregunta legítima cuando figuras como Shai o Sexton salieron por detrás suyo.

El traspaso del montenegrino a Chicago brinda la primera oportunidad real de la carrera de Bamba. Si bien es cierto que esto no entraba en los planes de la directiva de Orlando, que ha jugado la mayor parte de la campaña sin Jonathan Isaac ni Markelle Fultz, sus dos pilares jóvenes, y otras figuras clave como Aaron Gordon estuvieron fuera. La pésima situación en cuanto a resultados impulsó la reconstrucción absoluta en el cierre de mercado.

Siendo honestos, desde el traspaso el juego de Bamba no ha sido bueno. Carece de la movilidad necesaria para un pívot titular de la liga y su fuerza está lejos de ser una solución. Jugadores como Montrezl Harrell, con menos tamaño que él, han hecho auténticos destrozos a los Magic por la falta de músculo y energía. Es muy inteligente y sabe posicionarse, pero tiene problemas relacionados con el condicionamiento. Lógico si miramos su experiencia en la liga y la cantidad de partidos disputados (150) en tres temporadas.

De hecho, en el partido entre Lakers y Magic del pasado 26 de abril, Harrell terminó con 18 puntos en 23 minutos y 70% en tiros de campo. Pues bien, firmó 13 puntos con 5 de 7 (71,4%) ante la marca de Bamba en apenas 5 minutos. Como aspecto positivo, el de Orlando le puso dos tapones.

Por otro lado, no se puede tirar un talento así a la basura a las primeras de cambio. Orlando está en reconstrucción y sufrirá con Bamba en pista. Un aspecto muy interesante de su juego es el tiro exterior. Es cierto que no ha estado especialmente fino en los últimos partidos, pero un jugador de este tamaño con esa muñeca es auténtico oro en el baloncesto actual.

Hay 29 pívots esta temporada lanzando al menos 2 triples por partido, de los cuales Bamba es 19º en acierto (35,1%) y el 3º que menos lanza por partido. Su mecánica es fluida y sobre todo es muy elevada. Es decir, hay potencial, pero mucho trabajo por hacer.

Interesa la comparación con Carter Jr, jugador que precisamente fue elegido un pick por detrás en el Draft 2018. El ex de Chicago es más joven y tiene más experiencia, y en Orlando le vemos mejor que con los Bulls. Sin embargo, el peso de los minutos recae en mayor medida en Bamba.

En el mismo tramo reciente de partidos WCJ promedia 8,3 puntos, 7,5 rebotes, 39% en tiros de campo y 0,5 tapones en 23,2 minutos. Tiene mayor movilidad en defensa y ofrece aspectos interesantes, pero achaca muchísimo jugar en una ofensiva tan limitada en la que no hay un base al uso. Fultz es el verdadero general, mientras Cole Anthony es un perfil anotador y RJ Hampton ofrece velocidad y destellos.

Más | Marc Gasol tras su salvadora actuación con Lakers: "El éxito del equipo es el de todo el mundo"

Sin embargo, el saldo es sencillo de defender. Orlando tiene un récord de 3-4 en este tramo analizado y son la 24º defensa encajando 114,6 puntos por cada 100 posesiones. Con Bamba registran 114 y con WCJ 108,4. La diferencia llega en que el net rating con Mo es mejor (-5,1 vs. -10,5) porque en ataque ofrece más.

Otro aspecto clave es que Bamba, al igual que Carter Jr, entra en su último año de contrato ($7,568,743). Ambos negociarán una posible extensión con la franquicia antes del inicio de la 2021-2022, ya que sino serán agentes libres restringidos. El suelo de WCJ es superior, aunque el potencial de Bamba también lo es. Será muy goloso seguir esta evolución de los dos pívots y qué decisiones toma la organización en la próxima offseason.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Pivots
Los pívots que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
nba-plain--0f7c1ab4-80d0-4105-b15c-d34edf915c28.jpeg
¿Qué equipo decepcionará en la 2021-2022?
NBA.com Staff
Top international players, Giannis, Jokic
Los 15 mejores internacionales para la 2021-2022
Nacho Losilla
cavs
Los Cavs y la acumulación de bases
Sergio Rabinal
wnba
5 historias a seguir en los Playoffs de la WNBA
Sergio Rabinal
top 2000
Ranking NBA: los mejores de los 2000
Sergio Rabinal
Más noticias