);
All-Star 2020

Efecto Tacko Fall y Alex Caruso: ¿cuáles son los resultados más llamativos en la historia del voto All-Star?

All-Star

La última entrega de resultados de la votación para el NBA All-Star Game 2020 repitió la tendencia de las versiones anteriores: Tacko Fall y Alex Caruso entre los más elegidos por el público en sus respectivos puestos y Conferencias. Aunque los nombres del pívot de Boston y el base de los Lakers llaman la atención, no es la primera vez que nos encontramos con historias similares, que saltan a la vista de cualquier observador.

Más | ¡Vota aquí a tus jugadores favoritos para el All-Star Game 2020!

¿De cuáles estamos hablando? A continuación, les proponemos repasar los cinco caso recientes más llamativos, pasando desde países enteros que se ponen detrás de una campaña, a homenajes en las últimas temporadas de diferentes figuras de la liga... o en el primero de nuestros ejemplos, una combinación de ambas.

La despedida de Manu

Está muy claro que Manu Ginóbili no pertenece a esta lista por su calidad como jugador. Después de todo, estamos hablando de un futuro Salón de la Fama y uno de los mejores escoltas que haya visto la NBA, al menos en las últimas décadas. Sin embargo, los resultados de la 2017-2018 no dejan de ser muy llamativos, en una campaña en la que el bahiense promedió apenas 8,9 puntos y 2,5 asistencias.

Ginóbili recibió casi dos millones de votos (1.808.860) y fue el segundo perimetral de la Conferencia Oeste más elegido por el público, apenas por detrás de Steph Curry (2,49, millones). Manu acabó delante de jugadores como James Harden (1,49), Russell Westbrook (1,24), Klay Thompson (1,24), Chris Paul (0,56) y Damian Lillard (0,44), entre tantos otros.

Y es que si bien todavía no lo había confirmado, la sensación era que se trataba de la última campaña como profesional de Ginóbili. Una presunción que finalmente sería confirmada meses más tarde. La campaña en Argentina fue enorme y participaron todo tipo de personalidades, desde el espectáculo hasta la política. Y el deporte, por supuesto. Aunque no le alcanzó para terminar siendo seleccionado (el voto de jugadores y de la prensa se lo impidió), se trató de una demostración de todo el cariño y admiración ganada por Manu a lo largo de los años.

El caso Pachulia

Por la repercusión que tuvo, el de Zaza Pachulia probablemente sea el caso más llamativo de los últimos años. La primera señal la tuvimos de cara al All-Star 2016, cuando el georgiano representaba a Dallas y terminó como el cuarto forward del Oeste más votado por la gente (768 mil). ¿Sus números en aquella campaña? 8,6 puntos y 9,4 rebotes. Sin embargo, la verdadera sorpresa llegaría al año siguiente.

Ya con la camiseta de los Warriors, Pachulia recibió 1.528.941 votos para el All-Star 2017, terminando segundo entre los forwards del Oeste. Su compañero Kevin Durant lo superó por algo más de 200 mil votos, pero atrás quedaron Kawhi Leonard (1,1), Anthony Davis (0,97), Draymond Green (0,91), DeMarcus Cousins (0,65) y tantos más.

Al igual que con Ginóbili, hubo una campaña gigantesca en su país natal, con la diferencia de que mientras Argentina tiene más de 40 millones de habitantes, Georgia cuenta con menos de 4 millones. De hecho, Pachulia recibió más de un tercio de votos que la población de su país.

Más | NBA All-Star Game 2020: ¿Qué cambió tras el tercer recuento?

El voto chino

Si de población hablamos, por supuesto que nadie tiene una ventaja mayor que China, lo cual quedó ampliamente demostrado en repetidas ocasiones. Desde algunas elecciones muy merecidas de Yao Ming, como otros números llamativos recibidos por Jeremy Lin o Yi Jianlian. Incluso el propio Yao tiene su capítulo en este informe: fue el pívot más votado en el Oeste para el All-Star 2011, a pesar de que había jugado solo cinco partidos en aquella temporada. De hecho, el interior no sólo no tuvo minutos en el evento, sino que además no volvió a pisar una cancha como profesional.

Lo de Yi Jianlian fue todavía más peculiar: quinto forward del Este más votado para el All-Star 2008, en su temporada de novato (8,6 puntos) y tercero para el del 2009 (también 8,6 tantos de media), por encima de Paul Pierce, Chris Bosh y Hedo Torkogulu, entre otros. Ese año fue el quinto jugador más votado en la Conferencia, siendo apenas superado por Dwyane Wade, LeBron James, Kevin Garnett y Dwight Howard.

Jeremy Lin, jugador estadounidense de ascendencia china, también tuvo sus votos extras, aún en campañas lejanas a su explosión en los Knicks. La más particular fue en la reciente 2018-2019, siendo el noveno guard más votado en el Este, a pesar de promediar 9,6 puntos. Sus casi 450 mil votos dejaron atrás por ejemplo a Bradley Beal, D´Angelo Russell y Jaylen Brown. También para destacar fue lo del 2013: tercer guard más votado del Oeste, promediando 13,4 puntos para los Houston Rockets. Lin dobló en votos a su compañero James Harden, en lo que fue la primera campaña de La Barba en el equipo texano.

Un alocado 2009

A la hora de buscar años particulares, probablemente ninguno haya sido más extraño que el 2009. Entre los aleros y ala-pívots del Oeste, el tercero más votado resultó ser Bruce Bowen (1.392.398), en un año (el último de su carrera) en el que tuvo una media de 2,7 puntos. Atrás y por un buen margen, quedaron Carmelo Anthony, Dirk Nowitzki, Pau Gasol y LaMarcus Aldridge. ¿El décimo más elegido entre ese grupo? El argentino Luis Scola (405.851), disputando su segunda campaña en Houston (12,7 puntos y 8,8 rebotes).

Por el lado del Este también hubo nombres particulares. Luke Ridnour, por entonces en Milwaukee, fue el quinto guard más votado (poco más de un millón), a pesar de promediar 9,6 puntos y 5,1 asistencias, en un equipo que ni siquiera se clasificó a los Playoffs. Entre los forwards ya mencionamos el caso de Yi Jianlian (3° ese año), mientras que Kendrick Perkins (2°) y Sam Dalembert (4°) terminaron entre los pívots con más votos, aún sin superar los 8 tantos por encuentro.

Años de vacas flacas para los pívots

Más allá de algunas excepciones obvias, está claro que los años 2000 y principios de la década pasada, no fue la mejor época para la posición de pívot, contrastando con la era dorada de los 90s. ¿Qué generó esto? Que jugadores muy alejados de ser figuras de la competición, terminasen entre los más votados en su puesto, año tras año. Ya hablamos de casos como los de Perkins o Dalembert, pero están lejos de ser los únicos.

Para el All-Star 2012, Joel Anthony fue el cuarto pívot más elegido por el público, en una campaña en la que promedió 3,4 puntos y 3,9 rebotes. Erick Dampier (6,1 puntos) terminó quinto en el Oeste en la votación del 2008. En esa misma posición apareció Michael Olowokandi (5 puntos), dos años atrás, mientras que en aquel 2006, Chris Mihm (10,2 tantos) finalizó cuarto. También cuarto apareció Shawn Bradley en el 2002, en un torneo en el que tuvo una media de 4,1 unidades. Y así podríamos nombrar una décena más.

Años de vacas flacas, que por suerte parecen haber empezado a quedar atrás, de la mano de nombres como Joel Embiid, Karl-Anthony Towns, Nikola Jokic, Anthony Davis y compañía.

Sigue la NBA con el NBA League Pass, suscríbete aquí.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Nuggets
Previa de los Nuggets rumbo a la 2020-2021
Leandro Fernández
Bucks
Previa de Bucks rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
gasol lebron
Marc Gasol, ¿el mejor pívot de la carrera de LeBron?
Sergio Rabinal
Dennis Schroder
Schroder, titular en los Lakers: ¿acierto o error?
Juan Estevez
Camisetas 2020-2021
Las nuevas camisetas para la 2020-21
NBA.com Staff
andrew bogut
Bogut, de gigante roto a pívot del mejor small-ball
Nacho Losilla
Más noticias