);
NBA

NBA All-Star 2019: Recordando el concurso de mates de Rudy Fernández

Rudy Fernandez
Rudy Fernandez Getty Images

Febrero arreciaba con su habitual frío y a más de 10.000 kilómetros de España, un primigenio Rudy Fernández terminaba de prepararse tras finalizar el evento del viernes en el All-Star Weekend de Phoenix. Es 2009 y al día siguiente va a participar en el concurso de mates.

El camino hasta aquí no ha sido para nada sencillo, con una intensa campaña desplegada por él mismo y la franquicia para convencer a la NBA de que debería estar aquí. Con vídeo cantando con una guitarra incluido, un clip que se haría viral en un momento en el que todavía no sabíamos muy bien qué era eso de viral.

La capacidad de Rudy para volar y sembrar el espectáculo no ha sido cosa de un día, ha sido un proceso largo y constante que ha ido poniendo en valor desde que irrumpiese a golpes en aquella Copa del Rey de 2004 con el por entonces DKV Joventut. Sus continuaciones con el balón, su ligereza y determinación le convirtieron en la primera década del siglo XXI en un jugador en cierto modo imparable.

MÁS | Concurso de mates del NBA All-Star 2019: reglas, participantes, horario y TV

De su asociación con Ricky Rubio, bajo la tutela de Aito García Reneses y posteriormente de Sito Alonso, surgiría una pareja que emanaba inteligencia y un evidente disfrute de este deporte.

Fernández había conseguido hacerse un nombre tras posterizar a Dwight Howard en la Final Olímpica de Pekín unos meses atrás, llamando la atención de todo un país y despertando simpatías y resquemores a partes iguales.

Un europeo blanco que se dedicaba a recibir alley-opps y a hacer mates no encajaba dentro del esquema que el público NBA tenía sobre los jugadores del Viejo Continente. Relegado en un rol de ejecutor exterior, Rudy buscó proclamarse como el rey de las alturas que había demostrado tiempo atrás en nuestro país.

MÁS | La lista de los españoles en el Fin de semana de las Estrellas

La calma era tensa y él era consciente de la importancia que tenía su presencia en el concurso. No era una cosa menor, pues no solo era el primer español en participar en la noche del sábado, sino que también era el primer europeo en hacerlo en el aclamado Slam Dunk.

Entró en pista. Uno, dos pasos. Y entonces decidió que la camiseta que portaba no era la adecuada, le resultaba pesada. Una tela negra con líneas blancas y rojas llenó las pantallas. "Martin 10" rezaba su espalda y los comentaristas americanos se encontraban completamente desconcertados. Sabían que era de los Blazers, pero no sabían a quién demonios pertenecía esa equipación.

MÁS | La historia del NBA All-Star: Larry Bird, Magic, Jordan, Kobe y el salto de los Gasol

84. Demasiado baja. El listón estaba alto y los jueces eran severos.

Para su segundo intento necesitaba algo grande y nadie más grande que Pau Gasol para llevarlo a cabo. Con la ayuda del jugador de los Lakers, Rudy trató de llevar un paso más allá el mate de Andre Iguodala realizado en la final de 2006 de Houston. La dificultad era tremenda y los intentos se sucedieron sin éxito. El tiempo apremiaba y el público se debatía entre el hastío y la compasión. En un último intento de gracia Rudy consiguió llevar a cabo la acción simplificando más el mate.

Su periplo en la noche más mágica del año NBA llegaba a su fin. Una noche de decepciones en la que por un momento, todo un país se puso en la piel de un chaval de Baleares y se quedó sin respiración mientras este flotaba en el aire.

El camino de Rudy en la NBA no sería el más agraciado ni tendría muchas oportunidades. Plagado de problemas físicos y un rol que se le requería para el que no había sido creado y trabajado. Rudy era un alma desbocada de talento y fuerza interior como demostró en aquella noche. Una noche que no debe caer en el olvido ni debe ser maltratada por la memoria. Una velada en la que toda una generación de nuevos aficionados se dio la mano con la primera expedición de jugadores españoles que abrieron el camino para la explosión del baloncesto nacional.

Más en NBA.com

rajon rondo
Rondo recupera sensaciones: el relevo de LeBron
Nacho Losilla
devonte graham
Devonte' Graham, ¡10 triples contra Warriors!
Nacho Losilla
ricky rubio
Ricky y una marca que no se veía en Phoenix desde Nash
Nacho Losilla
CJ McCollum
McCollum brilla para que festeje Portland
Agustín Aboy
Jaylen Brown y Jimmy Butler
Los Celtics frenan en seco a Miami
Carlos Herrera Luyando
Bledsoe Giannis
Nadie puede con los Bucks
Agustín Aboy
Más noticias