);
New York Knicks

Los caminos opuestos de Satoransky y Hezonja: del Barcelona al NBA Game de Londres

Después de compartir vestuario durante la 2014-15 en el Barcelona a las órdenes de Xavi Pascual, los caminos de Tomas Satoransky y Mario Hezonja vuelven a cruzarse. Pero no será ni en Washington DC, ni en Orlando ni en el mítico Madison Square Garden. Tampoco en un partido entre las selecciones de la República Checa y Croacia. La cita tendrá lugar este jueves 17 de enero (21:00, #Vamos) en el O2 londinense. En una capital británica que debate su encaje en Europa tras el Brexit, ambas perlas culés se enfrentarán por décima vez como jugadores de la NBA.

MÁS | Datos y curiosidades del partido de la NBA en Londres

Hezonja: talento e inconsistencia

La llegada de ambos al Palau resultó tan distinta como sus respectivas salidas. Hezonja aterrizó como un diamante en bruto con 17 años procedente del KK Zagreb. Tras recibir la oportunidad que el Barça no le brindó a Rodions Kurucs (otro joven talento formado en la cantera culé que está despuntando este curso en los Nets), el adiós del croata resultó tan abrupto como sonada fue su intermitente explosión en el Viejo Continente. Tanto en la Euroliga como en la Liga Endesa mostró su enorme calidad, pero sin exhibir la consistencia deseada.

No obstante, los cantos de sirena procedentes desde Norteamérica la engatusaron. En 2015 se declaró elegible para un draft al que llegó tras perder la final de la ACB ante el eterno rival, el Real Madrid. A Super Mario por entonces incluso se le llegó a comparar con Drazen Petrovic. Un paralelismo que, con buen criterio, él mismo negó en esta misma ciudad hace ahora tres años. Número 5 del draft, Hezonja nunca terminó de hacerse con un papel protagonista en unos Magic lejos de los mejores equipos del Este.

A priori un escenario ideal para un joven europeo. A priori. El matrimonio entre Orlando y Hezonja nunca encontró su espacio. El pasado verano quedó libre después de que en octubre de 2017 la franquicia de Disneylandia renunciara a ejercer el último año de contrato del jugador. Como agente libre, Mario se encontró con la oferta de los Knicks: 6,5 millones para esta temporada. Nuevo equipo y ciudad. Borrón y cuenta nueva.

A las órdenes de Fizdale está contando con 18,2 minutos por noche, pero la irregularidad continúa marcando el compás de su carrera. Alguna entrada y salida en la rotación de un equipo en el que, como en el norte de Florida, las derrotas son una constante. Como verso suelto, Mario ha dejado destellos del talento que siempre ha tenido. Como su carácter irredento. No se arruga ante nada ni ante nadie. Desde su mudanza a la Gran Manzana, sobresale el póster que le firmó a Giannis Antetokounmpo. Ni corto ni perezoso (y como buen balcánico, podríamos añadir), retó a toda una estrella de la Liga que aspira a su primer MVP pasando por encima de él. El griego clamó venganza, pero los dos siguientes compromisos ante los Bucks coincidieron con una reciente fase en la que Fizdale prescindió de Hezonja. Un jugador con unas condiciones y calidad para dejar huella, pero que necesita aún asentar la cabeza para ofrecer lo mejor de sí. Y a ser posible, con consistencias y asiduidad.

Satoransky, importante en los Wizards

De Dubrovnik viajamos a Praga. Y desde la capital checa, ponemos rumbo a Sevilla. Allí aterrizó Satoransky semanas antes de cumplir los 18. En San Pablo se formó y creció junto a, entre otros, Kristaps Porzingis y Willy Hernangómez. Este jueves podría haberse enfrentado ambos de no ser porque el letón continúa lesionado y el pívot madrileño juega ahora en los Hornets después de haber sido traspasado hace ahora un año. Despuntó en el hoy Real Betis, trampolín para su marcha a un Barcelona que se adelantó a otros grandes clubes europeos. En sus dos campañas con los culés, le tocó vivir el cambio de ciclo en el baloncesto español. El Madrid de Laso comenzaba a imponer su hegemonía, aunque el Barça estaba todavía lejos de experimentar el viaje por el desierto que supuso el punto final de la era Pascual.

El adiós del técnico y el checo coincidieron en el tiempo. Satoransky llegó a la NBA como uno de los emblemas de la etapa final del Barça de Pascual. Referente dentro y fuera del parqué. Después de derribar con éxito la puerta del Barcelona, en la capital federal de Estados Unidos le tocó de nuevo aguardar su oportunidad. Con paciencia y profesionalidad, ha ido progresando a lo largo de estos dos años y medio en los Wizards. Cada temporada más importante, el adiós a la temporada de John Wall ha traído consigo la gran oportunidad para el checo en la NBA. Hasta el momento, en estas dos primeras semanas largas, está superando la prueba con nota. El juego y el récord del equipo son mejores con él al mando respecto a los dos primeros meses (muy grises) de campaña. El tamaño para su posición de base, su falta de egoísmo, puntos y dirección de juego le convierten en una pieza muy importante para Scott Brooks. La meta, julio de 2019. Momento en el que deberá negociar un nuevo contrato y, quién sabe, quizá un nuevo destino en una NBA a la que ya ha demostrado con creces que pertenece.

MÁS | Todos los partidos oficiales de la NBA fuera de USA y Canadá

Ya lo ven, Satoransky y Hezonja. Hezonja y Satoransky. Dos caminos opuestos que se separaron en Barcelona para converger esta semana en Londres. Un motivo de sobra para no perderse el Wizards-Knicks presentado por Norwegian. El espectáculo de la NBA regresa a Europa. Y con europeos como protagonistas.

Más en NBA.com

#Playoffs
Consulta los resultados y horarios de los Playoffs
Staff NBA.com
Gasol Ibaka
Ibaka y Gasol, la conexión del éxito
Pablo Schatzky
Raptors vs. Bucks
El banquillo de Toronto al rescate
Carlos Herrera Luyando
#Ibaka
¡EMPATE! Los Raptors aplastan a los Bucks de la mano de Gasol e Ibaka
Pablo Schatzky
Terry-Stotts-051519-usnews-getty-ftr
Portland extiende el contrato de Stotts
Pablo Schatzky
Luka Doncic, Trae Young
Doncic y Young lideran el mejor quinteto de novatos
Leandro Fernández
Más noticias