);
Boston Celtics

Boston dominó pero terminó sufriendo para derrotar a Atlanta

Kyrie Irving
Kyrie brilló para los Celtics. Getty Images

El comienzo de la jornada del sábado de NBA fue con un Boston que mostró su fiel reflejo de la temporada: una cara con un equipo capaz de destrozar a su rival, y otra que parece perdido y lejos del que pretende ser candidato en la Conferencia Este. Los Celtics supieron dominar a Atlanta con un show ofensivo, pero terminaron sufriendo para rescatar una victoria necesaria en su lucha por mejorar su posición. Fue 129-120 para los de Stevens, que quedaron con récord a 43-27 y siguen cerca de los 76ers y Pacers, quienes comparten el tercer lugar con 44-25.

Más: James Harden, más cerca de Kobe Bryant en partidos de 40 puntos en una temporada.

Dentro de un primer tiempo por demás divertido y dinámico, con las ofensivas aceitadas y en gran nivel, Boston fue un poco más por su mayor arsenal de recursos. El inicio fue un show para disfrutar entre Kyrie Irving y Trae Young, quienes montaron su propio duelo personal y regalaron varias jugadas destacas (12 puntos y 2 asistencias para el local en el primer cuarto; 9 y 3 para el visitante). Los Hawks aguantaron el ritmo de entrada, pero la rotación favoreció al dueño de casa, y entre Brown, Rozier y Baynes sumaron 13 tantos para el 43-36 parcial.

Los Celtics parecían escaparse, y una ráfaga de 12-0 les dio una ventaja de 16 a mediados del segundo cuarto (64-48). La ofensiva de los de Stevens estuvo en llamas: seis jugadores arriba de 8 puntos, 57% de campo y 7-14 en triples. Pero si la ventaja fue "sólo" de 74-62 (igualó su máxima anotación para una primera mitad en la campaña) fue por el enorme trabajo cerca del aro de Collins (14 puntos y 5 rebotes), y por un triple sobre la hora de Prince.

Lo único negativo para Boston fue la salida de Gordon Hayward, quien sufrió un choque con Collins y abandonó el partido con una molestia en el cuello.

Parecía que Boston pisaba el acelerador al regreso del vestuario. Smart aportando en los dos costados de la cancha, Irving con la confianza por las nubes y todos dando una ayuda para llevar la distancia a una máxima de 25, después de un triple de Kyrie (103-78). Los Hawks, lejos de darse por vencidos, levantaron su intensidad y encontraron respuestas en el banco, sobre todo del veterano Vince Carter, quien sumó 8 puntos y lideró un parcial de 14-3 sobre el cierre para bajar la desventaja (105-92).

El envión continuó, con un Atlanta que creció en energía e intensidad. Un larguísimo triple de Trae Young bajó la diferencia a sólo 3 (109-106) a 7m26s del cierre, y luego llegó el empate en 112 con un par de libres de Bazemore. Pero lo obreros de Boston salieron al rescate. Un par de robos de Smart (de impecable trabajo defensivo), y 5 puntos de Brown recuperaron el aire para los locales, que se volvieron a escapar (121-112). Tras el quinto robo en el partido de Smart (también sumó 16 puntos y 9 asistencias), un bombazo de Irving (cerró con 30 unidades, 11 recobres y 9 pases gol) sentenció la historia para los Celtas.

Más en NBA.com

Vince Carter
Vince Carter eterno: 1500 partidos jugados
Agustín Aboy
Davis Bertans
Bertans: 'descarte' de Spurs a paso historico en triples
Leandro Fernández
Embiid Walker Butler
76ers, Heat y Celtics invictos en casa: precedentes históricos
Agustín Aboy
Embiid, Jokic
Jokic y Embiid: duelo en la pintura de la nueva NBA
Sergio Rabinal
Ricky Rubio asistió con Utah a México
Ricky, protagonista de los NBA México Games
Carlos Herrera Luyando
Carmelo Anthony
Melo contra Knicks: cronología de una historia común
Agustín Aboy
Más noticias