);
Phoenix Suns

Devin Booker, de dulce desde finales de diciembre: su mejor baloncesto con los Phoenix Suns y su candidatura más seria al All-Star

"Si llevas un tiempo en la NBA, entiendes que este momento es importante, justo antes del parón. Quieres conseguir todas las victorias que puedas. Estoy seguro de que muchos están mirando al parón con muchos objetivos, pero nosotros estamos más concentrados que nunca".

Estas eran las palabras de Devin Booker después de salirse en Boston (123-119). 39 puntos, 10 rebotes, 9 asistencias y 2 robos de balón para el escolta, junto a un 12 de 20 en tiro. Su temporada vuelve a ser de alto nivel, aunque en la 2019-2020 estamos viendo la mejor versión de Booker desde que llegase a la NBA.

Más | ¡Vota aquí a tus jugadores favoritos para el All-Star 2020!

Es cierto que durante sus primeros años ha recibido muchas calificaciones de jugador que hace "estadísticas vacías". Es decir, produce puntos y números pero su equipo no gana. Aquí el debate es el de siempre y es uno muy interesante. ¿Qué es más sencillo?: hacer números en un equipo malo o explotar tu rendimiento bien rodeado y en una estructura con sentido.

Evidentemente, Booker no pertenece a la mega élite de la liga. Esos jugadores que convierten a tu equipo en un foco mediático internacional de primer nivel y que te garantizan un mínimo de victorias. Pero el jugador de los Suns sí pertenece al grupo de jugadores de calibre All-Star y en esta campaña merece ser reconocido como tal.

Desde el 26 de diciembre, Devin está de dulce. Promedia 32,2 puntos, 6,5 asistencias, 4,3 rebotes y 1,3 robos por partido. Su línea de tiro es del 53% en tiros de campo y superior al 90% en tiros libres. El problema llega desde el triple, donde no consigue instalar la regularidad. 29% en este tramo.

Phoenix suma cuatro victorias en los últimos cinco partidos y son 9º, a tan solo dos partidos de los Memphis Grizzlies. Deandre Ayton comienza a carburar y, aunque el banquillo produce menos que a inicios de curso, la franquicia de Arizona quiere posicionarse para entrar en Playoffs.

¿Merece Devin Booker ser All-Star?

La respuesta es sí. El asunto es que cada temporada, varios jugadores que merecen el reconocimiento se quedan sin él. Hay plazas justas y no todos pueden ir, sino perdería la gracia. Hasta ahora, el jugador formado en Kentucky se quedaba siempre un escalón fuera de una consideración seria. Los Suns se situaban entre los peores de la NBA y su juego podía mejorar, aunque también lo que tenía alrededor.

Ahora que en Phoenix hay un proyecto con sentido y Booker por fin juega con un base creador que le descarga de responsabilidades generadoras, muestra la mejor versión de su carrera.

Temporada Puntos/partido Tiros intentados/partido eFG% Uso % Minutos/partido
2017-2018 24,9 19,5 50,1 31,7 34,5
2018-2019 26,6 19,6 52,1 32,9 35
2019-2020 26,5 18 55,9 29,3 36

"No necesito tu cuerpo al 100%, pero sí tu mente", le decía Monty Williams a Booker para estos últimos partidos. De momento, el entrenador saca más jugo que nunca del joven de 23 años.

La tabla muestra la producción de Booker. Tira menos, pasa más tiempo sobre el parqué y lanza mejor. También ha reducido su porcentaje de pérdidas y trabaja más en el apartado defensivo, aunque sigue teniendo sus carencias atrás, por supuesto.

La competencia de Booker

De entrar, tendría que hacerlo como reserva. Es decir, ser elegido por los entrenadores. Aunque no hay una norma escrita y de los siete suplentes de cada Conferencia, la configuración entre guards y forwards puede ser cualquiera, sí que los entrenadores tienden a formar un bloque equilibrado.

Para siete puestos, la competencia de Booker la representan: Damian Lillard, Donovan Mitchell, DeMar DeRozan, Russell Westbrook, Chris Paul, Brandon Ingram, Karl Towns, Paul George, Nikola Jokic y Rudy Gobert.

Más | La simbiosis perfecta de Ricky Rubio y Devin Booker

El jugador de los Suns no lo tendrá fácil. Lo más normal es que, de esta lista, Mitchell, PG, Jokic y Gobert entren, quizás con ciertas dudas sobre si deben o no entran dos de los Jazz. En opinión de un servidor, deberían. Por debajo de los candidatos, Lou Williams, CJ McCollum, Andrew Wiggins, Bojan Bogdanovic, D´Angelo Russell, CJ McCollum o Shai Gilgeous-Alexander se quedan un escalón fuera.

Así, la lucha para Booker estará junto a Lillard, Westbrook, Ingram, DeRozan o CP3. De todos ellos, el jugador de los Suns combina una posición de pelea por los Playoffs (veremos cuánto cambia de aquí a que voten los entrenadores, clave para que pueda entrar) y producción individual que le da buenas opciones.

Sigue la NBA con el NBA League Pass, suscríbete aquí.

Sin duda es un debate ajustado en el que muchas personas diferirán. Lo que es evidente es que Devin Booker está jugando el mejor baloncesto de su carrera, tiene más opciones que nunca de ser All-Star y, de entrar quedando fuera a un nombre con más experiencia en estos eventos, sería tan justo hacia el jugador de Phoenix como injusto para el otro. Así es el Partido de las Estrellas.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Ricky Rubio y Donovan Mitchell.
Mitchell sobre Ricky: "Me enseñó muchísimo"
Juan Estevez
Karl-Anthony Towns
Towns, baja indefinida
Sergio Rabinal
Clint Capela
El debut de Capela tendrá que esperar
Sergio Rabinal
Horarios y TV NBA
Todos los partidos en TV en España
Sergio Rabinal
Al Horford
Horford acepta su nuevo rol en los Sixers
Agustín Aboy
Semana League Pass
La semana del NBA League Pass
Carlos Herrera Luyando
Más noticias