NBA All-Star 2022

NBA All-Star 2022: Números a ciegas III, ¿la renacida estrella a un nivel de leyenda?

El NBA All-Star Game es el evento más importante de toda la temporada regular. Un momento en el que se concentra la élite de la liga, los mejores jugadores de la competición y todo ello converge en un encuentro y una noche inolvidables. Pero para llegar a esa velada antes hay que pasar por un riguroso y siempre emocionante proceso de votación.

Números a ciegas: Parte I | Parte II

Durante prácticamente un mes (del 25 de diciembre al 22 de enero) los aficionados pueden elegir a quienes creen que merecen ser titulares, ya que su aportación supone el 50% del cómputo total. No todas las figuras acaban formando parte del partido de las estrellas, bien por rendimiento o por estatus, pero hay algunas que, como mínimo, han logrado méritos suficientes para tener la consideración.

Vota a tus jugadores favoritos al All-Star Game aquí

Para poner en valor ese tipo de figuras está la sección Números a ciegas, en la que las estadísticas son las protagonistas y no tanto qué importancia tiene un jugador en concreto en la liga. Lo importante es revisar los guarismos y entonces responder a la siguiente pregunta: ¿Con quién te quedas, Jugador A o Jugador B? Vamos allá:

Complicado, ¿verdad? Los números tradicionales de ambos aspirantes son prácticamente calcados, con pequeñas diferencias que benefician indistintamente a uno u a otro. Es importante tener en cuenta que los dos jugadores tenían la misma edad en el momento que firmaron estas estadísticas, es decir, 32 años, aunque mientras el primero llevaba 14 temporadas, el segundo 12. Una mínima diferencia pero que es preciso remarcar antes de ahondar en los números.

En cuanto a las estadísticas por partido, el Jugador B aventaja en todo aquello que tiene que ver con anotar, haciéndolo además con una eficiencia altísima. Destacan tanto sus puntos como su acierto, con un 50,5% en tiros de dos, 35,7% en triples, 85,8% en tiros libres que da como resultado un 50,9% en porcentaje de tiro efectivo (eFG%) y 57,9% en porcentaje de tiro verdadero (TS%).

Por el contrario, el Jugador B logra hacer prácticamente los mismos guarismos en un tiempo menor, aunque dando más importancia al triple, siendo esto lo que decanta la balanza en cuanto al porcentaje de efectividad en tiros de campo, ya que invierte 2,2 lanzamientos más desde la larga distancia. A simple vista, el Jugador A aporta más en defensa, o al menos es más activo, con 1,2 robos respecto al 0,9 de su rival.

Al alargar las métricas por 100 posesiones esto último queda ratificado al firmar el Jugador A un ratio defensivo mucho mejor (105), respecto al 111 de su oponente. Si bien el ratio defensivo no es una estadística individual, sí que es cierto que muestra una tendencia cuando se habla de figuras que pasan tanto tiempo en la cancha como estos dos. La extensión por cada 100 posesiones beneficia al Jugador A, que aventaja notablemente en puntos, asistencias, rebotes y robos.

No obstante, las estadísticas avanzadas le dan un punto a favor al Jugador B ya que su usage es considerablemente menor, con un 31,3% respecto al 35,1% del Jugador B logrando tener unas win shares por cada 48 minutos prácticamente idénticas (17,6 contra 17,8), así como un volumen de pérdidas menor que hacen de él un activo más fiable. En cuanto al BPM (box plus minus) el contendiente A resulta tener un mayor impacto con un +5,2 respecto al +2,1 del oponente.

Expuestos los datos, llega el momento de revelar quiénes se esconden tras ellos...

En efecto, el DeMar DeRozan de 32 años está consiguiendo replicar los mismos números que el Kobe Bryant de la misma edad. Una circunstancia que tiene cierto valor poético por la importancia que la desaparecida leyenda tuvo desde su infancia en el actual jugador de los Bulls.

Ahora, una década después de que la estrella de los Lakers dejase estas estadísticas, DeRozan ha logrado reproducirlas de un modo más eficiente pero sin perder en absoluto su esencia como especialista de la media distancia.

Precisamente es este tipo de lanzamiento lo que está haciendo del nativo de Compton alguien sumamente difícil de defender en esta 2021-2022, ya que es el que más tiros ha intentado desde ahí (294) con una considerable diferencia respecto al segundo (Kevin Durant, 231) y sin que su acierto baje en exceso ya que está promediando un 47,3%. ¿Cuánto hizo Kobe en este mismo punto de su carrera? En la 2010-2011 el escolta fue el tercero que más lanzó desde la media distancia, pero su porcentaje fue considerablemente inferior con respecto a DeRozan, ya que consiguió un 41,7%. Bryant promedió 7,8 intentos desde ahí mientras que la estrella de los Bulls está firmando 8,9 por noche. Es decir, lanza más y anota con un mejor porcentaje. En otras palabras, es la versión mejorada de aquel Kobe de 32 años.

Si hubo algo que hizo diferencial al #24 de Lakers fue su pericia en el clutch. En la 2010-2011 Bryant lideró la NBA en puntos en los cierres con 4,3 de media con una efectividad del 40,2% en tiros de campo y 35,1% al triple para un balance de 23-15, es decir, números muy positivos dado el momento del partido y la presión que recibía de las defensas. La cosa es que DeRozan no se está quedando atrás ya que, pese a ser sexto en anotación, está muy cerca de igualarle con 4 tantos de media. Lo que, de nuevo, marca la diferencia son los porcentajes, favorables al de los Bulls con un 56,8% en tiros de campo y un 100% en triples. Y es que el californiano ha sido sinónimo de clutch en este curso, logrando anotar dos tiros ganadores consecutivos (vs. Wizards y Pacers) y errando otro (vs. Knicks). Por el contrario, Kobe solo realizó uno en toda la temporada mencionada ante Indiana, fallándolo.

Todos estos números le sirvieron a la figura de los Lakers para concluir cuarto en la votación por el MVP solo por detrás de Dwight Howard, LeBron James y Derrick Rose, así como para formar parte del primer quinteto All-NBA y All-Defensive. Según la fórmula de Basketball Reference, DeRozan solo tiene un 3% de probabilidades de llevarse el galardón, pero lo que está claro es que el de los Bulls está haciendo todo lo que está en su mano para reafirmarse como uno de los mejores de toda la NBA, presentando su candidatura no solo al All-Star Game cuatro temporadas después sino a ser parte del mejor quinteto una vez concluya el curso.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

Facundo Campazzo
Campazzo: "Si consumís lo que viene desde afuera es dañino"
Leandro Fernández
simmons, sabonis, schroder
10 jugadores que podrían ser traspasados
Sergio Rabinal
juancho
Juancho a los Spurs, ¿qué supone?
Sergio Rabinal
embiid
¿Hasta dónde puede llegar este Embiid? Los datos
Sergio Rabinal
Anfernee Simons
Anfernee Simons, ¿candidato al MIP?
Agustín Aboy
tv es
Todos los partidos en TV en España
Sergio Rabinal
Más noticias