);
FIBA Basketball World Cup

Todos los Mundiales de Luis Scola, la leyenda de Argentina que se citará con la historia en China 2019

Luis Scola
Scola en los Mundiales 2002, 2006, 2010 y 2014. Leyenda. Getty Images

Cuando el 31 de agosto se ponga en marcha el Mundial de básquet China 2019, será difícil encontrar un jugador más emblemático que Luis Scola para la historia del torneo. El capitán de la Selección Argentina es una leyenda viviente de la cita top de FIBA, un símbolo cuya voracidad competitiva lo tiene ahí, nuevamente en la lucha contra los mejores del mundo, nuevamente defendiendo los colores de la camiseta que más ama. Luifa es el jugador más importante de la historia del seleccionado nacional, y este torneo no será uno más para él.

Más: Guía del Mundial de básquet 2019: grupos, planteles, figuras, partidos y más

El tiempo dirá si es la última vez que lo vemos en una cancha. Pero sí sabemos (salvo una rareza) que será su última vez en un Mundial. Y que esta quinta Copa del Mundo sobre su historial no será una más. Por el tono emocional de saber que ya no volverá a estar en este terreno, por el hecho de competir otra vez con Argentina (lo más importante, claro), y porque la historia grande el certamen lo está esperando.

Scola en el Mundial 2002 | 2006 | 2010 | 2014

Sí, China 2019 puede ser un torneo en donde Scola se meta entre los mejores de todos los tiempos en la competencia. Ya lo está, claro, pero la chance de establecer algunas marcas estadísticas potencian el hecho. ¿Cuáles son los récords que puede alcanzar?

Más: Guía de la Selección Argentina para el Mundial de básquet 2019: plantel, detalles, calendario y más

Máximos anotadores de la historia

El ala pivote de Argentina está a 22 puntos de superar al australano Andrew Gaze para saltar al segundo lugar de la lista histórica. Luifa acumula 573 puntos en 33 partidos jugados. Salvo algún problema físico, es un casi un hecho que durante la primera fase superará los 594 de Gaze.

¿Cuántos puntos lo superan del líder? Necesitaría 270 para igualar los 843 del brasileño Oscar Schmidt. Parece una misión imposible: sólo tres veces se vieron Mundiales con esa cantidad de tantos: dos de Oscar (281 en 1986 y 277 en 1990) y una del griego Nikos Galis (337 en 1986).

Top 5 de anotadores en Mundiales
Jugador Puntos Partidos
Oscar Schmidt (Brasil) 843 33
Andrew Gaze (Australia) 594 29
Luis Scola (Argentina) 573 33
Drazen Dalipagic (Yugoslavia) 563 35
Piculín Ortíz (Puerto Rico) 511 33

Más presencias en la historia

Lo dicho: será la quinta Copa del Mundo para Luis Scola, algo que sólo se había visto en tres oportunidades: lo lograron dos boricuas como Jerome Mincy (1986, 1990, 1994, 1998, 2002) y Daniel Santiago, y el brasileño Marcelinho Machado (éstos últimos jugaron los torneos de 1998, 2002, 2006, 2010 y 2014).

Pero, al mismo tiempo, Luifa podría convertirse en el jugador con más partidos disputados del certamen. Necesita 5 (es decir, jugando todos con la Selección hasta llegar a unos hipotéticos cuartos de final) para igualar los 38 que jugó el mencionado Mincy.

Indianápolis 2002: la irrupción con los Dorados

  • Promedios: 9,2 puntos (50% campo), 3,3 rebotes y 1,1 asistencias (18,4 minutos, 9 partidos).

El torneo en donde la Selección Argentina saltó a la escena principal a nivel mundial. El primer gran impacto de lo que después sería la Generación Dorada. Un grupo de jóvenes lo suficientemente maduros y hambrientos como para entender que era su momento de dar un paso al frente y meterse en la conversación.

Aquel equipo de Rubén Magnano jugaba un básquet de novela, con el sentido colectivo a flor de piel y en su máxima expresión. Una Selección que supo creer lo que nadie creía: que estaba para grandes cosas ahí mismo. La dolorosa caída en la final ante Yugoslavia pegó por la manera en que se escapó un título que parecía en la mano. Pero lejos está de opacar aquella presentación maravillosa de un básquet total.

Scola llegó a aquel Mundial con 22 años y un cartel de joven con potencial tremendo: se había consagrado campeón de la Liga ACB en su segunda temporada con Baskonia, había sido elegido por San Antonio Spurs en el Draft 2002, y todos lo veían con un futuro maravilloso.

En aquel equipo de Magnano era uno de los tantos Sexto Hombres que ingresaban desde el banco. Porque Argentina era más que 5 titulares. Más que un par de suplentes. Era la suma perfecta de todas las partes para el bien general.

En 5 de sus 9 partidos en Indianápolis anotó en doble dígito, incluida la final frente a los balcánicos (11 puntos en 22 minutos). Le metió 14 a Venezuela en el estreno, y 13 en 18 minutos a Estados Unidos en aquella primera victoria ante un Team USA formado por 12 jugadores NBA.

Japón 2006: el estreno como titular

  • Promedios: 14,3 puntos (53,6% campo), 7,0 rebotes, 1,6 asistencias (25,0 minutos, 9 partidos)

Argentina ya era una potencia. Impensado para la historia, pero este equipo había quemado todos los papeles con el oro en los Juegos Olímpicos 2004. Llegó a la Copa del Mundo del 2006 con un cartel de candidato ganado por su jerarquía colectiva y por un plantel que estaba repleto de figuras a nivel internacional, como un Manu Ginóbili definitivamente instalado entre los mejores de la NBA tras dos títulos con los Spurs.

Mientras se demoraba la llegada a la NBA, Scola era una estrella absoluta en Europa, y en el Mundial estrenó su rol como titular en el equipo. Lo suyo, obviamente, fue pura consistencia. Terminó como el segundo máximo anotador detrás de Manu, con 8 de sus 9 presentaciones arriba de los 10 tantos. Antes de los cruces, se despachó con 22 unidades y 13 rebotes ante Serbia y Montenegro.

Curiosamente, su único partido por debajo del doble dígito fue el más doloroso: aquella semifinal contra España que se escapó por muy poco (con el triple desde la esquina de Nocioni que no quiso entrar). Luifa aportó 8 tantos y 8 recobres en 33 minutos en la caída por 75-74. Doble golpe, porque Estados Unidos, el candidato, había perdido en la otra semifinal ante Grecia. España aprovechó lo que podía imaginar Argentina, y se consagró campeón en tierras asiáticas. La Selección fue 4°. Dolió por la forma, pero el tiempo permite ubicar todo con otra perspectiva: era el tercer torneo top seguido entre los 4 mejores.

Turquía 2010: el goleador en un 5° puesto con gran sabor

  • Promedios: 27,1 puntos (56,6% campo), 7,9 rebotes, 1,2 asistencias (35,8 minutos, 9 partidos)

Un Scola con tres temporadas en la NBA (Houston Rockets) llegó a Turquía 2010 como referente absoluto de aquel equipo de Sergio Hernández que no tenía a Manu Ginóbili ni a Andrés Nocioni (se lesionó en la previa y recibió la negativa de Philadelphia 76ers). Era una Selección con menos fuego y jerarquía que en torneos previos, pero con el espíritu colectivo y de lucha intacto.

Y claro, con un Luifa en modo bestial. Fue el goleador de aquel Mundial, con un impresionate registro de 27,1 puntos por encuentro. Es nada más y nada menos que el 7° mejor registro de media para un torneo en la historia, y el mejor desde los 34,6 que promedió Oscar Schmidt en el Mundial Argentina 1990.

En el medio, el ala pivote concretó una racha de ¡5 partidos seguidos anotando al menos 30 unidades!, coronada con los 37 que le metió a Brasil en los octavos de final. Fue su récord en la Selección, y fue la llave para el enorme 93-89 que puso a los de Oveja entre los mejores ocho del torneo.

El único juego de Luis por debajo de los 20 fue en ese choque de cuartos frente a una Lituania que tuvo un comienzo demoledor y nunca entregó opciones (104-85). Claro que Scola fue el líder que inspiró para buscar un quinto puesto con enorme sabor, por las victorias frente a Rusia y España, donde sumó 27 y 22 tantos, respectivamente. Uno de las mejores demostraciones individuales en un torneo grande que se recuerden en mucho tiempo.

España 2014: un golpe en tiempos complejos

  • Promedios: 19,5 puntos (48,2% campo), 8,5 rebotes, 2,3 asistencias (32,5 minutos, 6 partidos)

Argentina no llegó al Mundial de la mejor manera. La preparación estuvo marcada por una grave crisis institucional en la Confederación, que terminó con cambio de autoridades e intervención después de que los jugadores más emblemáticos, con Scola como gran impulsor, denunciaran las irregularidades de la gestión que manejaba el básquet nacional. A tal punto llegó la situación que el equipo amenazó con no presentarse al torneo.

Lo concreto es que la Selección llegó a España con Scola como pieza central. Ginóbili se había caído por lesión en la previa, y de los históricos quedaban Nocioni, Prigioni, Leo Gutiérrez y el recuperado Walter Herrmann. Junto a ellos, 5 jugadores por debajo de los 24 años como la personificación de un recambio que empezaba a asomar.

El conjunto dirigido por Julio Lamas tuvo actuaciones 'lógicas' en la primera fase: venció a los que estaban en su nivel o más abajo (Puerto Rico, Filipinas y Senegal), y perdió contra europeos más complicados (Croacia y Grecia). Aunque en octavos de final llegó un cachetazo ante un Brasil que no tuvo piedad (85-65), en el único partido de Scola por debajo de los dos dígitos (9 puntos, con 2-10 campo). Un torneo en donde Luifa tiró del carro como de costumbre, pero no fue suficiente.

Scola y los Mundiales, en datos

  • Ganó 25 de los 33 partidos que disputó en Mundiales con Argentina.
  • Sus 573 puntos son la mejor marca en Mundiales durante el Siglo XXI.
  • Anotó la misma o más cantidad de puntos que 13 equipos en total en la historia de los Mundiales.
  • Logró 30 o más tantos en 6 de sus 33 partidos en Mundiales, 5 de ellos de forma consecutiva en 2010.
  • Contando los torneos del nuevo milenio, Scola es el líder en puntos (573), minutos (909), tiros de campo convertidos (214), dobles convertidos (210), rebotes totales (215), defensivo (137) y ofensivos (78); y es el segundo en triunfos (25) y tiros libres anotados (141).

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Davis Bertans
Bertans: 'descarte' de Spurs a paso historico en triples
Leandro Fernández
Embiid Walker Butler
76ers, Heat y Celtics invictos en casa: precedentes históricos
Agustín Aboy
Embiid, Jokic
Jokic y Embiid: duelo en la pintura de la nueva NBA
Sergio Rabinal
Ricky Rubio asistió con Utah a México
Ricky, protagonista de los NBA México Games
Carlos Herrera Luyando
Carmelo Anthony
Melo contra Knicks: cronología de una historia común
Agustín Aboy
Marc Gasol
La clave de los Raptors: Gasol y su defensa
Sergio Rabinal
Más noticias