);
Agencia Libre 2019

¿Qué pasó con Oklahoma City Thunder? La dinastía que nunca llegó pese al paso de las estrellas

Oklahoma City Thunder
Del núcleo Ibaka, Westbrook, Harden, Durant, a la posible salida de Russ. Getty Images

¿Se imaginan un equipo con Kevin Durant, James Harden y Russell Westbrook juntos? Hoy parece una utopía para una franquicia, o algo que se puede encontrar sólamente en el seleccionado de Estados Unidos o en un All-Star Game. Pero esa combinación se pudo ver en la NBA. Se dio durante tres temporadas y la tuvo Oklahoma City Thunder.

MÁS: Westbrook y Harden, nuevamente juntos

Era la organización que había tomado hacía muy poco la posta de Seattle SuperSonics, y se mostraba como la dueña del futuro a partir de sus geniales selecciones de Draft (KD 2° en 2007, Russ 4° en 2008, La Barba 3° en 2009). Crecimiento progresivo hasta llegar a las Finales del 2012, donde el golpe recibido ante Miami Heat aparecía como la lección necesaria para aprender y corregir. Pero no, fue estar cerca de la gloria para nunca poder acercarse a ese punto. Fue el principio de algo que, a día de hoy, parece un hecho: la dinastía que nunca fue, los campeonatos que nunca llegaron.

Más: ¿El fin de Russell Westbrook en Oklahoma City? Tres posibles destinos para un traspaso

Por más que tuvo a tres de las grandes estrellas de la década (cada uno fue MVP de la NBA), OKC nunca pudo disfrutar la gloria máxima. Y el paso de los años lo encuentra en este 2019 a punto de decirle adiós definitivamente a esa conexión al pasado que pudo ser. Porque Russell Westbrook salió de la organización vía traspaso. Y se pasará definitivamente a mirar el futuro, sabiendo que el pasado pudo ser glorioso.

Del éxito del Draft a las Finales

Oklahoma City comenzó como tal, tras la salida de los SuperSonics, en la 2008-2009. Un año atrás, Seattle había pegado un pleno con Durant. Ése y los próximos dos Draft dejarían cuatro jugadores que serían los pilares de un equipo con un potencial de locos.

  • Draft 2007: Kevin Durant (2°)
  • Draft 2008: Russell Westbrook (4°) y Serge Ibaka (24°)
  • Draft 2009: James Harden (3°)

Así se formaba un núcleo que empezaba a construir su camino bajo los órdenes de Scott Brooks. En el primer año ya se empezaron a ver los resultados. Aquella 2009-2010 puso al Thunder en Playoffs tras conseguir 50 victorias en fase regular, 27 más que el año anterior.

Kevin Durant iniciaba una serie de tres campañas seguidas como el máximo anotador de la NBA, Westbrook comenzaba a crecer y Jeff Green y Thabo Sefolosha eran complementos centrales de un conjunto que perdería en la primera ronda del Oeste, pero no sin antes darle una gran batalla a Los Angeles Lakers de Kobe Bryant y Pau Gasol, los favoritos (la serie fue 4-2).

En la 2010-2011, Westbrook se convirtió en estrella (primer All-Star), Harden comenzó a madurar en el rol de 6° hombre y el equipo dio otro salto. 55 triunfos en fase regular para llegar a la postemporada como una verdadera amenaza. El camino llegaría hasta la final del Oeste, donde un Dallas que después sería campeón le estampó un 4-1. Antes, OKC había eliminado a Denver (4-1) y Memphis (4-3). Algo se empezaba a moldear.

En la 2011-2012 llegó el salto definitivo. Ya sin Green, pero con Harden como el Mejor Sexto Hombre de la temporada, y con Kendrick Perkins como pivote defensivo para solidificar la estructura. En la primera ronda, revancha ante los Mavericks con barrida (4-0). En semifinales, contundente 4-1 a los Lakers. Y en la definición del Oeste, un fantástico 4-2 ante los Spurs de Manu Ginóbili y compañía, viniendo de un 0-2, para instalarse en las Finales ante el Heat del Big 3 de LeBron, Wade y Bosh, que venía de una trompada en 2011 ante Dallas.

Los de Florida habían aprendido la lección, y fueron muy superiores en el camino al 4-1 que le dio al Rey el primer campeonato de su vida. Era un golpe que hasta parecía lógico para un grupo por demás joven (KD y Russ 23 años, Harden e Ibaka 22). Todo indicaba que, con continuidad, lo mejor estaba por venir.

Harden, la primera salida

Tras no llegar a un acuerdo para una renovación de contrato, James Harden fue traspasado en el verano del 2012 rumbo a Houston Rockets. La movida también tenía una lógica para la cabeza de La Barba, quien sentía que estaba para liderar su propio equipo. Y así lo hizo, porque potenció su condición de estrella en Texas y terminó convirtiéndose en uno de los mejores jugadores ofensivos de la década (MVP 2018).

A cambio, Kevin Martin, Jeremy Lamb y un par de picks futuros (uno de ellos sirvió para elegir a Steven Adams) llegaron al Thunder. Ninguno con el peso para sostener una estructura que empezaba a perder poder. Tras sacar a los Rockets de Harden en primera ronda, Memphis aplicó un cachetazo durísimo en las semifinales (4-1). ¿El detalle? Russ se lesionó (el recordado episodio con Beverley) en el J2 ante los texanos, y no pudo volver.

En la 2013-2014, Kevin Durant llegó a la cima con su primer (y por ahora único) MVP, Reggie Jackson tomó la posta como principal 6° hombre, y Caron Butler y Derek Fisher fueron piezas de experiencia para los Playoffs. Memphis y Clippers en el camino (4-3 y 4-2) hasta llegar a la final del Oeste con los Spurs, que se tomaron revancha y estamparon un 4-2 que volvió a ser una daga al corazón de OKC.

Kevin Durant: lesión, regreso y despedida

En la 2014-2015, KD apenas pudo jugar 27 partidos por una lesión en el pie derecho que le demandó varias operaciones. Por más que Westbrook dio la cara (de hecho, fue el líder de anotación de la liga), el Thunder no pudo llegar a Playoffs pese a un gran récord de 45-37 (perdió el desempate con los Pelicans).

El retorno de Durant fue a toda máquina y Brooks construyó un equipo temible. Madurez por los golpes del pasado, poder de fuego en KD-Russ, una pareja interior durísima por su capacidad defensiva y complemento (Ibaka-Adams), Andre Roberson como ancla defensiva, Waiters y Kanter como piezas ofensivas desde el banco. El Thunder tenía todo, y lo hacía con una intensidad y voracidad física que podía contra todos.

Tras dejar en el camino a Dallas (4-1) y San Antonio (4-2), llegó el turno de Golden State Warriors en la final del Oeste. Ese equipo de Steve Kerr que venía de ser campeón y de establecer el mejor récord de la historia (73-9). OKC mostró un nivel fantástico y se puso 3-1, con una de las mejores demostraciones que se hayan visto ante los de Oakland. Sin embargo, los Warriors dieron vuelta la historia con una remontada sensacional que pegó como nunca.

¿Por qué? Porque tras tanto insistir, Kevin Durant dijo basta y se fue en la Agencia Libre. Y se fue nada más y nada menos que a Golden State, donde al fin logró los campeonatos que quería. Tocaba empezar desde cero.

El equipo de Russ

La salida de Durant llevó a Presti a más movimientos, puntualmente el traspaso de Serge Ibaka rumbo a Orlando. Llegarían, Victor Oladipo y Domantas Sabonis como piezas centrales de la operación, pero ninguno explotaría hasta -curiosamente- su posterior salida de la franquicia.

Claro, aquella 2016-2017 fue la campaña en donde Westbrook tomó las riendas casi en soledad y tiró del carro como pudo y como quiso. De hecho, así llegó su MVP tras promediar un triple-doble (31,6 puntos, 10,7 rebotes y 10,4 asistencias), igualando la hazaña del pasado de Oscar Robertson (y que repetiría dos veces más). Pero claro, uno no puede en soledad. Y Houston le dio un baño de realidad en la primera ronda (4-1).

El Big 3 que no fue

Otro verano movido con grandes novedades en 2017. Oladipo y Sabonis serían las monedas de cambio para conseguir a Paul George desde Indiana. Y, desde New York, llegaría Carmelo Anthony. La idea de armar un Big 3 para pelear por todo se chocaría con una realidad: nunca hubo conexión. Es más, Melo fue quien más expuesto quedó por un rendimiento que ya estaba lejano al del gran anotador que supo ser.

¡Mira por primera vez a los mejores novatos de la NBA durante la NBA Summer League LIVE con el NBA League Pass! Da click para México y Argentina.

Utah dio la sorpresa en la primera ronda y, pese a no tener la ventaja de localía, colocó un 4-2 que volvió a sacudir a una organización que no daba en la tecla.

La fidelidad de George y su corta duración

Se sabía que George, cuando fue canjeado, podría irse al verano siguiente. Pero su gran relación con Westbrook lo llevó a una renovación con OKC. Westbrook entregó un poco el mando y PG13 fue la principal referencia ofensiva de un equipo que comenzó la 2018-2019 en gran forma, pero perdió fuego y rendimiento con el correr de los meses (sumados a algunos problemas físicos).

¿El final? Más de lo mismo... Portland clavó un 4-1, con esa daga final de Damian Lillard, que fue otro golpazo para el Thunder. Quizás el final de este cuento...

Adiós a PG13 ¿y a Westbrook?

La salvaje Agencia Libre 2019 parecía pasar de costado para un Thunder que, por configuración de sus salarios, tenía un escaso margen de mejora para el plantel. Tan de costado pasó que, curiosamente, terminó pegando de frente. George y su buena relación con Kawhi Leonard hicieron match y PG13 terminó hablando con la franquicia para buscar una salida que lo llevó junto a Kawhi. Los Clippers fue ese destino. Y trajo un efecto dominó.

Más: Paul George se unirá a Kawhi Leonard en Los Angeles Clippers

Porque el Thunder se llenó de rondas de Draft futuro, y la reconstrucción se puso en marcha. Salió también Jerami Grant (valioso en la 2018-2019), y llegó lo que se pensaba que nunca iba a pasar: Westbrook fue transferido a los Rockets.

Tras 11 temporadas en la ciudad y a los 30 años, Russ le soltó la mano a su casa. Esa de la que fue parte durante un ciclo que tenía olor a dinastía, pero que se quedó en la nada. Pasaron estrellas de todo tipo y se hicieron planteles poderosos, pero el final fue siempre el mismo: frustraciones y sueños rotos. Oklahoma City Thunder es la dinastía que nunca llegó. Y aquellos pilares del pasado empiezan a ser solo recuerdos...

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Gregg Popovich, Sergio Scariolo
Pop: 'bautismo' para USA y el reflejo en España
Leandro Fernández
joe harris ilimane diop donovan mitchell
Los posibles descartes de España y EEUU tras el amistoso
Nacho Losilla
Tony Parker
San Antonio Spurs retirará la camiseta de Tony Parker
Pablo Schatzky
ricky rubio vs team usa
EEUU supera a una España que supo maquillar el resultado
Nacho Losilla
Guía Mundial China 2019
Guía completa del Mundial de baloncesto
Leandro Fernández
pj tucker
PJ Tucker, otra baja para el Team USA
Nacho Losilla
Más noticias